Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Bienvenidos al fin del mundo” – Un apocalipsis muy friki
the_worlds_end_movie-wide

Crítica: “Bienvenidos al fin del mundo” – Un apocalipsis muy friki

Los fans y seguidores del director británico Edgar Wright están de enhorabuena porque esta semana llega a las salas españolas su último film, The World's End, Bienvenidos al fin del mundo. Qué ha hecho este hombre previamente? Se preguntarán algunos. Pues el bueno Mr. Wright fue el padre de la adaptación al celuloide del estupendo cómic Scott Pilgrim vs. The World. Pero ya antes nos había sorprendido con Zombies Party y Arma Fatal. Si habéis tenido ocasión de disfrutar de estas cintas entenderéis perfectamente por dónde van los tiros en lo que a Bienvenidos al fin del mundo se refiere.…

Resumen de Reseña

Valoración

Divertida y friki!!

Valoraciónes : Sea el primero!

Los fans y seguidores del director británico Edgar Wright están de enhorabuena porque esta semana llega a las salas españolas su último film, The World’s End, Bienvenidos al fin del mundo.

Qué ha hecho este hombre previamente? Se preguntarán algunos. Pues el bueno Mr. Wright fue el padre de la adaptación al celuloide del estupendo cómic Scott Pilgrim vs. The World. Pero ya antes nos había sorprendido con Zombies Party y Arma Fatal. Si habéis tenido ocasión de disfrutar de estas cintas entenderéis perfectamente por dónde van los tiros en lo que a Bienvenidos al fin del mundo se refiere. Guión disfrutable, mucha creatividad, dinamismo narrativo entremezclado con un lenguaje cinematográfico clásico y acción a raudales incluso en historias donde aparentemente no tiene cabida. Además, como ya hiciese en Arma Fatal, Edgar Wright vuelve a colaborar en esta ocasión con la pareja cómica Simon Pegg y Nick Frost (Pegg es aquí no sólo protagonista sino también coautor del guión).

La historia comienza con el relato de la adolescencia del gran Gary King, un joven capaz de comerse el mundo al lado de sus cuatro mejores amigos. Aquella pandilla trató en su juventud de cumplir con el reto de realizar algo así como la “ruta de la cerveza” de su ciudad natal, Newton Haven. Dicha ruta consistía en consumir doce pintas de cerveza en doce pubs distintos. Desgraciadamente Gary y sus amigos se quedaron a una pinta de conseguirlo y jamás alcanzaron el legendario duodécimo pub, “The World’s End”. Aquel debía haber sido el primer día de una nueva vida para Gary, pero más bien fue el último de sus días de gloria. Veinte años después un desintoxicado y sin empleo Gary trata de reunir a sus ex-compañeros con la excusa de volver a revivir la ruta de la cerveza. El grupo, sin embargo, ya no es lo que era. La vida les ha cambiado. A pesar de ello, Gary logra juntarlos de nuevo y volver a Newton Haven con la esperanza de revivir el pasado. Nadie hubiese podido pensar que aquel viaje tendría catastróficas consecuencias para su futuro.

Simon Pegg interpreta aquí a un moderno y degenerado Peter Pan, Gary King, el rey, incapaz de asumir el paso del tiempo y el fin de aquella etapa de locura inconsciente que es la adolescencia. Junto a Nick Frost firma la que es posiblemente la mejor colaboración de la pareja con Wright en un film que cierra la llamada trilogía de “sangre y helado” caracterizada por mostrar un helado Cornetto en alguno de los fotogramas de la cinta. Completan el reparto unos secundarios de lujo: Martin Freeman, Rosamund Pike, Eddie Marsan, Paddy Considine, Pierce Brosnan y la voz de Bill Nighy.

Mezcla de géneros sin par, en ocasiones te sientes frente a un distorsionado episodio de Doctor Who, quizás por lo británico del asunto o tal vez por el acento y lo histriónico de un Simon Pegg comparable al mejor David Tennant. Un poco de sangre por aquí, unos chistes por allá y golpes y acrobacias que demuestran no sólo que se pelea mejor cuando más borracho va uno, sino que dichas secuencias han sido coordinadas por miembros del equipo de artes marciales del mismísimo Jackie Chan. Bienvenidos al fin del mundo va de la comedia al terror, del gore a la acción y de ahí a la ciencia ficción sin dejarnos pestañear y provocando carcajadas de esas que luego dejan agujetas.

Una producción británica de modesto presupuesto que nada tiene que envidiar a los blockbusters norteamericanos y que sabe jugar más que bien sus cartas para ir increscendo logrando hacer entrar al público en su juego descarado, embaucándole, haciéndole soñar y salir de la sala con una sonrisa y ganas de más.

 

the_worlds_end_movie-wide

Sobre Dandan_Friki Pills

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

Solomon Lane, "el malo" de "Misión Imposible: Nación secreta"

Crítica: “Misión imposible: Nación Secreta”: Acción de la buena

  Estos días está en los cines la quinta película de la saga de Misión ...

Michael-Douglas

Michael Douglas será Hank Pym en El Hombre Hormiga

Lo acaba de anunciar Marvel Studios… un nuevo fichaje estrella para su próxima película Ant-Man ...