Críticas de cómics

Crítica: “Invencible Presenta: Atom Eve y Rex Splode”. Invincible Two in One.

General
Guion
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

“Nuestro propósito singular en la creación, nuestro destino, es hacer esto. Y luego morir”

Ritmo continuo, lineal y vibrante a través de un equilibrio total entre escritor y artista

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Consolidadas “Invincible” y “The Walking Dead”, dejando cosillas interesantes en Marvel, y con un éxito aún sin fronteras, Robert Kirckman hizo lo más obvio pero complejo a la vez, expandir su universo pero sin que suene a sacacuartos. Porque eso es lo que primero a uno le viene a la cabeza con estas cosas. “Invincible” es un puntazo, no sólo en crítica, sino que fuera de Marvel y DC es lo que más destaca, resulta que lo otro que interesa, la de los zombies, también es suya, y claro, a sacarnos la pasta a los completistas. Pues sí, claro. Sociedades mercantiles y tal…pero… ¿tiene algo Atom Eve que rompa ese prejuicio y tenga vida propia? Porque es un prejuicio de los gordos. No te compro porque me vas a estafar basándote en que crees que debo tenerlo todo de “Invincible”. Sobre todo cuando no lo escribes tú, ni el dibujante es top (ya, porque están en Marvel y en DC). No, no me la cuelas. Lo dicho, un prejuicio más súper que el súper protagonista de la serie. Pues no, en serio, el tebeo funciona la mar de bien, conozcas o no al personaje o al universo “Invincible”. Porque se basa en los mismos presupuestos que la serie madre: evolución y madurez adolescente con superpoderes, tragedia familiar, acción, humor negro, violencia, personajazos, adultos hijos de …. y adultos honestos, dilemas morales y tensión dramática. Y heroínas. Homenajes al género a saco y sobre todo, sin ningún tipo de pretensión. Frescura, talento, profesionalidad, tiempo y buen hacer. Lo que es “Invincible”. Un tebeo que revolucionó el género, cuando era en lo último que pensaba.

Si en “Invincible” conocimos entre flashbacks y conversaciones el pasado de Atom Eve, en “Invincible Presentes: Atom Eve” somos testigos directos desde el mismísimo momento de su nacimiento hasta el conocimiento completo de su concepción y propósito malintencionado. Ah!, y más sobre el bueno del cretino de Adam Wilkins, su padre noadoptivo. ¿De verdad pretendió Kirkman hacer una metáfora o alegoría de los padres de clase media con este sujeto? Siempre me lo he preguntado. Habrá que mirar en alguna entrevista si se lo han preguntado. Robert, ¿qué quieres decirnos con Adam?

Si bien el tebeo se lee de un tiro, tiene acción a raudales y un montón de imaginería ciencia ficcionera de experimentos, científicos locos y militares capullos y psicópatas (ojo, sin pasarse a lo Ennis), la verdad es que la historia es un dramón nivel diez que no deja títere con cabeza ni un momento para el respiro. Pero aún así, es coherente con la forma de ser de la protagonista y que descubrimos en “Invincible”. Benito Cereno, bien dirigido por Kirkman (me imagino), tipo showrunner, no patina en este sentido y desde luego, la bondad, madurez y compasión de Samantha que siempre vimos desde el principio en la principal tiene su razón de ser, a pesar de que podría haber cruzado la línea y pasarse al lado oscuro en cualquier momento. Sobre todo si luego en casa se encuentra con el bueno de Adam gañan Wilkins.

Pasamos a la secuela, “Invincible Presentes: Atom Eve & Rex Splode” que sirve para presentarnos el origen del segundo y el primer encuentro de ambos, dejando a ambos en el punto de partida que vimos en la serie principal. La tónica es la misma. Si la fórmula funciona, para que cambiarla. Sí es verdad que como la personalidad de Rex da para más comedia tenemos mucho humor negro y brutote, al igual que momentos más embarazosos. Pero lo dicho, Cereno no se sale de curva y no se lanza al ennismo. Vuelve al juego de los críos como juguetes rotos dentro de los equilibrios de fuerzas en los aparatos de poder militares para dar oportunidad a momentos de mucha acción llenas de fuerza e impacto. Los escarceos a los desgloses del cómic del género funcionan estupendamente como su predecesora, y en fin, como el cómic de superhéroes de finales de la primera década del siglo, lo que hace que se lea a día de hoy como si se hubiera escrito ayer. En eso los comics del kirkmanverso no van a cambiar, afortunadamente. Serán atemporales toda la vida.

Termino con el dibujo, de ambas miniseries. Nate Bellegarde es un artista más que eficaz. Muy profesional y competente. Su estilo encaja como un guante a la propuesta de Cereno y Kirkman y a la orientación que Kirkman le ha querido dar a estos extras de su colección metahumana más querida. Su estilo minimalista y económico se alterna extraordinariamente con su mejor valor, la expresividad y el lenguaje corporal. Cierto, anatómicamente es muy bueno, y al ser el drama el hilo invisible que une todos los puntos, consigue dotar a la humanidad de los personajes de mucho realismo. Y aparte, narrativamente se desenvuelve como un tiro. No es confusa, todo lo contrario y sumamente llevadera. En fin, más que correcto. Y como el ritmo de Cereno es continuo, lineal y vibrante, el dibujo es perfectamente coincidente con el texto. En definitiva, el binomo y equilibrio entre ambos es total.

Invincible Presents: Atom Eve núms. 1-2, Invincible Presents: Atom Eve and Rex Splode núms. 1-3, Image/Skybound. Invencible Presenta: Atom Eve y Rex Splode. Cartoné, 144 páginas. Color. Pvp: 17,95 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba