Home » Series » Críticas de series » Crítica: “Daredevil. Temporada 2”
Crítica: "Daredevil. Temporada 2"

Crítica: “Daredevil. Temporada 2”

Como personaje periférico de un universo tan atestado de figuras y propuestas interesantes como es el de Marvel, Daredevil no había sido nunca un superhéroe muy afortunado en el mundo del cine y la televisión. Tras una breve aparición estelar en la serie “Spider-Man and His Amazing Friends” de la cadena NBC en los años 80, se intentó otorgarle un programa de dibujos animados propio que finalmente quedó en propósito fallido. Y siguió haciendo cameos en las ficciones animadas de otros con más enjundia hasta que tras la adquisición de derechos para la explotación audiovisual por parte de la productora…

Resumen de Reseña

Valoración

Deslumbrante

Resumen : Más dinámica y fluida, pero menos densa y baja en frenadas de ritmo.

Valoraciónes : 4.14 ( 7 votos)

Como personaje periférico de un universo tan atestado de figuras y propuestas interesantes como es el de Marvel, Daredevil no había sido nunca un superhéroe muy afortunado en el mundo del cine y la televisión.

Tras una breve aparición estelar en la serie “Spider-Man and His Amazing Friends” de la cadena NBC en los años 80, se intentó otorgarle un programa de dibujos animados propio que finalmente quedó en propósito fallido.

Y siguió haciendo cameos en las ficciones animadas de otros con más enjundia hasta que tras la adquisición de derechos para la explotación audiovisual por parte de la productora 20th Century Fox regresaría la oportunidad en 2003 tomando forma del largometraje Daredevil. Ni la repercusión, ni el taquillaje resultante de aquella empresa fueron satisfactorios para el estudio de Hollywood – y no digamos ya para los fans del héroe –, el cual no malgastó esfuerzo en mantener los derechos del justiciero ciego.

De manera que con tales precedentes los derechos del “cuernecitos” regresaron a Marvel, yendo a parar al compartimiento de aquellos productos dotados de potencial, pero por los que sería complicado apostar y reflotar de cara a un posible éxito masivo.

De manera que, con un obvio paralelismo a casos que muchos lectores de cómics conocerán – Swam Thing, Hulk, el propio Daredevil, Animal Man, etc. – Marvel Studios toleró experimentar y arriesgar con la figura del protagonista de nuestro artículo. Así llegaría al medio audiovisual en 2015 la temporada 1 de la serie de tv Daredevil, alojada en la plataforma de contenido audiovisual – no vinculada a ningún canal de televisión- por demanda conocida como Netflix.

Cabe decir que el resultado fue para muchos, entre los que servidor se incluye, deslumbrante. La fórmula no podía ser más sencilla: hacer que el super héroe se comportase de la misma forma que lo hacía en los cómics. Además se heredar las características que habían convertido al hombre sin miedo en una figura de culto en el mundo de las viñetas, la serie consiguió un reparto de actores comprometidos con sus roles los cuales apostaron todo su talento en 13 episodios que de verdad son para enmarcar.

Póster de la temporada 2 de DaredevilY tras el éxito de su primera temporada, el cual curiosamente hizo trastocar los planes de Netflix de que el personaje tuviese solamente una entrega para retornar en seguida formando parte del supergrupo The Defenders, empezó a suscitarse las perspicacias. El showrunner Drew Goddard no participaría en su continuación, puesto que había aceptado otros compromisos.

Así mismo, se recelaba que la planificación fuera apresurada y quizás más desatendida en aras de cumplir el objetivo de que en 2016 hubiese más aventuras de Daredevil.

Aunque como contrapartida igualmente nos iban llegando noticias alentadoras. El fichaje de Jon Bernthal para interpretar a Punisher era un rayo de luz rebasando el cielo nublado. Además, se nos prometió que también tendríamos a Elektra, todo un peso pesado de la mitología del diablo guardián de Hell’s Kitchen.

Con estos mimbres los espectadores salimos de dudas a mediados del mes de marzo de 2016, momento en que se pusieron a disposición de los clientes de Netflix de forma global desde “Bang” hasta “A Cold Day in Hell’s Kitchen”. O lo que es lo mismo, del 1º al 13º capítulo de la segunda temporada.

Supongo que ya va siendo hora de abandonar los preliminares y remangarse para examinar la segunda parte de una serie que espero disfrute de muchas más. Sobre todo si cuenta con la altísima calidad expuesta hasta la fecha.

A nivel de argumento, lo que nos vamos a encontrar en esta vuelta de Daredevil es una serie de tramas que se adhieren y se separan en función de donde / en quien esté colocado el foco de atención de la historia. Aunque básicamente se traducirá en Matt Murdock – abogado de día y vigilante enmascarado de noche- lidiando con la aparición de nuevos personajes que trastocarán su ya de por sí quebradiza coexistencia. Se trata del vigilante Punisher, un individuo de pasado militar –de los de alta especialización en misiones de campo clasificadas – que emprende su particular venganza contra unos criminales, la cual no tiene reparos en teñir de sangre y destrucción. Por otro lado aparecerá Elektra, antigua amante de Matt, mujer fatal y experta en artes marciales necesitada de la asistencia del hombre sin miedo para oponerse a La Mano, el ejército de ninjas más letal que se pueda imaginar.

Póster de The Punisher en la temporada 2 de DaredevilA todo esto también habrá tiempo para que podamos seguir los pasos de los personajes secundarios aparecidos en la primera temporada – Foggy, Karen – así como el cameo de viejos conocidos – ya sea en esta ficción en la serie hermana Jessica Jones -.

De forma que se compondrá un rico mosaico que será hilado por intensas escenas de acción y los sublimes momentos de lucha a los que la serie nos tiene tan mal acostumbrados. Tal vez el balance entre tramas y sub tramas en esta temporada esté más compensado. La acción, los instantes de camaradería o costumbrismo, las escenas judiciales, las notas de sentimentalismo y el resto de elementos parecen estar mejor encajados que en la temporada 1, donde había veces en que se olvidaban de unas líneas argumentales en favor de otras.

Todo esto ha sido posible, además de gracias a unos guionistas sumamente eficientes, a un elenco de actores que sigue rindiendo a un altísimo nivel. Las nuevas incorporaciones dejan un buen sabor de boca en general. Jon Bernthal nos brinda un Punisher que, si bien ocurre como con Daredevil y Foggy Nelson a la hora de no traducir literalmente a su homónimo del cómic, sí resulta sumamente creíble, concluyente y arrollador.

Le pone por lo tanto el listón muy elevado a Elektra, la nueva figura debutante de la serie. Y por desgracia Élodie Yung, actriz distinguida para encarnar a la diestra dama de los sais, no consigue estar a la altura. Elektra no logra transmitir su propia voz en la serie, y ya no digamos la difícil –casi inadmisible- tarea de hacernos olvidar al personaje de papel. Veremos que sucede con ella en lo sucesivo – quien la conozca de los cómics sabrá que hay cosas que no se pueden dar por sentado con respecto a Elektra Natchios-, quién sabe si la actriz necesita más tiempo para compaginarse con el resto del reparto.

Elektra en la temporada 2 de DaredevilY ya casi va siendo hora de cerrar el presente análisis. Tan sólo destacar que la serie está, al igual que en su temporada precedente, repleta de guiños al cómic. Grotto les sonará de algo a los fans de la etapa Miller. La discusión en el tejado entre Punisher, Daredevil y una pistola está calcada de un número la época Marvel Knights de Punisher guionizado por Garth Ennis. O se le encenderá la bombilla cuando se nombre el Pabellón D a los parroquianos que hayan leído la etapa de Ed Brubaker en Daredevil. Y así en sucesivas ocasiones.

Con todo lo expuesto aquí la serie tampoco es perfecta. Hay tramas que suceden demasiado a lo Deus Ex Machina, encontramos a personajes – el periodista Ellison por ejemplo- cuya actitud claramente no coincide con lo mostrado en la primera temporada.

Además, salvo en muy pocas ocasiones los interlocutores son reiterativos y hubiese venido bien que se aportara algo más de sangre nueva. Y, por encima de todos los males – más incluso que el pinchazo interpretativo de Elektra-, hay un fallo de casting imperdonable. Es muy difícil explicarlo sin incurrir en spoiler. Por ello tan sólo diré que es muy, pero que muy sencillo descubrir la identidad de Hammersmith debido a la elección del actor.

La temporada 2 de Daredevil es más dinámica y fluida, también menos densa y baja en frenadas de ritmo; quizás por eso mismo también resulta más rasa y poco revisitable respecto la season anterior. Pero, a juicio del articulista que hoy les acompaña, gracias a esta segunda etapa nuestra querida serie de televisión se consolida como una producción que adelanta a todos sus semejantes superheróicos a una distancia abismal. Y es capaz de competir de tú a tú en cuanto a acabado, calidad de guión y actores con prácticamente cualquier largometraje del género.

Así que ya estáis viendo esta serie de televisión si no queréis que os mande con Foggy Nelson a buscar novia, o con Frank Castle a comprar tabaco en un club de moteros.

Sobre RAÚLMARTIN

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

06_alex_ross_jla_the_original_seven_2000

La vida de Alex Ross… De la fantasía a la realidad

Muchos niños sueñan con ser astronautas, policías, futbolistas, luchadores, pero que pasaría si el sueño ...

quienes-son-los-inhumanos-3

Los Inhumanos de Marvel llegarán como serie de TV

Tras ser anunciada como película, retrasada, aplazada… parece que al final ya sabemos que van ...