Home » Literatura » Críticas de literatura » Reseña: “Rebelión en la granja”, de George Orwell
chalupa_orwell_post

Reseña: “Rebelión en la granja”, de George Orwell

Una noche, dentro del granero principal de la Granja Manor, el respetado cerdo Viejo Mayor quiere compartir con el resto de sus compañeros un sueño que tuvo la noche anterior. Los animales de la granja se encontraban acomodados en torno suyo mientras sus palabras los llenaban de esperanza de una vida mejor para todos los animales de Inglaterra. El ser humano era un animal improductivo, ¡eran ellos quienes hacían todo el trabajo!, y algún día se produciría una rebelión que liberaría a los animales de aquel despotismo. Mayor estaba seguro de esto, pero desconocía cuando ocurriría. Para que no olvidaran…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : 3.42 ( 13 votos)
Una noche, dentro del granero principal de la Granja Manor, el respetado cerdo Viejo Mayor quiere compartir con el resto de sus compañeros un sueño que tuvo la noche anterior. Los animales de la granja se encontraban acomodados en torno suyo mientras sus palabras los llenaban de esperanza de una vida mejor para todos los animales de Inglaterra. El ser humano era un animal improductivo, ¡eran ellos quienes hacían todo el trabajo!, y algún día se produciría una rebelión que liberaría a los animales de aquel despotismo. Mayor estaba seguro de esto, pero desconocía cuando ocurriría. Para que no olvidaran esa noche, el Viejo Mayor cantó una vieja tonada llamada Bestias de Inglaterra que resumía su mensaje y que todos los animales aprendieron felizmente. Tres noches después Mayor muere, pero dejó en sus compañeros la imagen de un mundo más justo. Los cerdos, que eran los animales más inteligentes de la granja, decidieron organizar reuniones clandestinas para explicar al resto de los animales los principios del Animalismo, un sistema de ideas inspiradas en el discurso del Viejo Mayor.
La rebelión tuvo lugar inesperadamente. Un día el granjero Jones, que últimamente se emborrachaba más de lo habitual, olvidó alimentar a sus animales. Una vaca rompió uno de los depósitos y los animales hambrientos corrieron a servirse. Cuatro hombres que trabajaban en la granja aparecieron con látigos para imponer orden pero los sublevados se volvieron con violencia hacia sus opresores. Sin planificarlo, la Granja Manor se encontró libre de la tiranía humana, pero ahora sus habitantes debían reorganizarse en torno al liderazgo de los cerdos.

En esta fábula, Orwell, no pretende la sorpresa del lector. Desde la presentación de los personajes queda claro el carácter y la función que desempeña en la narración cada uno: Benjamín, un burro algo cínico y de pocas palabras pero que realmente siente afecto por el trabajador e inocente caballo Boxer, la maternal yegua Clover, la perspicaz cabra Muriel, las estúpidas ovejas sólo capaces de repetir consignas, el embaucador cuervo Moses y los cerdos, los animales de la granja con mayor capacidad de liderazgo entre los que destacan el ingenioso Snowball, el charlatán Squealer, y el taimado Napoleón; son algunas de las caracterizaciones con las que Orwell consigue una dura, divertida y a la vez entrañable parodia de la Unión Sovética, en donde se identifica claramente a Trotsky y Stalin como Snowball y Napoleón.

Rebelión en la granja, de George Orwell, encuentra dificultades para ser lanzada y fue rechazada por cuatro editores antes de su primera publicación en 1945, lo cual tampoco sorprendió al autor. El artículo “La libertad de prensa”, que hace de prólogo, no fue encontrado hasta 1971 entre los libros del que fue editor de Rebelión en la granja, Gran Alianzay todo parece apuntar a que desde el comienzo Orwell lo redactó como introducción a ésta. En él, como desde su columna “As I Please” en el Tribune, critica el carácter sacrosanto que había tomado el aliado soviético en Gran Bretaña durante la Gran Alianza.

Pero esta misma clase de censura velada actúa también sobre los libros y las publicaciones en general, así como sobre el cine, el teatro y la radio. Su origen está claro: en un momento dado se crea una ortodoxia, una serie de ideas que son asumidas por las personas bienpensantes y aceptadas sin discusión alguna. No es que se prohíba concretamente decir «esto» o «aquello», es que «no está bien» decir ciertas cosas, del mismo modo que en la época victoriana no se aludía a los pantalones en presencia de una señorita.  George Orwell, “La libertad de prensa”

Lo que más inquieta a Orwell, es que este “pudor” al que hace referencia no es consecuencia de una estricta censura por parte del Ministerio de Información, lo cual incluso le parecía aceptable en aquellos tiempos de guerra, sino de la autocensura por parte de periodistas y artistas.

Las ideas impopulares, según se ha visto, pueden ser silenciadas y los hechos desagradables ocultarse sin necesidad de ninguna prohibición oficial. George Orwell, “La libertad de prensa”

Rebelión en la granja es una lacónica obra sobre la corrupción, la opresión, la mentira y la traición. A pesar de que este libro está dirigido concretamente al dictador Stalin, su problemática sigue siendo actual y las artimañas de Napoleón no menos sutiles que las contemporáneas. Ya sea el cerdo soviético, británico, alemán o ibérico, tras su lectura apetece una generosa tapa de morcilla.

 

Adaptaciones al cine:

En 1954 aparece la primera adaptación de RebelióRebelión en la granja 1954n en la granja bajo la dirección de Joy Batchelor y John Halas. De producción británica, es un largometraje de animación  bastante fiel a la obra original de Orwell aunque con un final más esperanzador, en donde resalta  la equiparación entre el régimen soviético y las sociedades capitalistas como sinónimos de esclavismo, llegando a convertirse en un film de culto.

En 1999 se estrena otra adaptación de esta fábula, esta vez de origen estadounidense, que aparentemente pasa sin pena ni gloria por las salas de cine.

Para 2015 se ha anunciado la próxima adaptación que contará con Andy Serkis (El señor de los anillos, El origen del planeta de los simios) como director después de haber colaborado en la dirección de El Hobbit. Como no puede ser de otra manera para la versión de Serkis, la técnica de captura del movimiento será la que dará vida esta vez a los personajes de Orwell.

Creo que hemos encontrado una manera bastante fresca de ver las cosas. Definitivamente usaremos la captura de movimiento, pero intentaremos utilizar una amalgama de estilos de filmación para crear los ambientes. Estamos en una fase de prueba del diseño y los personajes. No descartamos nada… La animación, los animales, todo se encuentra en fase experimental y es terriblemente emocionante. Andy Serkis para The Hollywood Reporter

Sobre Katia Aragón

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

images

COMIC CON MADRID 2016

  Como viene siendo costumbre cada diciembre en Madrid, Expocomic hizo acto de presencia como ...

spidey

Spider-man Homecoming, primer tráiler oficial en español

Por fin ha llegado el momento de ver el primer tráiler de Spider-man Homecoming… anunciado ...