Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “SCALPED Libro Dos” Homicidio en primer grado

Crítica: “SCALPED Libro Dos” Homicidio en primer grado

Scalped es la última obra que recuerda algo que el tiempo había enterrado hasta convertirlo en leyenda, las relecturas. Pasamos de tebeo a tebeo sin solución de continuidad, como si se tratara de una carrera contrarreloj por leerlo todo. Qué tiempos aquellos donde el dinero no te daba para más de cinco grapas mensuales y las leíamos hasta oxidarlas. Nos los aprendíamos de pe a pa y las conservamos grabadas a fuego en la memoria. Sabíamos que había más mundo allá en los kioscos pero aceptábamos lo que podíamos permitirnos, la frustración duraba poco y nunca se desapareció el amor…

Resumen de Reseña

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

El tomo reúne seguramente varios de los mejores capítulos y momentos de toda la obra

Resumen : “Les he comprado hamburguesas con queso. Lo primero que ha hecho Shelton ha sido partir la suya en cinco trozos y darle uno a cada chaval. Cuando le he enseñado que había una para cada uno, he pensado que se echaba a llorar”

Valoraciónes : Sea el primero!

Scalped es la última obra que recuerda algo que el tiempo había enterrado hasta convertirlo en leyenda, las relecturas. Pasamos de tebeo a tebeo sin solución de continuidad, como si se tratara de una carrera contrarreloj por leerlo todo. Qué tiempos aquellos donde el dinero no te daba para más de cinco grapas mensuales y las leíamos hasta oxidarlas. Nos los aprendíamos de pe a pa y las conservamos grabadas a fuego en la memoria. Sabíamos que había más mundo allá en los kioscos pero aceptábamos lo que podíamos permitirnos, la frustración duraba poco y nunca se desapareció el amor por el medio. En cambio ahora, las disfrutamos como un atracón en un restaurante de comida rápida sin detenernos a una buena sobremesa. Como se decía en la interesante Jerry Maguire, para dar un mejor servicio “menos clientes, menos dinero”, pues aquí, para mejor chute intelectual “menos lecturas, menos compras”. Porque si la primera vez Scalped pone los pelos de punta y el cerebro a mil revoluciones, la segunda mata de un infarto directamente. Que diálogos, que situaciones y que construcción de personajes, sólo de escribir estas líneas un escalofrío surca mi cuerpo de los pies a la cabeza.

Los impactantes acontecimientos del Libro Uno tienen aquí sus primeras consecuencias descolocando a los dos primeros espadas de la serie, Cuervo Rojo y Caballo Terco. “Madres muertas”, primer arco argumental de este segundo volumen, nos muestra en paralelo los distintos puntos de vistas de ambos ante una imprevista pérdida de carácter personal. Contraponiendo la muerte de una de las caras visibles más representativas de esta sociedad con otra tan anónima que su nombre serviría como sinónimo, los dos antagonistas, que perfectamente podrían ser padre e hijo, deambularán confundidos por la endemoniada reserva como si un profundo vacío les diera caza. Dos casos criminales ocuparán sus cabezas mientras el mundo que les rodea se sigue desmoronando cuando ni siquiera había ascendido. Su primer capítulo es un claro ejemplo de lo que es la obra en general. Tiene tal brillantez dialéctica por viñeta que es difícil destacar una por encima de otra. Como pasa con la obra en todo su conjunto, ya sea por las tramas, personajes y situaciones, etc, el deleite con las frases del señor Aaron resuenan todavía en mi cabeza. El drama y la tensión son poderosísimos, como si la vida fuera una apisonadora invisible que tarde o temprano nos aplastará sin compasión.

descarga2

“El tocador pisoteado” profundiza en Carol, hija de Cuervo Rojo, con una exploración psicológica de su personalidad por los acontecimientos que la han convertido en lo que es, una yonki egoísta cuya redención la tiene justo en frente, siempre y cuando confiese sus verdaderos sentimientos. En dos capítulos, casi funciona como un episodio doble autoconclusivo, y sin esperarlo reúne uno de los momentos más sobrecogedores de la saga sin mostrar violencia y estridencia, únicamente con miradas y gestos, sin hablar, tanto ella como Caballo Terco lo dicen todo, pero están sordos el uno del otro, colocando al lector en representación tangible de una esperanza cuyo objetivo lo descartan por imposible, por muy posible que sea, todo gracias a unos monólogos internos y juego de miradas que desautorizan su chulería exterior.

La locura llega con “La grapa en tus tripas”. Si en las dos anteriores la fuerza de su desarrollo radicaba en la fuerza emocional que transmitían los personajes centrales de las mismas, aquí encontramos eso, centrado ahora en Dino Oso Pobre y en el omnipresente Cuervo Rojo, pero mezclado con situaciones y personajes a lo cine de Guy Ritchie en su buena época. El sádico Sr. Brass es un claro exponente de esto, un tipejo salido del infierno representante de los favores externos que el jefe indio necesitó en su día para la salvación de su comunidad, edificado en su gran Casino, cuyo precio está empezando a pagar con sangre, sudor y las lágrimas del joven Oso Pobre, personaje este por cierto que parece el saco de boxeo de Aaron para ahogar sus traumas. Ya llegará tu momento Dino, aguanta. Perfectamente medida la alternancia entre el pasado y presente de Cuervo Rojo, recurso este que demuestra más claramente quien es que sus acontecimientos presentes, nos encontramos ante uno de los grandes clímax de la obra en general. La tensión tan conseguida desde el principio se desata en una secuencia que si fuera representada en cine sería recordada toda la vida, tiroteo y tortura en perfectas coreografías cinematográficas.

images3

El responsable de lo anterior, como no, es R.M. Guéra (salvo en los dos episodios autoconclusivos y el arco doble) quien ya sólo con Scalped entra en el paseo de la fama del comic USA. Si Prairie Rose se respira y vive, si la pobreza espiritual y moral de la atmósfera que impregna sus huecos y esquinas, si la presión y angustias externas e internas de los personajes se sienten como susurros en la nuca, es gracias al arte y narrativa de este caballero. Inmenso. No podemos dejar de lado a la colorista Giulia Brusco. Forma un perfecto binomio con los negros de Guéra, y su paleta, para resolver los problemas de iluminación, son sumamente acertados. Hay que tener en cuenta que la acción se mueve en muchos y variopintos espacios cerrados y exteriores muy cambiantes en su franja horaria. Y recordar el acierto (en equipo me imagino) de dar una tonalidad uniforme y monocromática a los flashbacks para así desmarcarse de los hechos presentes, con una variedad absoluta de colores, para así identificarlos sin ninguna duda.

descarga4

Entrelazadas tenemos un par de historias autoconclusivas, bien intercaladas para aliviar tensiones y darnos un respiro (sin duda, recurso que viene bien para el formato recopilatorio, pero un dolor para los que leyeran esta obra en grapa en su edición USA original) centradas en un personaje en exclusiva. El primero es Caballo Terco en “Soñarse en el mundo real”, cuyas dudas serán expuestas para hacer resumen actoral de lo visto hasta ahora, así como recuerdo del maltrato histórico de su pueblo. “Caído”, es la segunda, en este caso centrada en el agente que da nombre al título. Franklin Caído se había mostrado como el portavoz de las voces íntegras y honestas de Prairie Roise, la versión joven y fuerte de la abuela Oso Pobre, trasunto de la Madre Teresa de Calcuta en esta sociedad. En esta historia sabremos más de este (no lo suficiente utilizado) personaje con un pasado igual de traumático que la referida Carol pero que ha sabido utilizar el dolor para ser mejor.

Un comic descomunal reuniendo su Libro Dos varios de los mejores episodios y momentos de toda la obra.

Scalped 12-24 USA, Vertigo/DC Comics. Scalped Libro Dos, ECC Ediciones. Color. Cartoné. 320 pags. Fecha de edición: Agosto 2016.

descarga1

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “El Señor Jean, edición integral”. Atemporalidad actual.

Atemporal y contemporánea se lee treinta años después el señor Jean. La aventura vital del ...

Crítica: “La Muerte de Green Lantern”. Punto y aparte.

De forma lateral, “La muerte de Superman” sembró la semilla de otra caída. Tras la ...