Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Grandes Autores de Wonder Woman. George Pérez”, Secretos en la Arena

Crítica: “Grandes Autores de Wonder Woman. George Pérez”, Secretos en la Arena

El tercer tomo de Wonder Woman escrito por George Pérez se divide en dos partes muy claramente diferenciadas. La primera es, y menos mal, la más corta e incluye la participación de la amazona dentro de una aventura global que recorría el total de las series DC. Se trata de la invasión de rigor que solo la alianza de todos los héroes podía llegar a repeler y que ya salpicaba las tramas de cada serie individual obligando a los autores a modificar de alguna manera sus guiones. En concreto, en esta parte, además de matizar la importancia que Wonder Woman…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Recomendable

Resumen : Aunque presenta conceptos interesantes, la calidad general de la serie baja con la salida de George Pérez de los lápices.

Valoraciónes : Sea el primero!

El tercer tomo de Wonder Woman escrito por George Pérez se divide en dos partes muy claramente diferenciadas. La primera es, y menos mal, la más corta e incluye la participación de la amazona dentro de una aventura global que recorría el total de las series DC. Se trata de la invasión de rigor que solo la alianza de todos los héroes podía llegar a repeler y que ya salpicaba las tramas de cada serie individual obligando a los autores a modificar de alguna manera sus guiones. En concreto, en esta parte, además de matizar la importancia que Wonder Woman tiene en la resolución de la invasión, los autores y editores aprovecharon para ligarla al grupo y serie de moda, el equipo que triunfaba en los cómics por su chispeante e ingeniosa colección: la JLA de Keith Giffen y J.M. DeMatteis.

Y así tenemos, durante unos pocos episodios, a nuestra princesa amazona combatiendo amenazas invasoras junto a algunos de los personajes más carismáticos e icónicos del momento, como Rocket Red o Guy Gardner. Este último el más llamativo por ser la antítesis de Wonder Woman, o sea… machista, egoísta y soberbio. Aunque no nos engañemos, ya sabemos que bajo esa fachada de machirulo se esconde un buenazo lleno de complejos.

El grueso del tomo lo forma la segunda parte a la que antes aludía y que nada tiene que ver con la primera. George Pérez recupera el control y el hilo de su historia y resuelve el misterio que envolvía a una villana tan carismática como Cheetah, en esta renovada encarnación, y que apenas podíamos ver en los tomos previos. Y una cosa llevará a la otra… en el transcurso de dicha aventura que sucede en África, Diana encontrará una facción perdida de las amazonas, establecida en la mítica ciudad de Bana-Mighdall, que viven con un código moral retorcido y alejado de todo aquello que representan sus hermanas de Themyscira.

George Pérez se preocupa de seguir construyendo un mundo propio y nuevo para Wonder Woman, incorporando personajes nuevos y renovando otros clásicos que interactúan de diversas maneras con la protagonista y aportan nuevas formas de enfocar los eternos dilemas que siempre han sobrevolado la serie. La llegada de estas nuevas amazonas africanas refresca los códigos por los que se mueve Diana y le invita a cuestionarlos. Aunque no se profundiza demasiado en ello y se opta por reducirlos a términos de “bien” y “mal” y reflejarlos en personajes de moral simple, de blancos o negros. Una oportunidad desaprovechada para que la segura Diana pudiera haberse replanteado su situación con respecto al mundo patriarcal en el que ahora se encuentra y que tanto defiende.

No se olvida la serie de mantener a los secundarios que han estado aportando tanto en ella. Etta y Steve, Hermes, la profesora Kapatelis y su hija… continúan siendo ese nexo de unión con la humanidad que le hace falta a la serie para no convertirse en un desfile de personajes pintorescos a medias entre el disfraz de superhéroe y los mitos griegos reinterpretados. Con sus subidas y bajadas, lo que peor le sienta a la serie es, sin duda, el cambio de dibujantes. Aunque Pérez jamás abandona los guiones y eso permite que la serie no caiga en picado, su marcha del apartado artístico ha resultado fatal… sobre todo por haber escogido como sucesor a Chris Marrinan. Habrá que tacharle este detalle a Karen Berger, aunque la elección de dibujantes nunca fue su fuerte… y aquí se constata. Los dibujos no hacen justicia ni a los guiones ni a la historia y simplifican con su pobre aspecto el resultado final. Ni siquiera el diseño de la ciudad africana de las amazonas ni de sus habitantes resulta sugerente o épico, siendo una baza perdida de manera imperdonable. Menos mal que George Pérez sigue ahí, escribiendo con prosa abundante y coherente, conocedor en profundidad del mundo que durante más de 30 números previos se ha ido encargando de tejer. Esto salva el tercer tomo, además del regreso a su Themyscira natal con el que su pueden aventurar nuevos e interesantes caminos.

Los números 25 al 35 que publica ECC Ediciones en este tercer tomo, recopilación de la etapa de George Pérez a cargo de Wonder woman no son, desde luego, los mejores, pero contienen suficiente mitología original y motivos para continuar acompañando a la princesa. Cimientan con más fuerza la versión que tan gran autor imaginó del personaje.

  • Grandes Autores de Wonder Woman. George Pérez. Secretos en la Arena. ECC Ediciones.
  • edición origina. Wonder Woman vol.2 núms. 25 al 35. DC Comics.
  • cartoné. 272 pp. color. 27 €

Sobre Giacco

avatar

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Grandes Autores de Wonder Woman. George Perez”, Rastros.

Con este volumen titulado Rastros, ECC Ediciones continúa la publicación de las aventuras de Wonder ...

Crítica: “WONDER WOMAN: Reflexiones”. Las personas primero.

Especializado en la construcción y desarrollo de personajes femeninos, Greg Rucka no podía negarse al ...