Home » Cine » Reportajes de cine » Reportaje: Videojuegos de cine, fotogramas y polígonos.
vinema

Reportaje: Videojuegos de cine, fotogramas y polígonos.

      LEVEL ONE: INTRODUCCIÓN

Desde hace unos años la industria del Ocio Electrónico alardea y saca pecho, orgullosa, de recaudar más dinero que la Música y el Cine juntos. Todos sabemos que estos datos pueden ser tomados de forma partidista para crear una opinión o incluso pueden ser manipulados para vete tú a saber que motivos. Personalmente creo que esta afirmación, repetida constantemente en los medios, debe ser cogida con pinzas: estos datos pueden variar dependiendo de la temporada, de la época del año… y no digamos ya si vamos título a título, pues si bien es cierto que cualquier Call of Duty supera en beneficios a la mayoría de producciones cinematográficas, la reciente Los Vengadores de Disney puede haber hecho más dinero que todos los juegos de esta bélica saga juntos.

Lo que sí es innegable es la popularidad y acogida que hoy día tienen los videojuegos, que disfrutan de títulos admirados y seguidos por millones de usuarios. Estos usuarios, posibles espectadores, no han sido olvidados por la industria del cine que, inteligentemente, ha llevado a las pantallas las sagas, o títulos, de mayor resonancia: Super Mario Bros., Street fighter, Resident Evil, Silent Hill, Alone in the Dark, Tomb Raider, Príncipe de Persia, Tekken, Mortal Kombat y un largo etcétera que enseguida repasaremos.

Pero no siempre fue así…

      LEVEL TWO: DEL FOTOGRAMA AL PÍXEL

Cuando los videojuegos estaban en pañales, considerados un entretenimiento infantil, nadie pensaba en ellos como posibles argumentos cinematográficos. Ni siquiera con la aparición de los primeros ordenadores de 8 y 16 bits con los que este nuevo sistema de entretenimiento ganaba adeptos de forma exponencial. En esa época el “hermano mayor” era el cine, por eso no es de extrañar que se produjera el fenómeno contrario: que los videojuegos emularan a las películas.

En España teníamos algunos de los mejores programadores y compañias como Dinamic u Ocean eran líderes mundiales en la creación de títulos. Recuerdo con cariño la adaptación que Ocean hizo para el ZX Spectrum de Rambo. O la versión de Comando, de Schwarzenegger. O el impresionante Robocop, que recreaba magistralmente algunas escenas del film.

Pero entre todos destaca La Abadía del Crimen. Adaptación de la película y la novela El Nombre de la Rosa. En el juego, como en la película, debíamos descubrir quien era el asesino, en una comunidad monástica. Para ello, manejábamos a un fraile y a su discípulo. El juego fue creado en España, por Paco Menéndez y Juan Delcán, a finales de los 80, dando lugar a un auténtico revuelo por su calidad y madurez. La recreación del monasterio, con gráficos vectoriales, era un prodigio de la época. Además, el sistema de juego nos obligaba a ser sutiles en la investigación e, incluso, a participar de las rutinas beatas de los frailes, dando al juego un realismo nunca visto antes.

Existe una web donde se trabaja para recrear el juego y donde se puede jugar y/o descargar el título gratuitamente. 
WEB DE LA ABADÍA DEL CRIMEN

Desde entonces hasta ahora son innumerables los títulos que han ido apareciendo, para todas las consolas y Pcs del momento. Solamente escribiendo los títulos daría para rellenar tres artículos como este: Goonies, Star Wars, El Padrino, Alien, Indiana Jones, The Warriors, El Planeta de los Simios, Dracula, La Momia, Parque Jurásico…

Desgraciadamente la mayoría comparten una calidad pésima. El motivo es sencillo: cuando una productora de cine quiere lanzar un videojuego, procura que sea lanzado en la misma fecha que el estreno del film. Esto obliga a los programadores a trabajar a marchas forzadas, a recortar en trabajo de testeo y a retomar “sobrantes” de otros juegos, lo que suele traducirse en un producto mediocre y de dudosa calidad. Como los videojuegos son cada vez más potentes y más difíciles de hacer, en estos últimos tiempos se ha notado aún más este problema. Podemos citar las versiones jugables de Capitán América, Thor, Piratas del Caribe, Avatar… Pocos son tan honestos como en el caso de Los Vengadores o Daredevil  que, conscientes de la mediocridad del producto que iban a lanzar, decidieron cancelarlo.

Pero también tenemos honrosas excepciones (pocas) y podemos disfrutar de títulos más que recomendables como son casi todos los de Disney, enfocados a los más pequeños o los títulos que prescinden de la prisa que da una fecha de estreno y aparecen cuando el juego está listo: El Padrino 1 y 2, Scarface, The Warriors son pequeñas joyitas del mundo videojueguil.

Otro caso es  cuando se utiliza el videojuego para ampliar la experiencia cinematográfica y se cuenta una historia complementaria. Por ejemplo, la saga Matrix tiene un título aparecido en PS2 llamado Enter The Matrix. En él nos situaban entre la primera y la segunda película, recreando escenarios y personajes e, incluso, añadiendo metraje exclusivo con los actores del film rodado por los mismos Wachowsky. También hay que mencionar el spin off de La Cosa de John Carpenter, en el que manejábamos a un equipo de rescate que llegaba al lugar donde transcurría el film y tratábamos de averiguar que había sucedido… pronto se convierte en una lucha por la supervivencia donde nuestros propios compañeros pueden ser el monstruo. Genial. Otra película que ha contado historias paralelas y complementarias en nuestras consolas/PCs ha sido SAW con dos títulos más que aceptables que mantienen el gore y el terror de la saga. También Indiana Jones, con su maravillosa aventura gráfica de LucasArts, Alien, Star Wars, Las Crónicas de Riddick, Posesión Infernal, etc… han utilizado los videojuegos para ampliar y desarrollar sus historias.

      LEVEL THREE: DEL POLÍGONO AL POLÍGONO

Son muchos los videojuegos que han pasado al cine en versiones animadas tanto en dibujo como en animación virtual. Veamos algunos ejemplos:

Final Fantasy, la fuerza interior. Hironobu Sakaguhinova dirigió esta película de animación digital en 2001. La saga Final Fantasy goza de millones de seguidores, pero la película resultó un fracaso tan absoluto que hundió a la empresa productora y responsable también de los juegos, Square. Para sanearse tuvo que unirse con otra compañía y crear Square-Enix, pero realmente nunca se recuperó de esta hecatombe: el proyecto se traduje en pérdidas superiores a los 120 millones de dólares. ¿Y por qué esta película fracasó? Muy sencillo: su ritmo hiper-lento desesperaba al espectador y su argumento, alejado de cualquier Final Fantasy, decepcionaba al fan. Por otro lado, la factura técnica de la película es absolutamente sublime, sorprendente sobretodo si tenemos en cuenta que tiene ya más de diez años.

Final Fantasy VII, advent children. En 1987 Square dio el pelotazo con un videojuego que marcaría época: Final Fantasy VII, lanzado para Playstation. Veinte años después continuó la historia en esta película de argumento algo impreciso, pero que al incluir a los personajes originales (Cloud, Tifa, Génova…) y utilizar los escenarios antiguos dio en el mismo centro del corazoncito de los jugones nostálgicos. No solo eso, también luce un aspecto visual fuera de lo normal, una delicia para los ojos. Lamentablemente nunca llegó a estrenarse en nuestros cine y llegó al ámbito doméstico tarde y mal.

Dead Space: Perdición. Aunque son dos las películas sobre esta saga, nos centraremos en la primera, por calidad y argumento. Se trata de una estupenda película de dibujos animados que nos pone en antecedentes a lo sucedido en el primer juego de Dead Space, ese juego de horror espacial que ha supuesto un soplo de aire fresco en la actual generación de consolas.

Resident Evil: Damnation. Tampoco es la única pelicula de animación digital que Capcom y Sony han creado basándose en el juego. De gran factura técnica y argumento razonable, rivaliza en calidad con sus “hermanas” de imagen real. En ella, acompañamos a Leon en su incursión en La Madre Rusia, intentando evitar que los malvados militares utilicen armas bacteriológicas e infecten a la población con el Virus-T. Recomendable.

Y así podemos seguir con Assassin Creed, Dante's Inferno, Mass Effect, Street Fighter, Tekken, DarkStalkers…

      LEVEL FOUR: DEL POLÍGONO AL FOTOGRAMA

Como hemos comentado, la industria del videojuego ganaba usuarios masivamente y de forma progresiva paralelamente al crecimiento en la potencia de las videoconsolas y los ordenadores personales. Fue en la década de los noventa cuando empezamos a ver representados en carne y hueso aquellos personajes antes vistos solamente en píxeles y polígonos.


SUPER MARIO BROS. (1993)
Esta película tiene el honor de ser la primera en versionear un videojuego… y ahí se quedan todas sus virtudes. Los guiones absurdos y el argumento vacío llevan a pensar que los responsables de este bodrio pensaban que los potenciales espectadores, los jugadores de Super Mario, eran todos niños o adultos con un serio problema mental. Intentar calcar lo que aparece en el videojuego da como resultado, al llevarlo a imagen real, una estética absurda y payasesca dificil de digerir. Bob Hoskins, John Leguizamo y Dennis Hopper, grandísimos actores los tres, dan aquí su peor versión profesional. Una película, en definitiva, que solo se puede recomendar a nuestros peores enemigos. Incluso Shigeru Miyamoto, creador del personaje y responsable de la franquicia hasta hoy, bromeó recientemente con los errores de la película…

El primer Super Mario Bros. apareció en 1985 para la NES. Creado por Miyamoto y producido por Nintendo, manejábamos a Mario, un intrépido fontanero (sigh) que, junto a su hermano Luigi, deben rescatar a la Princesa Peach, raptada por el malvado de turno. Un plataformas de scroll lateral, con una acertada curva de aprendizaje y planteamiento bien sencillo. El éxito fue inmediato y mundial, asegurando continuaciones de las aventuras de Mario, siempre al rescate de la princesa. Con el tiempo, personajes secundarios de Mario tendrían sus propios títulos e, incluso, aparecería un juego de carreras de karts que casi ha conseguido desbancar en popularidad a su versión plataformera. Todas y cada una de las consolas de Nintendo han tenido sus juegos de Mario, mereciendo especial reconocimiento Super Mario 64 y Super Mario Galaxy, donde el scroll lateral pasa a unos preciosos parajes tridimensionales. Los últimos juegos en aparecer ha sido el Super Mario 3D Land, para la 3DS y el inminente New Super Mario Bros. U, que aparecerá de salida con la nueva consola de Nintendo, la Wii U.

STREET FIGHTER
(Street Fighter, la última batalla, 1994; Street Fighter, la leyenda, 2008)

Un año después del bochornoso fracaso de Super Mario, Steven E. de Souza le echaría valor y dirigiría una película basada en Street Fighter. También contaba con actores populares como Jean Cloude VanDamme, Killie Minogue o Raúl Julia… y también resultó un bochornoso fracaso. La película, en realidad, se limitaba a recrear como podía el inexistente argumento que tiene esta saga de juegos de lucha, pues no es más que una excusa para juntar a dos personajes y que se repartan golpes. Seguramente por eso decepcionó. Y es que no es lo mismo coger los mandos y participar activamente en la pelea que sentarse en una butaca y limitarse a mirar. Pero no quiero se demasiado duro con el film, pues se nota el intento por contentar a los fans en la recreación de los personajes y en las coreografías. Además, fue la última película que rodó Raul Julia y eso merece un respeto (el pobre, si hubiera imaginado el resultado final, seguro que no hubiera cogido el papel y pasado a la posteridad recordado por ser Mr. Bison).

En 2008 apareció otra película de la saga, Street Fighter, la leyenda. El título original, Street Fighter, la leyenda de Chun-li, es mucho más apropiado pues el argumento de la cinta gira en torno a la historia de este personaje, uno de los principales del videojuego. Kristin Kreuk interpreta a Chun-Li y Robin Shou a Gen, su maestro. Poco se puede decir de una película de acción y artes marciales que aburre cruelmente, de argumento lineal y predecible y con unos actores que nunca se llegan a tomar en serio a si mismos. Solo destacar la aparición de Michael Clarke Duncan como Balrog. Con el fallecimiento de M.C.Duncan podemos empezar a tejer una leyenda negra sobre las películas de Street Fighter, ¿algún voluntario para interpretar al villano en la tercera parte?

Street Fighter, de Capcom, casi pasó desapercibido en comparación con su secuela: Street Fighter II. Se convirtió en la reina de las recreativas de todo el mundo, un auténtico fenómeno juvenil capaz de vaciar de monedas nuestros bolsillos con la velocidad del rayo. Dhalsim, Blanka, Ryu, Ken, Guile, etc. ya forman parte del inconsciente friki. La premisa del juego no puede ser más sencilla: dos rivales se enfrentan usando en la pelea sus técnicas personales de lucha.  El primer juego en versión doméstica apareció en Super Nintendo y posteriormente en Megadrive… desde entonces hasta ahora son innumerables las versiones que han salido para todas las consolas. Uno de los últimos títulos mezcla a los personajes de Street Fighter con los de otro videojuego, Tekken. Añadir también que los personajes de Capcom se han partido las caras con otros personajes de muchos universos, siempre manteniendo el sistema de lucha de la franquicia: Street Fighter vs. Marvel, Street Fighter vs. SNK, etc.

DOBLE DRAGÓN
(Double Dragon, 1994)

James Yukich es el delincuente que dirigió esta película basada en el popular arcade. Mark Dacascos y Scott Wolf interpretaban a los protagonistas, dos hermanos (hermanos¿?)expertos en artes marciales lanzados al rescate de la chica de turno. Verla hoy es muy divertido: esas hombreras, esos cardados, esas pintas… el film ha envejecido muy mal, y el hecho de que su argumento sea absurdo hasta decir basta sumado a unos actores elegidos en un casting de barrio ha llevado a este film al olvido más profundo y merecido que se pueda imaginar.

Double Dragon es un arcade desarrollado por Technos para los salones recreativos en el lejano 1987. Era todo un derroche de gráficos y diversión para la época y, la posibilidad de cooperar con otro jugador, provocaba el “pique” constante. Los hermanos Lee debían rescatar a una bella damisela de manos del malvado psicópata que vete tú a saber que pensaba hacer con ella. A puñetazo y codazo limpio conseguían rescatarla para llegar al sorprendente final del juego: la chica no sabe con quien quedarse y entonces… ¿para qué hablarlo pacíficamente? La cuestión se resolvía a puñetazo limpio. El ganador se quedaba con la chica en un bonito final inundado de corazones y besos. En fin…  
Muchas versiones ha habido de este juego, además de secuelas, para arcade y consolas varias, pero ninguna digna de ser recordada.

MORTAL KOMBAT
(Mortal Kombat, 1995; Mortal Kombat: Aniquilación, 1997; Mortal Kombat: Devastación, prevista para 2013 )

Otro intento de llevar un juego de lucha al cine… y otro fracaso. Paul W. S. Anderson dirigió esta película donde volcó todo su amor al videojuego, pues los personajes son prácticamente idénticos. También la ambientación estaba muy conseguida e, incluso, las peleas entre los protagonistas son contundentes y expectaculares. Desgraciadamente tampoco cuajó ni con el público ni  con la crítica, aunque los fans no quedaron tan decepcionados con el resultado final. Sin duda, al menos había subido el listón que marcaron sus predecesoras. El resultado económico no tuvo que ser tan catastrófico, pues le siguió una película más y una serie de TV que, ahora sí, bajarían en calidad con cada entrega. Como protagonistas tenemos a Robin Shou y Linden Ashby, amén de un papelito a medida para el decadente Christopher Lambert.

Creado por Midway Games, Mortal Kombat también revolucionó las salas recreativas a principios de los 90. Tres cosas llamaban la atención y lo diferenciaban de todo lo visto hasta la fecha: Primero, incluía un boton para la acción de “bloqueo”. Segundo, los personajes en pantalla no eran “muñecos”, sino actores reales cuya imagen y movimientos habían sido capturados con una innovadora técnica: stop motion. Tercero, incluían una violencia salvaje que llegaba a su máxima expresión con el golpe final, llamado Fatality. Cada personaje tenía uno (o dos) de estos golpes, que se activaban cuando el enemigo quedaba K.O. Y tras la realización de una secuencia de pulsación de botones. Esto daba como resultado ver en pantalla, sin omitir gota de sangre ni astilla de hueso, mutilaciones y salvajadas varias. Una delicia friki para la época.
La aparición en consolas no ha sido tan exitosa como con otros juegos de lucha, pero aún así su legión de seguidores ha mantenido la franquicia viva hasta la actualidad. Sus personajes también han cruzado puñetazos con otros universos, como en el juego Mortal Kombat vs. DC Universe.

TOMB RAIDER.
(Lara Croft. Tomb Raider, 2001; Lara Croft; Tomb Raider, la Cuna de la Vida, 2003)

Que Angelina Jolie aceptara el papel de Lara Croft aseguró el éxito de esta película que se estrenó en 2001 dirigida por Simon West. La sorpresa fue que la película, aún abusando de tópicos y recursos fáciles, se deja ver agradablemente como película de aventuras, manteniendo con elegancia el espíritu de los juegos. En este caso, la versión cinematográfica sirvió para revitalizar el personaje y los juegos, que había caído en una peligrosa monotonía. Un buen trabajo de Angelina, acompañada por Daniel Craig, terminaría de cuadrar un producto convincente. Además, U2 compuso uno de los temas de la banda sonora, Elevation, que lanzado un tiempo antes del estreno, aumentó la popularidad y el “hype”.

Dos años después Angelina Jolie repetiría en una secuela, subtitulada La Cuna de la Vida. Esta vez dirigida por Jan De Bont, Lara Croft se veía inmersa en conspiraciones secretas y místicas consiguiendo una historia más que aceptable. Posiblemente sea mejor que la primera, con más acción, más Lara y más parajes exóticos. Tras este éxito, mucho se rumoreó de una tercera parte que nunca llegó a rodarse, quizá por la negativa de Angelina a repetir el papel.

La saga de juegos Tomb Raider comenzó en 1996, gracias a Core y Eidos Interactive. Se estrenó en Saturn y pronto saltó al PC y a la todopoderosa entonces Playstation. Fue uno de los primeros títulos en aprovechar entornos 3D reales (como Super Mario 64) y uno de los primeros, también, en incluir una trama cinematográfica interactiva de carácter adulto. Disparos, exploración, plataformas, enemigos gigantescos (ay! Ese Tyranosurio…) y entornos enormes para explorar libremente… una delicia para la época. Las posteriores entregas repitieron la fórmula, una y otra vez hasta agotarla igual que se agota una fruta al exprimirla. El problema era que Core no cedía en su manera de planificar el juego… y eso le llevó casi a la muerte de la saga. En 2013 planean reinventar el personaje, una Lara Croft más real (con menos carga poligonal en los pechos) y más joven protagonizando un juego donde prima la supervivencia. Hay quien dice que Tomb raider ahora se va a parecer a Uncharted, y no deja de ser curioso cuando Uncharted nació bebiendo de las premisas de un Tomb Raider.

RESIDENT EVIL
(Resident Evil (2002); Resident Evil2, Apocalipsis (2004); Resident Evil 3, Extinción (2007); Resident Evil 4, Ultratumba (2010); Resident Evil 5, Venganza (2012)

Paul W. S. Anderson volvió a realizar una versión de un videojuego. Esta vez eligió el pelotazo de los juegos de terror en consola, franquicia de Capcom, que usaba a los zombis como enemigos estandar. Usando un poquito de los juegos y un mucho de su propia imaginación, realizó una película justita que, si bien no colma lo que “pudiera haber sido”, tampoco supone una gran decepción: zombis, sangre, virus-t… y Milla Jovovich, interpretando a Alice, una superviviente del virus que obtiene espectaculares habilidades físicas tras ser expuesta a dicho virus. Esto supone la escusa perfecta para plasmar en pantalla las más vistosas peleas entre Alice y los monstruosos infectados.

Desde aquel 2002 que se estrenara la primera, ya son cinco los títulos que “aprovechan” (entrecomillado con toda la intención del mundo) el universo Resident Evil. Todas y cada una de ellas son una sucesión de efectos especiales espectaculares y Milla Jovovich haciendo acrobacias en slow motion. Bien es verdad que las películas son continuaciones directas, unas de otras, y se pueden ver seguidas como una gran historia, pero el argumento tiene tantas lagunas y tantos despropósitos que casi ni vale la pena, a no ser por el espectáculo que proporcionan. Algunos méritos que tienen, es recrear personajes de los juegos como Nemesis, Ada Wong, Wesker, Chris Reinfield, etc…

Saturn y Playstation fueron las plataformas elegidas por Capcom para hacernos pasar miedo. Resident Evil (Biohazard) llegó en 1996 con una espectacular intro y un argumento adictivo: manejas a Chris Reinfield, miembro de un equipo de operaciones especiales que debe descubrir qué ha causado la desaparición del equipo que le precedía. Como escenario, un caserón abandonado infestado de zombis y seres de pesadilla. Conseguía crear un estado de angustia constante, a base de sustos e imágenes escabrosas, pionero en aquel entonces. Los personajes eran poligonales y se movían por entornos 2D, con cámara fija… esto aumentaba la sensación de agobio pues la posición de la cámara siempre buscaba el ángulo muerto, o enfocaba un espejo misterioso…  Un juego genial que mantendría su frescura en las secuelas. La llegada de resident Evil 4 para GameCube y posteriormente PS2, Xbox, PS3, Wii, etc. supuso un cambio en la forma de jugar: ahora la cámara se situaba tras el hombro del protagonista y los gráficos, íntegramente en 3D, ganaron en espectacularidad. Muchos fans quedaron defraudados porque Capcom había abandonado el estilo de juego conocido como Survival Horror en favor de un juego de acción y disparos. Curiosamente, en ese título, Leon viejaba hasta el norte de España en busca de la hija del presidente estadounidense (¿?¿?).
Resident Evil 6 ha aparecido en octubre de 2012, dando un nuevo giro al juego pues ahora podemos vivir la aventura con tres protagonistas distintos y de distinta forma: Leon opta por el survival horror, Chris por la acción y Jake Muller por la supervivencia.

HOUSE OF THE DEAD. (2003)

¿Es necesario hablar de esta película? Uwe Boll dirigió este bodrio intragable en el que un grupo de jóvenes acude a una fiesta “salvaje” en una isla conocida como Isla de la Muerte. Con ese nombre no pueden encontrar allí más que zombis, violencia y muerte, aparte de un oscuro culto nigromántico. De entre todos los actores no sabría decir quien lo hace peor… quizá me quede con la agente de policía y su “convincente” muerte. Las imágenes reales se intercalan en ocasiones con imágenes directamente tomadas del juego. El colmo de la originalidad, vamos.

Otro éxito de las recreativas… a finales de los 90 pocos fueron los que no quedaron impactados cuando vieron un mueble arcade con dos pistolas de plástico con las que apuntar a la pantalla. Oleadas de zombis que aparecían de los lugares más inesperados y atacaban a zarpazos o mordiscos… por suerte se podía jugar “a dobles” y todo se volvía más fácil y divertido. Sega no desperdició el filón y convirtió el título en saga que llevó, también, a las consolas de sobremesa: Dreamcast, Xbox… y más recientemente PS3 con el divertido House of the Dead: Overkill, que tiene apariencia de película de los 70. Genial.

DOOM. (2005)

En 2005 Andrzej Bartkowiak dirigió la versión cinematográfica del popular videojuego de acción y terror. Uno de los pioneros del genero First Person Shooter (FPS). La película fue un rotundo fracaso comercial, lastrando las posibilidades y esperanzas de ver una segunda parte en marcha, como era intención de productores y responsables del proyecto. Karl Urban, The Rock, encabeza el cartel de  protagonistas y da vida a un Sargento, al mando de un grupo de asalto, que debe investigar unos extraños acontecimientos acaecidos en una lejana colonia situada en Marte. Mucho gore y poco argumento. Lo mejor del film será, posiblemente, la recreación de los monstruosos seres que ponen en aprietos a los soldados. Como curiosidad, el film recreaba en algunas escenas los movimientos típicos de cámara de los FPS: los espectadores vemos la acción como si fuéramos el protagonista. Original y curioso… pero innecesario.

En 1993 apareció el primer Doom, creado por John Carmack y programado por ID Software para Pcs y, posteriormente, para Super Nintendo. El éxito derivó en la salida de Doom2 al año siguiente, más tarde Doom 64, para Nintendo 64 y, con el tiempo, Doom 3 y varias conversiones para distintas consolas. El argumento del juego es similar al de la película: marines que van a una colonia marciana a investigar y el horror que allí en cuentan, fruto de los experimentos fallidos de alguna oscura corporación. A día de hoy, la franquicia se encuentra algo estancada, siempre con promesas de un futuro Doom, pero enfrascada en proyectos parecidos, como el reciente RAGE. Rage es, según John Carmack, una especie de “entrenamiento” para lo que será el futuro Doom 4.

ALONE IN THE DARK. (2005)

Uwe Boll regresó en 2005 a dirigir un proyecto cinematográfico basado en videojuego. En esta ocasión tuvo el valor de dirigir Alone in the Dark, un juego de culto. No hace falta adivinar que el resultado final fue funesto, pues el film no conseguía absolutamente nada de lo que se podía esperar. Ni terror, ni sustos ni, lo más importante, el menor respeto por el juego precursor de los Survival Horror. Ni siquiera Christian Slater en el papel de Edward Carnby conseguiría darle un puntito de calidad. Una lástima.

Infogrames creó el primer Alone in the Dark allá por 1992. Uno de los primeros juegos de terror e investigación que aparecieron en los Pcs. El juego, que bebe directamente de las novelas de Lovecraft, nos permitía elegir entre dos personajes: Emily Hartwood o Edward Carnby, detective privado. Este último ha seguido en las posteriores entregas, de calidad irregular. La última de ellas, titulada Alone in the Dark-Inferno, aparecida para todas las consolas y Pcs, llevó malas críticas por su irregular acabado y sus múltiples bugs. Sin embargo, las últimas versiones, las de Xbox-360 y PS3, que depuraban la mayoría de estos fallos y daban lugar a un juego más que decente, padecieron las críticas de esas primeras versiones defectuosas y fue un título que pasó, injustamente, sin pena ni gloria. Tremendo fracaso ha dado con la desaparición de la franquicia… hasta el momento.

SILENT HILL
(Silent Hill, 2006; Silent Hill: Revelation 3D, 2012)

Pocos discuten que este es el mejor film que jamás se ha rodado inspirado en un videojuego. Los creadores, enamorados del juego, propusieron el proyecto a la misma Konami y rogaron para que le dieran luz verde. Y se nota ese respeto y ese cariño en cada fotograma, en cada detalle. Los que nunca lo habían jugado encontraron una película de terror entretenida y original… los fans de la saga, podíamos ver decenas de detalles extraídos de ese opresivo y agobiante pueblo: escenarios, personajes, enemigos… todo era exactamente igual que en el juego, pero lo estabas viendo en pantalla. Un logro que se tradujo en críticas positivas y en una continuación, de reciente estreno y que, según las imágenes que se han ido filtrando, continuará con ese respeto y reverencia hacia una de las mejores sagas de la historia.

Keiichiro Toyama diseñó el primer Silent Hill para Konami, en 1999, para la Playstation. Un survival horror que llegaba para rivalizar con el todopoderoso Resident Evil. La diferencia estribaba en el sistema de juego: en Silent Hill primaba el sigilo, la investigación y la ambientación, clave para la personalidad del juego. Los enemigos y las situaciones eran algo más escabrosas que en el juego de Capcom y el protagonista era “una persona normal”, lejos de esos marines super-preparados y acostumbrados a la acción. El segundo Silent Hill no mantuvo el nivel del primero… lo elevó a la enésima potencia!! Con la mejora gráfica del cambio de consola (de playstation a PS2) se logró un realismo mayor y un argumento más profundo. Personajes como Cabeza de Pirámide llegaron con este juego y se instalaron directamente en nuestro subconsciente: ¿Habéis jugado solos, a oscuras, el Silent Hill 2 y habéis visto la escena de presentación de ese maldito? Entonces ya sabéis de lo que hablo.
Aunque el listón estaba muy alto, Silent Hill 3 y 4 (the room) mantuvieron una calidad similar. En la actual generación de consolas no han estado igual de acertados, sin embargo el último título en aparecer (Silent Hill: Downpour) posee uno de los argumentos más maduros de toda la saga y unos sustos antológicos… desgraciadamente la cantidad de bugs que tiene el juego han permitido a los medios especializados atacar el título de forma tan salvaje como injusta.
El próximo en aparecer será Silent Hill: Book of Memories, para PsVita. El sistema de juego cambiará aquí, optando por el cooperativo online y estrenando vista cenital (vista aérea).

FORBIDDEN SIREN. (2006)

Película japonesa de terror que no llegó a nuestro país… y ni falta que hace. Guarda algunas similitudes con el juego, aunque pocas, siendo ese su mayor problema. Y es que Forbidden Siren, Sairen en el original, se disfruta solo cuando bebe directamente del folklore terrorífico que el juego recrea. Cuando vivimos con los protagonistas el agobio y la tensión que provoca el acoso constante de seres de ultratumba. Estos seres, los shibitos, una especie de zombi, están genialmente recreados. Pero todo el interés de la película acaba ahí.

Forbidden Siren y su secuela aparecieron para PS2, franquicia de Sony. Posteriormente lanzaron un remake para PS3, titulado Siren Blood Curse. Son juegos indispensables para los amantes de las aventuras de terror. Su atmósfera, su tensión y sus momento opresivos y angustiosos no los recuerdo más que en unos pocos títulos. Los shibitos, esos extraños zombis de ojos ensangrentados, te persiguen por los escenarios sin descanso… entre risas o llantos o gemidos… Pero uno de los rasgos exclusivos del juego, también es su mayor lastre: la extrema dificultad. Y es que los shibitos no mueren nunca. Como mucho los puedes dejar inconscientes unos segundos, que ellos se volverán a levantar y reanudarán la búsqueda. El jugador solo puede esconderse y rezar… y eso, constantemente, llega a ser tan agobiante que acaba por desesperar.

DEAD OR ALIVE. (2006)

Cori Yuen dirigió en 2006 la adaptación al cine de este juego de lucha, caracterizado por las bellas señoritas que lo protagonizan: Tina Armstrong, Kasumi, Ayane, Helena Douglas…  Las interpretaron, respectivamente, Jaimy Pressly, Devon Aoki, Natassia Malthe, Sarah Carter… Película muy apta para jóvenes de hormonas alteradas y vouyeres en general, pues al igual que el videojuego se trata de una serie de enfrentamientos entre chicas ligeras de ropa y con mucha habilidad en el arte de “repartir palos”. Más allá de ese entretenimiento la película no aspira a nada más, consciente de lo que puede ofrecer, sin tomarse nunca en serio a sí misma. Esto motiva que el espectador no pueda enfadarse con ella, como pasa con otras que hemos repasado, pues ofrece exactamente lo que promete.

El primer Dead or Alive apareció en 1996, desarrollado por Tecmo y el Team Ninja, y creado por un viejo conocido en esto de los videojuegos: el señor Itagaki. De los salones recreativos pasó a la Sega Saturn y de allí al resto: Playstation, Dreamcast, la primera Xbox…  Se trata de un juego de lucha protagonizado por ninjas y mujeres exuberantes. A cada entrega y conforme aumentaba la potencia de las máquinas, las “exuberancias” de las luchadoras eran tratadas con más detalle, llegando a idear un motor especial para recrear el movimiento bamboleante de los enormes pechos de las luchadoras. Como suena. En el último Dead or Alive, aparecido recientemente, siguen empeñados en que los jugadores masculinos pierdan combates por no fijarse bien en los golpes del rival… para enojo y cólera de grupos feministas y conservadores (que los hay, que han levantado revuelo con este tema!).

HITMAN. (2007)

El 21 de noviembre de 2007 se estrenó una de las mejores películas de las que aquí vamos a hablar.  Dirigida por Xavier Gens, vemos a Timothy Olyphant interpretando al glacial Agente 47, Hitman. Otorgándole al film un ritmo siempre creciente se consigue trasportar a la pantalla el sistema de juego tan personal que este título tiene. El sr. Olyphant clava al personaje y Olga Kurylenko le da ese toque femenino que equilibra y encaja perfectamente con el personaje asesino Agente 47. El argumento es fluido y se deja seguir sin caer en tramas fáciles ni en tópicos, algo que gustará no solo a los fans del juego sino también al posible espectador aficionado al cine de acción. Podemos decir que mantiene un equilibrio adecuado entre videojuego y pelicula. Además, tiene algunos guiños simpáticos y originales que los aficionados encontrarán divertidos.

La serie Hitman inició su andadura en el 2000, para Pcs. Cuatro entregas desde entonces, aparecidas también en videoconsolas, que han sabido mantener el estilo de juego original: manejamos al Agente 47 en los encargos de asesinato que debe realizar. Para ello podemos utilizar muchas y variadas opciones: el sigilo, el disfraz, envenenamientos, acción directa, como francotirador… las opciones son tan variadas como divertidas. IO Interactive está a punto de lanzar el último título de la saga, Hitman: Absolution, que vistos los tráilers e imágenes previas, parece mantener el espíritu jugable e, incluso, aprovechar la potencia actual de las máquinas para llevarlo todo al límite.

DUNGEON SIEGE
(En el nombre del rey, 2007)

Uwe Boll es un director maldito para los aficionados al videojuego. Una vez más destrozó lo que podía haber sido una estupenda película fantástica… pues argumento tenía de sobra para extraer de los capítulos de uno de las sagas roleras más admiradas. Protagonizada por Jason Statham, las escenas de acción brillan por su ausencia… algo inaudito con este actor en pantalla. El argumento no puede ser más tópico en este tipo de historias: granjero anónimo que por motivos de honor, venganza, etc. entra en lucha y acaba convirtiéndose en el héroe del reino.

Dungeon Siege es un videojuego de rol, de corte medieval, que llegó a los Pcs en 2002, desarrollado por GasPowered y Microsoft. Su vista isométrica y su sistema de combate le hacen rival directo de Diablo. Como los aficionados a la fantasía épica y los videojuegos suelen ser un mismo ser, el título pronto ganó adeptos. Con el tiempo salieron más títulos, con el incentivo del juego cooperativo y buenos y profundos guiones, siendo Dungeon Siege III el último en aparecer (Pcs, PS3, 360…). Incluso acabó llegando a la PSP, aunque su medio natural fue y sigue siendo hoy día el Pc.

MAX PAYNE. (2008)

Esta película se estrenó a finales de 2008, varios años después de ser anunciada… y es que el videojuego en el que se inspira tiene un enfoque puramente cinematográfico y un argumento adulto y consistente, por lo que no resultó extraño que se quisiera llevar a la gran pantalla. Mark Walhberg interpreta a Max Payne, un deprimido policía que busca cerrar el caso de la muerte de su familia. Si bien la película comienza con fuerza, se va deshinchando ella sola conforme avanza la trama y parece que los responsables del film no terminen de atreverse a reflejar todo lo que el videojuego da. Aún así, es de visionado recomendable si eres aficionado al cine de acción policial.
Curiosamente podemos ver también aquí a la actriz Olga Kurylenko, representando casi el mismo papel que trabajó en Hitman.

Remedy lanzó en 2001 para PC este videojuego que pasará a la historia por varias razones. Una de ellas es su marcado argumento de novela negra, policial… donde se entretejen aspectos criminales y pseudo-paranormales. Pero lo más llamativo del juego fue la implementación en el mundo del videojuego de lo que se conoció como “Bullet Time”, esa extraña ralentización del tiempo que se vio en Matrix. Durante los tiroteos, el jugador podía usar por tiempo limitado este “poder” y conseguir que Max Payne esquivara las balas y acabara con los enemigos. El efecto conseguido era divertido a la vez que espectacular, todo un goce contemplar las balas volando a cámara hiperlenta alrededor de nuestro personaje.
El juego apareció poco después para consolas y, su secuela, apareció para todas las plataformas. Este 2012 ha publicado Rockstar la tercera parte de la saga, donde vemos a un Max Payne más maduro y castigado por los sucesos de los anteriores juegos. El argumento de corte adulto con las conspiraciones de fondo se mantiene como norma de la casa, amén del ya mítico Bullet Time.

THE KING OF FIGHTERS. (2009)

Una coproducción china y norteamericana estrenada en 2009 y dirigida por Gordon Chan, habitual de las películas de Jet Li, apostando muy fuerte por este clásico de los juegos de lucha. La película pone empeño en gustar a los amantes del cine de artes marciales, pero descuida a los fans de la saga ya que no va más allá de imitar la estética de los personajes, descuidando todo lo demás: los poderes y golpes especiales, los romances entre personajes, etc. Esto, sumado a un argumento típico, le valió recibir la ira de los fans… quizá ya cansados de tanta adaptación fallida de tantos juegos de lucha (y aún queda uno!). La película, que no ha sido estrenada en nuestro país, puede verse por youtube, subtitulada al castellano. Solo por curiosidad vale la pena.

The King of Fighters, KOF para los amigos, es el juego de lucha representativo de la fracasada consola portatil NeoGeo. Desarrollada por SNK, la saga reunía a varios personajes de la casa con otros nuevos. El estilo de juego y su cuidada jugabilidad le hizo ganar adeptos y consiguió mantenerse viva a pesar de la desaparición de su consola “madre”. Desde 1994, la saga a contado con un título por año hasta el 2003 que pasó a ser numerada, siendo The King of Fighters XI el primero que prescindía del año en la carátula. Todas las consolas han recibido su versión, PS2-PS3-360 y todas las portátiles, móviles, iphone, etc.

PRINCIPE DE PERSIA. (2010)

2010. llegó la todopoderosa Disney a esto de las adaptaciones de videojuegos. La elección no podía ser más adecuada, Prince of Persia, pues tanto personajes como ambientación se prestan a recrear típicos pasajes Disney. Mike Newell, responsable de una de las partes de Harry Potter, fue el encargado de dirigirla. Una superproducción que tomaba como base el guión de las aventuras del príncipe en los juegos de PS2 y PSP: Prince of Persia: las arenas del tiempo.
Como película de aventuras, funciona. Y es que el videojuego se presta al espectáculo, a las acrobacias del protagonista y a las aventuras orientales con elementos místicos. Tampoco se puede sacar más de un juego en el que priman las plataformas, los puzzles y, en menor medida, los combates… Así que el aficionado puede estar contento con el resultado final, viendo las otras producciones que han llegado a la gran pantalla. La responsable del juego, Ubisoft, no debió quedar muy decepcionada con el resultado, pues ya trabaja con Disney para llevar al cine otra de sus franquicias estrella: Assassin Creed.

El Príncipe de Persia original era un juego de plataformas, de scroll horizontal, que apareció a principios de los 90. Rápidamente ganó fama y fans, ya que era de los pocos juegos que tenía su curva de aprendizaje y dificultad cuidada con esmero (lo mismo que le pasa a Super Mario!).
Pero la verdadera fama le llegó con el estreno de la saga “Las Arenas del Tiempo”, compuesta por cuatro títulos aparecidos entre 2003 y 2005 para todas las consolas y Pcs. Utilizando gráficos poligonales en 3D y escenarios de bella factura, nuestro príncipe debía restablecer el orden alterado por la fuga de una extraña fuerza destructiva que controlaba el tiempo. Gracias a la daga que poseíamos, también nosotros éramos capaces de controlar pequeños periodos temporales. Esto supuso toda una revolución, pues nos permitía volver a repetir saltos fallados, ataques no esquivados, etc.
En 2008 Ubisoft lanzó un juego de hermosa factura, usando la técnica del Cell Shading (con aspecto de dibujo animado), que cambiaba a los protagonistas y la historia pero mantenía la facultad de “manipular” el tiempo.
El último en salir, Las Arenas Olvidadas, en 2010, fue lanzado a raíz de la película. Aunque intentaba recuperar el espíritu de la saga de 2003, recibió en general muy malas críticas.

DEAD RISING
(Zombrex Dead Rising Sun, 2010)

Producida por Capcom y dirigida por Keiji Inafune, fue lanzada directamente en Xbox Live. Aunque intenta atrapar el espíritu del videojuego, nunca lo consigue… parece mentira que el señor Inafune sea el creador de la saga, el resultado del film es tan malo que ni siquiera se parece al juego aparecido en Wii.
A día de hoy, se puede ver también, gratuitamente, en su web oficial, dividida en tres partes y con comentarios iniciales del propio director.
Ahí va el enlace para los valientes… PELICULA DEAD RISING 2

Dead Rising se lanzó para Xbox 360 en verano del 2006. Manejábamos al fotógrafo Frank West, atrapado en el centro comercial de un pueblo y asediado por legiones de zombis. La “gracia” del juego era cumplir las distintas misiones y sobrevivir hasta la llegada del equipo de evacuación. Cada misión era una auténtica cuenta atrás y, para colmo, el juego no nos permitía grabar la partida más que en puntos muy concretos y alejados. Este aspecto fue grandemente criticado y se solucionó en su segunda parte, lanzada en 2010 para PS3, 360 y Pc. Cambiaba el protagonista, pero el modo de juego “contra-reloj” se mantenía. Capcom también ha publicado una versión de Dead Rising 2 en la que Frank West es el protagonista, subtitulada Off the Record.
De la versión de Wii mejor no hablamos… quería ser como la de 360, pero la falta de potencia limitaba todo lo divertido que tenía el original.

TEKKEN. (2010)

Muchos somos los que disfrutamos de Tekken en nuestras Playstation. A ellos les digo: “No la veáis!!” No se me ocurre como se puede hacer peor una película: no respeta la historia, ni los personajes, ni nada… Los combates son aburridos y el ritmo del film es para llorar. Ni siquiera en EE.UU. llegó a estrenarse en salas y aquí, en España, su estreno se produjo de la forma más triste imaginable: en un canal de TV por cable.
Solo animo a los aficionados a que vean alguna secuencia del film, por un motivo: para morirse de risa al ver la recreación que se hace de Heihachi Mishima.
Ni director ni actores ni nada merecen que perdamos una linea más.

Tekken es una franquicia de juegos de lucha, desarrollados por Namco, que debutó en 1994 en Playstation. La fama llegó con la segunda parte y su crecimiento exponencial en sistema de juego, desarrollo de personajes y gráficos. Toda una legión de seguidores disfrutaban de las épicas batallas entre Heihachi, Paul, Nina Williams, etc.
Con las nuevas consolas aparecerían más y mejores títulos de Tekken. Tras el grandioso Tekken 3, apareció en el 99 el Tekken Tag Tournament. Con más de 38 personajes seleccionables, se convirtió en la sensación del momento.
Tekken 6 y Tekken Tag Tournament 2 han sido los últimos en aparecer, además de un curioso cruce entre compañías: Street Fighter x Tekken.

      LEVEL FIVE: LO QUE VENDRÁ  

Los proyectos cinematográficos futuros que toman como base algún videojuego son muchos, muchísimos. Algunos siguen en estudio y aún permanecen como rumores, más o menos, consistentes. Se hable de Uncharted, Halo, Mass Effect, otro Tomb Raider, Bioshock, el profesor Layton, etc. Pero ya conocemos, de buena mano, gran cantidad de proyectos firmes y, en muchos casos, ya en avanzada producción.

Algunos de los que más suenan son: God of War, cuyos guionistas Patrick Melton y Marcus Dunstan, ya han realizado varias declaraciones en las que dan pistas sobre el argumento. Recordemos que son los responsables de películas como Saw. Metal Gear Solid, el mismo creador del juego, el señor Kojima, aseguró que estaría encima del proyecto… como a él le gusta. Assassin's Creed, tiene a Michael Fassbender como protagonista y recreará las aventuras de Assassin's II, donde el protagonista era Ezzio Audittore. Monster Hunter, en este proyecto tenemos implicado al responsable de las adaptaciones de resident Evil, Paul W. S. Anderson.

Para tranquilidad del aficionado, parece que todos estos futuros filmes cuentan con una producción seria y comprometida. Esos deslices del pasado pueden, ojalá, quedarse como una anécdota. Personalmente, confío en que esto será así ya que la industria “videojueguil” parece haber alcanzado la madurez y ganado el respeto de su hermana mayor, el cine. Además, los proyectos que no han sido cuidados han sufrido el castigo del público: han sido justamente olvidadas e ignoradas por unos usuarios que juegan con sus consolas y se divierten… y no por ello son estúpidos.

Veamos, pues, con confianza, el futuro de este género cinematográfico y esperemos que, cada vez más, los creadores originales trabajen codo con codo en ambas industrias. Si se hace bien, ambos formatos, cine y videojuegos, tienen mucho que ofrecer. 

                                                                    

                                                                  GAME OVER

Sobre Giacco

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

spidey

Spider-man Homecoming, primer tráiler oficial en español

Por fin ha llegado el momento de ver el primer tráiler de Spider-man Homecoming… anunciado ...

parasyte-2-cover

Crítica: “Parasyte 2”, cambios por dentro y por fuera.

Después de leer el primer volumen de Parasyte, reseñado aquí, y mucho tiempo esperado, nos moríamos ...