Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Parasyte 6”, algo está cambiando.

Crítica: “Parasyte 6”, algo está cambiando.

Parasyte, de Hitoshi Iwaaki, es un manga que se compone de ocho volúmenes, publicado por Planeta Cómic, y en él nos cuentan la silenciosa invasión que unos seres parasitarios realizan al apoderarse de los cuerpos de algunos humanos, entrando en ellos a través de las cavidades craneales y suplantando sus cabezas, lo que les lleva a tomar el control de sus cuerpos. Shinichi es un joven que ha sido parasitado... pero consiguió que el ser no llegase a su cabeza y se quedase alojado en su brazo derecho. De esta manera se formó una simbiosis entre ambos que dio lugar…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable.

Resumen : Algo está cambiando en los, hasta ahora, insaciables seres parasitarios. La historia comienza a dar un vuelco imprevisible.

Valoraciónes : Sea el primero!

Parasyte, de Hitoshi Iwaaki, es un manga que se compone de ocho volúmenes, publicado por Planeta Cómic, y en él nos cuentan la silenciosa invasión que unos seres parasitarios realizan al apoderarse de los cuerpos de algunos humanos, entrando en ellos a través de las cavidades craneales y suplantando sus cabezas, lo que les lleva a tomar el control de sus cuerpos. Shinichi es un joven que ha sido parasitado… pero consiguió que el ser no llegase a su cabeza y se quedase alojado en su brazo derecho. De esta manera se formó una simbiosis entre ambos que dio lugar a una extraña combinación: el brazo derecho es totalmente autónomo y tiene la capacidad de cambiar de forma, pero Shinichi y Miggy (como ahora se llama el ser alojado en su brazo) tendrán que convivir de manera discreta para poder sobrevivir en el mundo, rodeados de humanos normales y otros parasitados.

Esta es la premisa inicial de la serie y, a lo largo de cada número, hemos podido ver evolucionar la singular relación entre Shinichi y Miggy, además de conocer como los parásitos han ido tomando posiciones y mimetizándose con la cultura en la que viven. Los protagonistas, además, tenían que lidiar con dos inconvenientes derivados de no ser ni del todo humano ni del todo parásito. Por un lado han tenido que disimular una vida normal, para que las autoridades humanas no pongan su atención en ellos, alertados como están de la aparición de los parásitos… pues tienen la costumbre de alimentarse de humanos. Por otro lado, la singularidad que significan los protagonistas llama la atención de los parásitos, que ven en ellos una amenaza para su existencia y una aberración a eliminar.

Combinando aventuras, relaciones familiares, humor, terror y gore, hemos avanzado por la serie hasta llegar a este sexto volumen. Shinichi y Miggy han escapado de milagro de un nuevo ataque de los parásitos y deciden esconderse para pensar un plan a seguir. Pero algo va a suceder… un extraño sentimiento maternal despertará en una de los líderes parásitos, generando una nueva sensación, una nueva motivación que en realidad les hará evolucionar hacia un estado más… sensible. Desgraciadamente esto también tendrá consecuencias en la “visibilidad” de Shinichi y el cerco de los humanos comenzará a estrecharse peligrosamente. Nos estamos encaminando, claramente, a la recta final de la historia.

Iwaaki parece haber descartado algunos de los elementos que configuraban este título. Prescinde ahora del humor e incluso del terror, cambiándolo por escenas de tensión emotiva y por persecuciones a vida o muerte. Incluso el gore, existiendo todavía, es mucho más suave que en anteriores episodios. Pierde algo de identidad en el camino, pero se debe reconocer que el ritmo narrativo nunca decrece y siempre están sucediendo cosas, algunas trascendentales, que nos animan a seguir leyendo. El autor no es excesivamente virtuoso en el arte gráfico y, conocedor de sus límites, se ajusta a un tipo de estructura que le beneficia en sus limitaciones, mostrando a los personajes siempre de manera clara y con continuos planos medios, olvidando en muchas ocasiones los fondos y los elementos no necesarios. Con el guión pasa lo mismo. Es tremendamente económico en los diálogos, sin llegar a ser esquemático y, aunque a veces se echa en falta algo más de adornos literarios, sobra con lo escrito para seguir de manera dinámica todo lo que está sucediendo.

Parasyte sigue siendo un manga divertido e interesante, que combina distintos géneros y nos va llevando por su historia de manera frenética pero sabiendo ocultar el fondo argumental. Aun no sabemos quienes son ni de donde vienen estos seres, pero los breves y difusos golpes de información que se filtran y se entre leen a lo largo de las páginas, es suficiente para mantenernos enganchados. Sigue siendo muy recomendable por su impacto y por su facilidad de lectura… Y no vemos el momento de continuar con lo que en este volumen se nos cuenta, pues nos traiciona con uno de los finales más atropellados y más inoportunos que hemos visto jamás. Queremos saber que va a pasar con Shinichi y Miggy!

  • Parasyte 6. Planeta Cómic.
  • rústica con solapas. b/n y color. 272 pp. 9,95 €

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Planeta Cómics. Novedades Noviembre 2017

Pasada la vorágine de publicaciones de Octubre, el próximo mes de Noviembre es algo más ...

Planeta Cómic. Novedades Octubre y Salón del Manga 2017

Un mes importantísimo para las novedades que presenta Planeta Cómic pues, sin abandonar las publicaciones habituales ...