Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “La boda de Superman”. La boda de mis mejores amigos.

Crítica: “La boda de Superman”. La boda de mis mejores amigos.

Papeleta compleja el arco que hoy nos ocupa habida cuenta el momento histórico que supone en el protagonista en particular y en la historia del comic superheroico en general. Sobre todo por mostrar una historia que cale en el lector, que no repita tópicos y que esté en consonancia con el evento en su vertiente intrínseca. El asunto empieza con un preludio cómodo que hace de tabula rasa en los sentimientos de Lois y Clark gracias a una clásica historia de aventura y romanticismo. Luego, en el dedicado a la boda, el equipo de guionistas aprovecha para realizar un análisis…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“¿Lista…?”

Resumen : Un análisis de las repercusiones en pareja cuando convive con la idiosincrasia editorial de un personaje con un registro moral y habilidades construidos durante sesenta años en ese momento.

Valoraciónes : Sea el primero!

Papeleta compleja el arco que hoy nos ocupa habida cuenta el momento histórico que supone en el protagonista en particular y en la historia del comic superheroico en general. Sobre todo por mostrar una historia que cale en el lector, que no repita tópicos y que esté en consonancia con el evento en su vertiente intrínseca. El asunto empieza con un preludio cómodo que hace de tabula rasa en los sentimientos de Lois y Clark gracias a una clásica historia de aventura y romanticismo. Luego, en el dedicado a la boda, el equipo de guionistas aprovecha para realizar un análisis introspectivo de ambos personajes y secundarios que cobra más importancia que la celebración en sí misma. Sin duda, el festivo desenlace no es más que una excusa para permitir en un mismo episodio lo que sólo pueden repartir en varios. Se alejan por tanto de cualquier boicot que el supervillano numerario pueda liar, para ahondar en la relación de la pareja y en el impacto en los demás de su vida en común y por separado. Siempre con Superman colado en medio. La fragilidad del estado metahumano de este le sienta como un guante a la premisa de la historia para dar empaque emocional al estatus de Kent y como matiz a estudiar para reforzar sus dudas de cara al matrimonio. Sin perjuicio además de la profundidad que le permite este análisis del ser humano que no es humano pero que se siente humano. Esta circunstancia va en equilibrio con este rol jamesbondiano de Lois cuyo arranque recuerda poderosamente las introducciones del agente creado por Ian Fleming.

Por lo demás, los mecanismos utilizados para desenvolver a todos los personajes no son muy arriesgados y si bien son previsibles, no se me ocurre otro método para desarrollar con coherencia una “aventura” como esta. Efectivamente, conversaciones para poner a cada uno en su sitio, despedidas de soltero recíprocas, puesta al día en los asuntos personales de todos los implicados y la celebración. Me quedo con una reflexión de Luthor que retrotrae la acción al arranque de la etapa de John Byrne postcrisis y que lo encapsula todo como obra cerrada, por si alguien tenía dudas que ese inicio lo empezó todo en el nuevo statu quo de DC a partir de la explosiva maxiserie de Wolfman y Pérez. Momentazo friki que pone la piel de gallina.

En relación con el dibujo, este no puede ser más irregular. Nos encontramos, entre otros, desde unos alimenticios Byrne y Paul Ryan, unos que no pueden dar más de sí como Jon Bogdanove, a un Stuart Immonem empezando a mostrar dotes que le encumbrarán, hasta unos eficaces Curt Swan, Ron Frenz y Dan Jurgens que están a la altura del mandato.

Y si la trama principal es conservadora, su secuela no oficial es totalmente rompedora. La luna de miel es tan loca que me resulta inclasificable. Los clichés de toda la vida se aniquilan al presentar a un Clark Kent indefenso cual enamorado raptado por el megalómano de turno y a una Lois Lane transformada en una mezcla de Rambo y Lara Croft pronta al rescate. La acción desenfrenada y caótica se responde gráficamente con la musculatura y poses hipersexualizados de esta action girl dibujada por Bogdanove. Una historia triple tan valiente como alucinógena y descacharrante.

La boda de Superman se coloca como parada de abastecimiento entre el marasmo de aventura y acción superheroica que supone esta serie a lo largo de cuatro colecciones. Un análisis de las repercusiones en pareja cuando convive con la idiosincrasia editorial de un personaje con un registro moral y habilidades construidos durante sesenta años en ese momento.

Action Comics 728, Adventures of Superman 541, Superman 118, Superman: The Man of Steel 63, Superman: The Wedding Album, DC Comics. La boda de Superman, ECC Ediciones. Cartoné. Color. 192 pags. Fecha de edición: Junio 2017.

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

x

Check Also

Crítica: “ Antes de Watchmen: Minutemen”. Joya reivindicable.

Conmemoración, homenaje, precuela, etc, etc, etc. Irrelevante. Darwin Cooke lleva a su terreno las bases ...

Crítica: “Grandes Autores de Vertigo: Jill Thompson”. Como sobrevivir a los finales y otras historias.

Auténtico y de gran personalidad, el arte de Jill Thompson quedó grabado a fuego en ...