Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Los Muertos Vivientes 23. De Susurros a Chillidos”
los-muertos-vivientes-n-23-de-susurros-a-chillidos

Crítica: “Los Muertos Vivientes 23. De Susurros a Chillidos”

El volumen 23 publicado por Planeta Cómics incluye los números 133 a 138 de la serie original americana y continúa directamente los acontecimientos vistos en el anterior volumen, de tal forma que tenemos a un Carl algo más crecidito (pero que no se quita el sombrero de cowboy) intentando emanciparse lejos de su sobreprotector padre, convertido ya en todo un líder. El primogénito de Rick es el verdadero protagonista de estos números, que están dedicados a hacer crecer un poco a este, hasta ahora, eterno niño, atragantado a muchos seguidores. Vamos a ser testigos de un crecimiento personal algo forzado,…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Carl se hace mayor

Resumen : Tomo poco trepidante pero necesario para desarrollar nuevas y futuras tramas en las que Carl toma el protagonismo

Valoraciónes : Sea el primero!

El volumen 23 publicado por Planeta Cómics incluye los números 133 a 138 de la serie original americana y continúa directamente los acontecimientos vistos en el anterior volumen, de tal forma que tenemos a un Carl algo más crecidito (pero que no se quita el sombrero de cowboy) intentando emanciparse lejos de su sobreprotector padre, convertido ya en todo un líder.

El primogénito de Rick es el verdadero protagonista de estos números, que están dedicados a hacer crecer un poco a este, hasta ahora, eterno niño, atragantado a muchos seguidores. Vamos a ser testigos de un crecimiento personal algo forzado, ya que su entrada en la adolescencia vendrá marcada por el descubrimiento del amor, en todos los sentidos, por la llegada de una desconocida. Ese crecimiento forzado y su ego aumentado por sus experiencias pasadas y la fama de Rick (su papá) resultará en una confrontación directa con la líder del emplazamiento a donde Carl ha ido a vivir.

TWD-135-Pic-2-415x260

La otra línea interesante del tomo es la llegada de unos nuevos enemigos, los Susurradores, de los que omitiré cualquier referencia para no destrozar sorpresas. Pero su aparición y toma de contacto con Jesús y las “fuerzas fronterizas” (creadas por nuestros viejos protagonistas para mantener la paz y alejados a los Caminantes) es realmente emocionante y la única parte de acción que tiene todo el tomo. Este número 23 es uno de esos a los que Kirkman nos tiene acostumbrados en los que no pasan, aparentemente, grandes cosas… pero que sirve como base para preparar futuros acontecimientos decisivos.

Maggie, la líder del asentamiento donde ahora está Carl también tiene su protagonismo, ya que a través de ella comprobamos lo difícil que es lidiar con una comunidad que vive cercada, constantemente vigilada y con la amenaza permanente de los Caminantes. Su marcada personalidad y su toma de decisiones delicadas le va a crear más de un problema y más de un enemigo, abriendo varios frentes en este tomo que quedan abiertos de cara al futuro.

Y hacia el futuro es hacia donde apunta De Susurros a Chillidos. Ya lo hemos dicho, es un tomo casi de transición. Pero las consecuencias de los acontecimientos que aquí suceden y los distintos caminos que se abren al final, dejan de nuevo abierta esta historia de Los Muertos Vivientes que solo parece tener como límite la imaginación del señor Kirkman.

the-walking-dead-135-maggie-prevents-a-fight-from-breaking-out

Hablar de los autores sería una completa redundancia. Kirkman sigue en su línea, conociendo a sus personajes como si fueran ya de su familia e introduciendo poco a poco a otros nuevos, con esa mano izquierda que siempre luce y con ese destello de desconfianza que sabe dejar en el lector, pues somos conscientes de que los giros argumentales y las muertes violentas e inesperadas son marca de la casa. Charlie Adlard debe dibujar esta serie hasta durmiendo, en piloto automático, sin siquiera flaquear en ninguna viñeta, en ninguna página. Se le puede perdonar lo vacíos que aparecen los fondos en casi todas las páginas del tomo, porque el ritmo de trabajo que debe llevar este hombre es absolutamente demencial.

En definitiva, la serie Los Muertos Vivientes continúa reinventándose sin pausa y es incluso capaz de permitirse el lujo de concebir seis números (este tomo) como un paréntesis generador de nuevas y futuras historias.

Los Muertos Vivientes sigue viva.

los-muertos-vivientes-n-23-de-susurros-a-chillidos

Sobre Giacco

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

cronicasera

Crítica: “Crónicas de la Era Glacial 2”, nuevo mundo futuro.

Ya vimos en Crónicas de la Era Glacial volumen 1 la capacidad que Taniguchi luce para ...

captura-de-pantalla-824

Planeta Cómic, novedades de Diciembre 2016

Planeta Cómic nos ofrece este mes un auténtico bombazo. Intemperie. El cómic que adapta el ...