Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Miss Bala”. Esta película ya la vi
MISS BALA

Crítica: “Miss Bala”. Esta película ya la vi

Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y las tropas de los narcotraficantes han sido siempre un flagelo para Méjico. Sin embargo, en los últimos años los hechos de violencia han recrudecido de forma inusitada, con decenas de miles de muertos entre los que se encuentra un gran número de víctimas inocentes, que no pertenecen a ninguno de los dos bandos involucrados. La película Miss Bala (2011) toma este tema de gran relevancia actual para contar una historia de injusticia, ambición, violencia y muerte. Dirigida por Gerardo Naranjo y producida en parte gracias a los actores Gael García Bernal y…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!
60
Los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y las tropas de los narcotraficantes han sido siempre un flagelo para Méjico. Sin embargo, en los últimos años los hechos de violencia han recrudecido de forma inusitada, con decenas de miles de muertos entre los que se encuentra un gran número de víctimas inocentes, que no pertenecen a ninguno de los dos bandos involucrados.

La película Miss Bala (2011) toma este tema de gran relevancia actual para contar una historia de injusticia, ambición, violencia y muerte.

Dirigida por Gerardo Naranjo y producida en parte gracias a los actores Gael García Bernal y Diego Luna, el filme nos presenta a Laura Guerrero, una hermosa joven del distrito de Baja California cuyo sueño es convertirse en la reina del concurso Miss Baja California. Pero dicha ambición y algunos otros hechos fortuitos la llevarán a caer presa en manos de Lino, un peligroso y violento narcotraficante, que la usará para su satisfacción personal y económica.

Uno de los aspectos más interesantes de Miss Bala es la tensión permanente entre los personajes y de las situaciones en sí. Esto es un mérito del director gracias a una puesta en escena realista y en la que destacan los encuadres desequilibrados y largos planos secuencia en los que prima el silencio junto a una música imperceptiblemente incómoda hecha primordialmente de sonidos graves y persistentes. Las actuaciones son también interesantes, destacándose la de la protagonista Stephanie Sigman que casi no necesita líneas de diálogo para expresar su angustia y agotamiento mental ante los hechos que vive.

Pero, como ocurre con los concursos de belleza, Miss Bala tiene dos caras. Luego de una primera mitad llena de tensión y con escenas simples pero virtuosas –como la del tiroteo en el baño de la discoteca o el enfrentamiento debajo del puente junto a la línea de frontera–, el filme decae y termina sabiendo a demasiado poco. Es como una canción que uno escucha por primera vez y que resulta agradable, pero al fin y al cabo demasiado parecida a otra que ya hemos escuchado miles de veces. Esto no quiere decir que Miss Bala sea una copia, sino que el guión comienza a hacerse evidente y, a pesar de su prolijidad y contundencia, se nota cómo el círculo se va cerrando para llegar a un final en el que podemos confirmar: el sistema está corrupto, todo es una farsa, sólo los inocentes sufren; es decir, una historia contada ya muchas veces que no agrega nada interesante.

Miss Bala entretiene, está muy bien planificada y ejecutada. Se inmiscuye en un tema de enorme trascendencia y complejidad para el mundo actual como es el del narcotráfico, pero luego de finalizada la proyección dicho tópico luce bastante desaprovechado.

Sobre Juan Martín

Comentar

Comenta con Facebook

comentarios