Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Arrietty y el mundo de los diminutos”. El Pequeño Ghibli.
Inicio

Crítica: “Arrietty y el mundo de los diminutos”. El Pequeño Ghibli.

Sinopsis Los diminutos, son unos minúsculos individuos que viven en las casas de los humanos. Similares en aspecto a las personas, estos pequeños seres permanecen ocultos de estas por temor a ser capturados. Así, solo se aventuran a las grandes casas para coger aquello que necesitan para sobrevivir. Arrietty es una joven diminuta de 13 años que vive junto a sus padres bajo una casa de campo. Allí, llegará un joven humano enfermo el mismo día de la primera incursión de Arrietty al hogar. CríticaArrietty y el Mundo de los Diminutos es la última película de la fantástica factoría de…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!

Sinopsis

Los diminutos, son unos minúsculos individuos que viven en las casas de los humanos. Similares en aspecto a las personas, estos pequeños seres permanecen ocultos de estas por temor a ser capturados. Así, solo se aventuran a las grandes casas para coger aquello que necesitan para sobrevivir. Arrietty es una joven diminuta de 13 años que vive junto a sus padres bajo una casa de campo. Allí, llegará un joven humano enfermo el mismo día de la primera incursión de Arrietty al hogar.
CríticaArrietty y el Mundo de los Diminutos es la última película de la fantástica factoría de animación Ghibli, famosamente conocida y venerada por películas como El Viaje de Chihiro, Porco Rosso o La Princesa Mononoke. Si bien el maestro Hayao Miyazaki no ha llevado esta vez la batuta en la dirección, ha estado presente en el desarrollo del guión de la historia. Sin embargo, a pesar de la presencia del genio japonés, Arriety y el Mundo de los Diminutos, no llega a alcanzar el nivel de las grandes obras del estudio. No obstante, el trabajo resultante es de un más que respetable nivel.Podemos dividir esta película en dos partes. Una primera magistral, que englobaría los primeros veinte o treinta minutos, donde se nos muestra el pequeño mundo donde se mueven los diminutos. La imaginación y el ingenio de Ghibli se encuentran perfectamente recogidos a lo largo de estas escenas. No dejan de ser magníficos cada detalle, cada sorpresa, o el uso de los objetos por parte de los diminutos. Tras esta parte, comienza a desarrollarse la verdadera trama de la historia y la relación de Arrietty con el joven humano. A partir de este punto, el cuento comienza a perder fuerza. Se acerca a temas como la supervivencia y la convivencia entre especies, temas que no son nuevos en Ghibli, pero se llega a echar de menos un poco más de acción, imaginación y fantasía. Uno no deja de acudir al cine esperando volver a ver el mundo de magia y monstruos de Miyazaki, y en este aspecto, Arrietty puede dejar al espectador un tanto frío. La historia que se nos cuenta, está ubicada en el mundo actual y bien podría ocurrir en la realidad. Una historia correcta que podría haber ganado con un poco más de acción para interés tanto de adultos como de infantes.

Independientemente de que la historia pueda atrapar más o menos, hay un aspecto que mancha realmente a la película. La música, las  canciones que acompañan a la película (que no los sonidos, ojo) son un verdadero sufrimiento. En ningún momento llegan estas músicas a encajar con la narración de la película. Y es una lástima, porque Ghibli siempre ha sabido acertar con las bandas sonoras, como un elemento secundario de apoyo a la trama. La música, aunque suela pasar desapercibida muchas veces al espectador, realiza un importante papel de apoyo y potenciación de la historia. En Arrietty y el Mundo de los Diminutos, la música es algo desquiciante, excesivamente presente y uno ansía que se termine para disfrutar del mundo que se nos presenta en pantalla.

Visualmente la película es una delicia. En este aspecto, Arrietty está al nivel de las grandes películas del estudio, y puede que incluso por encima de ellas. El detallismo de cada escena, los colores, las acuarelas, e incluso el punto de vista de los diminutos, son un resultado artístico sobresaliente de una belleza indescriptible. Cualquier fan de Ghibli bien sabe esto.

Así pues, no encontramos ante una película muy bien realizada, con una historia un peldaño por debajo de las últimas obras del estudio y con una banda sonora digna de olvidar. Arrietty y el Mundo de los Diminutos es una película para verla y disfrutar y para salir, eso sí, satisfecho del cine. Mejor o peor, Ghibli es sinónimo de calidad.

Sobre Héctor Pintado

avatar
Escribo críticas de películas. Si quieres que hable de alguna en concreto, ponte en contacto conmigo y házmelo saber. Estoy en Twitter como @hthorpintado

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

rick-and-morty-season-3-creators-tease-a-return-to-previous-cliffhangers-and-characters-663486

Crítica: “Rick and Morty”. Una serie muy mierda

Rick and Morty es una mierda. Una buena mierda. Un gran squanch. ¿Por qué mola tanto esta ...

Crítica: Juego de Tronos 6×02. A casa

Juego de Tronos siempre sorprende, pero esta vez lo ha hecho de manera particular. Sí: ...