Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: Los leones de Bagdad, de Brian K. Vaughan y Niko Henrichon
untitled133

Crítica: Los leones de Bagdad, de Brian K. Vaughan y Niko Henrichon

A estas alturas de su producción, podríamos hablar de dos Brain K. Vaughan, el autor de series largas o el de series cortas. En las primeras se toma su tiempo para dar y decir todo lo que guarda, se aprovecha del entorno, situaciones y tramas creadas para repartir entre sus personajes debates internos que guarda, y que no es otra cosa que sus propias reflexiones sobre un montón de parcelas vitales y cotidianas: amor, madurez, vejez, muerte, debilidad, familia, sociedad, política, economía, etc. Todos los interrogantes que arroja la vida se recopilan en las por ahora las tres sagas grandes…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

No tendrá adaptación musical

Resumen : A través de esta fábula, conoceremos el capítulo del diario mental de Vaughan centrado en la guerra

Valoraciónes : Sea el primero!

A estas alturas de su producción, podríamos hablar de dos Brain K. Vaughan, el autor de series largas o el de series cortas. En las primeras se toma su tiempo para dar y decir todo lo que guarda, se aprovecha del entorno, situaciones y tramas creadas para repartir entre sus personajes debates internos que guarda, y que no es otra cosa que sus propias reflexiones sobre un montón de parcelas vitales y cotidianas: amor, madurez, vejez, muerte, debilidad, familia, sociedad, política, economía, etc. Todos los interrogantes que arroja la vida se recopilan en las por ahora las tres sagas grandes del autor: Y, el último hombre, Ex Machina y Saga. ¿Y en las cortas? Pues también, y ahí es donde radica la trascendencia de este autor, en mi opinión, que cuenta eso aunque en menor medida al ser el formato más reducido y por tanto con menos espacio para expresarlo todo. Lo que ocurre es que para contar todo lo que uno tiene sin la seguridad que ofrece una serie de 55-70 números se hace imposible. A no ser que seas el señor Vaughan. Porque si en las grandes puede usar a sus creaciones para lanzar un montón de cuestiones, en las “igual de grandes” pero más cortas el montón se queda en un puñado como es lógico, pero la huella queda marcada. Resultado, que hasta la fecha y salvo algún encargo muy puntual de alguna de las grandes bastante decepcionante (Ultimate X-Men), personalmente no me he encontrado con una obra menor, con un trabajo puramente alimenticio hecho con el piloto automático.

imagesFWBW1X47

En esas que nos encontramos con la propuesta Los leones de Bagdad (2006, DC Cómics/Vértigo). Me imagino que las ideas o la inspiración de un escritor pueden surgir fruto de situaciones cotidianas: un recuerdo, un aroma, un sonido, un viejo álbum de fotos y porque no, el telediario o los periódicos. El caso es que conociendo una noticia que tuvo lugar en Irak recién iniciada la invasión del país por Estados Unidos donde unos leones se escaparon del zoo de Bagdad con motivo de un bombardeo, el escrito se saca de la manga, a través de cuatro félidos, precisamente los conceptos que mencionaba al principio: las reflexiones del autor sobre equis tema que nos ocupa todos los días. Y esto en formato reducido, porque estamos en presencia de un cómic bajo el formato de novela gráfica corta, apenas 134 páginas, conectando lo ya dicho sobre historia larga-historia reducida. ¿Y qué asunto de los que preocupa al autor vamos a conocer en esta obra?, ¿qué capítulo de su diario vamos a conocer?, leyendo lo anterior no hace falta decirlo. Pero vale, la guerra. Los conflictos armados en general y la guerra de Irak en particular. Y en vez de firmar un texto en un mundo imaginario donde la población esta constituida por animales antropomórficos y donde la súper potencia de ese lugar decide invadir una región gobernada por tiranos sanguinarios por cuestiones económicos y territoriales, aceptando la masacre de los que por ventura para los que promocionan la invasión tuvieron la mala fortuna de nacer donde estos apuntan y disparan, nos cuenta esa misma historia en el exacto lugar de los hechos a través de unos leones, un pájaro, un antílope, unos monos, una tortuga y un oso enorme y despiadado. Y no como si sustituyeran a los seres humanos dando por hecho lo que es el poder, el dinero y la guerra, sino en el contexto del reino animal, donde a través de un idioma ininteligible para los seres humanos estas criaturas se comunican exactamente como hacemos nosotros con nuestros congéneres, con absoluto desconocimiento del porqué de esa situación que rompe la vida tranquila, pero sin libertad que ofrece vivir en cautividad. En este sentido, la habilidad del escritor radica en mostrar las conclusiones de este grupo de animales ante lo extraño a través de una fábula en un entorno real y televisivo. Eso para los que viven encerrados, que los que viven en libertad tendrán más experiencia al respecto y darán buena cuenta de la realidad exacta de los hechos. Experiencia- Inexperiencia.

untitled5555 images11111

La trama no puede ser más sencilla: en Bagdad, iniciada la guerra de Irak, cuatro leones, dos machos (uno, un cachorro) y dos hembras, huyen del zoológico donde se encuentran con motivo de un bombardeo y transitan por la capital en busca de cobijo y alimento. Punto. La excusa perfecta para conocer de primera mano las reflexiones del escritor sobre el mal que hacen los hombres, sobre lo injusto que es un conflicto armado y sobre los motivos del mismo. En definitiva, la capacidad autodestructiva de la humanidad, y lo bien que se le da.

imagesPHTOBXXT

Pero ahí no queda la cosa, puesto que de manera intencionada los leones reflejarán diversos puntos de vista ante lo extraño. Zill, el líder, desde el conformismo; Ali, el cachorro, desde la curiosidad; Noor, la hembra joven, desde la oportunidad y Safa, la hembra mayor, desde el desencanto. Entre ellos, y con los animales con los que se irán encontrándose, la obra se convertirá en el observatorio bélico de Vaughan; el motivo por el cual se promueve la invasión, las referencias históricas bélicas en Oriente Medio, la destrucción para el entorno que producen las herramientas militares, la crisis humanitaria que provoca y el desastre material resultante.    

images666

Con todo, la obra se devora con el mismo apetito que tienen los protagonistas en la novela gráfica. Las reflexiones y metáforas que uno encuentra tanto en el sentido de la obra como por  la propia caracterización de los protagonistas y aquello que representan son muy potentes. A mi perecer la idea de contar una historia como esta desde la mirada de la ignorancia ante la guerra es una genialidad. Muchas serán las obras publicadas en situaciones de conflictos nacionales e internaciones que dejan huella. Muchísimas. Pero el enfoque en contar esas historias como en la que aquí se presenta, se me antoja muy original, porque no se trata de animales que sustituyen a personas, por lo que sería irrelevante a sus fines puesto que sería lo mismo, sino animales de documental del National Geographic que buscan respuestas a lo que le ocurre a la humanidad que conoce en su encierro. Y que la mirada de lo que acontece provenga de la inexperiencia de lo vivido, sería este concepto extrapolable a la visión ante lo extraño que pudiera tener un niño que no sabe lo que es que un hombre tenga que acabar con la vida de otro hombre. Aquí nos encontramos ante la guía oficial de lo que implica la guerra, sus causas y sus consecuencias para no iniciados en la vida: los inocentes. Pero no inocentes como término de quienes se encuentran en medio de dos frentes en conflicto (población civil) sino los inocentes desde el punto de vista de los que no saben que esas cosas pasan. Eso en lo que respecta a la guerra claro, como hecho desconocido. Otra cosa es la intrahistoria que encierran los leones en su idiosincrasia. Que en este caso, salvo el cachorro, de inocentes nada.

images444

Otro aspecto que destaco del autor y que no quería pasar por alto conociendo gran parte de su obra, es su exquisita sensibilidad. Ya la atisbé en Y, el último hombre, en Runaways y la ratifiqué en Saga. Pero esas son obras de más envergadura donde él puede enseñar escenas de gran impacto emocional al contar con más espacio para desarrollar las tramas donde se introducen esas ideas tan emotivas. Esta es de apenas 134 pags, pero a su pesar esos detalles los vemos con frecuencia. En un flashback demoledor de Safa, en la sorpresa constante de Ali, y en dos guiñazos a cierta historia disneyana protagonizada también por leones, que se ha convertido en un musical de mucho éxito.

imagesWIL9UKE1 imagesAV2QLDUP

Pasemos ahora a mencionar el apartado gráfico. Una historia como esta, para que llegue al lector en la forma que quiere el escritor, que parezca verosímil y natural que los animales tengan voz propia y que no choque que estos puedan desenvolverse como lo hacen en el entorno que les rodea, tiene que contar con un dibujante que le dé un aspecto muy realista. De ahí que el diseño de los animales sea muy preciso y que las panorámicas de Bagdad tengan el aspecto de las imágenes que pudiéramos ver en prensa y televisión. Y en esas no podemos pasar por alto la paleta de colores utilizada que refleja a la perfección la luz abrasadora de la tarde en la capital o un rojo crepuscular. El único problema es que es tan similar a la peli Disney antes referenciada que quizá pierda esa pizca de originalidad. Sí, parece la versión oscura de El Rey León.

images7PB7QG03

En lo que respecta a la edición española, es de destacar el extra que nos obsequia ECC Ediciones a modo de “cómo se hizo” con numerosos bocetos del dibujante. Es curioso conocer en palabras del autor como proyectó la obra y en que consistió el guión. Sobre todo por la descripción de los personajes donde detalla los reflejos sociales que quiere significar en torno a los leones y otros personajes.

imagesU536P4HR

En conclusión, considero que nos encontramos ante una obra muy importante, estremecedora, emotiva, y tan recomendable tanto para el más veterano como para el novel y curioso. Y sobre todo, lo más destacable a este respecto. Para todos los públicos. Para todos.

imagesyyy

Los leones de Bagdad. ECC Ediciones. Rústica. 168 páginas. Fecha de edición: Mayo de 2015.

untitled555555

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

img-20161124-wa0000

Crítica: “SON GOKU, El Héroe de la Ruta de la Seda vol. 2”. De Dioses y Monstruos, pero totalmente desatados

Ya quedó claro en el volumen anterior que esta obra está destinada a veteranos de ...

images6

Crítica: “SCALPED Libro Dos” Homicidio en primer grado

Scalped es la última obra que recuerda algo que el tiempo había enterrado hasta convertirlo ...