Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: ‘Batman & Robin’, de Joel Schumacher. EL HORROR
Batman-and-Robin

Crítica: ‘Batman & Robin’, de Joel Schumacher. EL HORROR

Lo creáis o no, el bodrio llamado 'Batman Forever' fue un éxito. Por supuesto, no tardaría en llegar una secuela del mismo estilo y con el mismo director, pero con diferente actor protagonista. ¿El Resultado? Pfff... A estas alturas... ¿Tengo que decirlo?   Demasiado estúpida, cutre y chorra como para tomarsela en serio, pero demasiado pretenciosa y "seria" como para cachondearte de ella. No puedes ni disfrutar de ella en plan "venga, vamos a reírnos un rato". No. Con esta cosa, solo se puede llorar de desesperación.   La cinta comienza igual que la anterior, con nuestro héroe (heróes, en…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!
10

Lo creáis o no, el bodrio llamado 'Batman Forever' fue un éxito. Por supuesto, no tardaría en llegar una secuela del mismo estilo y con el mismo director, pero con diferente actor protagonista. ¿El Resultado? Pfff… A estas alturas… ¿Tengo que decirlo?

 

Demasiado estúpida, cutre y chorra como para tomarsela en serio, pero demasiado pretenciosa y "seria" como para cachondearte de ella. No puedes ni disfrutar de ella en plan "venga, vamos a reírnos un rato". No. Con esta cosa, solo se puede llorar de desesperación.

 

La cinta comienza igual que la anterior, con nuestro héroe (heróes, en este caso) preparándose para combatir el crimen. Y cuando digo igual, digo siguiendo EXACTAMENTE la misma fórmula que en su predecesora, esto es: Batman y Robin vistiéndose, con generosos primeros planos de sus traseros, el Batmóvil ultra-tuneado apareciendo, y chistecito que deja claro desde el principio de que rollo va la chorrada esta.

 

Y después, una eterna y aburrida secuencia de acción en la que Batman (encarnado por un George Clooney con cara permanente de "¿Qué hago yo aquí?") hace gala de un humor tan sublime como "hola Frío… Soy Batman". Sí sí, es un chiste. Yo tampoco lo cojo. Y Robin no se queda atrás, pues todo lo que sale de la boca de este despreciable joven es una muestra del ingenio del guionista. "¡¡COWABUNGAAAAA!!"… De ese estilo.
 

En esta secuencia conoceremos a uno de los villanos de la función: Mr. Frío, un científico encarnado por Arnold Schuch… Swars… Schua… "El Chuche" (abreviatura de "Chuchenager". De toda la vida). Científico. El Chuache. Esto… Síiiii, claaaaro, tiene pinta… En fin, pues este señor, después de un accidente relacionado con su mujer enferma, no puede sobrevivir en temperaturas superiores a 0º, razón por la que lleva una armadura con lucecitas (?) que lo mantiene a la temperatura adecuada y cuya energía se recarga con… DIAMANTES. Ya sabéis, los diamantes son muy  fáciles de conseguir… Vamos a ver, idiota, ¿No sería mejor diseñar una armadura que no necesitase objetos que SABES que te van a obligar a delinquir para conseguirlos? Vamos no me jodas. Además… ¿Desde cuando los diamantes enfrían? Es que este guión es brillante.

 

Estamos, sin duda, ante el villano más soso de la saga, pues se limita a hacer juegos de palabras sobre el frío (desternillantes todos ellos, por supuesto), a repetir una y otra vez "Oh ¡Sí! JAJAJAJA", y a dirigir un coro de esquimales en su tiempo libre (????). Ah, y tiene una pistola que plastifica a la gente. Bueno, las congela, pero ese "hielo"… ¡Es plástico, por Dios! Madre, que despliegue de medios. Su plan es congelar Gotham para así… Esto… Información no disponible.
 

Bueno, Os hacéis una idea del villanazo que tenemos, ¿No?

 

Ah, importante, Alfred tiene la misma enfermedad que la mujer de El Chuache (¡Ole!), trama que provoca los poquísimos diálogos aceptables que hay en esta memez, pero cuya resolucion es… Joder. El Chuache, al final de la peli, decide ser buenín y le da a Batman una cura que al parecer, tuvo con él desde el principio. ¿Porqué no se la dio a su mujer? Pues yo que sé, querría curarla el día de su aniversario…

 

Hablemos de la villana, Hiedra Venenosa. Bastante más carismática que Mr.Frío, pero interpretada por una insufriblemente sobreactuada Uma Thurman. Esta mujer/Drag Queen es aficionada a revelar a la audiencia cada detalle de su plan hablando sola, como hacen todos los malos de las pelis con guionistas vagos. Por supuesto, se alía con Frío, ya que, cuando Gotham ("y despúes el mundo, JAJAJAJA") esté congelada, quiere repoblarla con super-plantas. ¿Por que? Esto… Información no disponible.
 

La plasta esta, con sus polvos mágicos, que usa como unas doscientas veces a lo largo de la cinta, seduce a Robin, lo que provoca un interesantísimo conflicto entre nuestros protagonistas. Sí. Para morderse las uñas.

¿Y quién es el bobalicón forzudo que acompaña a Hiedra? Bane. Ya sabéis, el genio criminal que rompió a Batman… Aquí es un lacayo monosilábico. ¿Por que nos odias tanto, Schumacher? En fin, volviendo a Hiedra, conviene resaltar el momento en el que irrumpe en la subasta benéfica (en la que están Batman y Robin, porque tienen mucho tiempo libre, al parecer) saliendo ¿Sensualmente? de un disfraz de gorila rosa. En serio, ¡QUÉ GUIÓN! Ah, en esta escena es en donde se descubre que Batman tiene Bat-tarjeta de crédito. Pero tampoco me molesta en exceso, total, otra puñalada más.
 

Por cierto, que alguien me explique como es posible que Uma Thurman (repito, Uma Thurman) interpretando a un personaje que en los cómics es el morbo personificado, aquí no resulte NADA sexy y atractiva…

 

Pero aún queda hablar de OTRO personaje, Barbara, la sobrina de Alfred, una chica a la que le gusta participar en carreras de motos. Al parecer este dato es suficiente para perfilar el personaje, porque no se profundiza NADA MÁS en ella. Por supuesto, descubre quienes son Bruce y Dick en realidad, y va a la Batcueva (lugar de fácil acceso, como ya descubrimos en la anterior película), dónde se encuentra una versión virtual de Alfred (¿Eing?), que le dice que ya suponía que averiguaría el secreto y que ella también querría combatir el crimen. Claro, porque participar en carreras es una clara prueba de que quieres ser una superheroína…
 

Pregunta: ¿Por que el traje de Batgirl no tiene pezones?
 

Bueno, el caso es que el trío de héroes derrota a Hiedra, y luego (tras cambiarse de traje en algún momento) van a detener el plan de Mr.Frío. En este punto, parece como si fueran con prisas porque se resuelve todo así: "¡Oh no! ¡¡Es imposible parar el rayo este raro de no-se-qué!" "No si hacemos esto (insertar plan chorra aquí)" "¡Pero haría falta un genio informático! "Tranquilos, yo, que hasta ahora no he demostrado tener la más mínima noción de informática, lo resolveré en un momento". Y ya está. Lo de la enfermedad de Alfred se resuelve de la manera que ya os he dicho, y se acabó la peli..

 

Creo que no hace falta decir nada más. Un bodrio de proporciones épicas. En su defensa diré que Clooney no es un mal Bruce Wayne (pero un desastroso Batman), y que los villanos y la banda sonora no son tan cargantes como los de la anterior película. Pero francamente, eso no cuenta como para regalarle ni siquiera una estrella. Una película que da ASCO.

 

Y Batman, el más grande de todos los superhéroes… Fue olvidado por el gran público. Estaba muerto. Mientras Marvel reinaba en el cine, el último recuerdo que tuvimos del Caballero Oscuro fue una cagada.

Pero el Salvador se acercaba por el horizonte… Un hombre que resucitaría al Murciélago y lo colocaría en su sitio, es decir, en lo más alto. Un joven y prometedor director británico (hoy convertido en estrella) al que estaré eternamente agradecido. Su nombre: Christopher Nolan. Pronto comentaremos su hazaña.

Sobre Diego

Un comentario

  1. Divertida y acertadísima crítica para un bodrio (me niego a llamarla película) en el que se vieron enfrascados varios actores de renombre y que cometió el crimen de relegar a lo más bajo a uno de los superhéroes más famosos de la historia y el favorito de un servidor. Gracias Nolan.

Comentar

Comenta con Facebook

comentarios