Críticas de cómics

Crítica: «Costas Salvajes», el mito de otros vampiros

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Una vuelta al género vampírico que homenajea a los clásicos a la vez que aporta nuevas ideas.

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Otro de los cómics que se quedan fuera de las nominaciones de los Premios Eisner es este Costas Salvajes, que entraba en casi todas las quinielas. Vault no ha tenido suerte y la editorial independiente no ha podido meter en dichos premios algunas de sus publicaciones… cuando todos pensábamos que sería así. Menos mal que nosotros no nos vamos a quedar sin leer esta fantástica historia, ya que Editorial Hidra la ha publicado en nuestro país… Y ya es el segundo cómic de Vault que nos traen.

Su portada roja y misteriosa se acompaña de los nombres de artistas para mi desconocidos: Ram V al guión y Sumit Kumar al dibujo. Indagando un poco sobre ellos podemos comprobar que su trayectoria profesional les ha puesto en el ojo de las grandes editoriales y son, por tanto, dos valores en potencia que se confirman una vez lees Costas Salvajes. Llama mucho la atención el impactante arte del artista hindú (o indio), cuyas ilustraciones llegan a quitar la respiración y son un aperitivo a lo que encontramos en la obra. No olvidaremos el trabajo de Vittoria Astone, colorista, pero eso lo comentamos más abajo.

Costas Salvajes nos traslada a mediados del Siglo XVIII, en plena expansión colonialista inglesa, cuando los británicos plantaban sus pies en todo territorio al que llegaban y se quedaban sin más, con carácter comercial y amistoso que se tornaba, en realidad, en una invasión y apropiación del terreno. Aunque no en todos ellos tuvieron tanta suerte como en norteamérica y a lo largo de los siglos posteriores tuvieron que ir abandonando estos países. Pero eso ya es otra cosa que os dejamos para las clases de Historia. Porque este cómic solo utiliza ese periodo histórico concreto y uno de esos lugares «colonizados» como marco donde se desarrolla la aventura.

Nos encontramos en Calcuta, en la India. Las intrigas palaciegas de los regentes locales se entremezclan con las políticas defensivas ante la llegada de los ingleses. Conocemos al joven y confiado Príncipe Vikram, que recibe a un lord inglés que guarda un oscuro y aterrador secreto… porque los ingleses llegan también con sus leyendas y sus mitos… los vampiros. Y hasta aquí voy a revelaros Costas Salvajes. Me detengo en estas sencillas y básicas premisas iniciales para marcaros el lugar y el momento… y el género de la obra. Se mezcla la Historia con la ficción y el terror en una fantástica composición que contiene acción, gore y romanticismo a partes iguales.

Los vampiros como glamour romántico y fatal, sanguinario y clasista, se van a topar en la India con algo desconocido y tan letal como ellos mismos. Los autores bucean en el folklore hindú, riquísimo, tanto o más que el Europeo, para encontrar un ser fantástico que pueda rivalizar con el mítico vampiro. Así, la lucha entre inglés/indio, invasor/defensor, «civilización»/»salvaje», va a trascender a nuevos niveles: a la mitología y el folclore. Bravo por los autores y su genial y original manera de plantear el trasfondo del cómic.

Ram V utiliza la fórmula epistolar para articular la obra, en una clara y descarada analogía/homenaje a la obra cumbre del género vampírico como es Drácula. Sus personajes conservan también cierto glamour del vampiro cinematográfico de Coppola o el literario de Anne Rice… y se chocan de frente y sin frenos con la India tradicional, colorida y pura. El contraste resulta maravilloso. Como las grandes historias, Costas Salvajes está narrada a través de (y por) sus personajes, sin detenerse en explicaciones temporales o descripciones redundantes. Deja que sea el lector quien descubra, si no lo sabe de antes, donde cuando y como se está desarrollando la historia.

La parte artística es superlativa. Con una narrativa visual que recurre en gran parte de la obra a la composición más clásica, Sumit Kumar rompe en contadas ocasiones esa «tradición narrativa» para sorprendernos con impactantes dibujos o sencillas experimentaciones (como cuando cambia el orden de lectura de las viñetas para que sigamos el movimiento de un personaje que se lanza por una ventana). El trazo elegante del dibujante es sensacional para retratar no solo a los personajes y su época (trajes, carruajes, arquitectura…) sino para crear una atmósfera única en cada escena. Muy versátil, además, con la gran variedad de escenarios que despliega Costas Salvajes: calles de Londres, interiores de navíos, calles de Calcuta, palacios, selvas…

La calidez de la India, la humedad de la jungla o la oscuridad amenazante de la noche (por poner unos ejemplos), son rubricadas por un tercer elemento: el color. Acompañar el arte de Kumar y potenciarlo no debe ser tarea sencilla, más aun si tenemos en cuenta la variedad de géneros que combina el cómic y la locura de sus localizaciones. Sin embargo, en cada escena el color potencia de manera estudiada aquello que se narra, bien sea una escena romántica, un combate salvaje entre «monstruos» o el interior de un palacete donde se desarrolla una reunión diplomática. Resumiendo, Costas Salvajes es impecable a nivel artístico y visual.

Editorial Hidra ha recopilado los cinco números de la serie en tomo único, con edición muy digna y de lujo además de tener un precio ajustado. La traducción, como está pasando en sus últimas publicaciones, es sencillamente impecable. Solo cabe achacar un pequeño problema a esta edición y es que se hubiera agradecido algo de información sobre los autores, además de haber incluido algo de material extra (nos han mal-acostumbrado) o, al menos, las portadas de la edición original. Vistas por internet, las portadas son magníficas, a la altura de Sumit Kumar, claro. Las echamos de menos.

Quitando ese apunte final, que solo habla de la edición, podemos decir que Costas Salvajes es un gran cómic merecedor de la fama que le precedía. Una mezcla de géneros y fórmulas en manos de unos autores muy inspirados y en estado de gracia. Hay que seguirlos más allá de estas Costas Salvajes.

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Adblocker detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios