Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: Kenia, de Rodolphe, Leo y Smulkowski
Destacada_kenia

Crítica: Kenia, de Rodolphe, Leo y Smulkowski

Si algo ha caracterizado al género de aventuras y a la ciencia ficción en la BD es la extremada delicadeza en las historias planteadas así como en las intrahistorias de los personajes. Se aprecia cierta ingenuidad en los modos y decisiones de los personajes y apenas hay ruido y estridencia, pero con la sensación de que todo fluye de forma natural y sobriedad, dando muchas cosas como ciertas una vez conocidos determinados hechos sorprendentes. Todo muy cándido. A lo largo de los años, el modo de contar historias mediante el cómic ha evolucionado, pero en lo que respecta a las…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

"Si, ¡Nuestros amigos del espacio no podían dejar que desaparecieran todas esas especies!"

Resumen : La créme de la créme: alienígenas, dinosaurios, terror, suspense, aventuras, acción, anti héroes con mala leche, millonarios excéntricos, mujeres hermosas, inteligentes e independientes, espías, intrigas políticas... Lo tiene todo!!

Valoraciónes : Sea el primero!

Si algo ha caracterizado al género de aventuras y a la ciencia ficción en la BD es la extremada delicadeza en las historias planteadas así como en las intrahistorias de los personajes. Se aprecia cierta ingenuidad en los modos y decisiones de los personajes y apenas hay ruido y estridencia, pero con la sensación de que todo fluye de forma natural y sobriedad, dando muchas cosas como ciertas una vez conocidos determinados hechos sorprendentes. Todo muy cándido. A lo largo de los años, el modo de contar historias mediante el cómic ha evolucionado, pero en lo que respecta a las clásicas epopeyas de la industria franco-belga, aún hay hueco para presentar obras que respetan los esquemas de hace 30 o 40 años, tanto en contenido como en continente. Y esta sensación es la que he encontrado en Kenia, pero de forma muy positiva como a continuación explicaré. Una historia divida en cinco partes mediante sus respectivos álbumes publicados por Dargaud entre 2001 y 2009 y que nos trae ECC Ediciones en un volumen integral.

Finales de los años 40, en plena postguerra y en los albores de la Guerra Fría, en la mágica y misteriosa África, tienen lugar unos misteriosos hechos cerca del Kilimanjaro, Kenia. El grupo de un safari ha desaparecido misteriosamente con avistamientos de criaturas prehistóricas que en forma de leyenda pero con inexplicables hechos contrastados científicamente, provocan el interés de las grandes potencias internacionales a fin de encontrar una explicación que les pueda servir a sus particulares fines. Ello provocará una serie de acontecimientos donde se combinará la aventura, el misterio, el suspense, el terror y la ciencia ficción. Todo en uno. Si se atiende a la portada del volumen que nos ocupa, se llegará a esa conclusión aún sin abrir el tomo. Un Brontosaurio situado frente a dos personas armadas con dos extrañas luces móviles en el cielo y con un título bien grande que pone Kenia. Sólo por eso, quien esto escribe se animó a su adquisición habida cuenta del excelente realismo y detalle del dibujo. Sólo esta cubierta transmite lo anteriormente expuesto: aventura + misterio + ciencia ficción= Kenia (de Rodolphe y Leo, autores experimentados destacando del segundo “Los mundos de Aldebarán”).

Kenya-2-003

Para empezar, el inicio es arrollador. Lo que rodea al safari y los hechos que culminan con su segregación absorben todos estos elementos. Y en muy pocas páginas. Ya de entrada, aún sabiendo que las explicaciones a los fenómenos llegarán al final, uno se queda de piedra por las experiencias vividas por sus miembros tan terroríficas, pero a su vez tan apasionantes. La mirada a lo clásico que anteriormente mencioné se atisba en el tono de la historia. Se observa en el lenguaje prudente del cómic de toda la vida, unos ademanes muy característicos y personajes arquetípicos pero interesantes: el escritor malcarado, malhablado, vividor pero que dice las cosas a las claras y valiente, su mujer cansada del trato del primero y que busca salidas románticas en otros, el refinado aristócrata y hábil en el manejo de armas que confrontará con aquel, la pareja tímida inexperta que se meterá en más de un lío, etc. Nada nuevo, pero si la situación que se les presenta es interesante, estos pasan a ser interesantes alcanzando un conjunto muy disfrutable que le recuerda a uno el cine clásico de aventuras de toda la vida. Pero si el gancho lo encuentras en unas extrañas luces en el cielo que evocan obviamente a inteligencias alienígenas y encima con criaturas prehistóricas tan familiares vistas en libros de texto, museos de ciencias naturales y en Jurassic Park, el resultado es redondo. Y encima en un entorno tan imponente como es la África salvaje. Pero hay más, de todas las épocas. Coinciden Brontosaurios y Mamuts, por ejemplo.

kenia-i1fs-komic-libreria

La chicha viene después con las consiguientes expediciones haciendo acto de presencia la protagonista de la obra, la inglesa y muy echada para delante Kathy Austin. Será el personaje donde el lector encontrará todas y cada una de las respuestas a las preguntas lanzadas a lo largo de la obra. En efecto, su primera aparición y punto de partida para desentrañar el misterio estará rodeado de todo el efectivismo propio del género de suspense focalizado en las intrigas de rigor. Personajes ambiguos y el peligro que se siente pero no se presencia, para luego pasar a la aventura más genuina a medida que las cartas de todos los personajes se descubren. Y aventura de la buena, sin fisuras, con todo bien medido y explicado, con enfrentamientos abiertos tanto con sus adversarios y aliados, como con los elementos fantásticos a los que no encuentra explicación.

kenia-i2fs-komic-libreria

La África colonial, tierra de nadie donde los servicios secretos de las naciones secretamente enfrentadas campan a sus anchas (espías vamos), los dirigentes políticos que manejan a sus agentes para sus propios fines, conformarán el entorno real que nos ocupa, sirviendo como excusa para introducir elementos fantásticos, la participación del mito alienígena con el añadido de dinosaurios. No se puede pedir más. En lenguaje muy friki: “Hace un millón de años”, “Lara Croft” tuvo “Encuentros en la Tercera Fase”. Una pasada. Pero ojo, todo muy serio que esto es BD y, como ya apuntamos más arriba, nada paródico (ni muchísimo menos) contando con cimientos muy firmes. Nada está al azar y no hay agujeros argumentales de ninguna clase.

descarga77777

En cuanto al apartado intelectual, la obra está realizada a cuatro manos. El guión es de Rodolphe y Leo, correspondiendo los diálogos al primero y el dibujo al segundo. La historia, sólida como ya hemos dicho es perfecta para los amantes de los géneros ya citados y que no vamos a repetir. Los personajes son coherentes en sus motivaciones en todo momento, no chocan para nada sus correspondientes destinos y toma de decisiones. Los diálogos están bien medidos, cierto es que no hay diálogos ingeniosos a lo “Casablanca” pero no son nada excesivos y contradictorios en función de la personalidad de sus voces (salvo ese gran personaje que es el americano escritor al que nos referimos al principio, que responde al nombre de John Remington y que es el auténtico animador de la historia, que por su forma de ser y hacer hace lógica la reflexión anterior) y sin cuadros de narración, que el hecho de que sean innecesarios, dejan muy a las claras que con lo que se dice es suficiente para avanzar de forma clara por la trama.

descarga5

Y toca el dibujo. En fin, una maravilla. Las proporciones anatómicas y la expresividad de los rostros y el lenguaje corporal me parecen sublimes. La arquitectura y objetos cotidianos tan perfectos y reales. Los paisajes africanos parecen auténticas fotografías de la época, pero a todo color. Bárbaro. Y qué decir de las criaturas: Brontosaurios, Mamuts, Terodáctilos, etc., Una gran labor de estudio y documentación de especies prehistóricos que aprovecha la dimensión de media página para mostrar sus virtudes plásticas. Pero el detalle del reino animal no se queda atrás, parecen pinturas de Durero. Una delicia. La secuencia donde un Cynognathus (cuya representación “oficial” esta justo debajo) mata de un zarpazo a un león enorme es muy grande, de cerrar el tomo, rebobinar mentalmente y volverla a mirar. Sólo por el dibujo, esta obra merece la pena.

imagesyy

No puedo irme sin mencionar el color. Me parece espectacular, justo lo que Leo necesitaba para resaltar en toda su plenitud su habilidad como narrador gráfico. El colorido del entorno de día cuenta con tal brillo, que ilumina la página; la lluvia que se siente pegajosa y asfixiante; la noche peligrosa y letal; los objetos resplandecientes del fondo del mar que dan las pistas necesarias a la expedición de Austin; la iluminación; los contrastes de tonos cálidos y fríos. Culpable: Scarlett Smulkowski. Vaya pareja forma con Leo!

descarga3

En definitiva, no se puede pedir más: alienígenas, dinosaurios, terror, suspense, anti héroes con mala leche, millonarios excéntricos, mujeres hermosas, inteligentes e independientes, espías, intrigas políticas, colonialismo africano, acción, documento histórico de la época. Vamos, que quizá podría haber empezado con este párrafo y ahorrarme lo anterior. Grandísima obra.

Kenia. ECC Ediciones. 240 páginas. Color. Cartoné. Fecha de edición: Julio 2015.

kenia

 

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

ppal

Crítica: “Wonder Woman: Guerra”. War Woman

Peligroso volumen el que nos ocupa y no precisamente por el nombre del mismo. Estamos ...

barbara1

Crítica Osamu Tezuka 05: BÁRBARA

La obsesión, la locura y el amor al arte en su más pura expresión. Así ...