Críticas de cine

Crítica: «La mujer en la ventana»

Crítica

Valoración
Reparto
Trama
Música
Fotografía

Pasable

Una película que comenzó bien, pero no se supo llevar a cabo

Valoración de los Usuarios 3.95 ( 13 votos)

Tenemos el privilegio de ver actuar en La mujer en la ventana a tres grandes actores:  Amy Adams, Gary Oldman y Julianne Moore. Bueno, realmente a la primera, los otros no tienen mucho peso. Esta película, disponible en la plataforma de streaming Netflix, es la adaptación de la novela homónima de A.J Finn, publicada en 2018, quién describió que su best-seller se inspiraba en el cine clásico de Hitchcock y en los escritos de la novelista texana, Patricia Highsmith, cuyas historias a día de hoy consiguen perturbar al mismo thriller. Si bien, también tiene tintes autobiográficos pues Finn quiso reflejar su incesante lucha contra la depresión y la agorafobia. Aunque el filme no alcance esa atmósfera hitchcockiana, su director, Joe Wright, conocido por filmar Orgullo y Prejuicio (2005) o El instante más oscuro (2017), consigue engañarnos y, hasta me atrevería afirmar, burlarse del espectador por esos cambios bruscos en el guion, así como previsibles.

Fotograma de Amy Adams.

Sinopsis

La psicóloga infantil, Anna Fox (Amy Adams), padece agorafobia, estrés y consume más bebidas alcohólicas de las que debería. Entre sus pasatiempos están el gusto por las películas clásicas, aprender francés y observar a sus vecinos, la familia Russell. Una noche, presencia algo que no debe y su mundo se resquebraja por completo.

Fotograma de los personajes principales

Crítica.

¿Cómo podemos distinguir entre la realidad y la imaginación? Esta pregunta, que parece bastante inocente, es la premisa sobre la que se asienta la trama de esta historia, pero su principal problema es la sucesión correlativa de clichés que se resuelven abruptamente o que, directamente, se yuxtaponen sin mucho sentido generando algo de malestar. Ese error, desde mi punto de vista, puede deberse a las dificultades que ha tenido su producción con motivo de la Covid-19. Por otro lado, hay que tener en cuenta que el suspense está de capa caída desde que hace más de veinte años se convirtió en el género cinematográfico que domina las televisiones cada fin de semana.

Como puntos positivos cabe destacar el ya mencionado reparto. Amy Adams que, probablemente, es una de las actrices más camaleónicas y solventes del panorama actual y que, en cierta medida, sigue siendo el foco de muchas críticas sin ningún motivo sólido, se ha desenvuelto sin muchas dificultades en este papel. En ese sentido, creo que ha sido un acierto que la doble en castellano la actriz Graciela Molina cuya voz engancha a la perfección con la interpretación de la actriz italo-estadounidense como ya demostró en Hillbilly:Una elegía rural en otros proyectos.

También la banda sonora, a cargo del compositor Danny Elfman, que consigue generar tensión y ansiedad, especialmente en los últimos veinte minutos de la cinta. La puesta en escena es magistral, de eso no cabe duda, pero Bruno Delbonnel hace un trabajo sublime en lo que respecta a la fotografía.

La mujer en la ventana no es, ni de lejos, la mejor película de thriller que he visto este año y, aunque mentiría si dijera que no la esperaba con ansias, aun con sus fallos de guion y con un montaje bastante deficiente, sus noventa y cinco minutos de duración se pasan bastante rápidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba