Críticas de cómics

Crítica: «Noviembre», tres mujeres y un destino

General
Guión
Dibujo
Personajes
Historia
Edición

Muy Recomendable

Una historia cruda y violenta de serie negra protagonizada por tres mujeres unidas por la fatalidad

Valoración de los Usuarios Be the first one !

Dentro del cómic de género noir (o neo-noir) tenemos excelentes y maravillosos ejemplos. Sin ir más lejos, hace unos días os traíamos a esta web la sensacional Balas Perdidas de David Lapham… pero a poco que te pares a pensar se vienen a la mente una buena cantidad de publicaciones. Por eso precisamente es difícil que alguna sorprenda o llame la atención sobre las demás, pero es que, constantemente, nos encontramos con obras que lo consiguen. Es el caso de Noviembre, obra de Matt Fraction y Elsa Charretier al guion y dibujo, con el color de Matt Hollingsworth, que ha publicado ECC Ediciones en su edición completa y de lujo. Una auténtica obra de primer nivel en el género y que vale la pena tener en cuenta.

Los autores querían que fuera algo innovador y sorprendente, pero el argumento no es del todo así. Lo que si engancha desde el principio como algo nuevo o, al menos, poco visto, es su narrativa y su arte. Para no desvelar demasiado del argumento… Noviembre nos cuenta como un grupo de policías se dedica a robar sistemáticamente de los objetos y pruebas incautados en los casos que se investigan. Tres mujeres que no se conocen de nada, y por motivos distintos, tendrán la mala suerte de verse implicadas en la trama. Cuando todo estalla, evidentemente, ellas se van a ver salpicadas y, de una manera u otra, estarán en el ojo de la tormenta.

Dee es una politoxicómana en vías de rehabilitación. Su relación con «la trama» le hará caer de nuevo en antiguos vicios… Kowalski trabaja en la centralita de la policía y por sus oídos pasa todo tipo de información a través de todo tipo de llamadas. Por eso, cuando Emma llama avisando de haber encontrado un arma en el suelo de un callejón, Kowalski se teme lo peor cuando esta deja la llamada a medias. Tres mujeres que vienen de mundos y estratos distintos y que van a confluir en un fatal y terrorífico destino. Ellas son las protagonistas y a través de ellas se construye el relato, con cada uno de sus puntos de vista tan distintos pero tan humanos.

Aquí entra el trabajo de tan solventes autores. Matt Fraction escribe una historia que se construye con saltos en el tiempo y se forma mediante piezas desordenadas que, con el avance de la lectura, irán entrando en su sitio. Atravesando la errática narrativa vamos conociendo a estas tres mujeres, siendo testigos de su tragedia actual y de como esta se genera y se forma, construyéndose poco a poco por un pasado concreto en cada caso. Por ejemplo, para que Dee haya llegado a involucrarse en «la trama», ha tenido que llevar antes la vida que ha llevado. Es como si la vida la hubiera empujado a la situación actual, a través de un camino tortuoso… La introspección que se hace en los personajes y la manera de analizarlos es maravillosa, sensacional. Y al final, no se trata de un mensaje moralista de causa-efecto, sino que deja espacio a la redención, a la reparación, a la rectificación. A las segundas oportunidades.

Pero el trabajo que marca la diferencia en esta obra es el de la artista francesa Elsa Charretier. Fue ella la instigadora de esta obra y la que involucró a sus compañeros: ella fue el motor y la cabeza pensante y gestante de Noviembre. Mucho tiempo y esfuerzo puso en el trabajo artístico para encajar la obra en un marco diferente al resto… llegando incluso a renunciar a su estilo «natural» para ensuciarlo un poco y volverlo algo más brusco y tosco. Pensó, además, la manera de componer las páginas a través de viñetas segmentadas en celdas pequeñas, para transmitir agobio y claustrofobia. En definitiva, pensó en todos los elementos visuales posibles para que su arte y su narrativa gráfica se acoplasen a una historia original de género negro moderno. Y lo consigue. Los personajes gesticulan y expresan con mucha naturalidad, chocando esto con lo tosco del dibujo. Dibujo que recuerda en cierta forma al Mazzucchelli de Batman año Uno o Daredevil Born Again, incluso ella misma lo reconoce. Pero es que ese estilo, combinado con la inteligente distribución de viñetas en las páginas, construyen esta sensacional obra.

Súmale a estos elogios el oficio de escritor que tiene Fraction, y ya puedes hacerte una idea de la novela gráfica que tenemos entre manos. Cruda y realista, dura y directa… pero con infinidad de matices y mensajes, directos y sugeridos, que llegan durante la lectura del tomo y, lo más importante, que quedan en nosotros una vez acabado.

ECC Ediciones ha optado por lanzarlo en su formato completo, en edición de lujo, como esta obra merece ser leída. No solo la calidad del tomo es mayúscula, sino que viene acompañado de unos extras muy a tener en cuenta con comentarios de Elsa Charretier que nos desvelan aspectos interesantes de la intro-historia de este clásico moderno.

Tiene todos los elementos para enamorar a los aficionados al género negro, pero los lectores habituales de cómic también sabrán apreciar la manera en la que está contado. Es el cómic en toda su extensión de la palabra, una novela gráfica que no solo se limita a contar una historia sino que lo hace usando todos los medios y técnicas que este Arte ofrece. Una obra personal que ha sido cuidada y se ha elaborado con todo el cariño y oficio del que sus atores son capaces. Y eso es mucho.

El género negro sigue estando de enhorabuena y mejor representado que nunca en cuanto a comic se refiere.

  • Noviembre. ECC Ediciones
  • edición original. November vol. I: The Girl on The Roof, November vol. II: The Gun in the Puddle, November vol. III: The Voice on the End of the Phone, November vol. IV: The Mess We’re In USA. Image
  • cartoné. 320 pp. color. 33 €

Giacco

Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba