Home » Literatura » Críticas de literatura » Reseña: “La prueba de hierro” de Holly Black y Cassandra Clare
la prueba de hierro

Reseña: “La prueba de hierro” de Holly Black y Cassandra Clare

Callum Hunt no se considera un chico con suerte, y su examen de acceso a la escuela de magos Magisterium acaba por confirmarlo. La mayoría de los aspirantes harían cualquier cosa por entrar al colegio de magia, pero no Callum. Desde que era pequeño su padre no ha dejado de advertirle de que no debe de fiarse de los magos . Por ello, se esforzará al máximo para suspender la prueba de acceso, sin embargo, todo le sale al revés y no solo es admitido sino que pasa a formar parte del grupo con los alumnos más aventajados. Así comienza…

Resumen de Reseña

Valoración

Lectura entretenida

Resumen : Un libro que se lee fácilmente y una saga que promete.

Valoraciónes : Sea el primero!

Callum Hunt no se considera un chico con suerte, y su examen de acceso a la escuela de magos Magisterium acaba por confirmarlo. La mayoría de los aspirantes harían cualquier cosa por entrar al colegio de magia, pero no Callum. Desde que era pequeño su padre no ha dejado de advertirle de que no debe de fiarse de los magos . Por ello, se esforzará al máximo para suspender la prueba de acceso, sin embargo, todo le sale al revés y no solo es admitido sino que pasa a formar parte del grupo con los alumnos más aventajados. Así comienza la aventura de Callum Hunt en Magisterium, un lugar tan escalofriante como lleno de maravillas y secretos.
“La prueba de hierro” es una novela escrita a cuatro manos por las conocidas autoras de fantasía Cassandra Clare y Holly Black. Ambas son veteranas en la literatura juvenil pero con esta novela prueban con una historia que en principio parece tener un carácter más infantil (por la edad de los personajes sobre todo). El libro es el primero de una saga que constará de cinco tomos, uno por cada uno de los años que el protagonista pasará en el Magisterium.
La temática de la novela, en un principio, se asemeja a la de Harry Potter pero con un planteamiento inicial más siniestro. Una escuela de magia, un misterio por resolver y un trío protagonista que recuerda abiertamente a los famosos magos creados por J. K. Rowling. Pero no se trata de algo idéntico, pese a la clara inspiración de las autoras. Si bien es casi inevitable la comparación, “La prueba de hierro” parte de unas bases más oscuras y el escenario en el que se nos presenta la historia carece, al menos aparentemente, de la profundidad que sí que puede verse desde un principio en las novelas del conocido mago británico. Pese a esto, “La prueba de hierro” me parece una historia a tener en cuenta para aquellas personas a las que les gustaron los primeros libros de Harry Potter o la saga de Percy Jackson.
Algo que llama mucho la atención de la novela son sus personajes, sobre todo Callum Hunt, el protagonista. Al principio del libro es poco menos que insufrible, lo que podría extenderse a otros personajes pero que en comparación con Callum casi no se nota . Pero esto, aunque parezca una locura, creo que es un punto a favor porque es totalmente intencionado y está al servicio del libro y del desarrollo del personaje. Es dificil empatizar con alguien como el protagonista al principio de la novela pero conforme avanza, va madurando y es fácil implicarse con él, lo que es vital sobre todo al final de la novela. Esto ocurre también con el resto de personajes. Los compañeros de Callum, Aaron y Teresa, tienen importancia en la historia más allá de darle la réplica al protagonista, y se agradece. Creo que pueden dar de sí bastante a lo largo de la saga.
La gran mayoría del libro se desarrolla dentro de los muros del Magisterium y se combinan los problemas de los estudiantes protagonistas con el misterio central de la novela (que se entiende que se desarrollará a lo largo de la saga). El ritmo va mejorando conforme avanza la trama. Destaca sobre todo el último acto del libro donde se nota que las autoras ponen toda la carne en el asador y pasa de ser solo entretenido a enganchar. Mantienen bien el misterio; consiguen sorprender al lector con el final de la novela y le dejan con ganas de coger el segundo tomo, que por desgracia aún no está publicado.
En definitiva, “La prueba de fuego” me parece un libro muy entretenido y que crea una historia que engancha y deja con ganas de más. Pese a sus similitudes con Harry Potter no es una copia de esta saga y su desarrollo va por derroteros diferentes. Es una lectura ligera y recomendable que gustará a lectores que busquen fantasía, amistad y una buena dosis de misterio para pasar el rato.

Sobre cornflakehunter

avatar
Estudiante de periodismo. Amante de los libros y aspirante a trotamundos. 20.

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar