Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Sleeper 3. Una línea borrosa”, solo contra todos.
sleeper_num3

Crítica: “Sleeper 3. Una línea borrosa”, solo contra todos.

Con este tercer tomo de Sleeper ECC da comienzo al segundo volumen de la serie (o a la Season Two, como la llamaron en Vertigo), conteniendo seis de los doce episodios de la genial historia tejida por Ed Brubaker y que llegará a su conclusión con el siguiente tomo. Titulado Una Línea Borrosa, pues hace referencia a la delicada situación en la que se encuentra el agente infiltrado Holden Carver que, a estas alturas, ya ha dejado de ser un infiltrado para formar parte de la organización criminal de Tao. Y es que la delicada situación de Carver se ha…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy recomendable.

Resumen : Se inicia la segunda etapa de Sleeper sin bajar ni un ápice su calidad anterior.

Valoraciónes : Sea el primero!

Con este tercer tomo de Sleeper ECC da comienzo al segundo volumen de la serie (o a la Season Two, como la llamaron en Vertigo), conteniendo seis de los doce episodios de la genial historia tejida por Ed Brubaker y que llegará a su conclusión con el siguiente tomo.

Titulado Una Línea Borrosa, pues hace referencia a la delicada situación en la que se encuentra el agente infiltrado Holden Carver que, a estas alturas, ya ha dejado de ser un infiltrado para formar parte de la organización criminal de Tao.

Y es que la delicada situación de Carver se ha complicado todavía más… Recordemos que entró en la organización criminal como agente infiltrado y su único enlace gubernamental era Lynch. Al caer este en coma, nuestro protagonista quedó abandonado a su suerte y su implicación criminal fue forjándose cada vez más sólidamente, incluso creando vínculos de amistad con algunos nuevos compañeros y, aun más sangrante, comenzando una curiosa y enrevesada historia de amor con Miss Misery, una de las mejores asesinas de Tao. Pero Lynch ha salido del coma e intentará recuperar a su agente, lo que será demasiado difícil y arriesgado debido al nivel de integración que Carver consigue con los que deberían ser sus enemigos.

Si todo quedase aquí… Pero recordemos que al frente de la serie se encuentra Ed Brubaker, maestro narrador de este tipo de historias, de corte negro, y sabe como dosificar los acontecimientos para que jamás nos sintamos decepcionados y que vivamos la inquietud constante en la que permanece Carver. La verdad es que tanto Lynch como Tao traman algo a espaldas de Carver, al que solo tratan como una herramienta para conseguir un oscuro y oculto fin. Pero esa herramienta es capaz de pensar y de tomar decisiones, y está muy harto de sentirse manipulado. En este tomo acompañaremos al agente Carver en esos primeros pasos titubeantes que le pueden llevar a la liberación… o a la muerte, ya que es consciente del potencial manipulador de sus adversarios, aquellos a los que antes llamó “jefes” y de los que ya no puede fiarse.

Captura de pantalla (598)

El elemento super-heróico sigue estando implementado con mucho acierto, sin abusar de él pero sirviéndose de sus posibilidades para endulzar y agilizar la trama, además de enriquecerla. En un momento concreto de este volumen se nos recordará que todo esto ocurre dentro de un Universo pre-establecido en el que otros héroes, villanos y seres alienígenas co-existen con nuestros “casi” mundanos personajes, momento que sirve a Brubaker para abrir una nueva subtrama pero que abandona para, imaginamos, retomarla en el final de la serie. Una pena que nada más se mencione tras el encuentro de Carver con un extraterrestre que puede ser capaz de librarle de sus poderes que son, a la vez, una cruel maldición. Hablando de poderes… Los compañeros de Carver bien pueden protagonizar spin-off de éxito, desde Lobo Negro, que es capaz de transformarse en hombre-lobo, aunque maldita la falta que le hace para ser terriblemente salvaje, hasta Ms. Misery, cuya relación amor/odio se ve sublimada debido a los inauditos poderes que esta posee.

El apartado gráfico sigue al gran nivel acostumbrado, con permanentes escenarios nocturnos donde las sombras son soberanas de tugurios inmundos y callejones apestosos. Sean Phillips nos sumerge en esos sucios entornos repletos de matones, prostitutas y borrachos a la vez que consigue la hazaña de que no resulte inverosímil verlos convivir con tipos superpoderosos. Es un dibujo y una composición de página característica de esta serie, una señal identificativa como solo las grandes obras pueden presumir de tener.

Captura de pantalla (597)

No me cansaré de recomendar Sleeper. Aunando superhéroes, serie negra, espías y crímenes, tiene todos los elementos para encandilar a los amantes de cada uno de esos géneros sin caer en lo ridículo ni en lo inverosímil, trazando una historia y unos personajes que nunca dejan de avanzar ni crecer. Un imprescindible.

La próxima vez que traigamos Sleeper a Hello Friki será para despedirla, con su cuarto tomo. Y es de esas obras que despiertan dos deseos opuestos al acercarse el final… deseas saber como acaba esta genialidad, pero no deseas que llegue ese triste momento en el que cierres su última página.

sleeper_num3

 

Sobre Giacco

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

udcrenacimiento

Crítica: “Universo DC. Renacimiento”, nueva etapa con sorpresas.

Tendemos a pensar que Renacimiento es un nuevo Universo DC y no es así en ...

promethea_vol1

Crítica: “Promethea 1(de 3)”, la imaginación hecha carne.

American Best Comics era el subsello donde Alan Moore escribía a sus anchas las series ...