Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Green Lantern de Geoff Johns vol 1”. Green Lantern Rebirth
imagesGKZXT60A

Crítica: “Green Lantern de Geoff Johns vol 1”. Green Lantern Rebirth

En los comics de superhéroes nada es inmutable y de forma cíclica, en plan Ragnarock, se cambian las cosas para que todo siga igual. La caída en desgracia de Hal Jordan a mediados de los noventa, el Green Lantern por excelencia, no podía durar más tiempo. Si además tuvo un final a lo Jean Grey para convertirse en el Motorista Fantasma de DC, bastante ha jugado la editorial con un personaje icónico de la Silver Age y era hora de volver. Todos vuelven. Y eso no es malo, siempre y cuando el momento sea preciso y los responsables competentes, máxime…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“El Hal Jordan auténtico ha vuelto. Y se ha traído el pasado con él”

Resumen : Green Lantern de Geoff Johns es un imprescindible para los amantes del comic de superhéroes.

Valoraciónes : Sea el primero!

En los comics de superhéroes nada es inmutable y de forma cíclica, en plan Ragnarock, se cambian las cosas para que todo siga igual. La caída en desgracia de Hal Jordan a mediados de los noventa, el Green Lantern por excelencia, no podía durar más tiempo. Si además tuvo un final a lo Jean Grey para convertirse en el Motorista Fantasma de DC, bastante ha jugado la editorial con un personaje icónico de la Silver Age y era hora de volver. Todos vuelven. Y eso no es malo, siempre y cuando el momento sea preciso y los responsables competentes, máxime cuando el plazo de caducidad está a punto de cumplirse y con los hinchas de Jordan consultando el calendario día sí, día también. Qué demonios, a pesar que Kyle Rayner tuvo sus momentos y fue un personaje interesante, ya estaba amortizado. Y con la que se avecinaba en la editorial con el 20º Aniversario de Crisis en Tierras Infinitas a la vuelta de la esquina, era el momento del regreso del hombre sin miedo deceíta. Esta circunstancia de tanta responsabilidad fue delegada en las manos de un tipo que había mostrado maneras en el relanzamiento de otro mito como es la JSA pero que lo estaba petando con Flash en una etapa espléndida y apasionante. Su nombre, Geoff Johns: la enciclopedia viviente del Universo DC, con un sentido de la espectacularidad y del sense de la editorial sin parangón, con un conocimiento de la continuidad y del medio superheroico sin igual, parámetros todos que lo hacen el autor definitivo para tareas de esta magnitud. El lugar: la miniserie de seis números, Green Lantern: Rebirth.

images

Coincidiendo con la llegada desde el espacio del Lantern Rayner portando un misterioso ataúd, extraños fenómenos están sucediendo a la vez. La destruida Coast City ha reaparecido sin más, la empresa aeronáutica que vio nacer a Jordan ha sufrido un inmediato lavado de cara y las intervenciones del Espectro con la apariencia de Hal son violentas y despiadadas. Además, otro mítico, el insufrible, pero realista Guy Gadner desprovisto del anillo, ha sufrido un colapso donde a punto ha estado de llevarse medio barrio por delante y que puede costarle la vida. Todos estos misterios se refundirán en la apariencia del cuerpo físico de Jordan y la reaparición sin solución de continuidad de un nombre: Parallax, el adversario ancestral de los Guardianes del Universo y del Cuerpo Green Lantern. Todo está dispuesto, como buen regreso de un mito de los comics se refiere, con los ingredientes básicos que en su día dieron forma a la leyenda: la familia biológica, el primer amor, la familia corporativa, la hermandad, el enemigo y el adversario en la sombra. Esto es, el recuerdo de sus padres fallecidos que es el origen de todo, Carol Fenris, los Guardianes y el Cuerpo Green Lanterns, la JLA, Parallax y Sinestro. Todos se reúnen para dar forma al reseteo de una serie legendaria con las más altas dosis de espectacularidad posible. Y en efecto, en cada página se desprende épica en diversos contextos. Por un lado, en el misterio que provocan los extraños sucesos ya citados (regreso de Coast City), por otro, la mirada inquisidora de los compañeros escépticos (JLA y sobre todo Batman), por allá el reencuentro de los amores perdidos (Carol) y el de los hermanos (Green Arrow y John Stewart), por delante el análisis de los Guardianes, por detrás la sorpresa del giro que trastoca la continuidad con la cara de Sinestro y por arriba la reinvención del concepto Parallax como idea abstracta que toma forma dotándole de historia y justificación, expandiendo la mitología del universo Green Lantern a pesar de sus casi 50 años de historia en el momento de su publicación (2004). En todas estas parcelas argumentales todo es emotivo, grande, de la gran superproducción superheroica del año. La carga dramática en los diálogos, el matrimonio entre suspense y acción, la exploración de las relaciones interpersonales, la solemnidad y frialdad en el discurso maquiavélico de Sinestro, la presencia espeluznante de Parallax, todos estos elementos se unen al servicio del aficionado al comic más puro del género superheroico. El protagonista mira hacia dentro y asume su punto débil, y no es precisamente el color amarillo. Es su arrogancia y soberbia lo que le condenó. El renacimiento del título no significa volver a la vida tras la desaparición, sino un renacimiento espiritual, un cambio de ciento ochenta grados despojándose de las emociones que contribuyeron a su caída. Es un renacimiento individual para con su entorno. Asumir los errores y empezar de cero, a ser mejor persona que mejor policía galáctico.

Para dar forma a las ideas de Johns, había que dar con un dibujante que pudiera combinar la espectacularidad y lo simple, que supiera controlar los tiempos narrativos del guionista y que cada hilo argumental desembocara a un momento impacto, en un “uff, como mola” traducido en las splash page de rigor, para así tomar aire y volver a empezar. Ethan Van Sciver fue el escogido y su labor es lo que necesitaban los textos del escritor. Se nota que se deja el alma en cada lámina, sus viñetas rezuman pasión y buen hacer.

imagese

En definitiva, tanto por el modo de plantear los temas el guionista así como por la forma en que el dibujante lo interpreta en sus páginas, todas las claves del género se encuentran en Green Lantern: Rebirth, serie que propicia el inicio de una etapa gloriosa para el género como es el Green Lantern de Geoff Johns, que con el tiempo se ha convertido ya en un clásico moderno.

Este expectante acontecimiento arranca desde un nuevo número uno. Se relanza la serie y se relanza la numeración sin hacerlo en el planteamiento básico de la serie previa. Se utiliza el sentido de la acción y el dramatismo para seguir incidiendo en la espectacularidad visual como reclamo editorial. El nuevo perfil diseñado para Jordan empieza a provocar reacciones, así como las consecuencias de la serie prólogo ya analizada. La imagen de esta circunstancia la representa Coast City, recreada de la nada para ser devuelta a los supervivientes de un lugar que se ha convertido en el peregrinaje vital de los que no se dan por vencidos, demostrando que el miedo es síntoma de inmovilismo y no de progreso. La idea de convocar a la población y que vuelva a casa será lo que necesitaba el personaje para verle explorando facetas que no pudieron tocarse en Rebirth: su vínculo familiar, vehículo que le servirá al lector para visitar las nuevas inquietudes vitales del protagonista. En un primer arco argumental de tres números al que denominaremos “En el Aire” (1-3 USA), al ser el nombre de su primer capítulo, el ritmo narrativo se irá descomprimiendo a medida que el protagonista va asentándose a su nuevo status, intercalándose con el adversario que arrastrará la acción buscada con la espectacular puesta en escena que vimos en la saga anterior. Además implicará a otro concepto en la historia del agente esmeralda: Los Manhunters, robots humanoides predecesores del cuerpo Lantern cuya misión de proteger al universo fue desactivada volviéndose en contra de sus creadores, los Guardianes. Nuevos misterios surgen cuando una versión novedosa de estas letales máquinas cae a la tierra regalándonos la posibilidad de observar escenas de acción y combate en tierra y aire de primer nivel. Con una alternancia visual de entre menor y mayor tamaño entre sus secuencias, la sensación de dramatismo es acertada y todo gracias a un Carlos Pacheco sensacional, con la línea de trazo justa, proporcionada y economizada de sus mejores momentos que dan el aspecto visual tan brillante que en su día enamoró, agradeciendo la intervención de su mejor intérprete, el entintador Jesús Merino.

imagesQIXS769S

Alienado” va a ser el nombre escogido para hablar del segundo arco argumental (4-6 USA) con aspectos más pesimistas y negativos que el anterior. Si en el primero se apreciaba cierta luminosidad a pesar de la grave amenaza que representa la nueva versión de Manhunters, aquí nos adentramos a una atmósfera mucho más oscura y siniestra con pasajes ocasionales al género de terror. Una raza alienígena de científicos perversos con la imagen de los trasgos tolkenianos, juegan con la natural evolución de los seres vivos de nuestro planeta alterando a determinados sujetos para convertirlos en herramientas armamentísticas. Esto será la oportunidad perfecta para recuperar a villanos de la galería GL como son Shark, Mano Negra y Hector Hammond, cuyas presencias de los dos últimos se notaron en Rebirth y que servirán para analizar los sentimientos románticos y paternofiliales de Jordan tanto por el discurso del primero como por las tretas del segundo. Lo más impactante sin duda es la reinterpretación del enorme y antropomórfico Tiburón, que va a protagonizar los momentos más brutales del tomo y cortarán la respiración a más de uno. Las cargas de este personaje en el mar contra Hal demuestran una clara declaración de intenciones de Geoff Jhons en que la violencia bien seleccionada y al servicio de la historia no será autocensurada. El dibujo correrá a cargo de Ethan Van Sciver de nuevo, con una labor muy continuista respecto a Rebirth sin fallar en las imágenes a primera página con un resultado muy fotográfico. Veo más dinamismo en Pacheco y mas estatismo en Sciver, pero una serie de imágenes, ya sean observadas en movimiento o vistas en parada, si están bien ejecutadas son totalmente compatibles entre sí y ayudan a que la sensación de asombro sea coincidente. El tercer episodio está dibujado por el italiano Simone Bianchi cuyo estilo no me entusiasma para el comic de super héroes pero que sí es plato de buen gusto para muchos (y por mí estupendo) donde considero que su arte gana en cubiertas y pin ups en este tipo de industria. Aún así su pericia para crear diseños ci-fi es muy bueno y en dramas de este estilo creo que puede dar más juego que en el presente.

untitled

La tercera saga nos devuelve a nuestro compatriota Pacheco en un drama psicológico donde Hal se pondrá a prueba con otro concepto mítico dentro de la historia GL: Mongul, aquel que destruyó Coast City y a millones de personas. Este villano reaparecerá a través de su descendencia quien se ha apropiado del nombre, abriendo una subtrama argumental sobre los vínculos familiares educados bajo principios nihilistas que desarrollarán una interesante contienda entre este y su hermana con altas dosis de acción y violencia. En el medio se las verá con Jordan y Green Arrow en una historia donde los deseos de ambos se pondrán a prueba, experimentando una serie de situaciones fuera de la realidad focalizadas en sus fantasías más emocionales e imposibles de posibilitar. Lo más interesante sin duda es la exploración de la relación entre los dos green que quedó aparcada en Rebirth y que era necesaria a fin de colocar a Oliver Queen en una posición de peso de nuevo en el universo Lantern. Este arco, “Una Vida Perfecta” acumulará los números 7 y 8 de la serie original.

untitledhhh

El suspense y Van Sciver vuelven a escena con “Marcado” (9 USA) episodio autoconclusivo que sirve para finiquitar una trama aún por culminar que no había sido cerrada en la serie limitada previa a la nueva, la relación de Jordan con Batman. Habiendo quedado claro que sólo el respeto mutuo iba a ligar a estos dos personajes, dejando la amistad en otro lado fijándose bien a las claras los aspectos críticos que ambos se profesan, sí es interesante verlos juntos para testear hacían donde van en una trama policiaca en la que un asesino con facultades meta humanas la está liando parda en Gotham. Sin más pretensión que animar la relación entre estos dos clásicos personajes, la historia cumple y es aprovechada para que ambos conozcan facetas del otro desconocidas hasta la fecha, que sirven para reforzar el vínculo, con un uso del anillo esmeralda inesperado para Bruce Wayne que sacará la lagrimita al lector más sensible.

nnn

La Venganza de los Green Lanterns” (10-13 USA) pondrá fin a este primer volumen. Es un comic muy importante por varias razones. En primer lugar ocurre un año después de los acontecimientos previos. O lo que es el mismo, transcurre después de los hechos de Crisis Infinita donde todas las series sufrieron un agujero en la continuidad de un año cuyo relleno iría a cargo de la mítica 52. Esto es interesante porque se presentarán situaciones desconocidas que serán aclaradas a posteriori mediante flashbacks que nos darán una idea de los hechos gracias a esas imágenes del pasado que se alternan con el status de los encartados en el presente. En segundo lugar, se desarrolla de una forma más pormenorizada la reincorporación de GL en el Cuerpo y su relación con los compañeros de otros sectores, así como sus congéneres, es decir Gardner y Stewart, quienes se habían pasado poco hasta la fecha. Hechos estos que eran necesarios para colocar debidamente a Jordan en el contexto “guardianes”. Se han analizado todas las facetas que el retorno del personaje ha supuesto en la Tierra, habrá que analizar debidamente lo que ofrece su regreso en el Espacio. En tercer lugar se aclaran muchas tramas que se habían lanzado, como la nueva versión de Manhunters. Y ello gracias a la aparición de otro villano moderno de gran importancia como es este trasunto de Reed Richards evolucionado como un Superman de juguete cuyas ansias criminales culminaron con la destrucción de Coast City con la connivencia de Mongul. Estamos refiriéndonos a Hank Henshaw, el Superman Ciborg. Pero esto no acaba aquí, ya que la excusa para descubrirnos la saga más espectacular contada en el tomo será el regreso de Lanterns ilustres como Arisia y Tomartu así como el reencuentro con el fantasma del pasado de Jordan, su posesión por Parallax que ocasionó la desaparición de muchos policías estelares. Este será el momento en el que el comic de superhéroes más arriesga, el juego con la continuidad. En malas manos puede ser calamitoso, pero en buenas no. Johns sabe donde colocar las piezas oportunas en un tablero que domina a la perfección para que todo encaje y no resulten meros dioses ex machinas. La reaparición de viejos compañeros es verosímil y sorprendente, encaja a la perfección con el camino formado en Rebirth, los momentos cumbres se suceden sin solución de continuidad, la épica espacial regala momentos gloriosos de acción y drama en un escenario colosal rodeado de Manhunters de 20 metros y un Superman loco genocida con un montón de polis del espacio cabreados con cuentas que ajustar con Jordan. Con todo, el clímax de esta epopeya cósmica alcanza cotas máximas entre giros y cliffhangers de lujo que forma un acta notarial de intenciones donde se manifiesta que la serie a seguir en DC es esta y punto, sentando las bases en un puñado de páginas de lo que vendrá después que elevará al cuadrado la espectacularidad de lo visto en estas páginas. Además, otro factor a destacar será la entrada de Ivan Reis a la colección. Con el brasileño, la expansión continuista a nivel gráfico que vimos anteriormente alcanza el zenit. A la espectacularidad de Pacheco en dinamismo y a la de Scriver en sus solmenes poses, se une la espectacularidad realista marca Neal Adams que combina todo lo anterior, constituyéndose la sociedad Johns/Reis que hará historia en el medio.

imagesQ2TNNL19

Resumiendo todo lo anterior de la manera más sucinta posible: Green Lantern de Geoff Johns es un imprescindible para los amantes del comic de superhéroes.

Green Lantern Rebirth 1-6, Green Lantern Secret Files and Origins, Green Lantern 1-13, DC Comics. Green Lantern de Geoff Jones nº 1. ECC Ediciones. Cartoné. Color. 528 pags. PVP: 43,50 €. Fecha de edición: Noviembre de 2015.

green_lantern_geoff_johns_num1_156

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

06_alex_ross_jla_the_original_seven_2000

La vida de Alex Ross… De la fantasía a la realidad

Muchos niños sueñan con ser astronautas, policías, futbolistas, luchadores, pero que pasaría si el sueño ...

img-20161124-wa0000

Crítica: “SON GOKU, El Héroe de la Ruta de la Seda vol. 2”. De Dioses y Monstruos, pero totalmente desatados

Ya quedó claro en el volumen anterior que esta obra está destinada a veteranos de ...