Home » Cine » Reportajes de cine » Entrevista exclusiva a Nacho Vigalondo, director de “Extraterrestre”
vigalondojpg

Entrevista exclusiva a Nacho Vigalondo, director de “Extraterrestre”

Con motivo de la presentación de la película “Extraterrestre” al Festival Internacional de San Sebastían, el director de Hello Friki Podcast, Asier Huarte, nos trajo a todos los oyentes, y ahora a nuestros lectores, una entrevista con el director de la cinta: el mismísimo Nacho Vigalondo.
 
Ignacio Vigalondo, conocido como Nacho Vigalondo, nació en Cabezón de la Sal, Cantabria. Es director de cine, actor, guionista, bailarín y cantante.
 
Estudió en la Universidad del País Vasco, y ha sido guionista de cortos como "Pornografía" o "Tomar algo por ahí y eso".
 
Su corto “7:35 de la mañana” le llevó al estrellato, ya que fue nominado a los Óscar 2004 en la categoría de mejor cortometraje. Vigalondo participaba en la obra como director, protagonista, guionista y compositor de la música. Junto a él actúan Marta Belenguer y Alejandro Tejería, de quien es amigo desde la infancia.
 
Ha dirigido otros cortos, como “Choque”, la trilogía “Código 7”, “Domingo” o “Una lección de cine”. 
 
El 28 de junio de 2008 estrenó su primer largometraje, “Los Cronocrímenes” en el que actúa junto a Karra Elejalde, Bárbara Goenaga, Juan Inciarte y Candela Fernández. El film fue presentado en el Festival de Sitges de 2007.
Además Vigalondo ha sido guionista de programas de televisión como Gran Hermano, “Vaya Semanita” (durante un corto periodo de tiempo) o “Agitación +IVA”.
 
En 2008 y 2009 dirigió varios sketchs para el programa de televisión Muchachada Nui como:”Regreso al futuro IV” y “El hombre elefante 2”.
 
Además de su carrera en el cine, también es coautor junto a Tejería de la canción humorística “Me huele el pito a canela”.
 
 
 
– Asier Huarte: Bien, y ahora tenemos aquí a Nacho Vigalondo en Hello Friki para hablarnos de su última película, “Extraterrestre”, y de mucho más. En primer lugar, Nacho, quería hacerte una pregunta. Ya sé que la gente te conocerá, pero quiero que tú mismo digas algo de ti que no sepamos todos todavía.
 
-Nacho Vigalondo: (Risas) ¿Qué diga algo de mí que no sepáis todos todavía? Pues mira, te puedo decir que, a día de hoy, todavía no he comido y son las ocho de la tarde, ¿no?
 
– Asier: Son las siete menos veinticinco.
 
– Vigalondo: ¡Las siete! No es tan dramático. No es tan dramático, ni mucho menos. Pero bueno, es un dato que no sabía nadie. 
 
– Asier: (Risas)
 
-Vigalondo: O sea, hasta este momento, nadie sabía que yo no he comido. Y estoy a pinchos, estoy como rascando huecos entre esta entrevista para comerme un mísero pincho. Pero lo que es comer, comer, como un señor, hoy no he comido…Y es algo que no sabíais.
 
– Asier: No me extraña que tengas tantas entrevistas, teniendo tantísimo éxito como estás teniendo con la película “Extraterrestre”. Pero bueno, vamos a empezar un poquito más atrás, para la gente que no conozca a este grandísimo director. Quería hacerte una pregunta que me da muchísima curiosidad. ¿Qué tal es eso de compaginar guiones de Gran Hermano y crear un grandísimo guión como es el de “7:35 de la Mañana”? (Risas)
 
– Vigalondo: Hombre, pues es tan sencillo como compaginar el trabajo, las ocho horas diarias, con luego tener un rinconcito en el día, al final, para hacer tus cositas. Y te confieso que no recuerdo exactamente si la escritura de “7:35 de la Mañana” coincidió con la época en la que yo estaba en Gran Hermano. Pero vamos, no recuerdo que aquello fuese un sufrimiento, es decir, que me conllevase trauma compaginar cosas tan divergentes. En realidad tampoco es tan difícil.
 
– Asier: Hombre, me imagino que los guiones de Gran Hermano no serán demasiado complicados…
 
– Vigalondo: ¡No, no, no! No son guiones, en el sentido tradicional. Muchas veces se puede decir que eran antiguiones porque a los guionistas nos entregaban el grueso del material de video del Canal 24 Horas, y los guionistas lo que hacíamos era empezar a seleccionar el material para, a partir de ahí, componer los programas. O sea, si tu normalmente, de la nada, haces que brote algo, lo que hacíamos en Gran Hermano era esculpir y, en negativo, poco a poco encontrar una historia. Entonces era bastante interesante.
 
– Asier: O sea, que en principio oyes el nombre del programa Gran Hermano y te echa un poco para atrás, pero según me cuentas, hacer un guión para este tipo de trabajos puede estar divertido.
 
– Vigalondo: En realidad, si nos vieses trabajar, parecía que estábamos editando, más que escribiendo. Pero realmente no era así. Estábamos construyendo una historia a partir de todo lo que pasaba ahí.
 
– Asier: De todas maneras, también quería hacerte una pregunta acerca de lo que es “7:35 de la Mañana”, el corto que te llevó a los Oscar. ¿Qué sentiste a lo largo de todo el proceso? Desde que sacaste el corto hasta que llegaste a los Oscar. Me imagino que llegar allí sería como un subidón, ¿no?
 
– Vigalondo: Más que un subidón, fue una sorpresa. Un shock absoluto. Piensa que yo jamás, ni en mi sueño más disparatado, me hubiese imaginado nominado a un Oscar. Ni yo ni nadie de mi alrededor pensábamos poder ir a Hollywood con aquel corto. Aparentemente, no sigue ninguno de los cánones que siguen los cortos que nominan. Alguna vez hemos visto cortos nominados y suelen tener temáticas sociales, con un tono muy grave, cortos con una gran producción y con un sentido ético muy hollywoodiense. Hay de todo, ¿no? Pero nada como nuestro corto, que era una especie como de sketch macabro con musicales. Y sin un mensaje claro ni una utilidad. O sea, que fue una gran sorpresa.
 
– Asier: La verdad es que la sorpresa nos la diste a todos nosotros cuando vimos ese corto. Yo creo que medio mundo se quedó con la boca abierta al ver ese pedazo de corto.
 
– Vigalondo: Pues qué bien. Qué halagado…Es una imagen muy bonita: medio planeta abriendo la boca al unísono ante el corto. Es muy bonita esa imagen. (Risas).
 
– Asier: (Risas). Luego también quería comentarte alguna cosa friki, ya que nuestro programa así lo indica, y es que tuviste algún affair con “Lost” y conociste a Terry O’Quinn. ¿Qué tal fue eso?
 
– Vigalondo: Pues es un momento patético de mi currículum emocional, en el que se esperaba de mí un comportamiento de director de cine. Estábamos en América haciendo las ventas de “Los Cronocrímenes” y en vez de comportarme de esa manera profesional pues me comporté como una fan histérica cuando vi a “John Locke” dos mesas más allá, en el mismo restaurante en el que estábamos nosotros.
 
– Asier: Vamos, que te comportarías como cualquiera de nosotros…
 
– Vigalondo: ¡Pues imagínate! Salté, le asalté, le di una copia de la película, le pedí una foto. Esas cosas que después te hacen sentirte muy patético. Lo que pasa es que, ¡es John Locke! ¡Mola mucho!
 
– Asier: (Risas). Es cierto eso de que le diste una copia de la película y lo que viene después, que dicen que se basaron en tu película para hacer los cambios en el tiempo, ¿no?
 
– Vigalondo: Yo siempre he sostenido que me parecería demasiado increíble que realmente mi película hubiese inspirado a “Lost”. Me parece excesivo. Lo que sí que imagino es que alguien que sabía que el guión de “Lost” iba a ir por esos derroteros, les dejó una copia de la película para que vieran el mismo estilo de paradojas, el mismo estilo de situaciones relacionadas con viajes en el tiempo. O sea, que no creo que se inspirasen en mi película, sino que hubo una dulce sincronía entre ellos y yo. De todas maneras, no pude en ningún momento sospechar ni tomármelo a mal porque me hicieron un favor inmenso al comienzo de la sexta temporada diciendo en la radio pública estadounidense que “Los Cronocrímenes” les molaba. Fue una gran sorpresa y fue una declaración que puso a la película en el mapa para más de uno.
 
– Asier: Hombre, sí, me imagino que fue toda una promoción. Y llegando ahora a “Los Cronocrímenes”, quería preguntarte de dónde salió la idea para ese guión.
 
– Vigalondo: En realidad, si eres aficionado a la ciencia ficción, más que ver películas (porque películas no hay tantas. No hay casi películas clásicas de ciencia ficción, no hay tantas obras maestras indiscutibles, como puede parecer en un principio), si eres fan de la ciencia ficción, lees. Y lees bastantes novelas y cuentos cortos. Y tengo que decir que en el universo de la ciencia ficción escrita, un relato como el de “Los Cronocrímenes” no es algo tan disparatado. Es fácil encontrar relatos con paradojas similares, con el mismo tipo de laberintos.El esfuerzo era llevar ese tipo de estructuras a una película y que ésta mantuviese el tipo como película. O sea, que tuviese su sentido dramático.
 
– Asier: Es ahí donde yo creo viene todo el reconocimiento. De plasmar ese guión tan complejo en una película y que la gente la siga, le divierta y le de las buenas críticas que tuvo. Que, es más, ahora están haciendo el remake ya, con el guionista Timoty J. Sexton y los productores Tom Cruise y Steven Zaillian. ¿Estás orgulloso o no te entusiasma la idea?
 
– Vigalondo: Hombre, como comprenderás, me pone como una moto. Si fuese un director europeo, con barba muy larga, cara de mal humor y treinta películas a mis espaldas, pues a lo mejor me parecería un deshonor que hiciesen un remake de mi película. Pero soy un chavalín, sólo he hecho una película…bueno, perdón, ¡dos! ¡He hecho dos! Me olvidaba de que he hecho dos películas ya…y que Hollywood quiera remakear la primera, ¡es un lujo! Sobre todo por la gente implicada. Y luego hay una situación en la que no puedo perder porque si la película que hacen es mejor que la mía, pues me tengo que alegrar porque de alguna manera están vinculándome a un producto de categoría y quieras que no mi nombre va a aparecer en los créditos. Pero si la película es más mala que la mía, digo: “¡Qué bien! La mía es mejor”. Pues es una especie como de satisfacción infantil que uno encuentra para entender un poco las cosas.
 
– Asier: Eso es cierto, eso es cierto. Siempre vas a salir ganando. (Risas).
 
– Vigalondo: Lo estoy pensando dos veces y es una chorrada lo que te acabo de decir. Porque eso de que “si ganas, si pierdes” (risas). Bah, qué más da. Que la hagan. Yo lo que quiero es que la hagan.
 
– Asier: Y que sea divertida por lo menos. Bueno, vamos pasando a la segunda película, esa de la que no te acordabas (risas), que es “Extraterrestre”. Me imagino que después de la gran acogida que has tenido en Toronto ahora ya estarás más relajado, ¿no?
 
– Vigalondo: Sí. Hombre, sé enfrentarme al público español y a estas alturas ya sé que es como enfrentarte a una dimensión completamente nueva de la situación. El público español no reacciona igual que el público internacional o, en este caso, que el público de Toronto, y aunque en Toronto el pase fue idílico y se rieron donde tenían que reírse, pues bueno, la sensación de empezar de cero con un público nuevo pues la tengo ahí.
 
– Asier: De todas maneras, la satisfacción la tienes  y, bueno, aunque el público español sea más difícil, ahora mismo parece que todo el mundo está cambiando…
 
– Vigalondo: Pero no quiero sugerir que el público español sea más difícil porque eso nos puede llevar después a comentarios victimistas. Yo creo que es diferente. De todas maneras piensa que así como “Los Cronocrímenes” fue más desconcertante en España y la de “Extraterrestre” sea como de un género más primario y más desatado fuera, el hecho de que sea una comedia, el hecho de que sea un género tan intrínsecamente español, pues me hace pensar que quizá suceda al revés, que aquí la película se entienda mejor que allí. Pero son todo cábalas y suposiciones. A lo mejor me pego un hostión como una catedral y me voy a casa con las orejas temblando…yo qué sé.
 
– Asier: Bueno pues, cuéntanos un poco entonces de “Extraterrestre”, un poco de la película, de qué va. 
 
– Vigalondo: Pues nada, una pareja se despierta una mañana de resaca, después de una borrachera que ni siquiera les permite recordar si la noche anterior llegaron a practicar el sexo o no. O sea, es un sábado que se va de madre. Mejor dicho, es el domingo terrible que sigue a un sábado que se va de madre. Y a la tensión inevitable que deriva del hecho de que él querría quedarse en el piso maravilloso de la chica y ella quiere que se largue cuanto antes, unido a esa tensión, que puede ser de una comedia romántica del montón, pues unimos el hecho de que hay un ovni en Madrid. Ahí está. Yo creo que cualquier situación, por muy rutinaria que sea, si le plantas un ovni al fondo es mucho más tensa.
 
– Asier: Yo, sin alienígenas hasta el momento en el tráiler, me quedé sorprendido, pero cuando ya empecé a ver que él se tenía que quedar en casa con la situación alienígena fuera, digo, no sé qué será más importante, si lo que pase fuera de la casa o lo que puede pasar dentro.
 
– Vigalondo: Mira, si queréis una pista al respecto, tenéis que adivinar cuál es el presupuesto de la película. Cuando tengáis la pista del presupuesto, podréis intuir si es más importante lo que pasa allá fuera o dentro del piso (risas).
 
– Asier: (Risas). Me lo imagino, me lo imagino. De todas formas, cuando vi el tráiler me pareció un poco spoiler. Dije: “Espero que no sea así, que se guarde muchos ases debajo de la manga”.
 
– Vigalondo: No, en absoluto. El tráiler no desvela nada de las líneas principales del argumento. Pero nada, vamos. Sí que reconozco que, en cierto sentido, el plano último del teaser, ese plano último en el que  la imagen del ovni se sustituye por una imagen de la chica durmiendo, ese plano sí que de alguna manera resume toda la película. Pero no son spoilers, te hablo de un sentido buscado, de que quizá lo son a un nivel simbólico, pero no. De la trama…no tenéis ni pajolera idea.
 
– Asier: Es verdad, cierto es. Estas contento, ¿no? De que ya esté ahí al pie del cañón. Ya se oye hablar de Glenn Close, está también Frances McDormand. ¿Las vas a invitar al pase?
 
– Vigalondo: No, porque es presidenta del jurado, tendrá miles de compromisos. Y si a ella le apetece irá por su cuenta. Yo ahí no pinto nada.
 
– Asier: Bueno, y ¿nos puedes contar si tienes algo entre manos para lo próximo?
 
– Vigalondo: Si, tengo ahora dos películas en diferentes fases de desarrollo. Una es el guión que he escrito con Mark Millar, “Supercrooks”, y lo otro es “Windows”, que es la película que haré con Apache Entertainment. Y espero poder hablar de “Windows” con más detalle en breve.
 
– Asier: En breve…o sea, que tienes ya sorpresas preparadas en la recámara, ¿no?
 
– Vigalondo: Siempre. Siempre hay que tener perdigones en el bolsillo.
 
– Asier: Yo sinceramente espero que no tardes tanto esta vez en sacar nueva película, que todavía nos queda para tener “Extraterrestre” en nuestras pantallas, pero espero que tengamos alguna nueva película pronto.
 
– Vigalondo: Si, en este caso, con “Supercrooks” está el guión terminado, bueno, se espera la tercera versión ya, y en el caso de “Windows”, está finalizada, además de escrita. Así que, para dejarlo en palabras fáciles de entender, depende de ellos. (Risas).
 
– Asier: Vale, pues Nacho, no te quitamos más tiempo. Muchas gracias, que triunfes allí en el festival y seguimos twitteandonos. 
 
– Vigalondo: ¡Muy bien! Venga, genial. Ahí nos vemos. Venga, un abrazo.
 
 
 
 
Preciosa, sencilla y emotiva entrevista la de este genial a la par que entrañable director, que ya es más que una promesa en el mundo del cine y que se atrevió finalizando con una frase que nos honra:
 
"Desde que escucho Hello Friki Podcast, ya no me siento solo".

Sobre M.C.Catalán

avatar
Directora de la revista digital Hello Friki (http://www.hellofriki.com ), estudiante de Comunicación Audiovisual, coleccionista de historias y onironauta a tiempo completo

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

c818d01a8cd70003_Anne-Hathaway

Anne Hathaway protagonizará Colossal, la nueva película de Nacho Vigalondo

Producida por Sayaka Producciones y Voltage Pictures, con los que Nacho viene colaborando en otras ...

cronotit

Crítica: “Los Cronocrímenes”: Un lugar en el bucle

No es fácil abrirse hueco en una industria cinematográfica como la española, donde una serie ...