Home » Cómics » Críticas de cómics » Crítica: “El Planeta de los Simios/Green Lantern”. Un anillo para gobernarlos a todos, para encontrarlos.

Crítica: “El Planeta de los Simios/Green Lantern”. Un anillo para gobernarlos a todos, para encontrarlos.

El crossover imposible se hace realidad. Lejos de estirar las continuidades de las dos franquicias para encontrar una conexión editorial en el viaje espacial (más tarde temporal) de Taylor, la excusa de los universos alternativos se convierte en el cebo mejor lanzado en mucho tiempo para unir ambos mundos. La idea de “El Planeta de los Simios” puede ser asimilada por otras mitologías como variante mercantil, mononizar antropológicamente a los personajes principales de la ficción que sea. Eso es fácil, máxime además si contamos con la imagen imperecedera de los simios visualizados en la película de Schaffner. Lo interesante en…

Resumen de Reseña

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Todo hombre es nuestro enemigo”.

Resumen : Guiños y molonismos a tutiplén para quien quiera diversión sin más.

Valoraciónes : Sea el primero!

El crossover imposible se hace realidad. Lejos de estirar las continuidades de las dos franquicias para encontrar una conexión editorial en el viaje espacial (más tarde temporal) de Taylor, la excusa de los universos alternativos se convierte en el cebo mejor lanzado en mucho tiempo para unir ambos mundos. La idea de “El Planeta de los Simios” puede ser asimilada por otras mitologías como variante mercantil, mononizar antropológicamente a los personajes principales de la ficción que sea. Eso es fácil, máxime además si contamos con la imagen imperecedera de los simios visualizados en la película de Schaffner. Lo interesante en la presente obra es colocar las bases cinematográficas de la primera saga (1968-1973) a la par que su terreno de juego, para invitar a toda la tropa Lantern.

Como hiciera Mel Brooks con la trilogía original de Frankenstein de la Universal, Robbie Thompson se la juega al mezclar lo máximo posible todos los conceptos cañeros de las cinco pelis con un mínimo de coherencia en un contenedor de 160 páginas. Y el guionista Justin Jordan lo consigue, ¿sólo combinando la mitología Lantern con Zira, Corneluis, Zaius y punto…? De eso nada, la tribu mutante, la bella Nova, el bucle temporal capitalizado por César, el régimen racista, la inmovilidad genética intencionada y la resaca nuclear de Taylor y Brent se introducen en un recipiente con los elementos más relevantes de lo creado por los Guardianes del Universo. Si por entrar, entran hasta los Red Lantern Corps. Es tan ambiciosa en su propuesta, que se permite el lujo de recurrir al metalenguaje a través de Jordan y Taylor.

Ahora bien, es un fanservice tan de libro que hay que dejar atrás cualquier consideración rigurosa en la concatenación de acontecimientos que la miniserie presenta. Ya desde el principio se atisba la necesidad de dar lo máximo al fan hambriento de cuanto más mejor, que para curramientos mentales ya tenemos a Morrison y a Moore. Aquí imperan las acrobacias argumentales, las hipérboles desmesuradas y los recursos locos a fin de posibilitar que Cornelius se haga con el Anillo Universal, que a su vez permite aportar una buddy movie entre Zaius y Sinestro, que las tropas del General Ursus se lancen contra los mutantes con la parafernalia visual de los Sinestro Corps y a Zira…mejor no destripo nada más.

La guinda a este azucarado postre para seis tiene la forma de Gorilla Grodd. Si vas a mezclar simios con lanterns, pues te traes al primate más carismático de la editorial. Un gorila inteligente y con poderes mentales de dominación personal era un dulce demasiado obvio para dejarlo atrás. Y efectivamente, Grodd se convierte en el sujeto clave que calibra y enhebra la cantidad de píldoras dramáticas puestas en el tapete.

El dibujo de Barnaby Bagenda es eficaz, sin alardes, pero vistoso. En lenguaje corporal y gestual me recuerda en ocasiones al Carlos Pacheco de sus primeros años. Lo único, y sin saber exactamente si los plazos de entrega fueron muy ajustados, abusa de los primeros planos y apenas hay fondos. Si bien, entre que la mayor parte de la acción opera en la Zona Prohibida, y en dependencias de la ciudad simia, tampoco tenía muchas opciones al respecto. Eso sí, en las grandes confrontaciones está más que digno y el detalle en esta área de acción es más apreciable.

Otro punto destacable son las portadas alternativas basadas en las películas de los sesenta y setenta y en las portadas clásicas de Green Lantern. Maravillas de diseño retro y trazo realista, pequeñas joyas que merecen ser distribuidas en grandes carteles decorativos.

Con profundo amor y respeto a ambas mitologías, Thompson y Jordan presentan una historia sin complejos. Guiños y molonismos a tutiplén para quien quiera diversión sin más. La imaginación elucubrada por los fans de ver juntas ambas franquicias es altamente recompensada, siempre con el rasero que un evento de estas características deja entrever.

Planet of the Apes – Green Lantern núms. 1 a 6, Boom! Studios/DC Comics. Planeta de los Simios/Green Lantern, ECC Ediciones. Cartoné. 160 págs. Color.

Sobre Álvaro Gekko

avatar

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Crítica: “Batman, El Caballero Blanco. Redención Obsesiva.

Murphy recibe un cheque narrativo en blanco con este encargo. No lo expongo por el ...

Crítica: “Superman y Batman, Generaciones Integral”. Leyendas de Pasión.

Byrne exporta la épica de su Next Men al ámbito de la antigua World´s Finest ...