Home » Literatura » Críticas de literatura » Reseña: “Danza de Dragones” de George R.R. Martin
danza-de-dragones-cancion-de-hielo-y-fuego-v-lujo-9788496208872

Reseña: “Danza de Dragones” de George R.R. Martin

Un año después de su salida en el mercado americano, por fin llegó la versión traducida de “A Dance with Dragons” a nuestro país, finalmente traducida como “Danza de dragones” y dispuesta a satisfacer el gusto de los numerosos fans de la saga “Canción de Hielo y Fuego”.   Cabe recordar que este volumen no es una continuación del cuarto tomo, “Festín de Cuervos”, sino que un complemento al mismo desde el punto de vista de algunos protagonistas que se habían dejado abandonados en el transcurso de éste, ya que la línea temporal se entremezcla, referenciando sucesos ya sabidos desde…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!
60
Un año después de su salida en el mercado americano, por fin llegó la versión traducida de “A Dance with Dragons” a nuestro país, finalmente traducida como “Danza de dragones” y dispuesta a satisfacer el gusto de los numerosos fans de la saga “Canción de Hielo y Fuego”.
 
Cabe recordar que este volumen no es una continuación del cuarto tomo, “Festín de Cuervos”, sino que un complemento al mismo desde el punto de vista de algunos protagonistas que se habían dejado abandonados en el transcurso de éste, ya que la línea temporal se entremezcla, referenciando sucesos ya sabidos desde el cuarto libro, e intercalándolos en estas nuevas historias de “Danza de Dragones”. Si en el anterior libro las historias nos llevaban a Desembarco del Rey, Poniente y el Muro, en éste nos adentraremos más en las Ciudades Libres, Invernalia y el Muro, constante, pero enfocada desde diferentes puntos de vista.
 
La decisión del escritor, que fue recibida con bastantes críticas por parte de la comunidad, ha resultado por desgracia en profética a los que aseguraban que la calidad de la obra se vería resentida y el desarrollo se vería comprometido por la fidelidad forzada que tendría que haber entre ambos volúmenes. Si “Festín de Cuervos” fue un paso atrás en la electrizante relación de sucesos vistos hasta la fecha, “Danza de Dragones” repite la fórmula, dotándolo de una sucesión de páginas que llegan a hacerse tediosas incluso al lector más fanático de la obra de George R.R. Martin.
 
A pesar de contar con los relatos de tres de los personajes más queridos de la saga, Daenerys, Tyrion y Jon, el esclavismo temporal a los acontecimientos del anterior volumen (en el que no ocurre prácticamente nada), fuerza a este nuevo capítulo a repetir secuencias página tras página. Cientos de páginas transcurren mientras Daenerys intenta salvar Meereen, Jon gobierna el Muro y Tyrion deambula por las ciudades libres, al parecer todos sin un propósito claro y llegando a parecer que simplemente quieren ganar tiempo para afrontar los futuros problemas que el lector sabe que llegarán, pero que no se explotan en absoluto.
 
Remarcado este punto, no es óbice para valorar muy altamente la minuciosidad a la hora de detallar los intrincados juegos de poder y el proceso de maduración tanto de Jon como de Daenerys en el destinado juego de tronos. Además, por los motivos ya conocidos, Tyrion ha perdido cualquier atisbo de inocencia y deambula con la autosuficiencia del que se siente ya condenado y lucha por su propio beneficio, escéptico del mundo mismo. Además, el perpetuo engranaje del juego de tronos sigue más activo que nunca, provocando traiciones, alianzas, pactos y asesinatos, excelentemente mostrados como siempre en cada línea del libro y adentrándonos en la intrincada psique de cada uno de los personajes: monstruos, villanos, nobles, timoratos,… simplemente humanos en el mayor espectro de la palabra.
 
Desafortunadamente, el reconocido estilo del escritor también le llega a jugar una mala pasada en determinados momentos de la obra, ya que, como hemos ido descubriendo, su afición por las resurrecciones de personajes es desmedida, tanto, que no sorprende en absoluto al lector que ya conoce ese truco desde el inicio. Además, en ocasiones nos presenta a personajes enigmáticos dotados de más protagonismo del que debiera, indicándonos su condición de ya conocidos por el lector. Recursos marca de la casa de George R.R. Martin, pero repetitivos para el lector asiduo de sus obras, que ve condicionado el efecto sorpresa causado por los mismos.
 
Si lo viéramos como una obra única, el libro tiene elementos que nos obligan a reconocerlo como una buena obra, con la magia del mundo fantástico creado por el autor y la crudeza de la lucha de voluntades humanas en pos de su egoísmo. Si lo vemos como parte de una saga de grandísimo éxito y reconocida calidad, quizás nuestra valoración no pueda sino verse condicionada por el alto nivel de los anteriores libros y el inmovilismo de éste tomo, similar a “Festín de Cuervos”. Debe ser, y es, la calma que precede a la tormenta que se avecina en los próximos tomos, pero ni siquiera los últimos capítulos del libro que avanzan un poco en la trama (incluso vuelven Arya y Cersei en uno de los mejores capítulos del libro), nos despiertan del letargo en un libro de más de 1000 páginas que producen aburrimiento en una pequeña medida y desencanto en su mayoría, conscientes del nivel ofrecido y por ofrecer por George R.R. Martin.
 
Discusión para otro día sería el precio del volumen (38€ en versión normal y 46€ en versión de lujo) y la eterna demora para sacarlo traducido (aunque con una traducción de gran calidad). Cada uno puede valorar por si mismo dichos puntos, por lo que es mejor dejarlo a juicio del lector.

Sobre g4f5g6

Comentar

Comenta con Facebook

comentarios