Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Drácula 3D”. ¿Qué esperabas?
Dracula 3D fondo

Crítica: “Drácula 3D”. ¿Qué esperabas?

En Drácula 3D, Darío Argento utiliza por primera vez en el cine la tecnología del 3D estereoscópico para realizar una adaptación libre del clásico de Bram Stoker. Darío Argento es un director italiano muy conocido por los amantes del cine de terror. A él se le responsabiliza del auge del cine Giallio, subgénero que mezcla el thriller con el terror, muy popular en la década de los setenta. Sus trabajos más reconocidos son Suspiria (1977) y Rojo oscuro (Profondo Rosso, 1975). Muchos admiradores del director consideran su carrera en plena decadencia, afirmación que quizá sea justificable tras visionar Drácula 3D.…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : 3.05 ( 2 votos)

En Drácula 3D, Darío Argento utiliza por primera vez en el cine la tecnología del 3D estereoscópico para realizar una adaptación libre del clásico de Bram Stoker.

Darío Argento es un director italiano muy conocido por los amantes del cine de terror. A él se le responsabiliza del auge del cine Giallio, subgénero que mezcla el thriller con el terror, muy popular en la década de los setenta. Sus trabajos más reconocidos son Suspiria (1977) y Rojo oscuro (Profondo Rosso, 1975). Muchos admiradores del director consideran su carrera en plena decadencia, afirmación que quizá sea justificable tras visionar Drácula 3D.

En Drácula 3D, Jonathan Harker (Unax Ugalde) viaja hasta Transilvania para ejercer como bibliotecario del Conde Drácula (Thomas Kretschmann). Allí se reúne con Lucy (Asia Argento), amiga de su mujer Mina (Marta Gastini). Pronto una serie de misteriosos sucesos desembocan en la aparición de Abraham Van Helsing (Rutger Hauer), un experto cazavampiros.

El guión es una adaptación libre de la novela de Stoker. Si bien los personajes principales son los mismos, el espectador se pierde fácilmente por la trama por lo absurda de la misma. Es cierto que Drácula, según la mitología del personaje, es capaz de transformarse en distintos animales, como murciélagos, ratas o lobos. Sin embargo, una de las transformaciones que realiza el príncipe de las tinieblas en este filme dejará completamente boquiabierto al espectador. No desvelaremos aquí el detalle, pero se trata del momento más absurdo y raro de toda la película. Desconcierta al espectador, que no sabe si debe reír, aunque inevitablemente lo hará.

El vestuario de los personajes estaban cuidados, y poco más se puede decir sobre la película que sea positivo. El maquillaje es de lo más grotesco, y la sangre (tan importante en las películas de vampiros) es de color rosa. Los efectos especiales son lamentables, y uno se pregunta si no sería mejor recurrir a viejos trucos de cámara antes de enseñar al espectador una imagen creada por ordenador que es superada con creces por las presentes en cualquier videojuego de hoy en día. Las escasas escenas gore que posee la película son arruinadas por la nefasta fotografía, que transmite una sensación de artificialidad nada atractiva. La música, por su parte, irrumpía con fuerza para desvanecerse en poco tiempo, dejando la película prácticamente carente de banda sonora, lo que hacía más pesado el excesivo montaje que marca un ritmo lento, acentuado por el abuso de planos fijos, que hacen que la acción pase a un segundo plano, haciendo que la película sea (aún) más aburrida.

En general, las actuaciones de Drácula 3D son planas y carentes de sentimiento, aunque con excepciones. Drácula está encarnado por Thomas Kretschmann, un actor procedente de Alemania que demostró sus excelentes dotes interpretativas en El pianista (The Pianist, 2002). Drácula no consigue beber de la sensibilidad que es capaz de imprimir a sus personajes Kretschmann, pero debemos no debemos culparle, ya que la película no da posibilidades al actor de dotar de personalidad propia al vampiro. Rutger Hauer, que encarnó a Drácula en la infame Drácula 3: Legado (Dracula III: Legacy, 2005), se pone en la piel de Van Helsing; uno de los pocos personajes carismáticos del filme. El prolífico actor neerlandés, archiconocido por su papel en Blade Runner (1982), infunde fuerza al personaje en un inútil esfuerzo por mantener a flote la película.

En conclusión, Drácula 3D no parece que vaya a pasar a la historia como una aceptable versión cinematográfica de Drácula, de hecho lo más probable es que caiga en el olvido en poco tiempo. Es un producto de bajísima calidad, que ni siquiera parece querer aprovechar la oportunidad para brindar una homenaje a la Hammer o la la serie B. Eso sí, nadie debería sorprenderse, ya que los carteles, imágenes promocionales y tráilers auguraban un completo desastre, que es precisamente de lo que se trata.

Sobre La morsa verde

avatar
Amante de la ciencia ficción, el terror y la fantasía, tanto en versión cinematográfica como literaria.

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

ni-no-kuni

Ni No Kuni II: Revenant Kingdom llegará a PS4 en 2017

Seguro que os acordáis del espectacular juego de rol Ni No Kuni: La Ira de ...

liga_justicia_56

Crítica: “Universo DC Renacimiento. Liga de la Justicia 1”, Hitch solo ante el peligro.

El señor Bryan Hitch, viejo conocido de la casa y de los personajes, se encarga ...