Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Harley Quinn. 1”, los villanos también tienen sentido del humor.
Harley

Crítica: “Harley Quinn. 1”, los villanos también tienen sentido del humor.

El personaje de Harley Quinn nació en la serie animada de TV, gracias a Paul Dinni y Bruce Timm. Esta psiquiatra, Harleen Frances Quinzel, estaba empleada en el Asilo Arkham y que quedó subyugada y enamorada por el Joker, al que ayudó a escapar. Este la arrojó a los mismos residuos tóxicos que palidecieron su piel y quebraron su mente. Desde entonces a ejercido como su compañera/novia inseparable y fue tanto su éxito que pasó directamente no solo al cómic, sino a todos los medios posibles... pues la hemos visto en la serie de videojuegos Batman Arkham. El Universo de…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Argumento
Edición

Humor superheróico

Resumen : Un cómic divertido siempre, pero intrascendente también.

Valoraciónes : 4.35 ( 1 votos)

El personaje de Harley Quinn nació en la serie animada de TV, gracias a Paul Dinni y Bruce Timm. Esta psiquiatra, Harleen Frances Quinzel, estaba empleada en el Asilo Arkham y que quedó subyugada y enamorada por el Joker, al que ayudó a escapar. Este la arrojó a los mismos residuos tóxicos que palidecieron su piel y quebraron su mente. Desde entonces a ejercido como su compañera/novia inseparable y fue tanto su éxito que pasó directamente no solo al cómic, sino a todos los medios posibles… pues la hemos visto en la serie de videojuegos Batman Arkham.

El Universo de los Nuevos 52 se le ha resistido un poco, todo hay que decirlo, aunque tiene un papel destacado como miembro del Escuadrón Suicida y, ahora, por fin, llega el momento de concederle el protagonismo que estaba pidiendo, con su propia serie. Serie que ECC ha decidido presentar en tomos, el primero de los cuales es el que hoy traemos y que aglutina los números cero a 8 de su colección.

Amanda Conner y Jimmy Palmiotti se encargan del argumento y el guión (Amanda, además, realiza las estupendas portadas), mientras que el dibujo está a cargo de Chad Hardin.

Harley ha recibido la propiedad de un inmenso inmueble, heredado de un paciente agradecido, de esos locos que trató en Arkham cuando ejercía de psiquíatra. Un espacioso sitio donde vivir, inquilinos amables a los que cobrar el alquiler y un singular circo donde trabajan esos mismos inquilinos… todo eso hereda nuestra protagonista. Bueno, todo eso… y los gastos que ello conlleva: impuestos, rentas, derramas, deudas… Esta simpática desequilibrada deberá afinar su ingenio para conseguir el dinero suficiente y reflotar la económicamente maltrecha propiedad que acaba de adquirir. Por si esto fuera poco, alguien ha puesto precio a su cabeza y un nutrido grupo de mercenarios, dispuestos a cobrarla, quieren acabar con ella y la emboscan y sorprenden en los sitios y momentos más inesperados. Pero Harley no está sola en esta su nueva vida… cuenta con viejos amigos, como Hiedra venenosa (y con la que mantiene una ambigua relación) o nuevos amigos, como todos los simpáticos inquilinos, en especial Big Tony. Que grande! No puedo olvidar uno de los mejores personajes que aparecen en el tomo… Syborg. Y es que Harley consigue trabajo en un geriátrico y allí entabla amistad con varios ancianos, uno de ellos este ex-espía que demuestra estar aun más pirado que nuestra querida Harley Quinn.

harley-quinn-1-singing

Nada en este cómic va en serio. De principio a fin es una broma continua. Y eso es algo que lo convierte en un producto muy divertido, pero que también juega en su contra, porque tenemos 200 páginas de pura frivolidad, sin ningún peso ni sustancia. Pasa algo parecido a esas comedias americanas que suceden un gag tras otro y que, vale, son divertidas… pero 90 minutos de gags pueden llegar a ser excesivos.

Pero si de locuras hablamos, debemos detenernos en el número cero… elaborado por una docena de artistas (incluyendo un dibujante nobel, ganador del concurso creado para la ocasión) que llevan la sensación de locura al leer el cómic hasta cotas máximas. aun así, es un placer ver a Adam Huges, Walter Simonson, Sam Kieth…

Chad Hardin, el dibujante regular de la serie, hace un trabajo brillante. Casi no utiliza el dibujo caricaturesco al que se presta el título, sino que se inclina por el corte más realista que, llevado a las absurdas situaciones que se suceden, resulta todavía más irreal que el estilo no utilizado. Personajes muy bien dibujados y definidos y unos nuevos decorados por los que Harley se mueve que llegan a hacersenos familiares gracias al gran dibujo de Hardin. Reconocemos de un vistazo el apartamento de Harley, su ático, el geriátrico, los exteriores…

Sin revelar más trazas argumentales, diremos que hay bromas muy divertidas y parodias muy bien puestas donde incluso los autores se burlan de sí mismos con sano sentido del humor. Sin duda te hará soltar la carcajada en más de una ocasión, pese a que también, en alguna ocasión, te preguntarás que más puede aportarte este vol. 1 de Harley Quinn. Poca cosa más, aparte de diversión… aunque eso no es baladí!

Recomendable para los fans del personaje (ojo, aquí el Joker, “mi pastelito”, no sale para nada!) y para lectores que quieran subirse a una serie divertida y sin complejos. Sin más. De vez en cuando no está de más dejarse llevar por la locura que destila la encantadora Harley Quinn y este cómic, hecho a su imagen y semejanza.

harley_quinn_1

 

Sobre Giacco

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

udcrenacimiento

Crítica: “Universo DC. Renacimiento”, nueva etapa con sorpresas.

Tendemos a pensar que Renacimiento es un nuevo Universo DC y no es así en ...

Flash_13

Crítica: “Flash 13”, veloz hacia el final.

No deja de sorprenderme el inmenso parecido argumental que guarda esta serie con la versión ...