Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: El Dictador – Conquistando al público
Eventos_Premiere_ El Dictador

Crítica: El Dictador – Conquistando al público

Desde el incidente de Sacha Baron Cohen en la ceremonia de los Oscar promocionando 'El Dictador', muchos estábamos esperando esta película para descubrir si esa rebeldía también se encontraba en las raíces del producto que anunciaba. La historia nos cuenta la vida del General Almirante Haffaz Aladeen (Sacha Baron Cohen), dictador de Wadiya. Un día, mientras se dirige a EEUU, es asaltado y abandonado en medio de Nueva York. Un doble intentará hacerse pasar por él y afianzar la democracia en su país. Como es de esperar, Aladeen luchará para impedirlo, aunque para ello tenga que relacionarse con gente que…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!
60

Desde el incidente de Sacha Baron Cohen en la ceremonia de los Oscar promocionando 'El Dictador', muchos estábamos esperando esta película para descubrir si esa rebeldía también se encontraba en las raíces del producto que anunciaba.

La historia nos cuenta la vida del General Almirante Haffaz Aladeen (Sacha Baron Cohen), dictador de Wadiya. Un día, mientras se dirige a EEUU, es asaltado y abandonado en medio de Nueva York. Un doble intentará hacerse pasar por él y afianzar la democracia en su país. Como es de esperar, Aladeen luchará para impedirlo, aunque para ello tenga que relacionarse con gente que jamás hubiera imaginado.

Todos los que hemos visto algo de Sacha o Larry Charles (el director de esta película), sabemos que no es un cine apto para todos los públicos. Se tocan muchísimos temas y se intenta hacer reír con cualquier cosa. En menos de cinco minutos nos encontramos con humor político (desde el primer segundo vemos que no se han cortado nada a la hora de lanzar críticas), hasta comentarios sexistas y ofensivos, pasando por las gracias absurdas y tontas. Hay bastante irregularidad al respecto. Es normal ver una escena interesante con algún tipo de broma más o menos elaborada y, acto seguido, un chiste sacado de la peor película de Adam Sandler.
 
Por lo tanto, no recomendamos su visionado a todos aquellos que se ofendan o no se diviertan con este tipo de comedia.

Si eliminamos esa capa de estupidez, nos encontramos con un humor interesante lleno de rabia y que funciona perfectamente. 'El Dictador' es capaz de burlarse de sí misma y en ningún momento se toma en serio, algo que agradecemos dado el tipo de película que es.

Existen una serie de referencias a sucesos actuales relacionados con algún que otro dictador que son muy acertados y que le dan un "plus" a la ambientación histórica de la misma y conecta muy bien con el público. La muerte de Kim Jong-il u Osama bin Laden son la base de muchos comentarios del filme. Además, ayuda a que el espectador sienta que está observando una película más "verdadera", aunque esta clase de actualidad puede causar que la cinta no envejezca tan bien como otras.

Un detalle curioso que añade un extra de humor es la música. Erran Baron Cohen, hermano del actor, fue el encargado de recopilar una serie de canciones famosas americanas y juntarlas con ritmos africanos y letras ininteligibles que son muy divertidas.

En definitiva, si tu propósito es pasar una hora y media entretenida y reír unas cuantas veces sin mayor pretensión, 'El Dictador' cumplirá tus expectativas. Si lo que esperas es una crítica social (que tiene, aunque a su manera), humor inteligente y algo de profundidad en la trama, dudamos que te guste.

Aunque Sacha Baron Cohen hace un buen papel (algo que es completamente necesario porque sale en la mayoría de los planos y su presencia está en todo el filme), comparte pantalla con John C. Reilly que, junto a otros actores, forma parte de un gran conjunto de buenos e inesperados cameos.

'El Dictador' cumple con su cometido, que es entretener sin ir más allá.

Sobre Linealibre

Comentar

Comenta con Facebook

comentarios