Home » Literatura » Noticias de literatura » La subida del IVA en la literatura. Duro golpe a los libros digitales
87925525

La subida del IVA en la literatura. Duro golpe a los libros digitales

Tras analizar en Hello Friki el impacto de la subida del IVA en el cine, qué menos que también estudiar sus repercusiones en la industria de la literatura. El pasado 13 de julio, recordamos, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció la subida del Valor Añadido (IVA), que se hará efectiva a partir del 1 de septiembre.

El reducido pasará del 8 a 10% y el normal del 18 al 21%, volviéndose uno de los más caros de Europa. Esto, por supuesto, ha supuesto una bomba de relojería en un mercado cada vez más mermado como es el de la literatura.

Intentando paliar este efecto negativo en las ventas, el Gobierno mantendrá el 4 por ciento de IVA superreducido en el libro de papel así como cualquier otra publicación impresa (revistas, periódicos, cómics…), algo que ha aliviado las preocupaciones del gremio de editores españoles. "El Ministerio ha apoyado y nosotros hemos colaborado. Todo el mundo ha trabajado en la misma dirección", declaró Antonio María Ávila, director de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). De esta manera demostró quedarse conforme con que no suban el IVA a los libros de papel, alejándose de su postura inicial de que eliminaran completamente el IVA de estos productos.

Sin embargo, con los ebooks no ha ocurrido lo mismo, algo sin duda fomentado por la poca confianza del sector en ellos. No sólo no han obtenido el IVA superreducido, algo exigido por la mayoría de los lectores, sino que ven su 18 por ciento convertido en un 21. 17 por ciento más que su versión en papel. Este es el nuevo objetivo del gremio, tal y cómo añadió Ávila: "Esa es nuestra batalla en estos momentos, que consideren libro también al ebook porque hasta ahora está considerado prestación de servicio". Si bien añade que será Europa la que tome la decisión final al respecto.

Las reacciones ante esta subida, considerada un ataque a los ebooks por miedo a la piratería (y fomentándola, a su pesar), no se han hecho esperar. El cofundador del proyecto 24SymbolsDavid Sánchez, afirmó lo siguiente: "La subida complica todavía más la rentabilidad del libro digital, que todavía está por crear. Más aún con la existencia de plataformas nacionales operando en Luxemburgo con un 3 por ciento. Teniendo nosotros un 21 por ciento es imposible que podamos competir. Esto nos obliga a tener que operar desde fuera, algo que en nuestro caso, y con nuestro volumen de ingresos, no nos podemos permitir. Están matando un negocio antes de que nazca". Se refiere, por supuesto, a empresas como Amazon, que se están convirtiendo en referencias mundiales para obtener ebooks.

Sánchez aseguró que el sector ofrece el precio más bajo que le es posible, pero con un IVA tan alto, les será imposible competir con empresas externas y ser competitivos. Cristina Fallarás, directora de sigueleyendo.es, dice que todos están apostando para que el ebook sea  "mucho más popular y para que las tabletas puedan convertirse en un canal de acceso a la cultura en un momento difícil como el presente. No es un objeto presuntuoso, es cultura y esta medida es un golpetazo al esfuerzo que estamos haciendo para que salga adelante. Yo estoy vendiendo libros a un euro, no puedo bajarlos más."

Terminó sus declaraciones calificando esta subida de "barbaridad" y propia de una falta de cultura y conocimiento. "De la misma manera que no son capaces de tuitear, no tienen ni idea de lo que está pasando en la industria del libro, que para ellos es lo último". Y tampoco considera que se estén esforzando lo suficiente por defender al libro digital, pues "el problema es a quién dirigirnos. Uno puede iniciar una reivindicación si tiene interlocutores, pero como estos no consideran que el ebook sea de primera necesidad, nos encontramos solos".

El consejero delegado de LuarnaAntonio Quirós, matiza lo siguiente: "Nuestra filosofía es que el libro tiene que ser algo muy barato. Nosotros los vendemos a una media de cuatro euros y es cierto que en ese segmento el peso del IVA es poco significativo, pero lo ideal sería tener el 4 por ciento para gozar de una competencia neutra y, además, abaratar un producto que es un bien cultural".

La primera editorial que da un paso claro en protesta de esta medida es Ediciones B, cuyo sello digital B de Books, ha anunciado oficialmente que no aumentará el precio de sus productos. Su director, Ernest Folch, ha declarado que la editorial asumirá el coste extra con "el compromiso de fomentar el rápido crecimiento que está disfrutando el libro digital en nuestro país y manteniendo la filosofía de cercanía con el lector". Folch prosiguió asegurando que la subida es algo nefasto y fruto de la ignorancia del mercado. "Además, es sumamente peligroso porque la primera consecuencia será el crecimiento de la piratería en un momento de crisis, porque la gente no va a dejar de leer, sino que buscará nuevas formas".

Y esto se deberá a que la subida en los precios decepcionará y frustrará a los lectores, quienes se estaban comenzando a animar a comprar más ebooks. "Puede ser un frenazo y la industria del libro no debe pensar que ha salvado los muebles con el mantenimiento del papel al 4 por ciento. La subida en el libro digital es tan mala que el sector no se verá compensado". Para impulsar la unión entre el papel y el digital, asegura que "tiene que haber unos precios dinámicos y estamos convencidos de que esto aumentará el consumo del libro", precios que no deben superar los 9.99 euros. A ello se comprometen, pues ofrecen libros de 0.99 a 9.99 euros sin protección DRM. Sin embargo, no cree que Amazon sea un peligro para el mercado español, pues "son un actor más, un punto de venta que está moviendo el sector como lo hace La Casa del Libro o la Fnac".

Otra editorial que también cubrirá los sobrecostes de esta medida será Rayo Verde.

El blog Actualidad Editorial publicó una tabla, compuesta por Arantxa Mellado, con el IVA que aplican muchos países tanto al libro impreso como al digital. Dicha comparativa es muy interesante a la hora de ver cuál ha sido la tendencia de los demás países a la hora de subir y equiparar o no el IVA en la literatura. En esta tabla podemos ver que, salvo en Luxemburgo, Francia y Rusia, el resto de países tienen el IVA entre el 18 y el 25% para los ebooks. Los tres países mencionados antes tienen el mismo IVA para ambas versiones, 3, 7 y 10 respectivamente. Adjunto la tabla a continuación:


Comparativa internacional del IVA en los libros impresos y digitales

Frente a todos estos datos y estas declaraciones, sólo queda esperar y ver cómo reaccionará el consumidor español de literatura. ¿Se dejará llevar por la piratería con los nuevos y cada vez más avanzados lectores de libros digitales? ¿Conseguirán al final bajar el IVA de los ebooks y perderán el miedo a dicho formato? Ambas cuestiones están íntimamente relacionadas y marcarán los próximos meses y años en la industria literaria. ¿Será la caída de ésta a largo plazo? Muchos lo creen, otros no son tan tremendistas. El tiempo dirá.

Sobre Víctor M. Yeste

Director de la web, revista digital y radio online @HelloFriki. Escritor, ingeniero en Informática, cinéfilo, seriéfilo y, en definitiva, friki empedernido.

Un comentario

  1. parece un mal chiste… que permanezca el IVA reducido en papel y disparen el de las publicaciones digitales. Y se supone que esto lo quieren dinamizar.
    Me imagino que los motivos son los expuestos, como el miedo a la piratería… y efectivamente se fomenta con esta medida. Tambien pienso que puede influir el precio tan bajo que suelen tener muchas de estas publicaciones. Estos lumbreras habrán pensado "Total, subir a un 21% esos precios que suelen ser de 0,99 a 9,99 tampoco es tan grave".

    En fin… 

    Estupendo artículo, Victor!

Comentar

Comenta con Facebook

comentarios