Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “SON GOKU, El Héroe de la Ruta de la Seda vol. 2”. De Dioses y Monstruos, pero totalmente desatados

Crítica: “SON GOKU, El Héroe de la Ruta de la Seda vol. 2”. De Dioses y Monstruos, pero totalmente desatados

Ya quedó claro en el volumen anterior que esta obra está destinada a veteranos de Kazuo Koike y Goseki Kojima, y este segundo acercamiento lo confirma. Si alguien no ha leído nada de los maestros, considero más aconsejable empezar con El Lobo Solitario, para quien quiera entrar en una historia ambiciosa y larga donde se intercalan episodios autoconclusivos con una historia río de conspiración y venganza, o con otras más ligeras en forma y fondo como son Asa el Ejecutor y Kasajiró, antes de escapismos tipo El Hombre Sediento o de libreta y absoluta atención como Hanzo. Y por supuesto…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“El hombre es el representante de todos los seres vivos y ahora, por su paz y felicidad, hay que exterminar a todos los demonios. Y, a continuación, destruir a los seres divinos”

Resumen : Los fanáticos de la doble K quedarán satisfechos en un imaginario fantástico lleno de situaciones explosivas y refrescantes.

Valoraciónes : Sea el primero!

Ya quedó claro en el volumen anterior que esta obra está destinada a veteranos de Kazuo Koike y Goseki Kojima, y este segundo acercamiento lo confirma. Si alguien no ha leído nada de los maestros, considero más aconsejable empezar con El Lobo Solitario, para quien quiera entrar en una historia ambiciosa y larga donde se intercalan episodios autoconclusivos con una historia río de conspiración y venganza, o con otras más ligeras en forma y fondo como son Asa el Ejecutor y Kasajiró, antes de escapismos tipo El Hombre Sediento o de libreta y absoluta atención como Hanzo. Y por supuesto esta que nos ocupa. No obstante si alguien entró de golpe en el imaginario de Koike (pero sin Kojima) con Criyng Freeman, sin duda las locuras y depravaciones de esta saga no les va a extrañar. En cualquier caso, y como de la dupla estamos tratando, entiendo que antes de enfrentarse con esta obra, sí que habría que pasar por lo filtros ya citados. Es mi opinión. Aún así, si directamente uno quiere embarcarse en un comic de pura evasión, con la mente muy abierta, está claro que la obra que nos ocupa te va a garantizar eso.

La odisea de Goku y sus compañeros de viaje en busca de la humanidad deseada focalizado en los sutras budistas prosigue con los obstáculos en el camino que ya vimos en el primer número. Demonios y monstruos les harán frente poniendo en duda la idealidad de un grupo cuyas moralidades colisionarán hasta un punto de no retorno. La buena voluntad de Goku choca fatalmente ante la de un depravado y libidinosos Sanzo, cuya consecuencia se traduce en la confesión de un Buda que utiliza al monje como avatar físico para colmar los deseos que en vida no pudo satisfacer, de ahí el apetito insaciable del malvado monje. En eso al menos gana la obra como empuje hacia delante de una manera coherente con las premisas básicas vistas en el principio. Es decir, por fin los autores nos ponen las cartas boca arriba y dejan de jugar con el lector en menor grado. Las alusiones a los mitos religiosos y supersticiosos con sus hipocresías históricas conforman este tablero de juego transformado en comic, que se aprovecha de las leyendas y el folclore como excusa para restar importancia a estas mitologías, cuyos usos siempre han ido destinados a la utilización de los creyentes para colmar las finalidades de sus agentes terrenales. Trastocar una historia lejana en el tiempo como es esta en crítica a la religión se me antoja como pretensión de los autores. En cualquier caso no será la primera vez que se intenta banalizar la cuestión religiosa mostrando a sus representantes haciendo lo que les da la gana y defendiendo unos dogmas que ellos mismos pervierten. Aún así entiendo que la obra abarca más la parcela entretenimiento que la pretenciosa, y por tanto creo que está muy claro, visto lo visto, que el objetivo de la presente odisea es el de la diversión más pura bajo el paraguas formal y narrativo de primera división que supone el lápiz de este prodigio en el arte narrativo que es Kojima. La unión de ambos mundos tiene como fruto profundos debates metafísicos y existenciales apoyados en secuencias de acción sin límite y extravagancias dialécticas y sexuales hasta donde la imaginación puede llegar. En escenarios oníricos, extraterrenales, físicos y mentales, la acción nos mueve como una montaña rusa sin fin, con loopings infinitos que invitan a dejarse llevar hasta que el cerebro del lector se pueda adaptar a su movimiento, para así encontrar sentido a una espiral de ideas y conceptos alucinógenos que no suenan a nuevo pero que no dejan indiferente.

img-20161124-wa0001

Con todo, me encuentro en un segundo tomo con varios aciertos, como por ejemplo las aclaraciones respecto al modo de actuar de Sanzo y su verdadera identidad en este juego mortal, así como el cisma divino entre los dioses y los budas respecto a los diablos (o semidioses o monstruos) y los humanos, siendo los budas la representación del ascenso a los cielos de los hombres como usurpadores divinos de los dioses, a la postre sus creadores, en una guerra si cuartel por tener el control celestial, cayendo en medio los que una vez los sirvieron, rechazados de nuevo por una humanidad que no los entiende, convirtiéndose en auténticos refugiados omnipotentes sin ningún futuro, justificando sus actos violentos como herramienta de supervivencia. Los inadaptados que no se adaptarán jamás, con Son Gonku como único romántico en la posibilidad de la coexistencia pacífica. Todo esto podría desautorizar lo ya expuesto sobre la válvula de escape en calidad de expresión pro entretenimiento que yo creo que esta obra representa por estas introducciones complejas, pero como las explicaciones de los aquí encartados son tan firmes y claras, sobran las dobles lecturas, de ahí que no sea una comedura de cabeza entender la presente historia. Cada capítulo aclara una serie de ideas puestas sobre la mesa con anterioridad por lo que la legibilidad de la historia es cierta, otra cosa es que los giros sean tan insospechados y locos que el único consejo que puedo dar a este respecto es dejarse llevar y no intentar tomar el control de la lectura, las claves se obtienen en el capítulo cuarto y a partir de ahí a disfrutar de la atracción.

Si pensábamos que con El Hombre Sediento y Criyng Freeman, Koike había tocado techo en la alternancia del uso más insospechado e inimaginable de la lujuria y la depravación con la acción más desatada y alucinógena, Son Goku nos la pega en la frente ampliando este enfoque en un trasfondo híper fantástico que rompe todos los tabúes imaginables. Una bebida alcohólica en formato comic de 80 grados que para estómagos acostumbrados a “Destilería K&K” se consumirá de forma muy satisfactoria.

Songokuu, Koike Shoin Publishing Co. Son Goku, el héroe de la ruta de la seda vol. 2, ECC Ediciones. Rústico. Blanco y negro. 360 pags. PVP: 13,95 €. Fecha de edición: Julio de 2016.

descarga

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Grandes Autores de Batman: Norm Breyfogle, El Espíritu de la Bestia”. De texturas y evoluciones.

Si a partir del volumen anterior la tónica general era la introducción de perfiles más ...

Crítica: “WILDC.A.T.S., de Alan Moore”. Dos estilos en un instante.

Se sitúa el año cero de la última actualización del género con The Auhority (Wildstorm). ...