Home » Cine » Reportajes de cine » Reportaje: Spiderman y sus espectaculares enemigos
4be81223d808c

Reportaje: Spiderman y sus espectaculares enemigos

 

Repetir a estas alturas que Spiderman es una creación de Stan Lee y Steve Ditko, y que efectuó su primera aparición en el número 15 de Amazing Fantasy en el año 1962 resulta redundante y aburrido. Estos datos y más, los podemos encontrar en publicaciones, webs, etc… Incluso en audios tan recomendables como el podcast Especial Spiderman de Hello Friki.

Me parece mucho más interesante, original y divertido, echar una mirada al “Universo Spiderman” a través de los ojos de aquellos que hacen el trabajo sucio y nunca se llevan la gloria. Los incomprendidos, los perdedores y los vilipendiados… Los Supervillanos. Cientos de comics han dado para mucho malvado, por eso no incluiremos aquí a la totalidad de esta calaña. Intentaremos, eso sí, traer a lo más destacable y recordado de este numerosísimo grupo de entrañables villanos.

 

Algunos temibles, otros misteriosos y, en su mayoría, sumamente ridículos… hagamos bueno aquel dicho: “Un héroe se mide por la categoría de sus enemigos”.

       

 

LOS PRIMEROS AÑOS… LOS MEJORES VILLANOS

Fue sin duda en estos primeros años cuando aparecieron los villanos más importantes, de hecho todos ellos siguen “activos” hoy día. De la mano de Lee y Ditko tenemos nombres tan característicos como Doc. Octopus, Buitre, Duende Verde, Lagarto…

Oficialmente, el primer enemigo de Spiderman fue El Camaleón… personalmente no estoy de acuerdo: no olvidemos que antes de luchar contra él, Spiderman ya se enfrentó al villano de “poca monta” que asesinó a su tio Ben. Incluso, antes de El Camaleón, ya apareció en las páginas del comic otro personaje que le daría al trepamuros muchos y distintos dolores de cabeza… J.J.Jameson. Celoso perseguidor de nuestro héroe que incluso llegó a participar activamente en la creación de algún que otro supervillano.

Ahora sí, sigamos de una forma ordenada (más o menos) la aparición de estos personajes.

 

 

EL CAMALEON. The Amazing Spider-man # 1.

Un villano capaz de disfrazarse de cualquiera, mediante la utilización de máscaras, pelucas y disfraces. Suplantó la personalidad de Spiderman para cometer robos consiguiendo maltratar aún más la imagen pública del trepamuros y dándole a Jameson razones para arremeter aún más contra el héroe.

En números posteriores conoceríamos la identidad del Camaleón: Dmitri Smerdyakov, hermanastro de Kraven, el cazador. También terminaría ingiriendo un suero que le permite cambiar de forma a voluntad.

 

EL BUITRE. The Amazing Spider-man # 2.

Adrian Toomes es un inventor jubilado que, ocioso en su tiempo libre y resentido con su socio traidor, decidió construir un arnés de vuelo con el que dedicarse al crimen. No contento con esto se diseña un ridículo traje verde, ajustado, con collar de plumas… resultando uno de los enemigos más esperpénticos (y entrañables) de todos. Aunque otros personajes tomaron la personalidad de El Buitre, el bueno de Adrian siempre encontraría la forma de fugarse del geriátrico (literalmente) para volver a la acción.

En la actualidad, los autores le han dado algo de coherencia y dignidad, rehaciendo a un Buitre demente y oscuro, que lidera un pequeño grupo de delincuentes.

 

EL CHAPUCERO. The Amazing Spider-man # 2.

Phineas Mason parece un vejete entrañable que regenta una tienda de curiosidades… pero es solo fachada. Bajo la identidad de El Chapucero, inventa y crea todo tipo de ingenios para el mal. Suele ser el proveedor de muchos supervillanos faltos de talento. En su primera aparición, aparecía junto a otros secuaces, y todos se disfrazaban de alienígenas en un elaborado plan intimidatorio… aunque Stan Lee no dejó esto claro al principio, seguramente su primera idea fuera darle un origen alien a este personaje.

 

Dr. OCTOPUS. The Amazing Spider-man # 3.

Lee y Ditko idearon a Octopus como un Peter Parker maduro, algo así como lo que podía haber sido el trepamuros de elegir el bando equivocado. Otto Octavius era, pues, un científico tímido e inteligente que por un accidente, queda unido a sus característicos brazos mecánicos. Fue el primer enemigo que derrotó a Spiderman, en el número 3 de Amazing. Alentado por Johnny Storm, la Antorcha Humana de los 4 Fantásticos, Peter decide volver a desafiar a Octopus y vencerle. Desde entonces, sus combates se cuentan por decenas, siendo uno de los enemigos más asiduos de la colección.

Como curiosidad, mencionar que Octopus estuvo a punto de convertirse en tío de Peter Parker cuando en el número 131 de The Amazing Spider-man iba a casarse con tía May. Menos mal que Spidey descubrió unos intereses financieros por parte de Octopus y pudo anular la boda justo antes del “sí, quiero”.

 

EL HOMBRE DE ARENA. The Amazing Spider-man # 4.

Flint Marko era un horrible delincuente que, escapando de una prisión de máxima seguridad, no se le ocurrió otra cosa que esconderse en un campo de pruebas de armas nucleares. Como es ley en los comics Marvel, una explosión le pilló de improviso y le otorgó la formidable facultad de alterar su cuerpo y poder convertirse en arena. Muy útil, si tienes gato. Bromas aparte, le ha dado a Spidey más de un dolor de cabeza, por lo dificil que resulta atraparle. En los 90, cambió sorprendentemente de bando, llegando incluso a formar parte de Los Vengadores, con los que luchó en el evento conocido “Las Guerras Subterráneas”, codo con codo con el Capitán América. Pero esta época de bondad le duró poco y retomó su gusto por hacer el mal.

 

Dr. MUERTE. The Fantasctic Four # 5.

Lee trajo a uno de sus villanos favoritos a esta colección, directamente salido de las páginas de Los 4 Fantásticos, donde debutó en su número 5. Aunque aparecería de vez en cuando atormentando al trepamuros (incluso apareció en la reciente etapa guionizada por Strazinsky), en esta su primera aparición en The Amazing número 5, el Dr. Muerte propone a Spiderman formar equipo y atacar a los 4 Fantásticos. Ni que decir tiene que el bueno de Peter acabaría frustrando los planes del lider latveriano.

 

EL LAGARTO. The Amazing Spider-man # 6.

El Dr. Connors buscaba una fórmula para hacer crecer su brazo amputado, basada en el principio de regeneración que tienen algunos reptiles. Pero la formula creada no iba a dar los resultados esperados… aunque, efectivamente, el brazo le crecía, terminaba mutando todo su cuerpo al de un enorme lagarto descontrolado.

Spiderman, como Peter, era muy amigo del Dr. Connors y su familia, por lo que en sus enfrentamientos estaba obligado a contenerse para no lastimar al buen doctor, atrapado en la forma reptiliana.

Todd McFarlane, en su colección Spiderman, le dio una nueva dimensión al personaje haciéndolo, si cabe, más salvaje (la amante de Kraven, Calipso, lo controlaba para atacar al bueno de Spidey)y, usando su particular estilo artístico, McFarlane logró dotarle de unos matices gráficos nunca vistos antes.

 

ELECTRO. The Amazing Spider-man # 9.

Max Dillon, instalador de tendidos eléctricos, sufre una fuerte descarga durante su trabajo que, digamos, carga su cuerpo de electricidad. Aprovechando la baja laboral derivada del accidente, se construye un traje que le ayuda a dirigir esa electricidad en forma de rayos. El sueldo de electricista no da para mucho y decide conseguir dinero extra directamente del robo. Aunque es uno de esos villanos clásicos, en realidad nunca ha supuesto una amenaza seria para Spiderman, que siempre ha sabido como vencerle en todo momento.

 

MISTERIO. The Amazing Spider-man # 13.

En su primera aparición, engañó a Jameson para hacerse pasar por héroe y dejar a Spiderman por villano. Sí, otro más. Misterio es, en realidad, un experto en efectos especiales llamado Quentic Beck, que usa su talento para confundir a sus enemigos mediante los trucos que se emplean en el cine. Su aspecto y su nombre fueron elegidos para inspirar temor… lamentablemente, J.J. Jameson minaría esta idea cuando, nada más verlo, le preguntó por qué llevaba una pecera en la cabeza.

 

EL DUENDE VERDE. The Amazing Spider-man # 14.

Ver al Duende Verde en sus primeros tiempos es realmente curioso: su planeador no era un soporte sobre el que ir erguido, sino una especie de supositorio volador en el cual se sentaba de forma poco digna y dando la impresión de máxima incomodidad. Lee y Ditko pensarían en lo doloroso que puede llegar a ser un viaje aéreo en dicho artefacto y, menos mal para el Duende, cambiaron su diseño por el que todos conocemos.

La aparición de este villano fue todo un acierto. Sabedores de la baza que jugaban, los autores mantuvieron la identidad del Duende Verde en el anonimato durante muchos meses: dos años después, en el número 40 de The Amazing, revelarían como alter ego del villano a Norman Osborn, padre del mejor amigo de Peter Parker, Harry. Aunque esto sucedió cuando Steve Ditko dejó los lápices en favor de John Romita, hay constancia de que Ditko siempre quiso que esta fuera la identidad de su “villano favorito”.

 

Muchos momentos importantes de la vida del trepamuros guardan estrecha relación con el personaje del Duende Verde. Por ejemplo, en 1971, en The Amazing Spider-man # 96, Harry Osborn caería víctima de las drogas y Spiderman debería obligar a su demente padre a afrontar la situación. Un número especial “anti-droga”, dibujado por Gil Kane, que fue ampliamente celebrado.

Dos años más tarde, el Duende Verde sería causante de la muerte de Gwen Stacy, en uno de los momentos más dramáticos del comic, en The Amazing Spider-man # 121. Gerry Conway a los guiones y Gil Kane al dibujo fueron los responsables. En el siguiente enfrentamiento, Norman Osborn moriría presa de su propia ansia asesina cuando intenta atacar a Spiderman a traición y este, avisado por su sentido arácnido, evita el ataque en el último momento. Harry descubriría que su padre fue el Duende Verde y, afectado por esa violenta demencia que los Osborn parecen llevar en los genes, decide continuar con la carrera criminal de su padre… y llevarla más allá: últimamente ha sido capaz de atacar Asgard, hogar de los dioses nórdicos.

 

KRAVEN, EL CAZADOR. The Amazing Spider-man # 15.

El Camaleón, resentido con Spiderman, decide llamar a un “viejo amigo” para que capture a la araña. Así entra en escena Kraven, el Cazador: Sergei Kravinoff usaba bebedizos mágicos para obtener fuerza y velocidad similares a las de las bestias que tanto gustaba cazar. Obsesionado con Spiderman, logró ponerlo en jaque en más de una ocasión, aunque nuestro héroe siempre encontraba la forma de vencerle, como en su primer enfrentamiento en el que demuestra que tanto Kraven como Camaleón son extranjeros que viven en USA de forma ilegal y, además, delinquen. Esto les cuesta la deportación (a veces no sé si Stan Lee es un genio o solventaba las historias con lo primero que se le ocurría!).

En el primer Annual de Spiderman, el de 1964, Kraven formaría equipo con Electro, Octopus, Misterio, el Buitre y el Hombre de Arena, siendo esta la primera formación de Los Seis Terribles: la reunión de varios enemigos del trepamuros que quieren llevar a la práctica eso de que “la unión hace la fuerza”.

 

Kraven es, sobre todo, recordado por esa magnífica saga que relata su muerte. La última cacería de Kraven (o Terrible Simetría), guionizada por J.M. DeMatteis y dibujada por Mike Zeck y Bob McLeod, apareció en 1987 y relataría como Kraven suplanta la personalidad de su archienemigo y ahonda en los motivos de esta ancestral rivalidad. Una obra maestra que, aunque marcó el final de la vida de Kraven, consiguió que este personaje perdurase para siempre en la memoria de los aficionados.

 

JEFE DE PISTA. The Incredible Hulk # 3.

Lider de El Circo de Crimen con el que Spidey se toparía por casualidad, utiliza un dispositivo de control mental diseñado por los nazis. Se llama en realidad Maynard Tibolt y fue creado por Stan Lee y Jack Kirby para las páginas del gigante verde. En este curioso circo del crimen también podemos encontrar a Bala de Cañón Humana, el Payaso, Bruto, los Grandes Gambonnos y la Princesa Pitón… menuda panda de frikis.

 

EL ESCORPIÓN. The Amazing Spider-man # 20.

Fue el simpático y agradable J.J. Jameson quien financió el loco experimento del Dr. Farley Stillwell, con el que puede dotar al cuerpo humano de habilidades aumentadas adquiridas de animales. Para este experimento en concreto, utilizaron a Mac Gargan como “cobaya” y se propusieron otorgarle las habilidades de un escorpión… ¡Qué mejor elección si no?! El enemigo natural de la araña. Así es como nació otro de esos enemigos cansinos, pesados y repetitivos que, por mucho que cambiasen y mejorasen su traje, estaba condenado a fracasar una y otra y otra vez.

 

EL ESCARABAJO. Strange Tales # 123.

Abner Jenkins era un profesor de mecánica que decidió usar su talento para construirse una armadura superpoderosa y ganar fama y riqueza. Su plan no le salió tan bien como a Tony Stark y acabó siendo un villano de poca monta. Se enfrentó a Spidey por primera vez en The Amazing Spider-man # 21 y, desde entonces, se profesaron odio eterno. Fue miembro también de Los Seis Terribles, pero terminó demostrando la eficacia del proceso de rehabilitación a presos del sistema judicial americano… formaría parte de ese grupo de villanos que cambian de bando llamado Thunderbolts.

 

EL HOMBRE ÍGNEO. The Amazing Spider-man # 28.

En el mismo número en el que Peter se graduaba en el Instituto Midtown, nació el Hombre Ígneo. Mark Raxton colaboraba con su socio en un importante experimento. Cuando ese socio decidió robar lo inventado, se formó una pelea que terminó con un calamitoso accidente: los materiales experimentales cayeron sobre Mark, convirtiéndolo en el Hombre Ígneo, y otorgándole una piel semejante al metal que le confería superfuerza y resistencia.

 

RINO. The Amazing Spider-man # 41.

Ambicioso y simplón, Aleksei Sytsevich era un inmigrante ruso que trabajaba como matón.

Su suerte cambió cuando lo transformaron en el Rino, una maquina imparable de fuerza bruta, muy similar al Juggernaut. Este fue uno de los primeros villanos creados por el nuevo equipo creativo de The Amazing, Lee y Romita, que continuaron inventando personajes malvados durante algún tiempo…

 

SHOCKER. The Amazing Spider-man # 46.

Herman Schultz, experto reventador de cajas fuertes, se inventó unos guantes que emitían ondas de choque, para facilitarse el “trabajo”. También se ideó un traje acolchado para resistir esas vibraciones tan molestas. Bautizado como Shocker, debutó en el número en el que Peter se independizó por fin de su tía May.

 

KINGPIN. The Amazing Spider-man # 50.

Stan Lee deseaba crear un jefe mafioso para el universo Marvel… pero la idea no terminaba de cuajar. Fue el dibujante habitual de The Amazing quién dió con el personaje: Wilson Fisk, alias Kingpin. En un primer vistazo parece un alopécico con serios problemas de sobrepeso… nada más lejos de la realidad. Lo que parece grasa, es pura musculatura y, lo que parece alopecia, es mala leche cuajada y a punto de hervir. Un villano que tendría mucho que decir en los años venideros, tanto en las colecciones de Spiderman como Daredevil, Punisher, etc.

 

 

SEGUNDA HORNADA DE VILLANOS…

 

En los años siguientes, Spiderman seguiría combatiendo una y otra vez con los villanos antes mencionados pues son, sin duda, la base fundamental del Universo Malvado Aracnido. No se puede negar que, durante los primeros años, Lee-Ditko-Romita desplegaron una inventiva y un ingenio muy a tener en cuenta.

De todas formas, sería injusto no mencionar algunos de los que vendrían posteriormente…

Cabello de Plata (uno de los secuaces de Kingpin), El Merodeador (limpiacristales con ínfulas de delincuente que acabó siendo amigo de Spiderman), Gog (un alienígena al que Spidey venció gracias a la ayuda de Ka-Zar).

Detengámonos, al igual que hemos hecho antes, en algunos enemigos que, por su carisma y originalidad, merece la pena destacar:

 

MORBIUS. The Amazing Spider-man # 101.

Los comienzos de la década de los 70 estuvieron marcados en el mundo del comic, entre otras cosas, por su obsesión con los personajes sobrenaturales. Nacieron colecciones tales como Man-Thing, La Tumba de Drácula, Werewolf by Night, Ghost Rider…

Siguiendo la moda, Spiderman tuvo su propio enemigo vampiro. El problema era que el Comics Code, la autocensura impuesta a las historietas, impedía que estos seres sobrenaturales abundasen en sus comics. Por ello, Roy Thomas y Gil Kane crearon a Morbius, su propio y particular vampiro. Se trataba de Michael Morbius, un bioquímico que, usando un suero extraído de murciélagos vampiros, intentó curarse de una extraña enfermedad sanguínea. Lo consiguió… pero a costa de convertirse en un macabro ser que, para poder sobrevivir debía consumir sangre humana. Morbius intentaba atacar a ladrones y maleantes, pero esto no le pareció muy “justo” a Spiderman que se lanzó a detenerlo.

El personaje de Morbius siempre se ha balanceado en esa ambigüedad de tener que asesinar para sobrevivir, pero evitando atacar a personas inocentes. Un planteamiento ético hábilmente usado por algunos autores.

La popularidad de Morbius fue tal que, en 1975, debutaría con su propia serie.

 

EL CHACAL. The Amazing Spider-man # 129.

La historia de El Chacal es interesante al principio, pero se torna farragosa y embrollada con el posterior desarrollo a la que varios autores la sometieron. Veamos…

Miles Warren era profesor de bioquímica de Gwen Stacy y Peter Parker. Una gran afinidad unía a los tres, pero lo que Miles sentía por Gwen era algo más fuerte… estaba enamorado de ella. Cuando Gwen murió, el profesor enloqueció de pena y decidió clonar a su querida Gwen. Tenía muestras de tejido de ella y de Peter, y creó ambos clones.

Creyendo lo que decía el Daily Bugle, el profesor Warren culpaba a Spiderman de la muerte de Gwen y planeaba una silenciosa venganza. Adoptando la identidad de El Chacal se alió con varios personajes para matar al trepamuros… uno de ellos fue Frank Castle, el Castigador.

 

TARÁNTULA. The Amazing Spider-man # 134.

El revolucionario Anton Miguel Rodríguez llegó a los EE. UU. Expulsado por sus compañeros guerrilleros debido a su carácter extremadamente violento… ¡¡Como sería el tipo!! Se enfrentó a El Capitán América y Spiderman y acabó en prisión. El Chacal le ofreció poderes similares a los del trepamuros, pero el experimento acabó con una horrible transformación del señor Rodriguez en una tarántula gigante. Desesperado, optó por quitarse la vida tras una dramática lucha contra Spiderman.

 

CARROÑA. Peter Parker: The Spectacular Spiderman # 25.

Siguiendo con El Chacal… Carroña es un clon del profesor Miles Warren, tan defectuoso como ansioso de venganza contra Peter/Spiderman. Liberado por error por un estudiante curioso, asemeja un muerto viviente. Pero esto no acaba aquí: sabedor de lo dificil que puede ser acabar con Spiderman, Warren/Chacal/Carroña había urdido un plan para que un virus creado por él infectara a las personas con una fatal consecuencia: convertirles en réplicas de Carroña y atacar al trepamuros.

 

WILL EL DEL MECHÓN. The Amazing Spider-man # 167

Jefe de investigación de la Roxxon Oil, Jackson Arvad fue engañado por su malvado jefe, James Melvin. Víctima de un accidente provocado por Melvin, Arvad consiguió la habilidad de dispersar sus moléculas a voluntad. Desgraciadamente, cada vez que usaba sus poderes, más le costaba volver a su forma sólida. Buscando ayuda, se topó con otro científico malvado, Jonas Harrow, que le engañó y le sometió a su control. Vemos aquí a un personaje manipulado y en absoluto malvado. Esto haría que en ocasiones incluso llegara a aliarse con Spiderman, buscando siempre su venganza personal pero nunca las actividades criminales lucrativas.

 

LA GATA NEGRA. The Amazing Spider-man # 194.

Marv Wolfman creó a este personaje inspirado por otro de la MGM, un dibujo animado llamado Bad Luck Blackie. Heredera de una estirpe de ladrones de guante blanco, Felicia Hardy se dedicaba al robo de joyas y se topó con Spiderman. Al principio enemigos, acabarían manteniendo un tempestuoso idilio en el que Felicia, algo trastornada ella, le daría a Peter más de un dolor de cabeza.

 

HIDROMAN. The Amazing Spider-man # 212.

Denny O'Neil y John Romita jr crearon la versión acuática de el Hombre de Arena. Morris Bench caería por la borda de un barco y quedó expuesto a una extraña radiación. Esto le otorgó la capacidad de cambiar su cuerpo por agua, muy útil en los días veraniegos. Para colmo de Spiderman, llegó a fusionarse con el Hombre de Arena para crear un monstruoso ser de barro, muy útil, también, si te pica una avispa.

 

DUENDE. The Amazing Spider-man # 238.

Roderick Kingsley huía de la policía y se refugió en las alcantarillas. Por esas casualidades de la vida, y por voluntad de Roger Stern, se topó con un antiguo almacén propiedad de Norman Osborn, el Duende Verde. Usando los diarios de Osborn, modificó levemente los artilugios de su predecesor y recogió el oscuro testigo de Osborn… El Duende volvía a acechar.

 

COMEPECADOS. Peter Parker: The Spectacular Spider-man # 107.

Stan carter era un antiguo agente de SHIELD obsesionado por acabar con los delincuentes y, por ello, expulsado de la organización. En su locura, atacó y asesinó a distintas personalidades del mundo criminal y, posteriormente, del mundo judicial neoyorkino. Entre ellos la Capitana Jean DeWolff y el juez Horace Rossenthal. Spiderman y Daredevil, amigos de ambos, dieron cuenta de este psicópata criminal en una de las mejores sagas que se han editado del trepamuros.

 

JUGGERNAUT. Uncanny X-Men # 12.

En la década de los 80 el hermanastro hormonado de Xavier, Cain Marko, alias Juggernaut, llegó a Manhatan creando un auténtico caos. Spiderman estaba allí y decidió detenerlo… sin haber leído el título del comic: “¿Quién puede detener al Juggernaut?”.

Una historia memorable que llevó al trepamuros al límite y supuso un solplo de aire fresco en la sucesión de villanos que habitualmente aparecían en The Amazing.

 

VENENO. The Secret Wars # 7.

El ente conocido como el Todopoderoso reunió en un planeta creado por él a dos grupos, uno de superhéroes y otro de supervillanos. Al grupo vencedor le ofrecería todos sus deseos cumplidos. Esta era la premisa de una de las macrosagas más conocidas de Marvel. Varias cosas importantes ocurrirían durante sus 12 números, pero a nosotros solo nos interesa una: Spiderman adquiría un traje nuevo en el número 7. Se trataba de un elegante traje negro (el negro estiliza) que respondía a sus ordenes mentales y producía telarañas ilimitadas. Finalizadas las Secret Wars, el traje acompañaría a Peter a la Tierra. Durante los meses siguientes, descubriríamos que lo que parecía un traje inofensivo era, en realidad, una entidad alienígena parasitaria que se adueña de su huesped y puede llegar a dominarlo.

Eddie Brock, un desquiciado periodista, sería la víctima propicia del traje alieníjena simbiónte, cuya fusión daría lugar al ente poderoso y terrible que conocemos como Veneno.

 

Muchos otros enemigos surgirían en esta época, varios derivados de Veneno (Matanza, Carnaza,…) y otros que fueron claves en la vida del trepamuros: Puma, Jack 'o' Lantern, la Rosa, Lápida, Calipso, Boomerang y, por supuesto, clones de todos los colores, olores y sabores.

 

Volviendo a Veneno, remarcar que la popularidad de este villano es tan alta, que ha dado origen a varias series y miniseries sobre él y sus “sucedáneos”, en algunas de las cuales ejercería directamente como héroe. Lo más reciente, y también lo más curioso, es que Hank Pym ha desarrollado un suero que “tranquiliza” al simbionte… solo durante 24 horas. Durante ese tiempo, una persona puede controlarlo y usar sus poderes. El elegido ha sido nada menos que Flash Thomson, el antiguo compañero-abusador de Peter, que siempre quiso ser Spiderman. Pues bien, gracias a este suero, ha pasado a formar parte de Los Vengadores Secretos en una de sus últimas etapas, la guionizada por Rick Remender y dibujada por Gabriel Hardman.

  

 

LOS ENEMIGOS MÁS RECIENTES…

 

Obviando el universo Ultimate, que no deja de ser una revisión a lo ya mencionado, lo más interesante puede ser la fructífera etapa de J. Michael Strazinsky. El autor creó un secundario misterioso, Ezequiel, que le reveló a Peter un curioso detalle: sus poderes quizá no fueran solo producto de un accidente, quizá fuera un elegido por alguna fuerza superior. En esta saga, Spidey fue atacado por seres cada vez más extraños y oscuros, algunos de ellos, virtualmente invencibles… como Morlun, un poderoso vampiro de energía.

 

El trabajo de autores consagrados y de corte “moderno” en las colecciones arácnidas daría numerosas alegrías a los fans, pues en muchos casos ha supuesto la revisión y actualización de viejos enemigos: el Buitre, Dr. Octopus, Electro, El Duende Verde…

 

Además, la incorporación de Spiderman a Los Vengadores le ha llevado a enfrentarse a amenazas que antes ni siquiera había imaginado… Apocalipsis y sus Jinetes, Ultrón, un ejército Skrull, el Topo… más le hubiera valido permanecer junto a su tía May.

 

LOS VILLANOS LLEVADOS AL CINE.

 

El mimo y cuidado con el que Sam Reimi llevó el universo Spiderman al cine es algo fuera de toda discusión. En este caso, los villanos, brillan con la fidelidad obsesiva que el director puso en ellos. El Duende Verde, el primero en aparecer en la gran pantalla, dejó muy buen sabor de boca aún sin haber mantenido una fidelidad absoluta con la recreación del traje. Ese supuesto “error” queda eclipsado por la maravillosa interpretación de William DeFoe, que da al personaje de Norman Osborn una dimensión demente difícil de igualar, incluso superior a la mostrada en los cómics.

En Spiderman 2 nos encontramos con un Dr. Octopus que se ha escapado directamente de las páginas del comic. Alfred Molina interpretó a un Otto Octavius calcado al creado por Stan Lee y Steve Ditko, incluso el origen es el mismo que se vio en los comics. Sus motivaciones y su personalidad también coinciden con las mostradas por su versión original comiquera.

Y en Spiderman 3 el señor Raimi vuelve a plasmar en pantalla lo visto en cómics. Un Hombre de Arena de maldad ambigua pero feroz, con pasado y con personalidad. También da en el clavo con Veneno, reflejándolo salvaje, terrorífico y hostil. Hombre… no puede contar su llegada a la Tierra a través de las Secret Wars, es obvio, pero solventa la situación de forma inteligente. No entraremos a discutir la calidad de esta película, no es el lugar ni la intención que se persigue. Cada aficionado que la vea y juzgue por sí mismo.

Llegamos a la última versión de Spiderman en cine, donde el director Marc Webb nos trae a otro villano mítico: El Lagarto. Rhys Ifans hace una buena interpretación como Dr. Connors, alter ego del villano. Aquí, el problema, es que no guarda mucha relación con el origen comiquero del villano, las ambiciones del Dr. Connors y su relación con Peter no coinciden con las que los lectores conocíamos… Pero esto es solo anecdótico y no podemos llevarnos por el fundamentalismo “fan”, pues seríamos injustos con el buen resultado final que consigue la película: trasladar a la pantalla toda la fuerza salvaje de este enemigo.


 

Y HASTA aquí llegamos con el repaso a los “valientes” malvados que se han enfrentado al trepamuros y sus aliados. No nos engañemos: sin ellos, Spiderman no sería lo que es. Ni tampoco los lectores hubiéramos pasados tan buenos momentos. Las historias que han protagonizado nos han hecho empatizar con todos ellos pues, en mayor o menor medida, los autores y creadores se han encargado de contarnos sus motivaciones y pretensiones.

Psicópatas, ladrones, asesinos, tarados, codiciosos científicos, criminales ambiciosos, inventores locos, mafiosos, dementes, vampiros, espectros, crueles resentidos, presidiarios furiosos, alienígenas parasitarios, sociópatas violentos, descontrolados… Los necesarios secundarios… Gracias a todos por ser como sois. 

Sobre Giacco

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

game-of-thrones-season-7-ice-dragon

Juego de Tronos: primer vistazo de la temporada 7

Hace unos días, la cadena HBO mostró un vídeo promocional de sus contenidos para el ...

ni-no-kuni

Ni No Kuni II: Revenant Kingdom llegará a PS4 en 2017

Seguro que os acordáis del espectacular juego de rol Ni No Kuni: La Ira de ...