Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “Nivawa y Saitô”, la extraña pareja.

Crítica: “Nivawa y Saitô”, la extraña pareja.

Desde que ECC Ediciones decidió apostar por el manga hemos visto como llegaban hasta nosotros series que de otro modo hubieran quedado inéditas, han arriesgado con todo tipo de géneros y están acercando a los lectores españoles una creciente cantidad de colecciones muy destacables. Una de las más recientes es Nivawa y Saitô, obra completa de Nagabe, que comenzó su publicación de manera digital, casi por diversión, y ha llegado a interesar y enamorar a toda una legión de lectores. Saitô es un joven "nini", exponente de una generación que ni estudia ni trabaja y que sus ingresos, imaginamos, llegan…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Divertido

Resumen : La convivencia entre dos seres tan distintos y a la vez tan parecidos puede ser tan cómica como trágica

Valoraciónes : Sea el primero!

Desde que ECC Ediciones decidió apostar por el manga hemos visto como llegaban hasta nosotros series que de otro modo hubieran quedado inéditas, han arriesgado con todo tipo de géneros y están acercando a los lectores españoles una creciente cantidad de colecciones muy destacables. Una de las más recientes es Nivawa y Saitô, obra completa de Nagabe, que comenzó su publicación de manera digital, casi por diversión, y ha llegado a interesar y enamorar a toda una legión de lectores.

Saitô es un joven “nini”, exponente de una generación que ni estudia ni trabaja y que sus ingresos, imaginamos, llegan cedidos por unos progenitores demasiado generosos. En su pequeño piso no vive solo, pues no sabemos bien como ha sido, acoge a un joven miembro, de nombre Nivawa, que pertenece a la tribu de los llamados Afica: una especie inteligente que vive en las aguas de nuestro planeta y comienza a tomar contacto con nuestra cultura. No nos paremos a darle vueltas al hecho de que ese intercambio cultural sea la convivencia de un niño afica con un joven humano que no tiene oficio ni beneficio… en lo absurdo de la situación radica la gracia de la serie. Lo importante aquí es el contraste entre los protagonistas, el choque cultural y las necesidades de ambos.

Saitô es un joven despreocupado que prefiere jugar online con su consola a enfrentarse a la vida… Nivawa es un niño de aspecto anfibio y, como niño, la curiosidad es su motor. La tranquilidad que ansía Saitô es inexistente con Nivawa a su lado. Además, debe inculcarle hábitos de limpieza, horarios, modales, costumbres… una especie de niñera a la fuerza. Y decimos bien, a la fuerza, porque la madre de Nivawa vigila con sus periódicas visitas que su niño esté bien, contento y feliz… bajo amenaza de matar a Saitô. Lo imponente de la madre acongoja al pobre joven que está obligado a convertirse en tutor y maestro forzado del niño anfibio. Aunque no comparten idioma ni el oxígeno es respirable para los seres afica, tienen una especie de mascarilla o de aparatosa boquilla que les permite vivir en nuestra atmósfera y sirve, además, de traductor simultáneo en las dos direcciones.

Y así asistimos a la vida cotidiana de estos dos incompatibles compañeros… la desesperación de Saitô llega a ser hilarante y la torpeza y desconocimiento del medio de Nivawa es muy enternecedora. Viviremos con ellos momentos cómicos fruto de la dejadez de uno y la ilusión y ganas de aprender de otro, nos troncharemos cuando Nivawa intenta enseñar un baile tradicional de su pueblo a Saitô y las consecuencias sonoras que tiene, asistiremos al primer paseo por la ciudad del pequeño y su delirante entusiasmo al descubrir un parque infantil, y no podemos omitir la parte en la que son descubiertos por la casera del edificio, confundiendo a Nivawa con una mascota. Momentos cómicos, graciosos y, con el tiempo, tiernos y dotados de una sensibilidad y sentimentalismo muy bien introducido.

La parte artística, que corre por entero a cargo de Nagabe, es muy adecuada para este tipo de obra, que balancea su peso entre la comedia y la emoción. Son diálogos espontáneos y fáciles de seguir, que sin embargo contienen suficiente carga como para ir calando en el lector y dejar huellas que más tarde se recuperaran, haciendo despertar la emoción en nosotros. Las situaciones divertidas son rápidas y efectivas, nunca llegando a cargar ni desentonando con el estilo de la obra y, de paso, mostrando un estilo de vida real en el que se refugian miles de jóvenes de manera automática e imprudente. El dibujo es sencillo y claro, los personajes se definen con trazos limpios y sin excesos innecesarios… si se trata de representar un piso de joven, descuidado y sucio, parco en decoración y práctico en mobiliario, no hay necesidad de entretenerse con detalles, pero sí se cuida un entorno coherente y bien definido. El diseño de los nativos de la tribu Afica es muy interesante, pues aunque recuerde en cierta manera a los seres anfibios que conocemos por la cultura popular (el monstruo de la laguna), mantienen su propia estética con detalles tan curiosos como la cola, las orejas o el aparato que utilizan para comunicarse (y respirar)

Imaginación, comedia, emociones… buena serie que tiene muy claro los límites por los que se mueve. Una nueva vuelta de tuerca a las series cómicas que enfrentan a compañeros de piso incompatibles pero que acaban desarrollando un hilo de afinidad que se vuelve más fuerte con cada experiencia. Divertido y gratificante, Nivawa y Saitô es publicado por ECC Ediciones en tres tomos, pero existe una edición especial (y limitada), de tomo único recopilatorio, que será lanzada durante el salón del Manga de Barcelona (del 1 al 4 de Noviembre).

  • Nivawa y Saitô. ECC Ediciones. (3 tomos)
  • rústica con solapas. 160 pp. B/N 8,95 €

 

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: “Killing Morph 1”, el terror más visceral

Los más peligrosos asesinos en serie no son obra de una ficción, ni han venido ...

Crítica: “Flash: Velocidad Terminal”. A toda velocidad al Inframundo

Wally West ya está consolidado como Flash. Las consecuencias de las Crisis y la desaparición ...