Home » Cine » Críticas de cine » Crítica: “Turbo Kid”
Turbo Kid

Crítica: “Turbo Kid”

Nos encontramos en un futuro post-apocalíptico, año 1997. Una terrible sequía asola Wasteland y The Kid (Munro Chambers) sobrevive a duras penas aferrado a sus cómics, buscando y comerciando con artefactos de la cultura popular anterior al desastre, para poder conseguir agua potable. The Kid se topará con Apple (Laurence Leboeuf), una joven decidida a ser amiga suya. En compañía de Frederick (Aaron Jeffery), el luchador de pulsos, Apple y The Kid se verán abocados a enfrentarse a Zeus (Michael Ironside), un autoproclamado líder y dueño del único medio para obtener agua. Los jóvenes Anouk Whissell, François Simard y Yoann-Karl…

Resumen de Reseña

Valoración

Turbo Kid, previsible explosión de nostalgia y vísceras.

Resumen : Turbo Kid nos cuenta una historia paródica del género post-apocalíptico de los 80 y 90. Previsible pero efectista.

Valoraciónes : Sea el primero!

Nos encontramos en un futuro post-apocalíptico, año 1997. Una terrible sequía asola Wasteland y The Kid (Munro Chambers) sobrevive a duras penas aferrado a sus cómics, buscando y comerciando con artefactos de la cultura popular anterior al desastre, para poder conseguir agua potable. The Kid se topará con Apple (Laurence Leboeuf), una joven decidida a ser amiga suya. En compañía de Frederick (Aaron Jeffery), el luchador de pulsos, Apple y The Kid se verán abocados a enfrentarse a Zeus (Michael Ironside), un autoproclamado líder y dueño del único medio para obtener agua.

Los jóvenes Anouk Whissell, François Simard y Yoann-Karl Whissell, participaron en la recothe kidpilación “The ABCs of Death” (2012) con el corto “T Is For Turbo”, del que surge la comedia gore de acción “Turbo Kid” (Nueva Zelanda, Canadá, 2015). Con una estética que recuerda a “Mad Max” vs “Power Rangers” en el “Fallout”, “Turbo Kid” nos cuenta una historia construida sobre la parodia de antiguos clichés, en donde abundan las persecuciones en bici y las armas de puño, consiguiendo la carcajada.

Si bien hemos hablado de “Turbo Kid” como un largometraje que sólo pretende la reproducción de manidos tópicos parodiando el género post-apocalíptico de los años 80 y 90, su punto flaco es obviamente un guión previsible y una actitud conformista. La coprotagonista femenina, Appel, no es más que un personaje tipo Manic Pixie Dream Girl (MPDG) como era de esperar, atolondrada e infinitamente entusiasta, cuyo único fin es claramente y sin discusión: alentar, entretener y enamorar a un joven solitario que debe cumplir con su destino.

Recientemente premiada en la vigésimo quinta edición de Fancine, las constantes referencias a los años 80 se dirigen a una generación de jóvenes que trafica en eBay con objetos contaminados de nostalgia, para ofrecer unas notas de humor y vana esperanza a una situación social deplorable de infantilización forzada.

La banda sonora, a cargo de la banda retrowave Le Matos, merecidamente premiada en la anterior edición del Festival de Sitges, acompaña el tono aventurero y cándido de una película en la que, a pesar de todo lo comentado, las vísceras o se sienten o saltan por los aires.Apple

Sobre Katia Aragón

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

HF 7x04 Cine y Series: Sitges 2016, Little Miss Sunshine...

HF 7×04 Cine y Series: Sitges 2016, Little Miss Sunshine…

Nos embarcamos en una nueva aventura de cine y series, en la cual hablaremos del ...

tag

Fancine premia a “Tag” como mejor largometraje

En la 25º edición de Fancine, jurado y público discrepan sobre el mejor largometraje llevado ...