Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Moonshine 1”, aullidos y whisky a la luz de la luna

Crítica: “Moonshine 1”, aullidos y whisky a la luz de la luna

100 Balas es una de las series de referencia de la inmortal Vertigo. Brian Azzarello y Eduardo Risso crearon una gran serie que llegaría a codearse en lo más alto con otros títulos estrella del sello editorial, como Sandman, Predicador o Y, el Último Hombre. La conjunción de estos dos autores formó algo excepcional y único y, como es natural, cada vez que vuelven a reunirse para un proyecto, los lectores nos ponemos un poco nerviosos deseando comprobar qué han tramado en esta ocasión. Amparados por la inevitable Image inician su nueva serie regular: Moonshine. Nos trasladamos a los años…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Resumen : Buen arranque de la nueva serie de Risso y Azzarello, forman una pareja impecable como autores y consiguen sorprender por el argumento.

Valoraciónes : Sea el primero!

100 Balas es una de las series de referencia de la inmortal Vertigo. Brian Azzarello y Eduardo Risso crearon una gran serie que llegaría a codearse en lo más alto con otros títulos estrella del sello editorial, como Sandman, Predicador o Y, el Último Hombre. La conjunción de estos dos autores formó algo excepcional y único y, como es natural, cada vez que vuelven a reunirse para un proyecto, los lectores nos ponemos un poco nerviosos deseando comprobar qué han tramado en esta ocasión.

Amparados por la inevitable Image inician su nueva serie regular: Moonshine. Nos trasladamos a los años ’20, en plena ley seca y bajo el dominio criminal de familias y organizaciones mafiosas que trafican con licores de dudosa procedencia. Joe “el Jefe” Masseiro ha descubierto un whisky casero absolutamente exquisito y, por supuesto, debe convertirse en su único distribuidor. Un brebaje de esa calidad puede reventar el mercado y volverle todavía más rico y poderoso. Para negociar con sus fabricantes, una familia de paletos que vive en los Apalaches, que destilan el licor por las noches a la luz de la luna (de ahí el título de la serie), Joe manda a su mejor negociador, Lou Pirlo. Pero Lou se va a encontrar frente a una familia que poco encaja con lo que entendemos por “paletos” y la negociación no va a ser precisamente fácil… lo que pondrá nervioso a Joe “el Jefe”, que no acepta un NO por respuesta y atosiga y amenaza a Lou para que cierre el trato de manera inmediata. Para terminar de complicar las cosas, algo está pasando en los bosques de la zona. Un licántropo ataca a los que se pierden en la oscuridad… aunque parece que sus víctimas no están, precisamente, elegidas al azar.

Ley seca, mafiosos, américa profunda, hombres lobo… este es el curioso y sorprendente tapiz sobre el que Azzarello y Risso tejen su historia.

Azzarello perfila unos personajes sobrios y duros, ariscos y poco empáticos. Ni son carismáticos ni son agradables y el escenario por el que se desenvuelven los endurece todavía más. Poco espacio queda aquí para sentimentalismos o dulzuras, y es algo extensivo a todos los personajes. Los breves momentos en los que Azzarello se permite ahondar en ellos resultan insuficientes para que conectemos con sus traumas e historias heredadas de un pasado que existe, pero que el autor no nos permite ver con claridad. Guarda Azzarello esas cartas para futuros números, pero no hubiera estado de más dejarnos ver algo de humanidad y trasfondo en estos estereotipados personajes. Demasiado herméticos, demasiado misteriosos… pero totalmente soportable por el hecho de tratarse del inicio de la serie. Además, las cosas que suceden, numerosas y frenéticas, hacen que no repares en este detalle más que al terminar la lectura.

Y con todo, es Eduardo Risso quien hace suya la serie. La personalidad inconfundible de sus dibujos le otorga esa misma impronta a la serie. Su hábil trazo, duro y marcado, dominando sombras y luces como él sabe hacer, le sienta perfecto a esta historia negra de delincuentes, licántropos y paletos, que se mueven con soltura al amparo de los escenarios nocturnos. El color, elaborado por el mismo dibujante, termina de cuajar el clima en cada escena y acentúa los calurosos días, las frías y temibles noches y lo gélido de las relaciones y sentimientos que sobrevuelan cada escena. Es muy remarcable como y de que manera Risso diferencia el día (colores, composición de página, luz…) de la noche (colores fríos, distinta composición de página, sombras…), consiguiendo identificar lo incómodo y amenazante que es el lugar, cuando aparece la luna.

Un inicio de serie que promete ir a más, con personajes misteriosos que solo pueden evolucionar y enriquecerse en este Moonshine que reúne a dos autores de lujo. No sorprende, porque menos no se puede esperar de Risso y Azzarello, pero sí impacta, sobre todo por su apartado visual donde el dibujante argentino se muestra especialmente inspirado, involucrado y tocado por el influjo de la luna. Muy recomendable.

  • Moonshine 1. Planeta Cómics.
  • edición original. Moonshine 1 al 6 USA. Image
  • rústica. 152 pp. color. 16,95 €

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Saga 8”. Tan distintos y tan parecidos.

Con unos cuantos años a sus espaldas y casi 50 números acumulados, Saga no deja ...

Crítica: “BATMAN, Superpesado”. La ópera prima de Scott Shirow.

En el cómic de superhéroes es muy previsible la sustitución puntual del protagonista en tramos ...