Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: «Los Muertos Vivientes 30. Nuevo Orden Mundial». Arriba y abajo.

Crítica: «Los Muertos Vivientes 30. Nuevo Orden Mundial». Arriba y abajo.

Llegamos a la treintena de tomos publicados por Planeta Comics de esta serie, conocida por todos gracias a su versión televisiva, que sigue avanzando con firmeza en su versión original, el cómic. El tomo presente, que se llama Nuevo Orden Mundial, llega para reivindicar lo que hemos estado contando número a número: que Robert Kirkman es capaz de reinventarse y sorprender con nuevos caminos, nuevos planteamientos y nuevos personajes. Siempre avanzando y manteniendo un nivel alto de calidad. Con el presente volumen llegamos al número 180 de la edición original... y la serie está tan fresca como al principio. El…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Resumen : La serie sigue con fuerza y abre nuevos caminos, regenerándose a cada tomo.

Valoraciónes : Sea el primero!

Llegamos a la treintena de tomos publicados por Planeta Comics de esta serie, conocida por todos gracias a su versión televisiva, que sigue avanzando con firmeza en su versión original, el cómic. El tomo presente, que se llama Nuevo Orden Mundial, llega para reivindicar lo que hemos estado contando número a número: que Robert Kirkman es capaz de reinventarse y sorprender con nuevos caminos, nuevos planteamientos y nuevos personajes. Siempre avanzando y manteniendo un nivel alto de calidad. Con el presente volumen llegamos al número 180 de la edición original… y la serie está tan fresca como al principio.

El tomo anterior sirvió para presentar nuevos personajes y para cerrar una trama abierta desde hace tiempo: Eugene tomó contacto por radio con una supreviviente que vive en otra comunidad… ahora llega el momento de conocerla, tanto a ella como a su entorno. Kirkman nos empuja de lleno a una nueva situación, a un nuevo escenario que va a cambiarlo todo: nos presenta la Commonwealth. Una megaciudad perfectamente organizada y estructurada con todas las comodidades previas al apocalipsis. Es lo más parecido que hemos visto en esta serie a un regreso a la civilización tal y como la conocemos.

La gobernadora de la Commonwealth es Pamela Milton y, junto a ella, como no podía ser de otra forma, entra en la serie una buena cantidad de personajes. Alguna de estas nuevas incorporaciones son sorpresa y van a transformar para siempre la vida de los protagonistas, poco más podemos decir sin incurrir en molestos spoiler. Pero el cambio de verdad llega con la aparición de esta nueva mega ciudad y su sistema de gobierno y estructura social. Porque la fórmula les funciona, es cierto, pero a cambio se plantean dudas morales.

Robert Kirkman va a usar este nuevo arco argumental que aquí se inicia para mojarse en política. Enfrenta de forma figurada en su obra dos sistemas de gobierno que no son sino el reflejo de la realidad, una realidad que sale de Estados Unidos y salpica a prácticamente todos los países occidentales. El ascenso de ciertos partidos, ideologías y políticos que defienden un sistema de clases definido y casi siempre injusto. No nos meteremos aquí en divagaciones políticas, pero avisamos que esta etapa de la serie sí va a hacerlo. No os desaniméis, que no se trata de ningún rollo adoctrinador, sino de una manera inteligente y sencilla de reflexionar sobre las formas de gobierno predominantes en nuestro mundo, de sus aciertos y sus errores, sin posicionamientos claros y, lo más importante, se aprovecha para hacer avanzar la serie.

Con Nuevo Orden Mundial se abren nuevas posibilidades a la colección, multiplicando los potenciales caminos a seguir y yendo más allá de lo que hemos tenido hasta ahora, esa formula repetida que era «conocemos nuevo grupo=conflicto con el mismo». Todo se vuelve ahora más complejo y más profundo y su resolución va a derivar en algo definitivo para el grupo. Si no es el final, con seguridad nos encaminará en su dirección. Robert Kirkman mantiene un muy buen pulso narrativo y se aventura en nuevas fórmulas. Por ejemplo, el elemento zombi pasa a ser secundario y su amenaza queda velada por la importancia de la Commonwealth y todo lo que representa. Es un giro a tramas políticas, dobles juegos y relaciones entre personajes.

Los Muertos Vivientes se mantiene muy viva aproximándose a su segundo centenar de números, haciendo bueno el título de la serie y demostrando que su guionista sigue comprometido al máximo con ella. Y si de Charlie Adlard, su dibujante exclusivo, no hemos dicho nada, es porque su trazo y su estilo esta vinculado de manera indisoluble al título. Controla las escenas de acción con ritmo y las sentimentales con fuerza y consigue estar siempre a la altura en un título tan exigente como este, donde largas conversaciones dan paso a tensos combates o a inesperadas situaciones. No sería lo mismo sin la habilidad narrativa de este artista.

Treinta tomos y Los Muertos Vivientes sigue girando y reinventándose. Cuando parece que ya está todo contado, extrae oro de allá donde parecía un páramo y modifica las reglas del juego sin traicionar su larga historia previa, con protagonistas que evolucionan y cambian. Da la impresión de que aun queda mucho por contar y, viendo como lo hace el señor Kirkman, ojalá que así sea.

  • Los Muertos Vivientes 30. Nuevo Orden Mundial. Planeta Comics.
  • edición original. The Walking Dead 175 a 180 USA. Image Comics.
  • rústica. 144 pp. B/N. 8,50 €

Sobre Giacco

avatar
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

x

Check Also

Crítica: «Los Muertos Vivientes 29. Los Límites que sobrepasamos». ¿Quién es esa chica?

Con el tomo 29 de Los Muertos Vivientes publicado por Planeta Cómic nos plantamos en ...

Crítica: «Paria 5. La Nueva Senda». Por fin, las revelaciones.

Recapitulemos… Kyle Barnes es un tipo asocial y apartado de su familia. Su historia familiar ...