Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: «Conan, el Bárbaro. Integral 2», forjando la leyenda.

Crítica: «Conan, el Bárbaro. Integral 2», forjando la leyenda.

El segundo tomo integral de las aventuras clásicas de Conan el Bárbaro que publicó Planeta Cómics reúne la friolera de 32 números americanos... del 27 al 60 USA de la serie Conan the Barbarian. Todos ellos escritos por un inmenso e inspirado Roy Thomas y dibujados, en su mayoría, por un cómodo John Buscema, acompañado de diversos y diferentes entintadores. Con estos números se cimentó la popularidad del personaje, convirtiéndose en uno de los títulos Marvel más vendidos de la época y emulando ese mismo éxito en varios países, España entre ellos. La imagen icónica de Conan es esta, más…

Resumen de Reseña

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Resumen : Este segundo volumen recoge varias aventuras que supusieron la consolidación de Conan en el mundo del cómic.

Valoraciónes : 4 ( 1 votos)

El segundo tomo integral de las aventuras clásicas de Conan el Bárbaro que publicó Planeta Cómics reúne la friolera de 32 números americanos… del 27 al 60 USA de la serie Conan the Barbarian. Todos ellos escritos por un inmenso e inspirado Roy Thomas y dibujados, en su mayoría, por un cómodo John Buscema, acompañado de diversos y diferentes entintadores. Con estos números se cimentó la popularidad del personaje, convirtiéndose en uno de los títulos Marvel más vendidos de la época y emulando ese mismo éxito en varios países, España entre ellos. La imagen icónica de Conan es esta, más allá incluso de la que maravillosamente reflejó Barry Smith (en los números vistos en el primer tomo), siendo este el bárbaro musculoso, enorme, de negra melena, el que ha pasado al imaginario colectivo.

Roy Thomas contribuyó a la construcción de esa legendaria forma más allá de lo visual. Inspirado en relatos de Howard y de algún otro autor, fue construyendo un universo propio donde la magia y la espada son dueños absolutos. Consciente del producto que tenía entre manos y de lo que el público solicitaba, fue narrando número a número una epopeya que iba creciendo a todos los niveles. Conan iba creciendo y ganando experiencia, se iba forjando su personalidad salpicada de un sentido peculiar de la caballerosidad y la justicia, de humor negro y de una forma despreocupada de entender y ganarse la vida.

Ya hemos dejado al bárbaro inexperto recién salido de la agreste Cimmeria y se ha ido curtiendo a golpes de acero y de hechizos, de traiciones y de desamores… pero también se ha apoyado en amistades irrompibles. Porque uno de los aspectos menos considerados de esta longeva serie son sus secundarios, cuya importancia es absoluta no solo para poder consolidar la historia de Conan, sino para enriquecer su mundo. La enésima lectura de sus aventuras comiqueras me ha hecho reparar mucho en ellos y os invito a repasar unos cuantos…

Poniendo frente a nosotros un mapa de la Era Hiboria podemos trazar el recorrido que por aquellas ficticias tierras (y mares) realiza el bárbaro en sus aventuras. Desde las llanuras hyrkhanias hasta las costas de Shem. Mil aventuras donde lo sobrenatural y la codicia humana ponen a Conan constantemente a prueba. Y con toda su fuerza y habilidad combativa, nuestro musculoso protagonista no hubiera sobrevivido durante mucho tiempo si no hubiera sido por la nutrida e interesante compañía. En su mayoría han sido bellas mujeres que necesitaban ser rescatadas de algún culto que las quería sacrificar o castigar por algún dudoso pecado, y en no pocas ocasiones acababa en traición o ruptura. No ha sido muy afortunado en los lances del amor nuestro bárbaro.

Pero personajes en concreto, con cierta importancia, hay muchos… Murilo, al que Conan conoció en el tomo anterior como un delicado aristócrata que acababa siendo aliado. Ahora lo reencuentra capitaneando la Guardia Carmesí, al servicio de quien pueda pagar la alta tarifa de su grupo de mercenarios. Él será quien enseñe a Conan los secretos de la esgrima y juntos vivirán una aventura inolvidable en la que un dios escorpión y una sombra devoradora de hombres ponen en jaque a tres reinos. Tara y Yussef son dos personajes también importantes. La primera es una jovencita acróbata que durante varios episodios actuará como sidekick de Conan. De apariencia frágil, es una rival a tener en cuenta que usa su gran agilidad y su arrojo para enfrentarse de manera temeraria a los guerreros más sanguinarios. La contraposición a Conan y su rudeza con esta inexperta y deslenguada joven da a la serie algunos momentos cómicos muy interesantes. La llegada de Yussef cambiará a Tara, pues el amor surge pronto entre ellos. Así se formará un trío de aventureros tan peculiar como breve.

No falta la aparición de Red Sonja, que se complementa a la perfección con el bárbaro y contribuye no solo a enriquecer el mundo de este, sino el de la propia pelirroja. Huyendo de unos bandidos caen en una trampa inesperada y con esta aventura Roy Thomas aprovecha para incorporar el componente de terror. Vampiros ancestrales y rituales de sangre, dominación y traiciones a todos los niveles en una aventura que adapta un relato de David English. Y podríamos seguir con el final del volumen, en el que aparece Tito y su nave, el Argus… y también Belit con su tripulación de guerreros negros. Pero eso lo dejamos para el siguiente volumen, que recopila la grandísima etapa conocida como La Reina de la Costa Negra. Merece su apartado exclusivo.

Roy Thomas escribe con floritura y adornando las frases, con palabras ostentosas y descripciones grandilocuentes… pero le ha cogido el pulso. Ya no se limita a imitar la prosa de Howard, como sucedía en el tomo anterior. Ahora toma él controla la serie sin alejarse del estilo marcado y consigue que esa retórica exagerada no lastre la experiencia. Al contrario, intensifica las situaciones y potencia cada escena. Cierto que en contadas ocasiones el texto es excesivo y explica lo que ya estamos viendo de manera innecesaria, pero el ritmo va ganando conforme avanza la serie y es en el presente volumen cuando su velocidad y diversión comienza a tocar cotas muy altas. En el tomo siguiente, reventará dichas cotas, superándolas.

Y el apartado gráfico merece también una nota destacada. Ya hemos dicho que este es el Conan icónico que ha pasado a la imaginería popular. A el se ajusta el cinematográfico de Schwarzenegger, por ejemplo, o la serie de animación o los videojuegos. John Buscema tiene un trazo preciso y directo, con gran capacidad para recrear el mundo fantástico que sirve de escenario a la serie. Desiertos y junglas, ciudades y ruinas… da igual lo que Buscema tenga que representar, todo es auténtico hibóreo. El entintado de sus lápices es determinante y Ernie Chan (o Ernie Chua) impregna sus números con su trazo redondeado y suave. Algo que parece no gustaba a Buscema (ni ami!!) pero que era adorado por los lectores de la época. No será el único artista que entinta al maestro y encontramos otros como Dick Giordano, Tom Palmer… Y la nota especial es el número 36, dibujada por Neal Adams, una leyenda del dibujo.

Las aventuras que hicieron de Conan el Bárbaro uno de los personajes más productivos del cómic se encuentran en este volumen. Recopilar y readaptar relatos y novelas pulp para confeccionar un mundo único fue una tarea importante y complicada que dio muy buen resultado. A ella se entregó en cuerpo y alma Roy Thomas (estaba implicado también económicamente). Leer estas historias es leer indirectamente a Robert E. Howard o a Gardner F. Fox, por poner dos ejemplos. Es revivir el pulp más genuino, con sus aventuras, su terror y su mitología. Los guerreros hipermusculados de Howard y los seres ancestrales de Lovecraft se encuentran aquí, rehechos y reinventados para la ocasión en esta serie clásica e imprescindible.

Y en el próximo volumen… La Reina de la Costa Negra.

  • Conan el Bárbaro. Integral 2. Planeta Comics.
  • edición original: Conan the Barbarian 27 a 60 USA. Marvel Comics.
  • cartoné. 664 pp. color. 35 €

Sobre Giacco

Giacco
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Un comentario

  1. Avatar

    Pues no estoy muy de acuerdo en la habilidad de Buscema para los escenarios. Me gusta como dibuja a Conan, mucho mas potente y dinamico que el de Smith, y esencial para acabar de configurar a la version comiquera del personaje, ya que la potencia que le da al dibujarlo, creo que arrastra a Thomas, que nos lo muestra acometiendo hazañas fisicas cada vez mayores… Pero si en eso Buscema destaca, creo que Smith sin duda le superaba de largo en la representación del mundo de Conan, mucho mas unico y preciosista en sus manos. Lo de Buscema en esto, se me hace bastante estandar, y mas funcional que otra cosa, la verdad, nada que ver con las vistosas creaciones de Smith.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Crítica: «Conan, el Bárbaro. Integral 3», La Reina de la Costa Negra.

Una historia corta, de apenas 60 páginas, escrita por Robert E. Howard en 1934 le ...

Crítica: «Conan, la Leyenda. Integral 1», a la altura del clásico.

Kurt Busiek es uno de esos escritores que casi nunca defrauda y que tiene tras ...