Home » Series » Reportajes de series » Reportaje: Las series familiares. De los Brady a los Dunphy
SERIES FAMILIARES

A lo largo de las últimas décadas (de los 60 hasta hoy) las series de televisión han calado hondo en espectadores de todo el mundo. Existe una variedad enorme de géneros y subgéneros, más realistas o más fantásticos y algunos seriales han catapultado a varios actores y actrices a lo más alto de Hollywood.

Reportaje: Las series familiares. De los Brady a los Dunphy

SERIES FAMILIARES

A lo largo de las últimas décadas (de los 60 hasta hoy) las series de televisión han calado hondo en espectadores de todo el mundo. Existe una variedad enorme de géneros y subgéneros, más realistas o más fantásticos y algunos seriales han catapultado a varios actores y actrices a lo más alto de Hollywood.

Hemos visto series policiacas, de abogados, de médicos, históricas, futuristas, de fantasía épica y un enorme etcétera. Sin embargo, un género que destaca por mostrar – en mayor o menor medida – la vida cotidiana y mundana, ha conseguido cosechar grandes éxitos de audiencia. Ese género no es otro que el familiar o de familias. En clave de humor, estas series muestran el día a día de familias normales y corrientes, aunque siempre hay excepciones y además, a lo largo del tiempo el concepto de familia tal y como era concebido hace no demasiado, ha cambiado.

Por ello, os invito a leer este reportaje. Haré un repaso por las series familiares que han marcado época en España, pasando tanto por las series americanas del género, como por las series familiares patrias.

LOS 60 y 70


En 1969, la televisión gestó a una familia que se convertiría en la preferida de los americanos durante su período de emisión y posteriormente, con secuelas ocasionales. Esta familia no era otra que los Brady, que protagonizaron The Brady Bunch (La tribu de los Brady o también llamada en España Segundo matrimonio). La serie cuenta como dos viudos, Mike y Carol, se unen en matrimonio y cada uno de ellos aportan a su nuevo hogar, a los tres hijos de  él y las tres hijas de ella. Esto produce que la convivencia sea a veces tumultuosa y Alice, la asistenta del hogar, debe ejercer de árbitro de sus constantes disputas.

La serie original estuvo en antena hasta 1974 y el éxito no tuvo precedentes. De la misma serie derivó una serie animada (The Brady Kids, 1972-74), una pequeña serie rodada por el mismo reparto casi íntegro (The Brady Bunch Hour, 1976-77), el telefilm (The Brady Girls Get Married, 1981) y una serie que derivó del mismo telefilm (The Brady Girls, 1981), que por cierto fue un fracaso. La familia volvió con el telefilm navideño, A Very Brady Christmas (1988), y en 1990 volvieron con la pequeña serie de 6 episodios The Bradys, que contó con el reparto íntegro de la serie que comenzó veintiún años atrás.

En 1995, la famosa serie tuvo un remake cinematográfico del mismo nombre, en este caso con distinto reparto.

Entre 1976 y 1979, la comedia de situación británica Man about the house (Un hombre en casa), dio lugar a un exitoso spin-off: George y Mildred. Quizá no suene demasiado por su título original, ya que la serie fue popularmente conocida en España como Los Roper. Esta serie muestra la vida cotidiana de un matrimonio maduro, que si en Un hombre en casa ejercieron de caseros de un piso, en su propia serie son expropiados de su viejo hogar y se mudan a un barrio residencial, donde Mildred quiere subir de escala social pese a la reticencia de George, que se siente orgulloso de pertenecer a la clase obrera.

Los Roper desquiciarán de los nervios a sus vecinos, los Fourmile, además de tener constantes discusiones entre ellos por la dificultad para mostrar afecto de George.

Debido al éxito de la serie, hubo una película en 1980, protagonizada por el matrimonio de la serie, aunque no tuvo el tirón en taquilla esperado. Pese a ello, había propuesta una nueva temporada, pero todo plan quedó truncado con la muerte de Yootha Joyce (Mildred) en el mismo año de 1980, a causa de su alcoholismo.

Tal fue el éxito de la producción británica que los americanos hicieron sendas adaptaciones tanto de Un hombre en casa, llamada allí Three's company (Apartamento para tres) y de George y Mildred, llamada allí The Ropers.


Rompiendo el orden cronológico, ahora volvemos a los años 60, más concretamente al período comprendido entre el año 1964 y 1966. A lo largo de estos dos años, una familia muy especial compartió su día a día con espectadores de todo el mundo: la familia Munster.

The Munsters (La familia Monsters) muestra una familia americana hospedada en una lúgubre mansión, en la que cada miembro guarda gran similitud con los más populares personajes del cine de terror, eso sí, en clave de humor. Herman, el padre de familia, parece Frankestein; Lily, la madre una vampiresa; el abuelo, el conde Dracula y el pequeño de la familia, Eddie, un licántropo. Además la mascota la casa es Spott, un gran dragón que escupe fuego. Dando un punto de normalidad a tan estrambótica familia, con ellos convive Marylin, sobrina de Lily, una bella y encantadora universitaria, que se toma con mucha normalidad las peculiaridades de su familia.

La serie fue un auténtico bombazo. En los 90 hubo un remake con nuevo reparto, en el que Al Lewis (el abuelo Dracula de la serie de los 60) hacía cameos ocasionales.

En el presente 2012, la NBC tiene planteado hacer un remake, aunque en un tono menos humorístico que la original.

Pese a parecer un planteamiento muy original, lo cierto es que esta serie se inspiró en una de los años 30: La familia Addams.

Volvemos a una familia convencional, pero numerosa: Eight is enough (Con ocho basta). De 1977 a 1981 esta serie narró las aventuras y desventuras de la familia Bradford en la que el padre es columnista de un periódico y la madre, muy a lo tradicional, se dedica al cuidado de los hijos.
La tragedia se cebó con la serie, con solo cuatro capítulos grabados: Diana Hyland, quien interpretó a la madre de familia, cayó enferma y falleció a los doce días de la emisión del episodio piloto.

Pese a lo fortuito y repentino de tan trágico acontecimiento, la serie prosiguió. En lugar de hacer una sustitución de personaje, Tom, el padre de familia, enviudó en la ficción y poco más tarde rehacía su vida con la profesora particular de sus hijos, Abby.

Del éxito de la serie derivaron dos películas, que contaron con el reparto original de la serie.

LOS 80 Y 90

En los 80 y 90 no cesarán las producciones de comedias familiares. Y algunas de ellas arrasaron en nuestras fronteras. Además, aquí veremos contrastes sociales con las series de las dos décadas anteriores.

Por poner un ejemplo, tenemos Growin Pains (Los problemas crecen). Esta serie, protagonizada por la familia Seaver, comienza teniendo como trama el traslado de la consulta psiquiátrica del Dr. Seaver a su casa, debido a que su mujer vuelve a trabajar después de quince años, los cuáles dedicó cuidado de sus hijos. En la década de los 80 – la serie comenzó en 1985 – cada vez se estaba convirtiendo en algo más frecuente que las madres de familia estadounidenses trabajarán y no se dedicaran solo a las labores de ama de casa.

La serie centraba la trama de los capítulos en la convivencia entre el matrimonio y sus tres respectivos. Hasta 1992, cuando la serie concluyó, no dejaron de llegar nuevas temporadas y particularmente en la última un joven actor, pocos años más tarde se haría famoso a nivel mundial: Leonardo Di Caprio. Además tuvieron breves apariciones Brad Pitt o Hillary Swank.

En 2000 y 2004, la serie tuvo dos adaptaciones cinematográficas.

Volviendo a series familiares mas fantasiosas, en 1986 un habitante del planeta Melmac es acogido y refugiado por una familia normal y corriente, los Tanner ¿De quién hablo? De Alf. Este extraterrestre que llegó a la tierra tras vagar en una nave espacial huyendo de su devastado planeta se convierte en un miembro mas de la familia Tanner, aunque aquello entraña ciertas dificultades: Alf es un holgazán, perezoso y egoísta que dedica el tiempo a ver la televisión. Además de su forma de ser debe ser ocultado por su familia de acogida, ya que podría entrañar peligros para él que gente ajena o militares descubrieran que un extraterrestre vive en un hogar.
Pese a ser una serie de humor, se dice que el rodaje de la serie fue muy tortuoso y produjo altas tensiones entre el elenco de actores.

Entre 1987 y 1989 la NBC emitió una serie de dibujos animados de Alf, aunque ésta estaba totalmente enfocada al público infantil.

En 1997 – la serie como tal finalizó en 1990 – se resolvía el desenlace de la serie con la película Proyecto: Alf, aunque un hecho desagradó e impactó a los fans: la familia Tanner no salía en el film. Solo era mencionada.

El concepto viudedad y serie familiar parecen funcionar a las mil maravillas y un ejemplo de ello fue Full House (Padres forzosos).

Un viudo con tres hijas llamado Danny Tanner – si, otro Tanner, aunque no tiene ninguna relación con la familia de la serie Alf – debe recurrir a la ayuda de un buen amigo y su cuñado para ayudarle con la dura labor de ser padre de tres niñas. Una entrañable comedia familiar, que convirtió a sus tres protagonistas, esos padres forzosos, en iconos de la televisión en los ochenta.

El papel de la hija menor fue “interpretado” por dos niñas. Mas concretamente hermanas gemelas y ambas famosas por padecer trastornos de la alimentación como la bulimia y la anorexia. Se trata de las hermanas Olsen.

La serie comenzó su andadura en 1987 y la terminó en 1995, con ocho exitosas temporadas.


La mayoría de las comedias familiares, además de basar sus tramas en el humor también recurren a momentos entrañables e incluso ñoños. La siguiente serie, una de las mas largas y exitosas de la cadena FOX, le daba a la vida familiar un toque ácido y corrosivo: Married with children (Matrimonio con hijos) que duró algo más de diez años en antena.

La familia Bundy – imagino que este apellido es en “honor” al asesino en serie Theodor Robert Bundy – estaba formada por Al, un padre despreocupado de su familia y que no deja de añorar sus años mozos; Peggy, una fogosa compradora compulsiva; Kelly, la clásica rubia tonta; Bud, el típico perdedor que se empeña en gustarle a las chicas. Además de su perro Buck.

Durante sus diez años de emisión, la serie no estuvo exenta de polémicas varias, que no hicieron más que acrecentar los ya de por sí, holgados índices de audiencia.

La serie ha tenido varias adaptaciones a países de habla hispana, incluidos España, donde Cuatro emitió su particular Matrimonio con Hijos.

Las dos series a continuación son la muestra de como la sociedad norteamericana respaldó dos series que un par de décadas antes serían impensables. Y es que las familias afroamericanos se hicieron un hueco en la televisión: hablo de Cosas de casa y el Príncipe de Bel Air.

Family Matters (Cosas de casa) surgió como spin-off de Perfect strangers y más allá de la “serie madre” tuvo un éxito gratamente inesperado.

En su primera temporada la serie trataba los asuntos de la familia afroamericana Winslow y su día a día. Los cabezas de familia son Carl, un orondo policía y Harriette, una ascensorista con carácter (su trabajo en Perfect strangers). En el mismo hogar conviven con la divertida madre de Carl y sus tres hijos, además son personajes habituales de la serie, la hermana de Harriette y su hijo.

Durante esta primera temporada, en algunos capítulos y haciendo escasas intervenciones, aparecía el vecino de los Winslow, un gafotas enclenque, empollón y extremadamente torpe: Steve Urkel.

A partir de la segunda temporada, Urkel no solo se convirtió en un personaje fijo, sino que además se hizo la estrella absoluta de la serie.

Sus inventos fallidos, los destrozos producidos por sus torpeza, su forma de hablar y su frase habitual “¿He sido yo?” le transformaron en uno de los personajes más populares de los años 90.

El dúo cómico formado por él con sus torpezas y las desesperadas reacciones del temperamental Carl, hizo que la serie se hiciera altamente popular en su país de origen y también en España.

Varias curiosidades han rodeado a esta serie: Jaimee Foxworth, hija pequeña de la familia incorporada en la segunda temporada en sustitución de otra actriz infantil, dejó la serie de una temporada a otra y no se dio ninguna explicación en la trama. Años mas tarde, aunque muchos lo calificaron de clásico bulo de internet y ya mas mayorcita, la chica se dedicó al porno.

Lo que si fue un bulo infundado, fue la hipotética muerte de Jaleel White el actor que dio vida a Urkel. Para desmentir semejante afirmación, por ejemplo, White hizo un cameo en una de las últimas temporadas de House.

Ahora pasamos de una familia de clase media a una familia multimillonaria. Los Banks, una sobria familia rica que vive en una lujosa mansión del prestigioso barrio californiano de Bel Air. Aunque esta familia recibirá a un “terremoto” llegado de los suburbios de Philadelphia: Will Smith (se emplea en la serie su nombre real). Will es sobrino de los Banks y es enviado allí por su madre para no convertirse en un bala pérdida.

Will tendrá extrema facilidad para cabrear a su tío Phill, ser una mala influencia – según Phill – para sus primos y para ser un mujeriego propenso a meterse en líos.

Además del tío Phill, los personajes mas populares de la serie fueron Geoffrey, el sarcástico y estirado mayordomo de la familia; su primo Carlton, un chico mimado y radicalmente opuesto a su primo, además de ser fan en la intimidad de Tom Jones; y Jazz, un amigo del barrio del Will, que intenta ligar con Hillary Banks, hija mayor de Phill. Por ello éste arroja a Jazz por la ventana siempre que éste se propasa.

La serie fue un gran éxito, aunque nadie pensaría que un comediante nato como Will Smith, años más tarde, se convertiría en uno de los actores más versátiles y cotizados de Hollywood.

LA FAMILIA Y LAS SERIES DE ANIMACIÓN

Antes de pasar a las series familiares de los 2000 hasta la actualidad, haré un repaso de las series de animación que tienen como eje central a la vida en familia y después a las series familiares españolas de mas éxito.

A lo largo de las últimas décadas, tres series de animación familiares han sabido cautivar tanto a niños como adultos, tanto en su país de origen, los Estados Unidos, como en España y el resto del mundo.



 

Empezaremos por The Flinstones (Los Picapiedra). Esta serie se convirtió en un auténtico fenómeno que de 1960 a 1966, plasmó la vida cotidiana tanto de Fred Flinstone (Pedro Picapiedra), su mujer Vilma, su “perro” Dino y sus vecinos Barney Rubble (Pablo Mármol) y su mujer, Betty. La particularidad de la serie era, que pese a mostrar el estilo de vida de la clase media americana de los años cincuenta, estaba inspirada en una particular visión de la prehistoria, mostrando una sociedad en la que humanos, dinosaurios y otras criaturas ya extintas convivían y se usaban primitivos artilugios que simulaban a los aparatos electrónicos, en los que la “fuente de energía” eran los dinosaurios, tigres dientes de sable o mamuts. No faltaban tampoco los vehículos, como el Troncomóvil, impulsado, en lugar de por un motor o gasolina, por los rudos pies del conductor.

Pese a ser una serie de animación, The Flinstones fue una serie orientada al público adulto y emitida en prime time. Trataba temáticas como el consumismo femenino, la maternidad, algunas adicciones como la ludopatía o incluso los problemas maritales que producen la infertilidad (Barney y Betty no pueden concebir a un hijo y adoptan a Bam-Bam). Además la serie The Flinstones fue patrocinada por la marca de tabaco Winston, algo inconcebible en la actualidad.

De The Flinstones han surgido varias series alternas y telefilms de animación, además de un par películas con actores de carne y hueso.

La serie tuvo el récord de ser la producción de animación mas longeva hasta que treinta y un años después otra serie que comentaré se lo arrebato.


Y esa serie no es otra que The Simpsons ¿Qué decir de esta familia que no se sepa ya? Ostenta varios récord, entre ellos ser la producción de animación mas larga y duradera, con mas de quinientos episodios y emitida desde finales de 1989 hasta hoy.

El cabeza de esta familia amarilla, es Homer Simpson, un ineficiente empleado de una central nuclear – aunque a lo largo de más de veinte años ha realizado todo tipo de trabajos – bobo, glotón y amante de la cerveza Duff. Su mujer Marge es una responsable ama de casa, más guapa e inteligente que Homer y esta familia tiene tres hijos: Bart, Lisa y Maggie, además de dos mascotas: el perro Ayudante de Santa Claus y el gato Bola de Nieve II.

A lo largo de tantos episodios, los Simpsons han vivido mil aventuras distintas y se han convertido, probablemente, en la serie familiar más popular de la historia.

Al igual que con The Flinstones, pese a ser una serie de animación The Simpsons esta enfocada a un público adulto.

Recientemente se estrenó una película protagonizada por esta familia y todos los habitantes de Springfield.

La última serie de animación de éxito y con la familia como temática principal es Family Guy (Padre de familia), que desde 1999 relata la vida de la familia Griffin, donde el cabeza de familia es Peter un gordo y bobo empleado de una fábrica de juguetes (al principio de la serie). Su mujer es Lois, una mujer más guapa e inteligente que él y sus hijos son Meg, Chris y Stewie, un bebé que habla y tiene un menta maquiavélica y el perro Brian, que también habla, es inteligente e incluso aconseja a Peter.

Dicen que las comparaciones son odiosas y la serie siempre ha sido comparada con The Simpsons, siendo calificada por muchos como un plagio descarado. Sin embargo, el humor de Family Guy es más ácido y absurdo, teniendo un estilo bastante personal.
Hay varias películas derivadas de la serie, aunque en nuestras fronteras, se han dividido convirtiéndose en capítulos.

También Family Guy, es para público adulto.

En conclusión sacamos, que en España siempre se asocia dibujo animado con infantil, cuando no es estrictamente necesario. Estas series se han emitido en horario de máxima audiencia.

Las tres series tienen cosas en común, además de estar enfocadas a un público maduro. Hacen sutiles o directas críticas a la sociedad, son humorísticas, en ellas hacen cameos famosos en versión animadas y en muchos de los casos prestan sus voces originales.

LAS SERIES FAMILIARES ESPAÑOLAS

En España, también hemos tenido series familiares de éxito, hasta el punto de que algunas han traspasado nuestras fronteras o han sido adaptadas en el extranjero.

Allá por 1995, cuando las series de televisión españolas no abundaban demasiado, un fenómeno marcó tendencia. Ese fenómeno no fue otro que Médico de familia.

La serie protagonizada por Emilio Aragón, trataba la vida del doctor Nacho Martín, un viudo al cargo de sus tres hijos y un sobrino adolescente y que además convivía con su padre el señor Manolo y su asistenta la Juani. La Juani puso de moda la figura de la chacha andaluza, imitado por varias series de su época y posteriores. Para salir de este estereotipo se optó por sustituir a la chacha andaluza por la murciana ¬¬. Y actualmente por la inmigrante.

A lo largo de la serie Nacho cuenta con el apoyo de sus colegas de profesión y Ana, su cuñada.

La serie fue un gran éxito y cosechó grandes audiencias hasta su cese de emisión en 1999, además de impulsar el concepto de la serie nacional.

En 2001 Televisión Española lanzó una serie que aún hoy sigue en emisión y se esta haciendo una auténtica veterana. Hablo de Cuéntame, que a partir de ciertos problemas de derechos de autor paso a llamarse Cuéntame como pasó. La serie muestra a una clásica familia de clase media española de los últimos años de la era franquista, los Alcántara.

Una serie familiar e histórica, que muestra con fidelidad a la sociedad de nuestro país y acontecimientos fundamentales de nuestra historia.

En 2003, Telecinco volvió a dar el bombazo con otra serie familiar que durante su buena época consiguió excelentes índices de audiencia: Los Serrano. En ella Diego, un viudo padre de tres hijos (esto me suena) se casa en segundas nupcias con Lucía, madre divorciada con dos hijas.

Ambos fueron amantes en sus tiempos mozos y todo acabó cuando ella se marchó a Barcelona, por lo que ambos hicieron sus vidas y se casaron con sus respectivas parejas. Hasta que el destino les volvió a reunir.

En este caso la convivencia se promete difícil: Diego es un tabernero que representa al macho ibérico, un hombre que educa “a la antigua” y sus hijos son unos cazurros; mientras que Lucía es una culta profesora que educa a sus hijas mediante el dialogo.

Con esta premisa, la serie hizo que muchos españoles “visitarán” Santa Justa.

Los principales escenarios de la serie fue la casa de los Serrano, la taberna que Diego regenta junto a su hermano y el colegio donde Lucía trabaja y los niños están matriculados.

El éxito de la serie fue bastante grande aunque llegó a la decadencia cuando actores fundamentales de la serie se marcharon en pos de otros proyectos.

Esta serie no solo triunfo en televisión, sino también en el mundo musical. Impulsó las efímeras carreras musicales de Fran Perea (actor de la serie) y Santa Justa Klan, un grupo formado por los adolescentes de la serie.

Otra serie familiar que triunfa en España es Aída, que desde 2005 hasta hoy tiene el honor de ser el primer spin-off ibérico, concretamente de la serie 7 Vidas. La particularidad de esta serie es que muestra la vida cotidiana de una familia de extrarradio, del barrio marginal de Esperanza Sur. La cabeza de familia – al principio de la serie al menos – es Aída García una limpiadora divorciada, ex-alcohólica y que no percibe ninguna pensión por parte de su ex-marido. Esta al cargo de sus dos hijos, Lorena y Jonathan, además también se encarga de su malhumorada madre y su hermano ex-toxicománo.

Aída tendrá que lidiar con su particular familia y amigos del barrio. De su hijo un delincuente en potencia, de su hija adolescente con las hormonas alteradas, de una madre guasona y un hermano vago.

Aída ha sabido cautivar al público ofreciendo a una familia “poligonera” y de clase baja, ya que por ejemplo las series anteriores mostraban a familias de clase media o media alta.

Durante unos años tuvo uno de los repartos más constantes de todas las series españoles, manteniendo el mismo reparto principal durante mas de cinco temporadas.

Carmen Machi, dejó la serie siendo la protagonista en su papel de Aída y dando el nombre a la serie. Pese a esta marcha la serie ha seguido adelante sustituyendo la figura matriarcal por Soraya, la hija mayor de la protagonista que no tuvo relación con su familia desde que se independizó por las constantes peleas familiares.

DEL 2000 A LA ACTUALIDAD

Para terminar este reportaje, nos toca echar un vistazo a las series de los últimos doce años, donde veremos cambios fundamentales con las antes relatadas.

Precisamente en el año 2000 comenzó la emisión de una serie que rompió el concepto de la familia americana televisiva y a mi gusto personal, uno de los hitos de mi adolescencia.

Hablo de Malcolm in the middle cuya trama giraba a en torno a Malcolm, un chico superdotado con una familia bastante peculiar, los Wilkerson.

Su madre, Lois, es una mujer temperamental y con una gran tendencia a ponerse histérica; su padre, Hal, es bastante maniático y en cada capítulo se obceca con cualquier cosa; su hermano mayor, Francis, es un chico rebelde que en un principio esta recluido en una academia militar por su nefasto compartimiento y es el referente gamberro de sus otros hermanos: Reese, el segundo, un chico abusón y de pocas luces y Dewey, el pequeño (hasta bien avanzada la serie) principal víctima de las “torturas” de sus hermanos.

A lo largo de los 6 años que duró la serie en antena, aunque Malcolm sea el protagonista, se han mostrado capítulos centrados en todos los miembros de la familia.

Una producción que no cayó en momentos tiernos y con un tono, en cierto modo, mas acorde a la familia media americana.

Tres años después del cese de Malcolm, en 2009, una serie mostraría un planteamiento diferente al de las familias protagonistas de series de ficción: Modern Family.

Si hacemos una mirada hacia atrás desde los Brady quizá en esa época Modern Family habría sido imposible de emitir, censurada o considerada inmoral o algo peor.

La serie muestra a tres familias relacionadas entre si. Los Dunphy, familia nuclear formada por Claire, Phil y sus tres hijos; los Pritchett-Delgado, un matrimonio formado por dos divorciados, Jay (Padre de Claire) un sexagenario casado con Gloria, una mujer colombiana exuberante y mas joven que él, además Jay ejerce de padrastro del hijo de Gloria Manny y los Pritchett-Tucker, pareja homosexual formada por Mitchell (hijo de Jay y hermano de Claire) y Cameron, además ambos tienen una hija adoptiva de origen vietnamita, Lily. En definitiva: una serie no apta para homofóbos o xenofóbos, claramente. Aunque el éxito no ha tenido precedentes y la serie no deja de ganar relevantes premios.

CONCLUSIÓN

En este breve recorrido por cincuenta años de televisión, podemos valorar que a veces en las obras de ficción buscamos lo cercano y cotidiano, lejos de tramas fantásticas.

La evolución, el impacto social y los cambios sociales mostrados en ellas son fundamentales.

Espero que hayáis disfrutado de este artículo.
    

Sobre David Román

avatar

Comenta con Facebook

comentarios

Comentar

x

Check Also

parasyte-2-cover

Crítica: “Parasyte 2”, cambios por dentro y por fuera.

Después de leer el primer volumen de Parasyte, reseñado aquí, y mucho tiempo esperado, nos moríamos ...

captura-de-pantalla-851

Novedades editoriales de ECC Ediciones

Enero de 2017 se estrena con novedades para una de las editoriales de cómics de ...