Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “La Leyenda de Kujaku”. Fantasía Feudal.

Crítica: “La Leyenda de Kujaku”. Fantasía Feudal.

La muerte del cuarto Tokuwaga es la excusa utilizada por los autores para embaucarnos en una mezcla de historia, fantasía y terror. Fiel al marco histórico utilizado prácticamente a lo largo de su obra, la doble K profundiza de nuevo en las conspiraciones palaciegas feudales del siglo XVII pero se aleja de cualquier convencionalismo. Aquí predominan la sobrenaturalidad y lo espiritual como motores de todo lo que existe. Se toman la cosa en serio, eso sí. Son rigurosos en todos los ámbitos de la época y los personajes no están estirados hasta la parodia (como pasaba en “La Ruta de…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Si en este mundo existe el bien, sin duda existe el demonio”

Resumen : Combinando de forma seria y rigurosa la política ficción y la fantasía, la obra es una golosa excepcionalidad a los esquemas argumentales tradicionales de sus autores.

Valoraciónes : Sea el primero!

La muerte del cuarto Tokuwaga es la excusa utilizada por los autores para embaucarnos en una mezcla de historia, fantasía y terror. Fiel al marco histórico utilizado prácticamente a lo largo de su obra, la doble K profundiza de nuevo en las conspiraciones palaciegas feudales del siglo XVII pero se aleja de cualquier convencionalismo. Aquí predominan la sobrenaturalidad y lo espiritual como motores de todo lo que existe. Se toman la cosa en serio, eso sí. Son rigurosos en todos los ámbitos de la época y los personajes no están estirados hasta la parodia (como pasaba en “La Ruta de la Seda”) pero aprovechan más las cuestiones metafísicas y sobrenaturales de estos elementos de ficción como excusa argumental que los propios acontecimientos históricos. Aunque la violencia y el sexo explícito están otra vez presentes de una forma muy repetida, este manga se aleja de la juerga cómica y orgiástica de la referencia citada, si bien el sexo gratuito vuelve a estar presente dando rienda suelta a las pasiones artísticas de estos dos genios en este particular. La hermandad formada entre autores y lectores ávidos de historias llenas de acción, sexo y violencia (nacida en “El Hombre Sediento” y “Son Goku”) queda atada definitivamente con esta obra. Sin embargo no se olvidan de sus grandes hitos (como puede ser “El Lobo Solitario” y “Asa el Ejecutor”) donde queda patente su amor por las intrigas políticas y el costumbrismo civil. En este sentido, de las publicadas por ECC junto con las ya mencionadas, aquí es donde queda establecido el enlace sobrio de la faceta fantástica de los autores con la histórica, verdadero foco de expresión de su legado artístico en común.

En esta ocasión vuelven a utilizar un protagonista masculino maestro en varias disciplinas. Kurando Sahai, superhombre con con buen fondo moral en el manejo de la espada y la magia negra, es el elegido para dominar el peso del relato enfrentándose a una deidad diabólica que pretende tirar de los hilos en la política de la época. Con un diseño muy característico, demostrando el misticismo que sus habilidades delatan gracias a unas extrañas gafas de madera que contrarrestan el brillo del sol y el aspecto desaliñado típico de los ronin, recorre varias zonas de Edo, ya sean nobles o plebeyas, como escudo mágico del reino. Una especie de Doctor Extraño samurái (compro, oiga). Como no puede ser de otra forma en su extensa obra, la contrapartida femenina del protagonista es otra mujer fuerte, habilidosa y con mucha personalidad. Es cierto que en una primera aproximación en la producción española de los autores, los personajes femeninos figuraban en un profundo segundo o tercer plano. Aparecían como supervivientes de segunda clase en una sociedad altamente machista (para los cánones actuales), como mujeres malvadas y criminales, como sirvientas y prostitutas maltratadas o como jóvenes en apuros. En cambio, entre “El Hombre Sediento”, “Kei”, “Kasajiro” y “Son Goku” empezamos a comprobar que tenían mucha habilidad para desarrollar mujeres con rasgos intrínsecos complejos, con mucho trasfondo vital, independencia y habilidades, al margen de los estándares de esta sociedad. En este caso lo encontramos con Kai, una médium india. Efectivamente, como pasaba en los anteriores ejemplos, sucumbían a los encantos de estos auténticos superhombres que ni con James Bond, pero tenían sus recursos, encantos y parcelas argumentales que compensaban tanta testosterona. Con ella ocurre lo mismo. Como la obra está enfocada en la magia y en lo sobrenatural, estas habilidades funcionan en este contexto al igual que sirven para justificar la relación amorosa natural y completa con el protagonista, presentándose como dos almas gemelas que la muerte ha unido.

El guión de Koike es muy tradicional en su estilo, presenta al protagonista de una manera rápida y seca dejando claro de lo que es capaz a través de frases con mucha carga filosófica y con una serie de combates descomprimidos a entera satisfacción de Kojima (y lectores). Del mismo modo, presenta de manera directa el tono de la obra desde el principio, absorbiendo la fantasía al costumbrismo histórico y al conocimiento erudito de esta época que tiene el escritor. A partir de aquí conocemos las amenazas reales a las que se enfrenta, fagocitándose en las conversaciones secretas y públicas de las élites conspirando y planeando. En su desarrollo, ya en el segundo volumen, se centra en otro aspecto muy usado en su haber como es el origen del protagonista sin ningún tipo de esquema temporal y colocándolo cuando lo estima oportuno, ni muy tarde ni muy pronto. Aquí, la fábula, la mitología y la religión se mezclan incontenibles en un relato focalizado en la relación maestro-alumno como avatar del bien contra el mal más absoluto (encarnado en una niña por cierto, enfatizando la vertiente terrorífica de la saga) que explica la contienda fantasmagórica del presente. Una historia de superación muy al estilo de “Kei” pero con elementos de terror.

En relación con el dibujo, que decir a estas alturas. Totalmente coherentes con el resto de su legado gráfico, Kojima se recrea en unas secuencias de acción impresionantes y una narrativa perfecta. Me imagino que abrazaría el texto de su socio por aquello de alternar escenas costumbristas con elementos fantásticos y terroríficos, combinando esgrima, criaturas deformes, políticos, demonios, entornos oníricos y paisajes naturales.

La Leyenda de Kujaku me resulta, en este punto de la publicación en España de Koike y Kojima, un rara avis. Una golosa excepcionalidad a la regla que se aleja del esquema tradicional de todo lo anterior. Una novedad que la convierte en una pieza única y refrescante.

Kujyakuou Denki, Manga Rak inc. La Leyenda de Kujaku vol. 1 y 2, ECC Ediciones. Rústico. Blanco y Negro. 355 pags., cada uno. Pvp: 13,95 €, cada uno. Fecha de edición: Abril-Junio 2017.

 

 

 

 

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Los Libros de la Magia”. Maravillas Temáticas

Lejos de que DC se planteara un megaevento súpermolón anual con la magia como excusa, ...

Crítica: “Los Mundos de Aldebarán: Aldeberán”. Misterio en el documental alienígena.

Si comentaba en las críticas de Kenia y Namibia la buena química entre aventura y ...