Home » Videojuegos » Críticas de videojuegos » Crítica: «Sniper Ghost Warrior: Contracts», la Máscara del Cazador.

Crítica: «Sniper Ghost Warrior: Contracts», la Máscara del Cazador.

Antes de empezar a comentar mi experiencia con este juego debo confesar que me he mantenido alejado (o lo he intentado) de los shooter en primera persona desde que las generaciones de consolas actuales llegaron al mercado. Fue el género rey en la generación anterior y produjo un considerable cansancio, sobre todo por no saber renovarse o innovar en exceso, salvo contadas excepciones. El mundo de los francotiradores tiene dos grandes sagas en activo, siendo Sniper Ghost Warrior una de ellas, desarrollada al completo por el estudio polaco CI Games y que ha gozado de una mejora paulatina en cada…

Resumen de Reseña

Historia
Jugabilidad
Gráficos

Recomendable

Resumen : A base de juegos del género, el estudio ha llegado a un gran nivel con este título. El mejor de todos hasta la fecha.

Valoraciónes : Sea el primero!

Antes de empezar a comentar mi experiencia con este juego debo confesar que me he mantenido alejado (o lo he intentado) de los shooter en primera persona desde que las generaciones de consolas actuales llegaron al mercado. Fue el género rey en la generación anterior y produjo un considerable cansancio, sobre todo por no saber renovarse o innovar en exceso, salvo contadas excepciones.

El mundo de los francotiradores tiene dos grandes sagas en activo, siendo Sniper Ghost Warrior una de ellas, desarrollada al completo por el estudio polaco CI Games y que ha gozado de una mejora paulatina en cada una de sus entregas… pero sin ese toque diferenciador y de calidad que le hiciera merecedor de ser el título rey del género, o subgénero, de los shooter de francotiradores, o sniper. Vamos a llamarlos así por aquello de la coherencia con el título del juego.

Sniper Ghost Warrior Contracts, el título que nos ocupa, es el último de la serie en aparecer y podemos decir que si bien no es el juego definitivo del subgénero, apunta maneras para llegar a serlo. Parece que los chicos y chicas de CI Games han dado, ahora sí, con la tecla para crear un juego realista y divertido que nos sumerge en una aventura intensa y consigue explotar las virtudes que debería tener un juego de snipers… vamos a contároslo.

Argumento, historia, personajes…

Empezamos por el principio, con una intro que nos sitúa en una apasionante historia. Nos encontramos en un mundo ucrónico, es decir, en el que los sucesos históricos no han seguido los mismos derroteros que en nuestro mundo. Aquí, Siberia se ha conformado como estado independiente de Rusia, sacudiéndose el dominio del gigantesco país y consiguiendo liberar a sus gentes… solo en apariencia. Porque pronto aparece la figura de un dictador local que, con las materias primas que le brinda la rica tierra siberiana, amenaza la estabilidad mundial.

Pero atacar directamente Siberia es poco menos que un suicidio. La agreste geografía y el duro clima hacen del país un verdadero fortín, inexpugnable. Por eso, allí donde un ejército fallaría, un solo hombre puede triunfar. Ese seremos nosotros (o nuestro personaje). Mediante la consecución de distintas misiones de variados objetivos tendremos que, finalmente, acabar con el tirano y su reino de terror.

Para ello nos contrataran misteriosos personajes que están detrás de países, organizaciones e incluso empresas, interesados todos en hacerse con el control del nuevo país y sus recursos… y de paso liberar a la población de la dictadura a la que está sometida, aunque no nos engañemos, todos sabemos de que va el juego geopolítico.

La cuestión es que nos facilitarán una máscara (y un traje, pero lo interesante está en la máscara) capaz de ayudarnos en nuestras misiones de maneras variadas que os explicamos a continuación.

Estilo de juego, jugabilidad…

Sniper Ghost Warrior Contracts es un FPS clásico donde prima nuestra habilidad como francotirador y nuestra capacidad táctica. Podemos realizar las misiones de diversas maneras y en el orden que deseemos, siendo nosotros los responsables de que el juego se complique más o menos en determinados momentos. Nos soltarán en un mapa bien amplio, totalmente abierto, por el que debemos movernos, camuflarnos, escondernos y buscarnos la vida para conseguir consumar cada objetivo sin que acaben con nosotros los numerosos enemigos que patrullan y custodian las zonas.

Las misiones son variadas y tan pronto estamos buscando un oficial que eliminar (o interrogar) como nos mandan piratear una terminal o sabotear un objetivo. Y para llevarlas a buen fin contamos con nuestra mejor aliada: la máscara. La pantalla de nuestra tele se convertirá en el interior de nuestra máscara cada vez que activemos el objetivo del rifle y pasará a mostrarnos los parámetros necesarios para calcular cada disparo… entre otras cosas. La fuerza y dirección del viento, la distancia con el objetivo, etc. De esta forma no se complica hasta lo demencial el poder calcular las trayectorias balísticas cuando hacemos un disparo de larga distancia. Al contrario, todo se vuelve más integrado y rápido y, os lo aseguro, cuando te familiarizas con la mecánica de los disparos… es divertidísimo!

Como estamos contratados para cada misión, el éxito de estas hará que nos ingresen dinero (y otros objetos cambiables) con el que podemos comprar mejoras, balas especiales, etc logrando con esto que el juego evolucione y se adapte a cada jugador. Los enemigo serán más duros y las misiones más complicadas de realizar, pero nosotros mejoraremos con la experiencia (la curva de dificultad es maravillosa) y no solo perfeccionaremos nuestra manera de afrontar cada misión, sino que nuestro equipo también evolucionará.

La estrategia y la planificación es importante y suelen ser determinantes para el éxito final. Los enemigos tienen una IA realmente buena y responden con lógica a cada estímulo… te buscan si te han visto, ayudan a sus compañeros, huyen si se ven superados, piden refuerzos, mandan drones a localizarte, etc. Por eso es mejor actuar como un fantasma (el título del juego también lo dice) y utilizar las ventajas que nos da el ataque por sorpresa, el sigilo y nuestro rifle. Pero ojo, que también podemos hacer el «Rambo» y llegar metralleta en mano sin disimulo ni remilgos. La opción depende de ti, pero te aseguro, después de haber probado varias maneras de conseguir los objetivos, que seguir la mecánica que te propone el juego es totalmente recomendable.

No solo la máscara nos ofrece ventajas. El traje que vestimos es alta tecnología y nos permite realizar limitadas acciones de parkour además de protegernos contra el clima extremos de los lugares gélidos que vamos a visitar (pero cuidado con caer al agua helada, que el traje tiene sus límites!)

Cinco mapas abiertos y 25 misiones conforman el juego, y os aseguro que el primer mapa es suficiente para soltarse y adaptarse a la propuesta y mecánicas del juego. Su historia y sus misiones, además de sus entornos, propician una experiencia envolvente que acaba por seducirte. Lo que no acabo de entender es porqué nos obligan a acabar todas y cada una de las misiones de un mapa para poder pasar al siguiente. Hay encargos que no parecen determinantes y que son algo complicados (a veces cuesta localizar según que cosas) y frustra el saber que solo te queda ese pequeño detalle… que te impide acceder a una zona nueva.

Gráficos y banda sonora…

¿Os acordáis del Crysis y su motor llamado CryEngine? Pues ya os hacéis una idea de los gráficos que gasta este Sniper Ghost Warrior Contract, porque se trata del mismo motor. Los mapas son enormes y están plagados de enemigos que actúan de manera independiente y están tan perdidos como nosotros en enormes parajes nevados, que son los que dominan el juego sin olvidar otras zonas más industriales o rurales. El efecto del clima, el viento y la nieve, de fuerza variable, llega en ocasiones a confundirnos y desorientarnos. Y conste que no menciono esto por ser algo negativo, sino porque imprime todavía más realismo al juego.

Donde no he visto tanto esmero es en el modelado o en la variedad de los enemigos. Salvo excepciones no son vistosos ni impresionantes, limitándose a soldados de distinto tipo y pelaje con los que combatir y, cuando aparece un personaje concreto, en muchas ocasiones se confunde con los «extras» que pululan por los lugares. Menos mal que tenemos nuestra máscara y su alta tecnología nos permitirá, también, localizar estos objetivos.

Como suele ser ya habitual en este subgénero, cada vez que haces un disparo certero la cámara acompaña la trayectoria del proyectil y, en cámara lenta, vemos como la muerte se acerca al incauto y como impacta en una tremenda escena (os dejo abajo una pequeña secuencia en fotos)

Aunque la música no molesta y acompaña bien en la historia, no encontramos piezas demasiado destacables y en el apartado sonoro nos quedamos con, eso sí, la estupenda recreación de los espacios naturales y las conversaciones de los enemigos a los que espiamos. El sonido, el ruido, es también importante en este juego de infiltración y sigilo. Se ha cuidado que sea otro elemento más que sirva para orientarnos a nosotros o para desvelar nuestra posición si no somos precavidos.

Impresiones finales…

Se trata de quizá el mejor juego de este subgénero, al menos por su innovación y planteamiento, pues con una hábil maniobra de guión incorpora un elemento que ayuda a convertirse en francotirador sin exigencias exageradas… pero sin facilitar demasiado la tarea. Suma este concepto al gran apartado técnico y a la variedad de misiones y mapas abiertos y tienes diversión para muchas horas.

Sigilo, disparos, buena historia. Una sorpresa que llega de una franquicia que no terminaba de cuajar y que ha encontrado con este último título el camino a seguir. La mantendremos en el punto de mira.

Lo mejor

  • La historia
  • Lo fácil que la jugabilidad te atrapa
  • Lo envolvente del entorno
  • Los gráficos
  • El precio reducido

Lo peor

  • Poca variedad de enemigos
  • Que no te dejen pasar al siguiente mapa si no acabas todas las misiones

Sobre Giacco

Giacco
Redactor jefe de las secciones de Cómics y Videojuegos, así como presentador de muchos de los programas de Hello Friki Podcast.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*