Home » Literatura » Reportajes de literatura » Son buenos tiempos para el pulp
La oferta editorial es más amplia que nunca
La oferta editorial es más amplia que nunca

Son buenos tiempos para el pulp

Combates interestelares. Duelos de capa y espada. Vampiros contra cowboys. Héroes más grandes que la vida. Princesas siderales.

Todos estos elementos y muchos más forman parte inseparable de las narraciones de la literatura popular, también conocida como pulp. Desde los antiguos folletines de finales del siglo XIX hasta nuestros días, ha estado presente en nuestras vidas, a veces de forma casi imperceptible. ¿Quién no recuerda las clásicas novelas de a duro, también llamadas bolsilibros, que lucían espléndidas en todos los kioskos de nuestra geografía? Se trata de un medio, o más bien una forma de contar historias, que tuvo su auge en los años 70 y acabó muriendo hacia la segunda mitad de los 80, y que un puñado de autores y microeditoriales se empeñan en reverdecer. Digámoslo abiertamente: el pulp está de moda. Pero, ¿fue siempre así?

Curtis Garland, el rey de los bolsilibros

Curtis Garland, el rey de los bolsilibros

Los estudiosos de la literatura popular parecen ponerse de acuerdo en que el pulp español fueron los bolsilibros, esas publicaciones baratas con portadas llamativas que eran escritas por un grupo de autores que, escondidos tras un seudónimo anglosajón, producían novelas de veinte mil o más palabras con una velocidad pasmosa. Debido a las exigencias de las editoriales de la época, se veían obligados a entregar un elevado número de obras encuadradas en distintos géneros: policíacas, western, terror, ciencia ficción, bélicas, románticas e incluso de piratas. Se trataba de novelas pensadas para entretener a todo tipo de lectores, fundamentalmente adultos, en busca de evasión de sus problemas cotidianos.

Recordemos que, antes de la expansión de las cadenas de televisión privadas, en nuestro país tan sólo había dos o tres opciones para elegir. Tampoco el reproductor de vídeo estaba en todos los hogares, y en todo caso el alquiler de una cinta era varias veces más costoso que el de una novela de a duro. Como dato histórico, mientras que los estrenos de VHS y Beta costaban 300 pesetas por un día (aunque había opciones algo más ajustadas como 250 y 125 pesetas, por ejemplo), alquilar tres bolsilibros por varios días salía por 25 pesetas. Tiro de memoria y puedo equivocarme (son recuerdos de mi más tierna infancia), pero por ahí debía andar la cosa. Conclusión: era una forma de entretenimiento al alcance de todos los bolsillos (nunca mejor dicho).

***

Una revista muy pulp

Una revista muy pulp

Actualmente, la oferta de ocio audiovisual es tan abrumadora que harían falta varias vidas para poder consumir todo lo que llega a nuestras manos de manera más o menos legal. De esta forma tenemos acceso a una gran cantidad de películas y series, que se consumen sin esfuerzo por parte del espectador y están estructurados cada vez más hacia lo esquemático y predigerido. Llama la atención, dado el panorama, de que todavía queden algunos locos que sigan cultivando el medio de la literatura popular. En esa línea se pueden englobar pequeñas editoriales como Barsoom, Pulpture, Dlorean, Tyrannosaurus Books, NeoNauta, P.U.L.P. o Sven Jörgensen, entre otros.  Sus autores y editores, a diferencia de los de la llamada Edad Dorada de los bolsilibros, se las ven y se las desean para hacer mínimamente rentables, cuando no viables, sus publicaciones. Sin embargo, es notable la ilusión y el empeño que ponen en todos sus trabajos, muy alejados de la frialdad e impersonalidad de las grandes editoriales mainstream. Es habitual el trato directo con los lectores, muchos de los que poco a poco van cruzando la línea hacia el otro lado, animados por los certámenes de relatos y las revistas como la veterana Ánima Barda o Planeta Neo-Pulp, de inminente aparición.

Para todo aquel lector al que le pique la curiosidad y desee iniciarse en este tipo de lecturas, tanto clásicas como de nuevo cuño, nada como seguir los grupos de Facebook Proyecto Pulp y Barsoom. Tampoco hay que perderse el podcast Proyecto Pulp, disponible en Ivoox. En él, varios autores y editores de distinta procedencia aportan un variado muestrario de todos los géneros, subgéneros y corrientes del pulp, así como recomendaciones de sus obras y autores más destacados. Los cuatro programas publicados hasta la fecha incluyen las siguientes temáticas: héroes pulp, weird west, espada y brujería y espada y planeta. Se trata de entretenidas revisiones de los géneros que, por votación popular en las redes sociales, más interesan a los lectores en este momento, y que se hará extensivo a otros como: mundos perdidos, jungle action, noir y otros muchos. A continuación se ofrece una breve descripción de cada uno de los cuatro géneros ya tratados, así como de algunas obras destacadas.

2301436312933g

Héroes pulp

Shadow

La Sombra te vigila

Son historias que participan de elementos de la novela policíaca (de hecho, se consideran seminales en muchos aspectos de la moderna novela negra), además de la de aventuras. Protagonizadas frecuentemente por hombres y mujeres audaces, que despliegan una gran variedad de recursos más o menos ingeniosos en su lucha contra el crimen. Pueden aparecer elementos fantásticos o de pseudociencia, tales como superpoderes místicos, hipnosis, rayos de la muerte y muchos más. Destacan Doc Savage y La Sombra, que dieron lugar a los superhéroes del cómic. En nuestro país, hubo algunos intentos en la primera mitad del siglo XX, como El Enmascarado de Hipkiss o los Yuma, Hércules y Ciclón de la Editorial Molino. Actualmente, La Garra, de Miguel Ángel Naharro sería su personaje más conocido.

Weird west

image

Cazadores de vampiros

Se trata de mezclar elementos típicos de las historias de terror en un western de toda la vida. Drácula, Frankestein, zombis y hombres-lobo coexisten en el Salvaje Oeste con pistoleros, cuatreros y tahúres. Asaltos a la diligencia, problemas en la frontera, duelos al atardecer y mucho más. Este subgénero tiene una gran tradición en nuestro país, desde la publicación, a principio del siglo XX de El Sheriff (de autor desconocido). En los bolsilibros, tenemos diversos autores entre los que destacan Donald Curtis (Juan Gallardo), Lem Ryan y Alberto López Aroca. Actualmente, la editorial Dlorean tiene en su catálogo varios volúmenes temáticos de muy buena factura, demostrando que hay weird west para largo.

Espada y brujería

Un personaje inmortal

Un personaje inmortal

Es el género que más tarde dio lugar a la fantasía épica de Tolkien y su Señor de los Anillos, además de todos sus imitadores y coetáneos. En sus historias, abunda la magia (casi siempre negra), los bárbaros salvajes de dudosa moral y las mujeres exuberantes. También son frecuentes las criaturas extrañas, como dragones y demonios. Es fácil confundir la espada y brujería con la fantasía épica, pero hay algunos rasgos distintivos. La espada y brujería es más cruda en su narrativa, incorporando una fuerte dosis de erotismo y brutalidad. Sus personajes no tratan de salvar el mundo, sino que persiguen metas puramente egoístas (buscar un tesoro, usurpar un trono, el placer de la batalla, el calor de una mujer). El autor que dio forma al género es Robert E. Howard, con sus personajes Conan, Solomon Kane y otros más. En España, tenemos Nomanor, de Domingo Santos y Luis Vigil, además de Katham, de Lem Ryan. Actualmente se pueden encontrar otras propuestas igualmente interesantes dentro de este género.

Espada y planeta

furiadesatada

Tex Hardigan en un mundo hostil

Subgénero, híbrido de la space opera y el de espada y brujería, en la que un humano es trasladado, de forma más o menos increíble, a un planeta peligroso en el que deberá luchar por su vida contra una fauna hostil. En él se dan los elementos comunes a las novelas de aventuras y de capa y espada en general: viaje iniciático, supervivencia, princesas en apuros, duelos a espada… Eso sí, en este subgénero la magia es reemplazada por algún tipo de superciencia o poderes mentales. El creador del género es Edgar Rice Burroughs, que además de Tarzán dio origen a John Carter de Marte y a Carson Napier de Venus. En España, tenemos muchos bolsilibros de Curtis Garland, además de una obrilla de quien escribe estas líneas: Furia desatada en Mundo Guerra.

Sobre Julio M. Freixa

avatar
Escritor pulp con aviesas intenciones. Sigue mis historias en las siguientes editoriales: Pulpture, Dlorean, NeoNauta Ediciones, P.U.L.P. y Action Tales.

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

600x200_viernes_13_especial

La nueva “Viernes 13” vuelve a retrasar su estreno

El “reboot” de la famosa saga de terror “Viernes 13” ha tenido muchas complicaciones para ...

El que se Esconde_Tony Jiménez

Reseña: «El que se Esconde», de Tony Jiménez

El verano se acaba, pero las buenas lecturas, no, por suerte. Si aún estáis pensando ...