Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “20th Century Boys vol.2”, Shôgun aka Otcho

Crítica: “20th Century Boys vol.2”, Shôgun aka Otcho

La secta conocida como "Amigo" sigue extendiendo sus redes e influencia y continúa infiltrándose en todos y cada uno de los estratos de la sociedad. Kenji empieza a descubrir hasta que punto ese juego infantil que planeó junto a la pandilla del cole está llegando a hacerse realidad. Uno de la pandilla decide llevar a cabo esas fantasías infantiles de conquistar el mundo... y lo está consiguiendo. Kenji es ahora el único que puede evitarlo si las brumas del recuerdo se disipan y logra recomponer aquel olvidado y loco plan y, ya de paso, recuerda la identidad de todos los…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Imprescindible

Resumen : Impresionante continuación que crece en ritmo, tensión y calidad.

Valoraciónes : Sea el primero!

La secta conocida como “Amigo” sigue extendiendo sus redes e influencia y continúa infiltrándose en todos y cada uno de los estratos de la sociedad. Kenji empieza a descubrir hasta que punto ese juego infantil que planeó junto a la pandilla del cole está llegando a hacerse realidad. Uno de la pandilla decide llevar a cabo esas fantasías infantiles de conquistar el mundo… y lo está consiguiendo. Kenji es ahora el único que puede evitarlo si las brumas del recuerdo se disipan y logra recomponer aquel olvidado y loco plan y, ya de paso, recuerda la identidad de todos los niños que formaban la pandilla.

En este segundo volumen, de edición impecable por parte de Planeta Cómics, Naoki Urasawa sigue avanzando con seguridad a través de un complejo argumento repartido en dos lineas temporales que, en manos de un au-

tor menos hábil, sería un despropósito. Él logra hilvanar con gran pericia esta historia que mezcla un realismo visual admirable con un thriller de tensión creciente. Kenji, el protagonista, crece ante nuestros ojos y evoluciona de manera coherente forzado por las circunstancias. El amplio plantel de secundarios dota otorga autenticidad al conjunto de la historia que, en realidad, oculta una enrevesada trama que se va desvelando al lector con las dosis justas para mantener un ritmo constante y tenso. Mantener la atención sobre una historia tan dilatada (la colección consta de 11 volúmenes!) requiere ir incluyendo gradualmente elementos que sorprendan y renueven el interés del lector. En ese aspecto, este segundo volumen introduce un elemento trascendente: uno de esos personajes de poderoso carisma y profunda motivación… Shôgun, al que pronto conoceremos como Otcho. Es uno de los integrantes de la vieja pandilla infantil que vive actualmente en Bangkok, Tailandia. Con su triste pasado lleno de amargura que le otorga un encanto especial, lleva un extraño pero caballeresco modo de vida que te hace simpatizar al instante con él. Este experto en artes marciales se ocupa en resolver asuntos turbios de los bajos fondos tailandeses mientras ayuda y defiende a las prostitutas, las chicas que son esclavizadas sexualmente por la mafia local y que encuentran en él alguien que las defiende de manera desinteresada e incluso las intenta reinsertar. Sus problemas con los delincuentes del lugar son evidentes, pero incluso se complicaran más cuando la organización “Amigo” se interponga en su camino.

Los personajes, los nuevos y también los conocidos, cambian y evolucionan sin ningún artificio, tal y como lo hace la misteriosa organización, Amigo, cuya sombra cubre toda la historia. 20th Century Boys no para de crecer y progresar, manteniendo en nosotros un interés ascendente que nos impulsa a querer saber que va a pasar en cada momento y qué nueva sorpresa nos aguarda.  El director de orquesta de esta compleja y elaborada maravilla es el inmenso Naoki Urasawa, al que dedicamos loas y alabanzas casa vez que traemos una de sus obras. Con la presente no puede ser distinto, bien al contrario, nos encontramos ante la que puede ser su mejor producción (con permiso de Monster). Metidos de lleno en este segundo volumen encontramos que el tedio y la relajación no aparecen en ninguna de las escenas o episodios y, los habituales y lógicos bajones de ritmo en obras de tan colosal tamaño (como por ejemplo la mencionada Monster), aquí no han llegado a aparecer todavía.

El cuidado dibujo, que se recrea con detalle en los escenarios ofreciendo con igual realismo mercados orientales que templos perdidos en las junglas de Tailandia, acompaña a la maravillosa recreación de los personajes, en cuyos rostros se aprecia de forma poderosa el desdén, el desprecio, el miedo, el odio… Incluso con la cuidada particularidad de mantener parecidos en los personajes que son familia o que vemos a través de distintos momentos temporales, es decir, Kenji es reconocible cuando es niño por mantener los rasgos que tanto hemos visto en su versión adulta.  Una historia tan compleja necesita una exposición clara visualmente y Urasawa lo consigue. La composición de las páginas, las secuencias de viñetas y la nitidez de los dibujos hacen que su lectura sea fluida, agradable y sencilla.

20th Century Boys tiene todo para ser considerado con justicia un manga clásico e inolvidable, una de las obras que elevan el cómic japonés a la vanguardia de este arte y que hace de su autor uno de los más reconocidos y seguidos por lectores de todo el mundo. Si aun no lo conocéis, no tardéis en subiros a esta obra, porque de momento vamos por el segundo tomo y estáis a tiempo. No os arrepintáis más tarde si Amigo os pilla por sorpresa.

  • 20th Century Boys vol.2. Planeta Cómics.
  • rústica con sobrecubierta. 416 pp. b/n y color. 15,95 €

Sobre Giacco

avatar

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: “20th Century Boys vol.3”, de Kabukicho a Umihotaru.

No me cansaré en la reseña de cada uno de sus tomos de repetir que ...

Crítica: “20th Century Boys vol.1”, la llegada de Amigo

Naoki Urasawa es uno de esos autores que jamás defraudan. En Hello Friki lo hemos ...