Home » Cine » Reportajes de cine » La distopía del mes (XXVIII): Dredd
dredd portada

La distopía del mes (XXVIII): Dredd

Dredd (2012) es una adaptación cinematográfica del personaje de cómic homónimo. Existe una conocida versión anterior, protagonizada por Sylvester Stallone, Juez Dredd (Judge Dredd, 1995), destrozada por crítica y público, así como por los fans de la serie de comics.

 

El director

Pete Travis es un directo de cine británico, conocido por En el punto de mira (Vantage Point, 2008) o Endgame (2009). Estamos ante un director con una carrera en plena ascensión, ya que demuestra su talento con cada obra que realiza, por lo que las ofertas de trabajo continúan. Su primer trabajo tras las cámaras fue el cortometraje Faith (1997), el cual le fue abriendo puertas a posteriores trabajos, tanto en cine como en televisión. Aunque si bien es cierto que Dredd está planificada como una trilogía, Travis ha declarado que no desea dirigir una segunda entrega. Una pena.

 

dredd 3

La trama

En un futuro cercana, la radiación ha asolado Norteamérica. Una única ciudad se extiendo a lo largo de la costa este: Megacity 1. La elevada delincuencia es aplacada por una figura que es agente de la ley, juez, jurado y verdugo. Dredd es uno de estos jueces, que imparte la ley y aplica las penas de una forma implacable.

dredd 2

La distopía

En este caso, estamos ante una distopía postapocalíptica. Toda la población se concentra en una megaciudad.  Fuera de ella, un desierto radiactivo. Dentro, índices de criminalidad  elevados hacen que la población viva con miedo e inseguridad. Los jueces no son capaces de atender todas las llamadas de casos graves, por lo que muchos delitos quedan impunes. Es una sociedad perversa, asfixiada y donde la corrupción se infiltra por cada poro. Bienvenidos al infierno.

dredd 1

La crítica

Para poner en situación al espectador, la voz en off de Dredd dibuja el contexto acompañada de unas imágenes panorámicas de la ciudad que ya ponen de relieve el espíritu de la película.  Las imágenes de los megabloques dejan al espectador boquiabierto. El diseño es espectacular, y el realismo indiscutible.

Una de las características más notables es la fotografía. Es oscura, con predilección hacia los colores típicamente crepusculares, pero posee una gama de color que recuerda a Desafío Total (Total Recall, 1990) de Verhoeven. En cuanto al diseño de la arquitectura, los objetos, los uniformes… todo tiene un aspecto de viejo y usado, algo muy típico de Neil Blomkamp, director, entre otras películas, de Distrito 9 (District 9, 2009). Estas características de fotografía y diseño confieren a Dredd una dosis de realismo en una proporción necesaria para darle mayor credibilidad.

Travis utiliza unos planos y construye unas secuencias que son atípicas. Utilizando una justificación del guión, Dredd muestra unas imágenes a cámara superlenta durante momentos de acción que pueden presumir tanto de calificación gore como de poseer una belleza increíble. Además, la cámara en constante movimiento y un edición bien ejecutada confieren al metraje un ritmo trepidante.

La música elegida es perfecta para Dredd. Música electrónica, con sintetizadores graves y ásperos, ayudan a marcar un estilo futurista y acompañan perfectamente las escenas de acción.

Karl Urban se pone bajo la piel de Dredd.  La máscara del juez pone a prueba a Urban, que debe dejar recaer la interpretación en los gestos de los labios y la entonación de la voz. Y es necesario decir que sale airoso del reto. El actor neozelandés, conocido por sus papeles en El señor de los anillos: Las dos torres (The Lord of the Rings: The Two Towers, 2002) o Star Trek (2009), tiene en su haber una filmografía muy irregular, con obras memorables y otras olvidables. Es por eso que es muy difícil predecir a este actor, ya que puede protagonizar desde una buena película a cualquier bodrio.

Lena Headey, conocida por 300 (2006) y famosa por dar vida a Cersei Lannister en la serie Juego de Tronos, encarna a la villana de Dredd. Tiene un papel muy difícil, y, aunque aprueba, hay algo en ella que no acaba de convencer. Desconocemos si se debe al perfil de este personaje, ya que es excesivo y decadente,  muy alejado de la villana fría y calculadora con la que la actriz ha demostrado estar más cómoda.

Dicen los fanáticos de la figura de Dredd que esta película le hace justicia. Lo que está claro es que el personaje “engancha” y el espectador, seguramente, querrá conocer más historias de Megacity 1. Además de muy entretenida, Dredd es oscura, violenta y distópica, y por lo tanto, se convierte en una película imprescindible para los amantes del género.

 

Sobre La morsa verde

avatar
Amante de la ciencia ficción, el terror y la fantasía, tanto en versión cinematográfica como literaria.

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

ISLA PORTADA

La distopía del mes (XLVII): La Isla

La Isla (The Island, 2005) es una película dirigida por Michael Bay y protagonizada por ...

Scanner Portada

La distopía del mes (XLVI): A Scanner Darkly

  A Scanner Darkly (2006) es la adaptación cinematográfica de la novela de Philip K. ...