Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Guerra Mundial Z” Brad Pitt vs zombies
world-war-z-banner_Hello Friki

Crítica: “Guerra Mundial Z” Brad Pitt vs zombies

Nadie esperaba nada. Nadie daba un duro por ella y, sin embargo, ha conseguido dejarnos a todos con la boca abierta y pegados a la butaca. Igual ha sido exactamente por eso, porque no esperábamos nada bueno de ella, que «Guerra Mundial Z», supuestamente basada en la novela homónima de Max Brooks, nos ha sorprendido tanto a todos. Una película redonda donde, de manera casi súbita, empiezan a aparecer zombies por doquier, devorando la carne de todo aquel que ose cruzarse en su camino. El investigador de las Naciones Unidas, Gerry Lane (Brad Pitt) intentará evitar el fin de la…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!

Nadie esperaba nada. Nadie daba un duro por ella y, sin embargo, ha conseguido dejarnos a todos con la boca abierta y pegados a la butaca. Igual ha sido exactamente por eso, porque no esperábamos nada bueno de ella, que «Guerra Mundial Z», supuestamente basada en la novela homónima de Max Brooks, nos ha sorprendido tanto a todos. Una película redonda donde, de manera casi súbita, empiezan a aparecer zombies por doquier, devorando la carne de todo aquel que ose cruzarse en su camino. El investigador de las Naciones Unidas, Gerry Lane (Brad Pitt) intentará evitar el fin de la humanidad tal y como la conocemos viajando alrededor del mundo buscando respuestas e intentando dar con la clave del virus que ha puesto patas arriba a la humanidad.

La película, está dirigida por Marc Foster (Machine Gun Preacher, Quantum of Solace) y como adaptación de la novela, es prácticamente nula. Apenas aparecen dos o tres escenas que recuerdan vagamente a algún que otro momento del libro de Brooks, e incluso hay mención en forma de varias escenas a su otro libro «Zombi: Guía de supervivencia», para todo lo demás, la licencia que se han tomado ha sido bárbara. No es la primera vez que algún director coge un libro de éxito y lo transforma en una película que nada tiene que ver, pero en este caso, la omisión a la historia original ha sido total. Quien vaya al cine para disfrutar de una adaptación, guardad vuestras carteras. No es vuestra película.

 

Como película de zombies en sí, la película derrocha acción por todos sus poros sin llegar a ser sólo una película más de muertos vivientes, disparos y miembros cercenados. El guión, a cargo de J. Michael Straczynski y Matthew Michael Carnahan te atrapa desde el primer momento, introduciéndote poco a poco en la trama, sin que te des cuenta para, de repente, soltarte una algarabía de zombies que nadie puede controlar. Una tensión muy bien realizada y un ritmo muy bien conseguido que hace que no te aburras ni un solo segundo. También da la sensación de que no sólo han querido mostrarnos el mundo Z de Brooks, sino que también han querido meternos varios más, dejándonos escenas que bien podrían ser gameplays o vídeos promocionales de Left For Dead o incluso momentos sacados casi al calco de una de las trilogías de zombies más importante de España: Los caminantes, de Carlos Sisí. Sea así o no, ese cóctel putrefacto ha resultado ser un dulce néctar para los fans del género.

Los efectos especiales de la película son, simplemente, brutales. La “física” de los cuerpos en cuanto a los muertos vivientes se refiere es majestuosa. Pero no solo de calidad estamos hablando, sino también de cantidad, ya que la cantidad de zombies que aparecen en el metraje (ya no sólo a lo largo de la película, sino en puntos concretos en el que perfectamente puede haber cerca del millar de cuerpos) se mueven todos con una fluidez y un movimiento tan real como aterrador.

En el aspecto interpretativo, tenemos a Brad Pitt haciendo de protagonista y chupando cámara durante los 116 minutos de metraje sin variar su rictus facial, habiendo muertos vivientes que cambiaban más veces de expresión que el mismo protagonista. Un papel bastante mediocre tirando a malo que nada tiene que ver con otros papeles en los que nos deleitó el mismo actor.

En definitiva, «Guerra Mundial Z» (o Brad Pitt contra los zombies) es una película de ambiciosa, llena de acción y con una calidad más que sobresaliente que no decepcionará a nadie. Los amantes de los Z y la acción a raudales se sentirán más que satisfechos con ella. Ten cuidado, tal vez acabes saliendo del cine dando algún que otro mordisco.

Sobre Rubén Pozo Verdugo

avatar
Escritor todoterreno y crítico de cine. Eterno friki. Amante del cine, los cómics y el humor absurdo. Gané la liga pokémon con un Magikarp. @Rupover

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

1984 PORTADA

La distopía del mes (XLVIII): 1984

1984 (1984) es la adaptación al cine de la novela homónima de George Orwell, a ...

Nuevo vídeo promocional de Just Dance 2017

Nuevo vídeo promocional de Just Dance 2017

Para animar el viernes, hoy os traemos un nuevo vídeo promocional de Just Dance 2017. ...