Home » Literatura » Reportajes de literatura » Iron Man, 50 aniversario. (1. Sus creadores)
iron-man-el-invencible

Iron Man, 50 aniversario. (1. Sus creadores)

IRON MAN (1)

En marzo de 1963 se publicó el núm. 39 de la revista de comics Tales of Suspense. En ella se presentó un personaje que, 50 años después, sigue gozando de excelente popularidad y no ha dejado de acudir a su cita mensual en los quioscos ni en una sola ocasión. Nacía en aquellas páginas el superhéroe conocido como Iron Man, El Hombre de Hierro, surgido del talento combinado de Stan Lee, Jack Kirby, Don Heck y Larry Lieber. Desde entonces, decenas de autores han dejado su sello y su estilo en el personaje, dando lugar a historias de calidad desigual pero que, en conjunto, forman una de las tramas más sólidas de la editorial.

Vamos a lanzar una mirada al personaje, a través de los años y a través de las distintas manos y cabezas que han sido encargadas de darle vida. Lo hacemos en dos reportajes, el primero de los cuales (el que ahora estáis leyendo) dedicaremos a los aspectos creativos y editoriales, todo lo que acontece al personaje fuera de los cómics. Será en el siguiente reportaje donde contemos las aventuras y desventuras de nuestro querido playboy Tony Stark y su alter ego, el invencible Iron Man. Y aún volveremos con un tercer reportaje en el que daremos un vistazo a las versiones que ha tenido fuera del mundo del cómic. Pero eso será en otro momento…


Stan Lee con dos de sus creaciones en la "Era de Plata".
 

LA GÉNESIS. FORJANDO UN MITO.

En 1962 estalló la Era de Plata del comic de superhéroes Marvel. Stan Lee dió vida a 4 Fantásticos, Spiderman, Hulk, etc. Pero otro personaje bullía en su cabeza: deseaba crear un triunfador, un millonario, un Howard Huges, inteligente y atractivo que a su vez tuviera un talón de Aquiles, un punto flaco, que lo hiciera en extremo vulnerable. Ese “punto debil” sería su corazón y necesitaría una especie de armadura que le sirviera de soporte vital.

Lee pensó en varios nombres para su proyecto, todos absolutamente ridículos y que fueron descartados (gracias a Dios!! uno de ellos era “Las Aventuras del Multimillonario”). Finalmente se decantó por El Hombre de Metal, aunque no le convencía del todo y acabó cambiándolo por el definitivo Iron Man. En las oficinas de Marvel se entrevistó con Jack Kirby, el cual dibujó un boceto del personaje que acabaría siendo la portada del núm. 39 de Tales of Suspense (aunque retocada por Don Heck).

Todo listo… Lee redactó por teléfono a Don Heck el guión del episodio y este lo dibujó, haciendo algunas interesantes aportaciones. Una fue el cambio en el casco, dándole un diseño más “humano” al boceto de Kirby. El segundo, más importante, fue el aspecto que tendría Tony Stark. Para ello, Heck se inspiró en un icono cinematográfico de la época: Errol Flynn. La fecha de publicación se venía encima y Stan Lee era consciente de que no tendría tiempo para guionizar la primera historia de Iron Man. Delega este trabajo en Larry Lieber que, por cierto, realizó una muy buena historia.

Por fin apareció el núm.39 de Tales of Suspense. En marzo de 1963. Su portada era el boceto de Iron Man elaborado por Jack Kirby y entintado por Don Heck. En su interior había tres historias distintas y solo la primera de ellas, que ocupaba 13 páginas, era la que contaba el origen de Iron Man.



Mítica portada de Tales of Suspense 39 y múltiples adaptaciones.

PRIMERA ETAPA. (Tales of Suspense #39 al #99. marzo del 63 a marzo del 68)

En esta primera etapa casi todos los números están guionizados por Stan Lee que, excepto por alguna falta puntual, se dedicó a trabajar con el personaje mes a mes. El dibujo también está monopolizado por un autor: Don Heck, que sería sustituido en el núm.75 por otro nombre con mayúsculas, Gene Colan.

Durante estos 5 años se forja la base del “universo” de Iron Man, con secundarios y villanos que llegan hasta nuestros días tan frescos como en aquel tiempo. De la mente de estos autores surgen nombres como Pepper Potts, El Mandarín, Viuda Negra, Ojo de Halcón, Láser viviente, Dinamo Escarlata… De los que hablaremos convenientemente en el próximo reportaje.

Evidentemente estas historias son esclavas de su tiempo y se evoca una vez y otra los tópicos tan recurrentes que ya vemos en otros cómics de la época: la amenaza comunista, extraterrestres, etc. Y aunque leído hoy pierde todo el impacto de su momento, se pueden disfrutar por ese carácter inocente y su “sabor añejo”.

Los últimos números de esta etapa (98 y 99) dan paso a un guionista que tenía mucho que decir: Archie Goodwin, que junto a Gene Colan cerró el paso de Iron Man por Tales of Suspense para dedicarle una colección propia. Fue el boss de Marvel por aquella época, Martin Goodman, quién decidió que los personajes que compartían colección debían disfrutar de su propia cabecera (animado a ello por las fabulosas cifras de ventas de las que gozaba Marvel por aquellos años). Y así, Capitán América e Iron Man (que se repartían las páginas de Tales of Suspense), comenzaron a ver publicadas sus aventuras en sus propias colecciones.


Portada del "número puente" y portada del primer número de Iron Man.
 

IRON MAN YA TIENE COLECCIÓN PROPIA. (The Invincible Iron Man)

The Invincible Iron Man #1 vería la luz en mayo de 1968, obra de Archie Goodwin y Gene Colan… Pero antes debemos comentar una curiosidad!!  Entre el final de Tales of Suspense y el comienzo de las nuevas colecciones, quedaron unas páginas inéditas que iban a formar parte del número 100 de Tales of Suspense. Para que esas historias no quedaran en el olvido, se optó por publicar un número único llamado Iron Man and sub-Mariner #1. En él, tanto el Hombre de Hierro como Namor veían publicadas unas pequeñas historias que servían de “puente” hacia sus nuevas colecciones.

Si con The Invincible Iron Man se cambió el equipo creativo, Goodwin se preocupó de continuar las líneas argumentales iniciadas por Stan Lee. En el dibujo, Gene Colan pronto fue sustituido por George Tuska y John (Johnny) Craig, con un estilo sencillo pero perfecto y adecuado al tipo de cómic.

En realidad, el peso del maestro Lee era tan grande, que la etapa de Archie Goodwin  nunca terminaría de “despegarse” ni de alejarse de lo visto anteriormente en Tales of Suspense: se repetían incesantemente, incansablemente, villanos y secundarios aparecidos en los años previos. La etapa de Goodwin, que se alarga hasta 1970, no se caracteriza precisamente por el riesgo y la originalidad.

Fue a principios de ese año (1970) cuando cambia el equipo creativo y empiezan a verse movimientos realmente distintos en la colección. Primero, regresó Don Heck a los lápices, en el número 26, datado de junio. Después, en los guiones, llegó primero Michael Gold y, después, Allyn Brodsky, que permanecería hasta marzo de 1971, cuando Gerry Conway se hizo cargo de la colección hasta finales de ese mismo año, realizando historias olvidables en las que participaban otros personajes conocidos, como Madame Máscara, Nick Furia o Daredevil.

Después llegaría un pequeño baile de autores hasta que Mike Friedrich y el omnipresente George Tuska se afianzaran en la colección. Destacar, de esta temporada, la llegada de Jim Starlin en el núm. 55 de The Invincible Iron Man, aparecido en febrero del 73. En dicho núm. Starlin y Friedrich, que eran compañeros de piso, elaboraron una historia donde se narró el origen de unos personajes que terminarían teniendo una gran relevancia: Drax el Destructor y Thanos. Esta sería la primera aparición de estos personajes y la presentación de su origen, para ser luego explotados por Starlin en su colección “El Capitán Marvel”. Lo curioso es que Jim Starlin y Steve Gerber colaboraron en los guiones del siguiente número, el 56. Tan horroroso que el mismo Stan Lee, profundamente disgustado, retiró a estos guionistas de la colección.


George Tuska y algunos originales.

Mike Friedrich vuelve ha escribir los guiones hasta el núm. 81, en diciembre de 1975. El motivo de su marcha es curioso: George Tuska dejó de ser el dibujante de la colección en el núm. 72 y pasó a ser sustituido por Arvell Jones. Los retrasos en la entrega de sus dibujos provocaron serios problemas al guionista, que veía su tiempo de trabajo reducido porque las fechas de entrega se le echaban encima. Estos retrasos provocaron que durante dos meses la colección fuera “rellenada” con reediciones de números antiguos y que, en el núm. 80, se decidiera por sustituir al dibujante, siendo Chic Stone el nuevo ilustrador. Mike Friedrich, cansado de estos problemas y tras algunos enfrentamientos con la cúpula editorial de Marvel, decide marcharse y fundar su propia editorial: Star Reach. El sustituto de Friedrich fue Len Wein, que se encontraba trabajando con él (Friedrich) en el relanzamiento de La Patrulla-X. Como Friedrich se marchó de Marvel, pusieron a otro autor en este proyecto para trabajar codo a codo con Wein… sería Chris Claremont, y juntos remodelarían el grupo mutante de Marvel y nos darían algunas de las mejores historias del comic de superhéroes. (Moraleja: no hay mal que por bien no venga)

SE FUE FRIEDRICH, UN NUEVO HORIZONTE.

Pero Len Wein apenas duraría unos meses al frente de la colección y, junto al dibujo de Herb Trimpe, elaboraron historias absolutamente triviales. Los guionistas siguieron cambiando, incluso alguno de los “mandamases” de Marvel acabaron escribiendo historias. Lo más destacable de esta época es el regreso del dibujante por antonomasia de Iron Man, George Tuska. En el núm. 91, publicado en octubre de 1976, llegó un joven artista para entintar los lápices de Tuska. Este entintador terminaría convirtiéndose en otro de los creadores con más peso en la historia gráfica (y colaborando en los argumentos también) del personaje: Bob Layton. Y no fue hasta bien entrado 1977 que The Invincible Iron Man no tiene un guionista fijo, cuando en el núm. 98 Bill Mantlo se hace cargo de la colección y comienza pronto a crear tramas algo más complejas de lo habitual e historias con cierto grado de interés, como el núm. 100, donde rescataba y resucitaba al Mandarín, para ponerlo de nuevo como la némesis del héroe. También recuperó otros personajes como Madame Máscara, Dinamo Escarlata, etc. Su último núm. en la colección fue el 115, más de un año después. Y aunque Mantlo no se marchó inmediatamente del mundo del cómic, pues realizó trabajos importantes en Marvel como “Capa y Puñal”, a principio de los 80 decidió abandonar este trabajo para dedicarse a la abogacía. Desgraciadamente, un accidente de tráfico truncó su vida y permanece incapacitado y bajo el cuidado de sus familiares.

ETAPA DORADA DEL VENGADOR DORADO.

Tiene dos nombres: David Michelinie y Bob Layton. (Aunque sería injusto ignorar el fabuloso trabajo gráfico del, por aquel entonces, joven promesa John Romita Jr.) Su primer número fue a finales del 78, el 116. Con el que cerraron el arco argumental pendiente de finalizar por los anteriores autores. A partir del siguiente, el 117, comenzaría una de las más recordadas sagas del Hombre de Hierro: El Diablo en la Botella, en el que sumirían a Tony Stark en los abismos del alcoholismo. Otra gran historia recordada ( y reeditada) es Viaje a Camelot, donde los autores forzarían una desesperada alianza entre Iron Man y el Dr. Muerte. Ellos serían también los encargados de crear personajes tan importantes como, por ejemplo, James Rhodey, Bethany Cabe, Máquina de Guerra. También crearon armaduras específicas para objetivos específicos: armadura espacial, armadura “steel”, indetectable, etc. Las genialidades de Michelinie y Layton conformaron la mejor época de la colección. Una época que recorrió más de 40 números hasta que Bob Layton, co-argumentista y entintador (y a veces dibujante) decidió abandonar la colección en el 154. Solo tres números después David Michelinie pensó que el proyecto carecía de sentido si su “socio” no permanecía a su lado. Así pues, en abril de 1982 finalizó esta gran etapa. Aunque ambos autores colaboraron, por última vez (de momento!), en el Annual de Iron Man que se publicó ese año. Denny O’Neil se hizo cargo de la colección, con regulares resultados…


Bob Layton y originales del autor.
 

Para encontrar autores que hayan dejado una huella tan profunda en la colección, tenemos que dar un salto temporal considerable. Nada menos que hasta el 215, donde ¡¡¡vuelve el equipo Michelinie/Layton!!! y ya nos regalan, a los pocos meses de su vuelta, otra de las sagas consideradas clásicas: La Guerra de las Armaduras (o Stark Wars). Permanecieron en la colección hasta el 250, con fecha de portada noviembre de 1989.

Desde ese 250 hasta el último número de la colección, el 527, otros muchos autores se encargaron del personaje y no haríamos justicia si no mencionásemos nombres tales como Len Kaminski, Terry Kavanagh, Scott Lobdell (y Jim Lee con el proyecto ”Heroes Reborn”) y ya en los últimos tiempos Kurt Busiek, Warren Ellis (saga Extremis), los Knauf, padre e hijo (guionistas de la serie de TV Carnivale),  Matt Fraction y en Ultimate Iron Man, el famoso escritor de ciencia-ficción Orson Scott Card. Eso en cuanto a guionistas… En el plano gráfico podemos destacar a Sean Chen, Barry Windsor-Smith, Whilce Portacio, Adi Granov, Andy Kubert, etc.


Momento inolvidable de "El Demonio en la botella". (original y acabado)
 

CONCLUSIONES.

La colección The Invincible Iron Man consta de cuatro etapas o volúmenes, que suman en total 527 números. Desde aquel año 1968 en que se publicó el número 1 guionizado por Archie Goodwin hasta el último, el 527, publicado en diciembre de 2012 (aunque con fecha de portada de octubre) y obra de Matt Fraction y el español Salvador Larroca. No podemos, evidentemente, detenernos en cada autor que ha trabajado con el personaje y hemos intentado ahondar en esas primeras historias que suponen la base y la evolución básica del héroe.

Tampoco podemos acabar este repaso a sus cómics sin recordar que, paralelamente a su colección, Iron Man ha sido uno de los personajes más activos e importantes en una de las cabeceras estrella de Marvel: Los Vengadores. Y ahí, sin duda, radica gran parte de su éxito. Amén de que, en los últimos años, ha desempeñado un papel  importantísimo en todos los eventos que la editorial ha planeado: Civil War, Invasión Secreta, Reinado Oscuro, Vengadores vs. Patrulla-X… Pero ese será tema a tratar en el próximo reportaje.


Portadas de "Extremis", Ultimate Iron Man y del reciente Marvel Now, Iron Man #1
 

En los últimos meses, el proyecto “marveliano” conocido como Marvel Now ha dado por finalizado el volumen 4 de la serie y, esta vez, con el comienzo del volumen 5 se renumera la colección. Un nuevo número 1 y un nuevo equipo creativo: Kieron Gillen (guiones),  Greg Land (dibujo) y Jay Leisten (entintado). El primer arco argumental “Demons and Genies” vaticina nuevas y trepidantes aventuras para este personaje que sigue, a día de hoy, más fresco y más innovador que el día de su creación, hace ya medio siglo.

Sobre Giacco

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

Nuevo vídeo promocional de Just Dance 2017

Nuevo vídeo promocional de Just Dance 2017

Para animar el viernes, hoy os traemos un nuevo vídeo promocional de Just Dance 2017. ...

captura-de-pantalla-840

La Momia, póster y teaser trailer de un nuevo Universo Compartido que comienza

Este verano llegará La Momia, ni más ni menos que el rescate por parte de ...