Críticas de cómics

Crítica: «Animosity 5» Gótico Sureño

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Sigue sorprendiendo esta serie, siempre en clara evolución.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Marguerite Bennett no deja de sorprenderme con cada nuevo volumen de Animosity. Su habilidad para moldear esta historia post-apocalíptica y adaptarla a determinados mensajes o reflexiones, sin perder nunca el hilo ni el sentido de la historia, es digna de elogio. Si además tomamos como punto de partida un argumento tan estrafalario y resbaladizo como el que expone Animosity, entonces ese elogio cobra más valor.

«Un día, sin venir a cuento, los animales despertaron. Empezaron a pensar. Empezaron a hablar. Empezaron su venganza». Con esta premisa hemos asistido ya a una veintena de números (y un spin-off) en los que se nos cuenta como Jesse y su perro Sandor se embarcan en un viaje a través de EE.UU. para encontrar al hermano de esta. Un viaje peligroso pues el mundo está ahora sumido en ese caos que ha seguido al despertar animal. Por el camino han hecho amigos y enemigos, vivido un sin fin de aventuras y también han crecido como personajes y han madurado. El grupo capitaneado por Jesse y Sandor ha ido creciendo más si cabe con la aventura pasada, en la que liberaban una ciudad humana.

Marguerite Bennett, la creadora y guionista, ha aprovechado para reflexionar sobre múltiples aspectos… algunos evidentes como el maltrato animal y otros más sutiles como la amistad, la lealtad. Por poner unos pocos ejemplos. Este volumen, el quinto, no es una excepción. Bajo el título de Gótico Sureño nos cuenta una primera historia en la que la autora explora un aspecto que viene de mano de la inteligencia y el raciocinio: la religión. Los animales, ahora seres pensantes al mismo nivel que los humanos, se enfrentan al dilema de la fe… de la creencia en un ser superior, creador e impulsor de El Despertar o bien en el razonamiento puro y científico, siendo ese Despertar un paso evolutivo más. Esos dilemas y cuestiones profundas que a lo largo de nuestra Historia han sido causa de guerras y conflictos… ¿cómo serán asumidos por los animales?

Y eso es solo el primer arco argumental de este quinto tomo, porque otro se inicia en él y queda, por desgracia, inconcluso: Se acerca el cumpleaños de Jesse y su grupo de amigos (animales) quiere celebrarle una fiesta sorpresa. Potter, el ciervo que les acompaña, le escribe una carta a través de la cual vamos a conocer su pasado (emotiva y reveladora). Al no tener manos para escribir le pide el favor a Mittens, el lemur. Sin embargo, un grupo de cazadores secuestrará a Mittens a saber con qué intenciones. Ahora el grupo debe decidir si sigue su camino, van en busca de su amigo… o se dividen en dos mitades. Lealtad, emotividad y la crueldad humana, de nuevo.

Y aun ofrece más este volumen. Se cierra con una historia corta en la que los autores nos presenta nuevos personajes. Cuando sucedió el Despertar de los animales… ¿Qué sucedió con los peces de acuario? Ellos también cobraron conciencia, pero quedaron «vendidos» dentro de sus recipientes si no había nadie que los alimentase o limpiase los acuarios o las peceras. Así, en Historias de Animosity, conoceremos a Meredith, una estudiante amante de los peces que decide embarcarse en una aventura para salvar a todos los que pueda… rescatándolos de una gran tienda de animales y llevándolos hasta un lugar seguro donde puedan vivir en paz.

La facilidad narrativa que tiene Marguerite Bennett vuelve a quedar patente en este tomo que se lee con agrado y está repleto de humor, acción, tensión y emoción. No es desdeñable su habilidad para hacernos olvidar lo heterodoxo de su propuesta y que comulguemos con estos personajes… perros parlanchines, bisontes, gatos, moscas, peces… todos ellos elocuentes y con una oratoria fluida. Poco a poco este mundo se va tornando más complejo y más profundo, más rico y más interesante… y eso es mérito de una escritora que sabe jugar con su peculiar invención y dotarla de ese trasfondo del que antes hablaba, haciéndonos reflexionar sobre muchos temas al tiempo que disfrutamos con la lectura.

Rafael de la Torre sigue en la misma línea que en anteriores entregas, con una apuesta artística aceptable pero a veces poco satisfactoria. El mérito de tener que dibujar a un elevado número de animales y especies distintas es grande, no cabe duda, pero a veces queda ensombrecido por un estilo poco vistoso. Algunas proporciones en los tamaños de animales o en sus extremidades crean una sensación extraña para el ojo, incluso algunas composiciones son confusas. Quizá fruto del cansancio (son ya más de 24 números) o las prisas por cumplir plazos de entrega. Aun con esto, Animosity no se resiente y aguanta como, posiblemente, la mejor serie del sello Aftershock.

La evolución de Animosity como serie es siempre ascendente y la cadencia de su publicación es más que aceptable. Si me preguntan por una de las colecciones que más ilusión me hace seguir y que más y mejores expectativas me levanta, sin duda es esta. Estamos deseando conocer nuevas historias y personajes tras el Despertar y, sobre todo, saber que va a pasar con Mittens.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba