Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Caballero Luna. Muerte y Nacimiento”. Final de ciclo

Crítica: “Caballero Luna. Muerte y Nacimiento”. Final de ciclo

Al igual que la luna tiene distintas fases, Caballero Luna tiene otras tantas personalidades que ha sido uno de los rasgos más llamativos y distintivos del personaje desde sus orígenes. Este problema disociativo de personalidad ha sido usado y explorado por casi todos los autores que se han encargado de él a lo largo de sus más de 40 años de existencia... pero fue Warren Ellis quien dio un paso más allá en los primeros números de su actual etapa. Brian Wood se encargó de perfeccionarlo y, tras una discreta etapa de Cullen Bunn, Jeff lemire se apoderó de la…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Resumen : Final excepcional de una etapa destacable, completando un círculo que nos lleva hasta el origen mismo del personaje.

Valoraciónes : 4.6 ( 1 votos)

Al igual que la luna tiene distintas fases, Caballero Luna tiene otras tantas personalidades que ha sido uno de los rasgos más llamativos y distintivos del personaje desde sus orígenes. Este problema disociativo de personalidad ha sido usado y explorado por casi todos los autores que se han encargado de él a lo largo de sus más de 40 años de existencia… pero fue Warren Ellis quien dio un paso más allá en los primeros números de su actual etapa. Brian Wood se encargó de perfeccionarlo y, tras una discreta etapa de Cullen Bunn, Jeff lemire se apoderó de la serie para llevarla al límite, situando al Caballero Luna y sus alter egos al borde del colapso, desembocando en una versión alterada y superheróica de Alguien Voló sobre el Nido del Cuco y preparándonos para el gran final que es el tomo del que hoy hablamos.

Marc Spector se encuentra preso en una institución psiquiátrica, pero la verdadera prisión es la de su mente, asolada por la convivencia con sus otros yo, dirigidos y manipulados por ese dios lunar, cruel y tiránico, que es Khonsu. Tras escapar de la prisión física, corresponde al héroe zafarse ahora de la psicológica y, para ello, tendrá que organizar y coordinar a todas sus personalidades (incluso alguna nueva que surge por el camino) y enfrentarlas en equipo al propio Khonsu… sin quedar loco definitiva e irrecuperablemente. Este es el argumento del tomo final, que trata de poner orden en el caos mental y lograr regresar al mundo real… una especie de retorno a los orígenes en esta aventura que se balancea entre lo ilusorio y lo físico, y que nos llevará poco a poco hasta el nacimiento mismo del Caballero Luna, rememorando y reviviendo la gesta de su génesis.

 

Jeff Lemire concluye aquí una etapa fantástica y definitiva de, suponemos, extrema dificultad en su desarrollo y con la que consigue recomponer el puzle en el que se había convertido la vida del Sr. Luna y el mismo personaje tras tantos años de vaivenes. También ha conseguido acercar la serie a esa línea con la que Marvel ha estado flirteando en los últimos años: títulos de superhéroes clásicos que tienen la apariencia del cómic independiente de autor. Para ello era indispensable contar también con la labor impresionante de Greg Smallwood en el dibujo, que con su estilo sombrío y en ocasiones experimental, evita el postureo del cómic de superhéroes para crear un producto mucho más personal. Aprovechando con firmeza las posibilidades creativas que esta serie ofrece, nos regala Smallwood magníficas viñetas de imágenes congeladas así como composiciones imaginativas, impactantes y a veces oníricas (atentos al momento en el que debemos voltear el cómic para seguir leyendo y ya no sabemos en qué dirección leer, sumiendo así al lector en la misma confusión que se encuentra el protagonista!)

No nos podemos olvidar del impagable color que Jordie Bellaire aporta y con el que se consigue ese aspecto final tan sólido y característico de la serie. Los tonos oscuros y de colores tristes que dominan el caos mental en el que se desarrolla casi toda la aventura y que quedan rotos por grandes espacios en blanco, ayudando a crear confusión e impacto visual. El blanco absoluto del Sr. Luna con su traje sin sombrear, como un fantasma y que, al final, es lo único real en esa ensalada mental de arquetipos, personajes imaginarios y dioses.

Este sexto tomo que publica Panini contiene los números 10 al 14 del volúmen 8 de la serie original. Supone una puesta al día del Caballero Luna, volver a poner el contador a 0, preparándolo para la nueva serie que llegará muy pronto y refresca al personaje con nuevo enfoque y equipo creativo. Marvel está apostando con fuerza por el personaje… me da a mi que tienen grandes planes para él fuera incluso del papel… a ver que tiene que decir Netflix.

  • Caballero Luna 6. Muerte y Nacimiento. Panini Cómics.
  • edición original. Moon Knight vol. 8 núms. 10 al 14. Marvel Comics.
  • rústica con solapas. 112 pp. color. 11,00 €

 

Sobre Giacco

avatar

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Divinity III. Héroes del Glorioso Stalinverso”

Como vimos en la reseña de Divinity III. Stalinverso, el Universo Valiant presenta una singular ucronía ...

Shadowman de Valiant, este es su nuevo diseño

Con fecha de salida en USA de 28 de marzo, Shadowman regresará al panorama editorial. ...