Home » Series » Críticas de series » Crítica: “Glee” (T2)
glee-wallpaper-1024x768

Crítica: “Glee” (T2)

Llegó después de mucha espera y expectación, la 2ª Temporada de Glee, con nuevos personajes como Sam Evans (Chord Overstreet) que entra con fuerza para ser quarteback del equipo de fútbol en el McKinley High y para robarle los solos a Finn (Cory Monteith) en el Glee Club. Pero Finn ahora tiene a Rachel, que no dejará que su novio sea derrotado tan fácilmente. La entrenadora Shannon Beiste (Dot-Marie Jones)  viene para sustituir al antiguo entrenador de fútbol  Ken Tanaka y una nueva estudiante, Sunshine Corazón (Charice Pempenco) le hace sombra a Rachel (Lea Michele) durante algún tiempo, cosa que…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!
70

Llegó después de mucha espera y expectación, la 2ª Temporada de Glee, con nuevos personajes como Sam Evans (Chord Overstreet) que entra con fuerza para ser quarteback del equipo de fútbol en el McKinley High y para robarle los solos a Finn (Cory Monteith) en el Glee Club. Pero Finn ahora tiene a Rachel, que no dejará que su novio sea derrotado tan fácilmente. La entrenadora Shannon Beiste (Dot-Marie Jones)  viene para sustituir al antiguo entrenador de fútbol  Ken Tanaka y una nueva estudiante, Sunshine Corazón (Charice Pempenco) le hace sombra a Rachel (Lea Michele) durante algún tiempo, cosa que ella no permitirá y Sunshine acabará por entrar en “Vocal Adrenaline” (coro enemigo de nuestros protagonistas) en lugar de quedarse en “New Directions”.

Como siempre, los artistas nos sorprenden con cada actuación, sin embargo, en el primer capítulo el reportero escolar Jacob Ben Israel (Josh Sussman) que es el cotilla oficial del McKinley high, critica a Will Schuester por obligar al Glee Club a cantar sólo canciones pasadas de moda. Por eso, esta segunda temporada incluye canciones más modernas. Aun así, las canciones de otras épocas siempre tienen cabida en la serie.

Algo muy positivo que también llegamos a ver en la 1ª Temporada, son los "capítulos tributo" dedicados a un solo artista o grupo. La tarea semanal del club se inspira en un artista concreto y durante esa semana (duración de un capítulo) todos interpretan versiones de sus canciones más conocidas. Algunos de los homenajeados han sido: Michael Jackson, Madonna, Olivia Newton John, Lady Gaga, Britney Spears o Whitney Houston. También cuentan con la representación de musicales reales como “Rocky Horror”; crean “mash-ups” (mezclas de canciones que se cantan como una sola) y tienen capítulos especiales en Navidad o San Valentín.

No hay tiempo para parar cuando ves la serie, tiene un ritmo rápido, enérgico y muy entretenido. Tal vez esta segunda temporada es algo más floja en comparación con la primera, pero cuenta con numerosos capítulos que no tienen desperdicio. Además, los nuevos personajes dan mucho juego y completan al elenco que ya era excelente de por sí.

Respecto a los personajes:

Tal vez la entrenadora Beiste parezca muy dura, pero poco a poco descubrimos cómo es en realidad, que teme no ser amada y que jamás ha besado a nadie. Sam es misterioso, aunque para Santana tiene la boca muy grande al final resultar cantar bien y acaba haciendo buenas migas en el Glee club donde todos son aceptados.

Aunque Rachel y Finn empezaron la temporada saliendo, conforme avanzan las cosas rompen y salen con otros: Rachel sale con Jesse St. James (Jonathan Groff ) y Finn vuelve con Quinn (Dianna Agron), a quien dejará antes de acabar la temporada. Aunque la ruptura de Finn y Rachel parece un poco forzada y bastante estúpida, así tienen la oportunidad de cambiar de aires y no estarse mirando todo el día. La tímida Tina (Jenna Ushkowitz) se encuentra en un campamento para asiáticos con Mike Chang (Harry Schum) y también acaban saliendo juntos, aunque antes Tina estuviese saliendo con Artie (Kevin McHale).

Otro amor inesperado es el de Lauren Zizes (Ashley Fink) a quien Noah Puckerman (Mark Salling) canta canciones mientras ensayan en Glee para que salga con él, aunque sólo consiguió que se ofendiera cuando le cantó "Fat Bottomed Girls" (Chicas con el culo gordo). Y Kurt (Chris Colfer), (ahora estudiando en la Academia Dalton por haber sido acosado por un compañero), está enamorado de Blaine (Darren Criss), le persigue hasta que éste se da cuenta de que él es la persona que busca cuando canta al canario muerto de los Warblers la canción de "Black Bird". 
 
Todo esto un mucho más, como ya hemos dicho con mucha música, canciones actuales y otros éxitos de épocas pasadas que hacen de cada capítulo algo especial, que nos invitan a cantar y bailar y a olvidar nuestros propios problemas. Es lo que tiene la música… que une a las personas y las hace mejores.
    
Esta serie por supuesto, no acaba aquí, aún queda una tercera temporada con más personajes nuevos y otra oportunidad para ganar las Nacionales. Además, será el último año de muchos miembros del Club… ¿estarán preparados para dejar el nido y volar por su cuenta como las estrellas que esperan ser? ¿Se estamparán en el último momento dejando de lado sus sueños? ¿Lucharán como llevan haciendo siempre? Lo sabremos pronto.

Sobre RubiaErrante

Comentar

Comenta con Facebook

comentarios