Home » Literatura » Críticas de literatura » Reseña: «Mi plan D», de Andrea Smith
Mi plan D

Reseña: «Mi plan D», de Andrea Smith

Andrea Herrero, más conocida por la comunidad online como Andrea Smith, ha sido todo un descubrimiento. No había oído hablar de ella ni de este libro hasta que Plataforma Neo lo ha editado, pero por lo visto era ya bastante conocido dentro de Wattpad y en general tenía buenas críticas y una sinopsis atrayente, así que me decanté por leerlo. He hecho bien, porque Mi plan D ha resultado ser una lectura refrescante, divertida y tierna, que nos habla del amor, de lo dificil de las relaciones en la adolescencia y de cómo de fuerte puede llegar a ser la…

Resumen de Reseña

Puntuación

Resumen : Una obra fresca y divertida, ideal si buscas una lectura ligera que te ayude a desconectar.

Valoraciónes : 4.8 ( 1 votos)

Andrea Herrero, más conocida por la comunidad online como Andrea Smith, ha sido todo un descubrimiento. No había oído hablar de ella ni de este libro hasta que Plataforma Neo lo ha editado, pero por lo visto era ya bastante conocido dentro de Wattpad y en general tenía buenas críticas y una sinopsis atrayente, así que me decanté por leerlo.

He hecho bien, porque Mi plan D ha resultado ser una lectura refrescante, divertida y tierna, que nos habla del amor, de lo dificil de las relaciones en la adolescencia y de cómo de fuerte puede llegar a ser la amistad mediante una historia original, que a pesar de los típicos tópicos se disfruta muchísimo, ya que no es para nada pesada y resulta muy cómoda para el lector.

La protagonista se llama Kenzie Sullivan y está obsesionada por elaborar listas que la ayuden a organizar su vida. Y hay una en concreto que que se filtra en su instituto. Todo podría haberse quedado ahí, pero desgraciadamente, la lista está firmada. Cuando va a clase ha sido fotocopiada y todo el instituto está empapelado con ella y ahora todo el mundo sabe que le encantaría ser novia de Derek Anderson, que es su plan A; que tampoco le importaría salir con Mason Carter o Eric Pullman, que son sus planes B y C respectivamente; y que jamás, por nada del mundo, saldría con su vecino James Smith, que es su plan D.

Imaginad la situación, un «tierra, trágame» en toda regla. Kenzie quiere desaparecer al descubrir la filtración. ¿Quién robó su lista de chicos? ¿Y por qué? Ahora todo el mundo sabe por quién está interesada, quién es su nunca en la vida, a quién detesta, pero lo que desconoce ella es que alguno de esos chicos quiere convertirse en su único plan.

He de decir que desde que comencé a leerla no paraba de recordarme a la protagonista de Awkward, Jenna Hamilton. Para quienes hayáis visto la serie, comprenderéis un poco las similitudes de chica callada y un tanto tímida que lleva una vida de lo más normal, pasa desapercibida en el instituto, o al menos lo intenta, y disfruta junto a su mejor amigo y de la noche a la mañana pasa a protagonizar uno de los momentos más bochornosos de su vida y es puesta en boca de todos sus compañeros. Este hecho desastroso, además de conferirle una absoluta verguënza y hacerla pasar a estar en medio del amor de dos jóvenes, uno de ellos el más popular del instituto.

El caso es que ahora todo el mundo sabe que a Kenzie le gustan esos tres chicos y que detesta por completo al cuarto, pero lo cierto es que llega un momento en que el tema de la lista se olvida por completo. Al principio todos parecen haber reparado de repente en Kenzie, que pasaba totalmente desapercibida en clase, y el hecho de que descubra su lista le favorece en cierto modo, así que tampoco tiene mucho derecho a quejarse… Y no digo más por no hacer spoilers, ya me contaréis.

Lo que sí quiero destacar es que aunque parte de la trama puede resultar predecible por el propio título del libro o por la sinopsis, una parte de ti acaba necesitando seguir leyendo para dejar de morderse las uñas y saber si verdaderamente eso pasará, o no, o cómo. Y a cumplir esa necesidad ayuda el estilo de Andrea: sencillo, fresco, cercano, realista y con un ligero toque de humor. Además, el libro está narrado casi por completo por Kenzie, pero hay pequeños capítulos contados por otros protagonistas que dan mucho ritmo a la novela y aportan más puntos de vista, lo que siempre es de agradecer.

¿Que cómo son los demás personajes? Tenemos a Mason Carter, que es el mejor amigo de Kenzie desde que eran pequeños y, bueno, ella guarda un secreto que tiene que ver con él hace desde varios años y precisamente no ha querido decirle nada por no estropear su amistad. Y hasta aquí puedo leer. Kenzie se siente bastante cómoda con él, y es una de esas personas con las que siente que puede se ella misma porque hay confianza y sabe que pueden ayudarse mutuamente en cualquier situación.

Por otra parte, tenemos a James Smith, el vecino de Kenzie, con el que nunca ha llegado a cruzar demasiadas palabras porque es el típico chico payasote que siempre está bromeando sin darse cuenta de que a veces puede ser molesto y, de hecho, le gastó a Kenzie una broma muy pesada hace algunos años y ella le odia desde entonces. Por eso es su plan D, el chico con el que no saldría jamás de los jamases.

También quiero destacar a Leslie, la hermana pequeña de Kenzie, un personaje con gran agudeza y con un ingenio impresionante, que es, a mi parecer, mucho más divertida que Kenzie.

¿Los «contras» de Mi plan D?  En mi opinión, incluir un triángulo amoroso puede ser divertido, y dar mucho juego. A mí por regla general me suelen encantar, porque me permiten fangirlear a gusto, y me entretienen, y me gustan y te mantienen en vilo, pero en este caso hay momentos en los que Kenzie deja de ser una persona para convertirse en una especie de trofeo… ¡Por suerte ella reacciona!

En definitiva, me alegro de haber descubierto a  Andrea Smith y espero seguir leyéndola. Mi plan D es una lectura fresca y divertida que te ayudará a descubrir que los mejores planes son los que no están en ninguna lista. Si quieres pasar un buen rato y leer algo que te haga desconectar, este es tu libro.

Mi plan DSinopsis

Si hay algo que define a Kenzie Sullivan es su obsesión por hacer listas que la ayuden a organizar su vida: las comidas de la semana, los libros que quiere leer, la ropa que se pondrá, etc. Y, por supuesto, también tiene una con los nombres de los chicos que le gustan: desde su amor platónico, con quien ni siquiera se atreve a hablar; pasando por su mejor amigo, del que está secretamente enamorada; hasta su peor enemigo, el chico con el que no saldría nunca. Pero ¿qué sucederá cuando un día alguien robe su lista y la reparta por todo el instituto? Kenzie deberá aprender a hacer frente a los problemas. Quizá por el camino descubra que la vida no puede controlarse y que las cosas verdaderamente importantes suceden cuando nos dejamos llevar.

Sobre María Baz

avatar
Tengo papeles que dicen que soy filóloga con máster en estudios literarios, pero todavía no certifican que sea seriéfila, algo utópica y curiosa de necesidad. A veces, si me deja Internet, escribo.

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

Orgullo y prejuicio

Reseña: «Orgullo y prejuicio», de Jane Austen

Es una verdad universalmente reconocida que una autora que posee un talento inmenso y una ...

Háblame bajito

Reseña: «Háblame bajito», de Macarena Berlín

Háblame bajito (Suma de Letras, 2017) es la novela debut de Macarena Berlín. No es ...