Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Shadowman. Edición de Lujo 1”, la barrera entre dos mundos

Crítica: “Shadowman. Edición de Lujo 1”, la barrera entre dos mundos

Shadowman ha sido uno de los personajes estrella de Valiant desde sus inicios, llegando a protagonizar incluso sus propios videojuegos. Acclaim se interesó por llevarlo más allá del papel y consiguió que su nuevo producto (Acclaim se hizo con Valiant) trascendiese a otro tipo de público. Eran otros tiempos y en la primera Playstation ya se prodigaban juegos de aventura y exploración tridimensionales, pero Shadowman aportaba el característico elemento mágico/vudú, convirtiendo los dos títulos que llegaron a lanzarse en verdaderas joyas del género... además del aliciente que tenía para los lectores de cómic poder controlar a un personaje que no…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Resumen : La versión del personaje que se realizó en 2012 actualizaba su concepto y aportaba muchas mejoras sacrificando algunos conceptos.

Valoraciónes : Sea el primero!

Shadowman ha sido uno de los personajes estrella de Valiant desde sus inicios, llegando a protagonizar incluso sus propios videojuegos. Acclaim se interesó por llevarlo más allá del papel y consiguió que su nuevo producto (Acclaim se hizo con Valiant) trascendiese a otro tipo de público. Eran otros tiempos y en la primera Playstation ya se prodigaban juegos de aventura y exploración tridimensionales, pero Shadowman aportaba el característico elemento mágico/vudú, convirtiendo los dos títulos que llegaron a lanzarse en verdaderas joyas del género… además del aliciente que tenía para los lectores de cómic poder controlar a un personaje que no fuera el trepamuros o el hombre murciélago. La desarrolladora de videojuegos americana llegó también a relanzarlo en cómic, con el conocido volúmen 2 a cargo del tremendo Garth Ennis. Sin embargo, malas decisiones empresariales llevaron pronto al declive no solo de la serie, sino de la misma Valiant. Esto sucedió a finales de los ’90, y tenemos que dar un salto considerable, hasta 2012, para volver a ver al gran Shadowman de nuevo con serie propia.

Justin Jordan y Patrick Zircher se encargarían en esta ocasión de reinventar al misterioso superhéroe, acercándolo a la nueva era y a un nuevo público, confeccionando un producto más orientado a la aventura sin descuidar el lado sobrenatural y terrorífico que caracteriza al personaje. Esta serie es la que nos presenta Medusa Cómics en tomos de lujo y cuyo primer volumen incluye los números 1 al 10 y el número 0. Quedó inconclusa la publicación de esta serie en nuestro país y Medusa se dispone a completarla como acercamiento e introducción al personaje que será relanzado este mismo año.

Jack Boniface es un joven huérfano que descubrirá el oscuro pasado de sus progenitores cuando sufra en sus carnes la maldición de Shadowman, que le hace transformarse en un temible guerrero de ultratumba capaz de traspasar el umbral que lleva al “otro lado”, el mundo de los muertos. Pronto descubrirá que es un poder heredado por antiguos pactos y que le obliga a luchar contra las fuerzas oscuras ávidas por dominar los dos mundos, el de los muertos y el de los vivos. Las embestidas desde el otro lado están encabezadas y organizadas por el que es su archienemigo (el archienemigo de Shadowman), Darque, responsable de la muerte de sus padres que se alimenta del alma extraviada de los difuntos y gobierna un verdadero ejército, de demonios al otro lado y de acólitos en este. Pero Shadowman no se va a enfrentar solo a un enemigo de tal poder, pues los miembros de un grupo de resistencia, que se autodenomina Los Cooperantes, le guiará y le ayudará en su cruzada. Encabezados por Dax y por Alyssa, actuaran como mentores y guías para este nuevo Shadowman que todavía ni comprende ni domina sus poderes. Tampoco faltará la aparición del otro personaje místico de Valiant, la Dra. Mirage, que aportará su siempre inestimable ayuda y carisma.

Mucho por contar y muchas premisas por introducir en estos primeros números. La historia se cuenta de manera rápida y directa, incluso a veces de manera demasiado acelerada… aunque sin ese ritmo frenético es cierto que hubieran precisado de muchos más números solo para sentar las bases de la serie. Apenas hay tiempo de presentaciones ni conversaciones que dejen ahondar en los personajes, aquí se va al grano y a toda máquina. Con esto, lo que se pierde en profundidad se gana en ritmo y dinamismo y consigue que la acción jamás decaiga. Sin embargo, es una apuesta arriesgada que se apoya solo en ese lado de la balanza, así que los lectores que esperen un Shadowman más contenido, que se regale en detalles o que profundice en conceptos y personajes, pueden quedar algo decepcionados… hasta llegar a la última parte del tomo. Las dos últimas grapas que lo completan constituyen un pequeño arco argumental mucho más sosegado y que se dedican, exclusivamente, en contar sucesos del pasado que, ahora sí, ayudan a comprender todo lo que hemos leído previamente.

Es posible que el ritmo esté mal equilibrado, es cierto. Pero lo que más he echado en falta, pese a todo, es que los autores ignoren casi por completo la fenomenal y extraordinaria ambientación que debería rodear a Shadowman: los pantanos, el jazz, el candomblé, el vudú. Apenas aparecen ni se dejan ver más que en aspectos decorativos, en los vestuarios de algunos personajes y en unos pocos entornos. Era un símbolo diferenciador en la serie que, imagino, por motivos comerciales de la época decidieron reducir su presencia.

Justin Jordan y Patrick Zircher escriben esta serie (que además dibuja el segundo). Tienen muy claro el público al que quieren dirigirse y las necesidades del mismo… Ofrecen acción a paladas con una historia sencilla y que va abriéndose poco a poco entre venganzas y la eterna lucha del bien contra el mal. No se permite definir a los secundarios ni entretenerse con argumentos paralelos y va al grano. Directo. En el aspecto gráfico, Zircher está acompañado por otros varios dibujantes y el cambio de uno a otros puede desconcertar a veces, pero suma cuando el encargado de dibujar ese Mundo de los Muertos es Roberto de la Torre, conocido por su impresionante Dra. Mirage que os trajimos a esta misma web (y al podcast). Los dibujos fluidos y dinámicos que predominan en la serie ayudan a la sensación de movimiento continuo y, cuando De la Torre coge los lápices, sus trazos oscuros y tenebrosos nos trasladan a ese otro lado. Brian Reber, el colorista, es el encargado de rubricar con acierto un trabajo repleto de elementos sobrenaturales en los que la ambientación, a través de los colores, es esencial. Me quedo con las ganas de saber que hubieran sido capaces de hacer estos autores si hubieran sumergido la obra en esa cultura y esa religión que mezcla de forma tan sugerente el catolicismo y las religiones del áfrica negra.

Shadowman 1 Edición de Lujo es, como bien se indica, una edición de auténtico lujo. Tapa dura con sobrecubierta, de soberbia encuadernación y con extras abundantes en los que encontramos diseños de páginas, personajes, bocetos, comentarios, portadas… Una manera inmejorable de conocer un personaje que acaba de renacer con fuerza, para quedarse, y no volver a ese otro mundo.

  • Shadowman 1. Edición de Lujo. Medusa Cómics.
  • edición original. Shadowman 0 al 10. Valiant Comics.
  • cartoné con sobrecubierta. 320 pp. color. 29,95 €

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: “X-O Manowar. Edición de Lujo 1”, el azote de dos imperios.

Medusa Cómics, la editorial que publica Valiant en nuestro país, está recuperando las series de ...

Medusa Cómics. Novedades Diciembre 2018

  Los lanzamientos de Medusa Cómics del mes de Diciembre estarán disponibles a partir del ...