Home » Series » Críticas de series » Crítica: “Miranda”, temporada 3. Más de lo mismo
miranda4

Crítica: “Miranda”, temporada 3. Más de lo mismo

Una de las cosas buenas que tienen las ficciones (tanto libros, películas, series..) es su capacidad de adentrarnos en diferentes universos, atmósferas y, en definitiva, vidas. Las diferencias entre las series de comedia concretamente, suelen estar muy marcadas, siendo incluso los spin-off muchas veces muy diferentes a la serie madre: diferentes estilos de humor, de intencionalidades, de gags…, por lo que en este formato es más difícil encontrar uniformidad de opiniones sobre un mismo producto. Dicho esto, y entrando en materia, “Miranda” consigue con su tercera temporada arrancar un buen número de carcajadas al espectador medio, que no nos importa…

Resumen de Reseña

Valoración

Valoraciónes : Sea el primero!

Una de las cosas buenas que tienen las ficciones (tanto libros, películas, series..) es su capacidad de adentrarnos en diferentes universos, atmósferas y, en definitiva, vidas. Las diferencias entre las series de comedia concretamente, suelen estar muy marcadas, siendo incluso los spin-off muchas veces muy diferentes a la serie madre: diferentes estilos de humor, de intencionalidades, de gags…, por lo que en este formato es más difícil encontrar uniformidad de opiniones sobre un mismo producto. Dicho esto, y entrando en materia, “Miranda” consigue con su tercera temporada arrancar un buen número de carcajadas al espectador medio, que no nos importa el que pueda caer en lo zafio, visto o simple.

Miranda: la patosa de la tele

“Miranda” volvió el pasado invierno a la televisión británica con una nueva tanda de episodios, su tercera temporada, dispuesta a conservar el entusiasmo que  cientos de seguidores le procesamos desde que comenzará su emisión en 2009 y, en líneas generales, lo ha conseguido.

Su propuesta sencilla, sitcom a la antigua usanza, con pocos decorados e historias cotidianas, siguen siendo efectivas. Los chistes recurrentes como las frutas con caras,  las múltiples caídas, las cancioncillas y, sobre todo, cuando rompe la cuarta pared, pueden ser un poco repetitivas, pero consiguen su propósito, hacernos pasar unos buenos 30 minutos.

Miranda con problemas con la policia

La historia sigue “no avanzando” sin complicaciones. Como viene siendo tradicional, su relación con  Gary sigue la tónica de anteriores temporadas, se gustan y se pasan la temporada por separado hasta el capítulo final en el que vuelven a mostrar sus sentimiento.

En el apartado de secundarios, cabe destacar, la desaparición del personaje de Clive (al que no se le ha echado en falta) y el que a Penny (su madre), no le acaban de saber aprovechar.

Reparto de Miranda

La serie tiene confirmada una cuarta temporada, si bien está supeditada a que la agenda de sus protagonistas lo permita, por lo que se comenta que no veremos a la luz nuevos capítulos de la serie hasta 2015. Su creadora, guionista y personaje principal, Miranda Hart (“Llama a la comadrona”) está bastante ocupada, incluyendo una extensa lista de actuaciones durante el 2014 por Reino Unido.

En definitiva, una serie muy disfrutable, que sabe lo que le funciona y ni asume riesgos ni lo necesita. Ahora bien, si el primer capítulo no te gusta, muy difícil es que los diecisiete siguientes te hagan cambiar de opinión sobre la serie y sobre la cómica, la pieza clave (salvo por el gradual cariño que se va ganado Miranda y compañía). Such fun!

Sobre rdgiro

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

cm0

Crítica: “Community”. Temporada 4: entre las grandes sin Harmon

Parece que fue ayer cuando la particular troupe de Greendale apareció en la NBC, pero ...

midwife0

Crítica: “Call the Midwife”, temporada 1. Una bonita y pausada historia

A comienzos del año pasado, la BBC atinó introduciéndonos en una ficción histórica y coral, ...