Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “SUPERMAN: El Reinado de los Superhombres”. Los 4 Fantásticos.

Crítica: “SUPERMAN: El Reinado de los Superhombres”. Los 4 Fantásticos.

Tercer acto del ciclo sobre la muerte de Superman y nueva exploración en las consecuencias de su desaparición. Si el concepto del legado es uno de los rasgos más característicos de la iconografía de DC Comics (Robín, Kid Flash, etc.) la sustitución es otra peculiaridad más, si bien reciente en el tiempo fruto de las artificiales innovaciones que nacieron en los 90 para encontrar un enfoque más molón visualmente, transgresor de alguna manera, pero fallido y perecedero (Batman sustituido por Azrael, Spiderman sustituido por la Araña Escarlata, citando dos ejemplos). Esa prerrogativa se extiende a Superman en plena explosión bakaladera…

Resumen de Reseña

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Clark Kent no puede resucitar, así que tendrán que ocupar otros su lugar, otros que demuestren merecerlo y ser iguales que él”

Resumen : Acción, suspense y mucho misterio alrededor de cuatro aspirantes a reinar en los cielos.

Valoraciónes : 4.5 ( 1 votos)

Tercer acto del ciclo sobre la muerte de Superman y nueva exploración en las consecuencias de su desaparición. Si el concepto del legado es uno de los rasgos más característicos de la iconografía de DC Comics (Robín, Kid Flash, etc.) la sustitución es otra peculiaridad más, si bien reciente en el tiempo fruto de las artificiales innovaciones que nacieron en los 90 para encontrar un enfoque más molón visualmente, transgresor de alguna manera, pero fallido y perecedero (Batman sustituido por Azrael, Spiderman sustituido por la Araña Escarlata, citando dos ejemplos). Esa prerrogativa se extiende a Superman en plena explosión bakaladera y no sólo por uno, sino por cuatro. Ahora bien, con todo el sentido del mundo. Superman ha muerto. Se le ha llorado, se ha dudado de su fallecimiento y las conspiraciones gubernamentales y empresariales han hecho acto de presencia. Se ha madurado en el duelo del protector y la sociedad esta preparada de nuevo para reencontrarse con las maravillas. En definitiva, ha tenido un desarrollo postraumático lógico dentro de este ámbito de ficción. Si cuatro son las series, cuatro son los sustitutos. Y esta idea que puede resultar ridícula y alimenticia a simple vista, si está bien planificada y bien ejecutada, es revertida en antónimos de estas cualidades, ridículo por brillante y alimenticio por auténtica.

En efecto, en El Reinado de los Superhombres las colecciones del superhéroe caído sustituyen los pañuelos lacrimógenos tirados en el funeral para coger el toro por los cuernos gritando en voz alta que la vida sigue. Y si se echaba de menos al icónico protagonista, que mejor que cada una de ellas presente su respectivo futuro con su propio candidato (o su propio farsante). Estos son los siguientes:

  • El Superman Ciborg, con misma figura que el clásico pero con partes biónicas al más puro estilo Terminator.
  • El Superman Joven, más veces llamado Superboy aunque le pese, que resulta ser un clon del original.
  • El Hombre de Acero, un admirador de Kal-El enfundado totalmente en una armadura que le otorga súper fuerza, velocidad y vuelo.
  • El Superman Oscuro, de físico y habilidades exactas al supes original, pero con una actitud ante el crimen mucho más expeditiva, desproporcionada, salvaje e inmoral que las mostradas por su antecesor.

superm5

Como primer punto a destacar son las personalidades de los novatos, todos tienen algo de Kal-El cómo construcción de personaje a lo largo de los años con independencia de los modos y formas de estos trasuntos, tanto en lo bueno como en lo malo. El primero, por el misterio en sus orígenes por el lado canónico contra su frialdad y sequedad por el lado editorial pagano. El clon, por su vitalidad y optimismo que contrasta con su frivolidad e irresponsabilidad mediática; el tercero por su bondad, sentido de la responsabilidad y un rígido código ético contra una apariencia exterior beligerante llena de tristeza y estrés postraumático; y el cuarto, por las infinitas posibilidades de sus habilidades como recursos salvadores de la humanidad enfrentado con una conducta psicopática inundada por el odio y la irracionalidad. En un primer paso cada uno va al margen, pero poco a poco sus respectivos destinos van a converger en un encuentro que se antoja explosivo.

En segundo lugar, el trasfondo de cada uno de los personajes, a salvo del Hombre de Acero, esta rodeado de misterio, elemento personificado en Lois Lane que provoca la incertidumbre necesaria para que las ganas de seguir leyendo no desaparezcan. Las perfectas sinergias entre los equipos creativos conforman una atmósfera noir metahumana extremadamente colorida donde todo encaja a la perfección sin contradicciones entre ellas, transmitiendo tal intensidad frenética en el tratamiento de los cuatro superhombres, que convierte a Metrópolis en un lugar demasiado pequeño para su coexistencia.

super3

Como tercer aspecto a destacar es el particular estudio que se hace de una sociedad dependiente de Superman enfrentada a la nueva realidad de las cosas. No sólo se analiza las consecuencias de cohabitar con cuatro versiones de su idealizado dios, sino las corrientes teológicas alrededor de su desaparición como mesías con posibilidades de resurrección. Pero también está el poder mediático, que ante una serie de situaciones extraordinarias y la oportunidad que implica, explotan a su propio Superman como icono multimedia, transformándolos en gallinas de los huevos de oro.

En el aspecto formal, la narración en las cuatro series está encajada milimétricamente en una extraordinaria labor de edición, por un lado cada una de ellas funciona por separado, y juntas, como un todo, teniendo en cuenta además que se alternan entre ellas de forma sucesiva, hasta sus inevitables encuentros. Sí es cierto que el lenguaje tiene las rimbombancias de la época (al igual que los dos actos anteriores) pero en absoluto lastran una lectura que rezuma grandeza (siempre colocándonos en el contexto editorial del momento) en cada apartado: el misterio e intrahistoria de los cuatro Superman, la reacción social y mediática del suceso, las dudas la comunidad meta humana, las escenas de acción inevitables y el suspense global.

En cuanto al dibujo, el aspecto es desigual, repitiendo el esquema del volumen anterior: un Jon Bogdanove que hace lo que puede y gracias, un Tom Grummet en estado de gracia y precursor de estilos muy Greg Capullo, un Jackson Guice con prisas y no demasiado preciso pero dominando como siempre las interacciones personales y un Dan Jurgens siempre eficaz y bien protegido por sus guiones. Significar sobre este último el episodio más peculiar, el séptimo de la recopilación, “Demuestramelo”. Centrado en el Superman Ciborg y narrado mediante un recurso curioso, alterna la prosa de un reportaje periodístico apoyado por imágenes que dan vida a esa escritura pero como fotografías congeladas en el tiempo, un curioso reportaje periodístico ilustrado.

Las respuestas a los interrogantes y planteamientos aquí presentados tendrán voz en el próximo volumen, “El Regreso de Superman” que pondrá punto final a una saga grande, histórica y épica en la trayectoria editorial del personaje.

Adventures of Superman 500-502, Action Comics 687-689, Superman: The Man of Steel 22-24, Superman 78-79, DC Comics. El Reinado de los Superhombres, ECC Ediciones. Cartoné. Color. 240 pags. Pvp: 23 €. Fecha de edición: Agosto 2016.

superhombres 1

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Grandes Autores de Wonder Woman: Greg Rucka, De Piedra”. Wonder Woman, La Mujer Sin Miedo

El anterior volumen de la recopilación de la etapa de Greg Rucka destacaba por la ...

Crítica: “INJUSTICE Año Tres”, Every Little Thing They Do Is Magic

Si en Año Dos hizo acto de presencia en la iconografía Injustice la cosmogonía cósmica ...